Las Crónicas de El Gráfico

1970. "Yo quiero hablar con los botines¨

Por Redacción EG · 07 de enero de 2019

El excepcional caso de Juan Carlos Touriño, que empezó el fútbol profesional en Quilmes a los 21 años sin hacer inferiores y al poco tiempo era uno de los defensores más codiciados del país.

Juan Carlos era de Avellaneda, pero no lo aceptaron en Racing e Independiente por ser muy "flaquito"

Juan Carlos era de Avellaneda, pero no lo aceptaron en Racing e Independiente por ser muy "flaquito"

JUAN CARLOS TOURIÑO, EL EXTRAÑO CASO DE UN JUGADOR SIN DIVISIONES INFERIORES. EN TRES AÑOS, JUGO EN QUILMES, FUE PEDIDO POR RACING PARA UNA GIRA POR EUROPA, ESTUVO A PUNTO DE INGRESAR EN EL FUTBOL MEJOR RENTADO DE ESPAÑA Y LO CODICIARON LOS PRINCIPALES CLUBES ARGENTINOS. AHORA FUE DESIGNADO EN LA SELECCION NACIONAL Y BOCA PUEDE COMPRARLO. AUN VINIENDO LO MEJOR, ESTE MUCHACHO DE AVELLANEDA, SE REGIRA POR UNA SOLA FILOSOFIA... "LOS AMIGOS SE GANAN EN LAS DERROTAS."

Cara de adolescente.

Limpia, fresca.

Una mirada que todavía no conoce la turbidez de lo impuro. O que la ignora… Algunos signos que tipifican al que no se codea con la fama. Sensata actitud que redondea la imagen de quien no ha tenido vivencias o que prefiere escuchar antes que hablar. Hay un marcado predominio de la inocencia sobre la especulación en sus ojos, o en el techo lleno de rulos que casi le tapa la frente.

Carlitos tiene 25 años desde el último 14 de junio. Aunque sólo denuncie 19 antes de ponerse a hablar... Antes que caiga la catarata de palabras. Después, la impresión es otra: "Si se hace lo de Boca, yo no voy a pretender ganar el mismo dinero que los principales del equipo. Todo lo que hice hasta el momento fue en Quilmes. A Boca no le he rendido como para pedirle una suma alta. En Quilmes el caso es distinto, me puedo plantar diciendo: necesito tanto dinero sencillamente porque me gusta. Y nada más... Es que a ellos ya les demostré lo que valía. Algunos jugadores a veces hacen planteos equivocados porque se van dando cuenta de que la vida útil es algo muy efímero y puede terminarse en cualquier momento. Entonces tratan de agarrar la mayor tajada de cualquier manera. A mí no me interesa proceder así. Yo pido una suma —la que me parece razonable— y si después los dirigentes le dan más plata a otro a mí no me incomoda. Lo importante es que me hayan dado lo que quería".

 

Saludandose con Quique Wolf en un duelo frente a Racing.Saludandose con Quique Wolf en un duelo frente a Racing.



No trasciende la inminencia de su pase al club más popular, pero no porque sigue capturado por el sueño... Vive la realidad: "A la cancha entra un jugador por puesto, así que en Boca jugaremos Suñé o yo. Ya lo sé, por eso no me preocupo. No me voy a enojar si me toca estar atrás, ni me voy a enemistar con el que juegue. Los muchachos que les ha tocado pelear el puesto conmigo siempre han sido mis mejores amigos. En River, por ejemplo, Morcillo era muy conocido de mi familia. Andábamos juntos, la familia de él se visitaba con la mía. Llegamos a proyectar un negocio para ponerlo entre los dos. Su casa está a unas ocho cuadras de la mía. En Quilmes me sucedió algo parecido con el peruano Andrade. Una gran persona que no se fastidia si le hago una observación y que también me la hace cuando considera que corresponde. Así que no pienso que en Boca todo esto tenga que ser distinto. Lo más importante es llevarse muy bien con los compañeros; uno está muchas horas del día juntos y no se puede vivir si hay envidia o resquemor. Dentro de la cancha la verdad la dicen los botines, pero fuera de ella no. Es lo que más me interesa".

