Fútbol Argentino

COLÓN, EL PRIMER AMOR DE SEBASTIÁN BATTAGLIA

Por Redacción EG · 26 de septiembre de 2021

El DT de Boca enfrenta al club del cual era hincha de chico. La foto que se viralizó en las últimas horas y el día que fue silbado por el Cementerio de los Elefantes.

El Boca-Colón de hoy será un partido especial para Sebastián Battaglia. Más allá del desafío de prolongar su invicto y su buen registro como entrenador Xeneize, el entrenador estará enfrentando al equipo del cual era hincha de chico y por quien simpatiza toda su familia. 

Sus primeros pasos como futbolista los dio en el club Ciclón Racing de Santa Fe. A los 16 años llegó a Boca de la mano de Jorge Griffa para convertirse en el jugador más ganador en la historia del club. Nunca tuvo la posibilidad de jugar en Colón, tras retirarse se lo mencionó como posible entrenador y hasta como manager en más de una ocasión.

Si bien lo manifestó en más de una ocasión, hay registros históricos que corroboran la simpatía de Sebastián Battaglia por Colón. En 1996, cuando ya estaba en las divisiones inferiores de Boca, el volante viajó a Santa Fe para ir a alentar a su Colón. De ahí data la foto que se viralizó en la previa al partido de hoy.

 

 

Battaglia en la tribuna de Colón en 1996

Battaglia en la tribuna de Colón en 1996

 

 

No todas fueron buenas para Battaglia en su relación con Colón. Por la última fecha del Torneo Clausura 2009, fue maltratado por los propios hinchas del Sabalero en el Cementerio de los Elefantes.

Boca perdía 1-0, Riquelme había sido expulsado, y tras el empate parcial de Palermo llegó la aparición goleadora de Battaglia para poner al equipo que en ese entonces dirigía Abel Alves.

El volante dejó atrás su pasado como hincha de Colón y tuvo un festejo eufórico, que molestó a los fanáticos del Sabalero. Desde entonces, cada vez que intervino en el juego fue silbado por todos los hinchas.

 

Al término del partido, en donde Boca ganó 3-1 (Palermo aumentó la diferencia a continuación), Battaglia declaró:

"Yo no sé qué habré hecho acá, porque desde chiquito dije que era simpatizante de Colón, y sin embargo se escuchaban insultos todo el tiempo como si yo fuera su enemigo. Yo hago pocos goles y cuando me toca convertir, los grito".

 

DEJÁ TU COMENTARIO