(sin categoría)

Idolos de la Selección: Ariel Ortega

Por Redacción EG · 30 de abril de 2014

El Burrito, con su admirable gambeta, participó en tres Mundiales: 1994, 1998 y 2002. Figura en el ciclo de Passarella.

Parecía piropear a la pelota. La sacaba a pasear de un lado a otro porque, según reconoció, le encantaba sentir ese vientito de la pierna rival cuando gambeteaba. Decir Ortega es como decir gambeta. Para el diccionario del fútbol, Ortega también significa potrero: es uno de los últimos grandes descendientes del potrero argentino. En sus primeros partidos en la Selección, previos a la Copa del Mundo 1994, Maradona pidió compartir pieza con Orteguita. Después de la suspensión de Diego en Estados Unidos, el Burrito ocupó su lugar en la cancha. Y en los siguientes Mundiales heredó su camiseta, la pesada número 10. Ariel intentaba amagar en Jujuy, ante los ojos de algún curioso; en el Monumental, ante los ojos de un país; o en un Mundial, ante los ojos del planeta. En los Juegos Olímpicos de Atlanta 96 la rompió, pero tuvo que conformarse con la medalla de plata. En Francia 98 buscaba romperla, pero lo que casi rompe fue el mentón del holandés Van der Sar, en cuartos de final. Cuando parecía que su despedida de la albiceleste había sido en 2003, Maradona lo citó para un amistoso contra Haití, en 2010.

Carnet de ídolo



Nombre y apellido: ARIEL ARNALDO ORTEGA
Nació: 4/3/1974 en Ledesma, Jujuy.
Jugó: 85 partidos entre 1993 y 2010
Goles: 17
Mundiales: 1994, 1998, 2002
Títulos: Ninguno

DEJÁ TU COMENTARIO