Continúa reflexionando: "Muchas veces, tener que justificar una transferencia millonaria, pesa mucho en el jugador. Pero en el caso mío es distinto porque en la gira de Racing el año pasado me acostumbré a jugar en un equipo grande. Además creo que es una ventaja porque —sin menoscabar a los muchachos de Quilmes— siempre me encontraba con dos o tres posibilidades de entregar la pelota. Los jugadores de equipos grandes son más inteligentes, en cambio muchas veces yo he tenido que pasar a uno o dos para asegurar la entrega o meter un pelotazo. Ya le digo, para mí es una ventaja..."

¿PEGAR? ¡NUNCA!

"A veces se pega para ganar el puesto, para jugar de cualquier manera. No lo concibo porque creo que la misión de un marcador fundamentalmente es 13 de anular a un contrario. Si yo lo anulo a nadie le interesa si pegué o no. Si no lo anulara admitiría alguna crítica... Nunca he tenido problemas con los punteros: ni pego ni me pegan. A Valdez, el de Platense, una vez le pegué accidentalmente porque cerró las piernas justo cuando yo adelantaba la derecha y me agarraba la cabeza. Chocarlos sí, algunas veces los choco. Para hacerles perder el control de la pelota, no para lastimarlos. Y a algunos se lo digo antes de que venga la jugada: "Mirá que ahora te voy a chocar"... Les gano porque ellos van con la atención puesta en la pelota, entonces puedo medirlos. A mí cuando me preguntan a quién admiro, siempre elijo a Marzolini... ¿Será porque uno trata de buscar a alguien con juego similar?

"El wing que más trabajo me dio fue Balbuena, cuando marcaba en el otro costado. Ese me volvió loco porque pica todo el partido. Los delanteros de Estudiantes también complican mucho la marcación porque rotan y se desmarcan continuamente. Conigliaro es un jugador muy vivo, Verón igual... Pero a mi juicio se producen más situaciones de gol con dos punteros fijos que sepan desbordar, siempre que se tengan dos delanteros centrales. Una vez que el wing se fue por la raya, si hay alguien en el medio puede pasar cualquier cosa. El centro atrás toma desequilibradamente a todos los defensores y los marcadores centrales no pueden ir a cubrir a la punta porque tienen dos delanteros que entran por el medio... Un buen par de punteros es fundamental en cualquier equipo.

"A los marcadores con tendencia ofensiva como yo, a veces se les complica un poco la vida por distracción, porque uno se preocupa por marcar a los más conocidos. El que es una cosa seria cuando está encima de uno es Valdez, con ése no se puede jugar muy tranquilo... ¿Será porque no soporto la marca de hombre a hombre? Por esa razón es que no puedo jugar de volante. Lo hice una o dos veces, pero cuando me doy vuelta y veo a alguien detrás mío que me está siguiendo el temperamento me traiciona. No me pongo nervioso ni pierdo claridad, pero me molesta y bajo los brazos.

"En una oportunidad ustedes se refirieron a mis problemas para cabecear en los cierres, pero son los mismos que tienen todos los que son derechos y marcan punta izquierda. Cuando se cruzan, si cabecean normalmente dándole con el parietal izquierdo, se pueden hacer un golazo en contra. Si le dan al revés, del lado menos hábil, el cabezazo sale casi siempre hacia el mismo lugar desde donde viene dirigido y sin fuerza. Por eso, si uno ve que el wing está cerca lo mejor que hay es peinarla para atrás para que se vaya aunque sea al corner... O no saltar..."

 

Poco después de esta nota, Touriño fue comprado por el Real Madrid donde tuvo un brillante desempeño a lo largo de 6 temporadas, donde ganó tres Ligas y dos Copas de España.Poco después de esta nota, Touriño fue comprado por el Real Madrid donde tuvo un brillante desempeño a lo largo de 6 temporadas, donde ganó tres Ligas y dos Copas de España.



