100 años de El Gráfico

1973. Huracán campeón por Ardizzone

Por Redacción EG · 26 de mayo de 2019

Las notas de Osvaldo Ardizzone se reconocían en el primer renglón. Disfrute de su crónica del día que El Globo cortó con esa “mishiadura que llevaba medio siglo de proletaria resignación”.

 

 

 


Dos fechas antes del final del torneo, el 16 de septiembre de 1973, el Club Atlético Huracán del barrio porteño de Parque Patricios, a pesar de perder como local con Gimnasia y Esgrima La Plata, se consagra Campeón del Torneo Metropolitano, su quinto título de Primera División , primero de la era profesional. Vale mencionar que en ese partido tres de las principales figuras del equipo (Babington, Avallay y Brindisi) no jugaron por integrar la Selección Argentina que jugaba las Eliminatorias.

 

 

 

 
Conversando con Dante Panzeri, director de El Gráfico, nació una amistad con Osvaldo que se plasmó en el papel adoptando el apellido materno (Ardizzone) en lugar del paterno (Bramante).

Conversando con Dante Panzeri, director de El Gráfico, nació una amistad con Osvaldo que se plasmó en el papel adoptando el apellido materno (Ardizzone) en lugar del paterno (Bramante).

 

Queremos recordar ese campeón inolvidable, dirigido por César Menotti, con fragmentos de la nota que firma Osvaldo Ardizzone, el poeta y periodista deportivo que engalanaba por esos tiempos con su inigualable estilo las páginas de El Gráfico. Las imágenes son de otros monstruos pero de la fotografía: Alessandrini, Abaca, R. Alfieri (h) Maffuche, Speranza y Forte.
 

 

 

 

 

 

 

 

HURACÁN, CAMPEÓN METROPOLITANO 1973



Que uno se enfrenta a ese tipo disfrazado. Sí, disfrazado entre una banda de disfrazados. A esos de las pilchas grotescas del tony carnavalesco. A ese del rancho pintarrajeado, de los labios con carmín barato y la cara enharinada. Que uno la ve a esa muchacha con una vincha rubia sujetándole la cascada de pelo rubio, aprisionada en una casaca del Globo con el ocho en la espalda. Que uno la ve a esa pareja “veterana” tomados del brazo con el domingo brillando en los ojos húmedos.  A ese don José, o don Antonio, con más de medio siglo del Viejo Parque en el pelo gris, orgullosamente envuelto en una bandera. Y a esa doña Juana o quizá doña Vicenta llevada casi a la rastra por él, ya metida en la danza desenfrenada que se agita dentro de la cancha. Y el pibe, y el más pibe. Y el padre, la madre, el abuelo, la abuela. Y la cuñada y el primo de la cuñada.


La felicidad en el vestuario Quemero: Cantú, Menotti, Brindisi, Buglione, Bábington, Avallay, Basile. y Larrosa.

La felicidad en el vestuario Quemero: Cantú, Menotti, Brindisi, Buglione, Bábington, Avallay, Basile. y Larrosa.




Están todos. Todos los que tenían que estar. Las caras de antes, las caras de ahora... Solo que aquí todas se asemejan hasta parecerse a una única y enorme cara que ensaya su único y exclusivo gesto. Que conoce esa única coreografía del contoneo clásico de la antigua comparsa. Que canta los mismos versos en un arreglo musical entre ellos, solamente ellos, conocen... Una identidad y un ajuste que no podría conseguir ni el mismísimo maestro Toscanini... Las ganas de juntarse, la necesidad de estrecharse, de mezclar las lágrimas, de cambiarse las risas, de fundirse en el gigantesco y estentóreo coro... ¡Cuarenta y cinco años! ¡Casi medio siglo de silencio! ¡Medio siglo amontonando el desconsuelo de cientos y cientos de domingos grises! Medio siglo con la protesta apretada entre los labios en la cónclave silenciosa del atardecer incoloro del café del barrio...

Por eso es esta fiesta distinta. La fiesta vestida con ese contraste que va de una lágrima a una carcajada. Que al cabo siempre irán juntas en la descarga de esa emoción que no cabe adentro.