PRIMERO LA PERSONA

En cada uno de sus fundamentos hay una preocupación por establecer el objetivo de "caminar" bien por la vida. Y no lo dice como una ambición, como un propósito que alguna vez se cumplirá. Se nota que hay ejercicio de buenos actos, que hay una conducta formada que hace tiempo eligió... Y que no necesita cambiar...

"Usted me pregunta si yo emplearía la misma filosofía si viniera de un hogar con aprietos económicos. Y tengo que decirle que sí, porque nunca he pensado de otra manera, aunque creo que las circunstancias a uno pueden hacerlo cambiar. Considerando que  en casa tienen un buen pasar, podría arrastrar esos defectos tan comunes en los pibes que crecieron sin problemas. Sin embargo no es así. Tal vez los años que estuve al margen del fútbol me hayan servido para tener una convivencia distinta que me hizo madurar. No sé... A mí me gusta el compañerismo bien entendido, no la solidaridad formal o la situación prefabricada. Ese tipo de especulaciones no tiene nada que ver con la amistad, no es genuino. En Quilmes hay un lindo grupo de muchachos que se fue forjando en la mala y que pudo paladear muy bien cuando vino la buena. Los resultados me enseñaron a no exteriorizar mi alegría cuando ganamos, porque cuando uno gana todos vienen a saludar y cuando pierde no aparece nadie. Por eso, cuando gano yo pierdo "amigos"... y cuando pierdo los gano, porque estos son verdaderos.

"Además, nosotros tuvimos la suerte de tenerlo a Pedernera como técnico. Es una persona fuera de serie. Los jugadores entran a la cancha a jugarse por él, créame... Un técnico puede saber mucho de tácticas, analizar el juego del contrario, pero si no es una gran persona no me interesa tanto. Lo que vale para mí es lo otro..."

Empezamos la nota hablando de Carlitos, cuando todavía reparábamos en una mirada demasiado candorosa para sus 25 años, como si enfrentáramos a un chico más. Ahora que la página nos obliga a cerrar, nos suena muy bien el apellido. Touriño. Touriño. Serio, reposado. Maduro. Aunque de aquel pibe todavía se mantenga intacta la pureza, la integridad. Antes ingenua. Ahora elaborada.  

Fama, vení... Yo sé que no me vas a traicionar…

EL JUGADOR QUE NACIÓ A LOS 21 AÑOS

Viví más de 10 años de fútbol en 3. Debo ser el único jugador sin divisiones inferiores", se asombra de sí mismo. "Toda esa potencia física que ustedes me ven en la cancha es producto de la preparación y de la cantidad de vitaminas que me inyectaron. Ahora tengo 71 kilos y cuando empecé no llegaba a los 60. Era uno de los problemas que tenía cuando me iba a probar: demasiado flaquito. No pude entrar ni en Independiente ni en Racing, siendo de Avellaneda", lamenta.

 
Después de su exitoso paso por España, jugó en Colombia, volvió a Quilmes y se retiró en Gimnasia y Esgrima La Plata.

Después de su exitoso paso por España, jugó en Colombia, volvió a Quilmes y se retiró en Gimnasia y Esgrima La Plata.



Se quedó jugando en los potreros del barrio, defendiendo a Villa Modelo mientras continuaba sus estudios. Y a ese club de barrio lo siguió hasta grande, cuando ya se recibía de perito mercantil y solamente aspiraba llegar a contador o doctor en Ciencias Económicas para trabajar en el comercio de importación de papeles que tiene su padre desde hace mucho. "Mi padre es gallego igual que mi madre y tiene el mismo físico que yo, ahora está más grueso de cintura. En cambio mamá es baja y más redonda. Mi hermano mayor, 28 años, tiene el mismo físico de ella..." Morcilio vive a unas ocho cuadras, Rambert vive a la vuelta; a Villa Modelo iban a jugar el Panadero Díaz y alguna vez fue también Perfumo, Justich... Un día fue hablado para jugar en Dock Sur y aceptó. Solamente le interesaba el estudio, al fútbol no le daba importancia ni se ilusionaba. Más tarde le insistieron para llevarlo a River y practicó cuando ya se cerraba la inscripción. Peucelle lo aceptó, pero sin mucha convicción: "Todavía era demasiado flaquito", aclara. Quedó en manos de Cesarini y siguió su evolución, especialmente física... Al irse don Renato quedó libre. "El Negro Ramos Delgado, que también estaba en la misma situación que yo, me dijo si quería ir a San Lorenzo. Fui a probarme pero en esos días habían arreglado con Mackeprang. Entonces, puede ser Quilmes, insistió el Negro... Y así llegué. Me pagaron 100.000 pesos..."

Allí prácticamente empezó su carrera futbolística: "Yo creo que tuve suerte, hasta los 21 años prácticamente fui espectador de fútbol. Era hincha de' Independiente..." Después viene el debut en el 65. Juega con el 3 en la espalda. Más tarde pasa al otro costado, donde queda definitivamente. Racing lo pidió para la gira por Europa junto con Bertolotti en el 69. Al comienzo de ese año River ya se había interesado. Quilmes andaba mal económicamente. Un empresario habló con el presidente para llevarlo a España junto con Casal y se fueron: "Me hicieron sacar carta de ciudadanía española. No me pudieron colocar ni en el Real Madrid ni en el Atlético. En el Real, porque Villalonga, el entrenador, no me hizo practicar pues tenía un problema personal con el empresario. El Atlético quería sacarme demasiado barato, por una suma que aquí podía pagar cualquier club…¨ El último intento fue para Español. Nuevo fracaso. Otra vez a la Argentina: "Menos mal, porque mi madre no podía más..." Siguió Quilmes, siguieron los interesados. River no fue. Boca...

DEFINICIONES

Pizzuti: un hombre que confía mucho en mí.

Suñé: el mejor marcador de punta izquierda.

Della Savia: un jugador para cualquier equipo.

Benito: grandes condiciones aprovechadas en un 50 por ciento.

Marcador central: un puesto con más responsabilidad que el mío.

Faraone: un técnico muy capacitado.

Un país: Argentina... también me gustan Italia y España.

Un compañero: Siciliano.

Un arquero: Santoro.

Un tanque: Neumann.

Una inversión: la coupé Fiat, un departamento en Núñez, que le compré a Pedernera, y dos terrenos en General Pacheco.

Dirigente: un hombre que pocas veces habla claro.

ERNESTO PATRONO (1970) Fotos: BARRANCOS

 
Imagen de 1997. La mordida
Las Crónicas de El Gráfico

1997. La mordida

Las Vegas se vistió de gala para lo que sería la pelea del año. La revancha entre Evander Holyfield y Mike Tyson. Finalmente la decepción fue quien venció, aquella noche, Tyson le arrancó parte de la oreja de Holyfield.

Imagen de 1939. Justo fue el triunfo de Gimnasia sobre Estudiantes
Las Crónicas de El Gráfico

1939. Justo fue el triunfo de Gimnasia sobre Estudiantes

Gran crónica de Sobrepique –Frascara– sobre el apasionante clásico platense de 1939, donde Gimnasia resultó vencedor por 2 a 0 a Estudiantes, el fútbol no fue lo más destacado, sino la pasión de ambas hinchadas.

Imagen de 1949. El Clásico rosarino
Las Crónicas de El Gráfico

1949. El Clásico rosarino

Iniciaba el campeonato de Primera División con uno de los clásicos más apasionantes del fútbol argentino: Rosario Central, en condición del local, cayó ante Newell's Old Boys por 3 a 2. Crónica de Juan Pascual.

DEJÁ TU COMENTARIO