Porque es la fiesta del seco. Es la explosión del postergado. El rechifle de una mishiadura que lleva medio siglo de proletaria resignación. Y, ahora, este domingo 16 de septiembre del año 1973. Domingo de Huracán. Domingo del Viejo Parque. De la Pompeya laburante. De la ilustre estirpe ciruja. De la lata y la madera de los caseríos de Soldati... Que, al cabo, ese Globo tantos años aprisionado en tantas manos temblorosas se hizo definitivamente pájaro... ¡Huracán campeón! Centenares de globos en la tarde... Centenares de sueños... De abuelos, de muchachas, de pibes, de señoras, de pibes más pibes... De todo un barrio, con pintoresco y emotivo color de barrio... “¡Que el sol sale para todos! / Y también saldrá para el Globo”, como en esperanzada inspiración del poeta popular que germinó en el rincón más mistongo de las calles del Viejo Parque o de la Pompeya de Homero Manzi... “Que el sol también saldrá para el Globo”.

Osvaldo Ardizzone (1973)


Alfio Basile encabeza la salida de Huracán, empezaba la fiesta.

Alfio Basile encabeza la salida de Huracán, empezaba la fiesta.



Algunos testimonios de hinchas famosos de Huracán en la tarde que el Globo fue campeón:

VICTORIO ÁDAMO (actuó desde 1940 al 44)
"¿Sabe qué es lo que más lamento en un momento de tanta emoción? Que no esté Herminio Masantonio..."

ALFREDO BARBIERI (actor)
"El teatro me dio muchas satisfacciones pero esto es otra cosa... Soy del Globo desde que nací y por fin me doy el gusto de salir campeón. ¡Arriba Huracán!"

OSCAR RINGO BONAVENA (boxeador)
"Antes que ser campeón del mundo prefiero que salga Huracán"

PASCUAL BUGLIONE (actuó desde 1936 al 40)
"Mi satisfacción es doble. Como ex jugador lo vivo como si integrara el equipo y además porque mi hijo Daniel salió campeón. Una palabra para el público de Huracán que sufrió 45 años"

NORBERTO TUCHO MÉNDEZ (actuó desde 1943 al 48)
"Esta alegría de la gente del Globo es una alegría sana, pura, limpia ¡y qué lindo es ver cómo los hinchas están aquí con sus familias para festejarlo!"

 

El loco en andas: René Houseman, una de las figuras del campeón, llevado en la vuelta olímpica por los hinchas que lo adoraban. Junto a él, Alfonso Roma.

El loco en andas: René Houseman, una de las figuras del campeón, llevado en la vuelta olímpica por los hinchas que lo adoraban. Junto a él, Alfonso Roma.




HURACÁN CONTRA TODOS

Desde la implantación del profesionalismo, todos los campeonatos disputados con el sistema de partidos y desquites de todos contra todos fueron ganados por Boca, River Plate, Independiente, Racing y San Lorenzo. Porque cuando se clasificaron campeones Estudiantes en el Metro de 1967, Chacharita en el de 1969 y Rosario Central en el Nacional de 1971, se dividió en zonas y no enfrentaron a todos los equipos y cuando fue campeón Vélez Sarsfield, en  el Nacional de 1968, tuvo una sola rueda.

En consecuencia, Huracán es el primer club, con excepción de los cinco mencionados, que gana por el sistema de partidos y desquites de todos contra todos.


La alegría del Coco Basile en la soñada vuelta olímpica del Globo.

La alegría del Coco Basile en la soñada vuelta olímpica del Globo.



Los jugadores que integraron el Huracán campeón Metropolitano 1973:

MIGUEL A. LEYES
ANGEL  C. TOLISANO
EDGARDO L. CANTU
NELSON P. CHABAY
FRANCISCO F. RUSSO
RUBEN A. RÍOS
ALFIO BASILE
HÉCTOR J. ROGANTI
JORGE CARRASCOSA
RENÉ O. HOUSEMAN
JOSÉ R. SCALISE
CARLOS ALBERTO LEONE
FRANCISCO LEONIDAS
NICOLÁS DEL VALLE
EDUARDO ENRIQUE QUIROGA
OMAR RUBÉN LARROSA
ALFONSO DANTE ROMA
CARLOS ALBERTO BABINGTON
ROQUE ALBERTO AVALLAY
MIGUEL ÁNGEL BRINDISI
DANIEL BUGLIONE

Temas en esta nota:

Imagen de Fotógrafos: Alejandro Pagni
100 años de El Gráfico

Fotógrafos: Alejandro Pagni

Fotoperiodista por más de 34 años, Alejandro Pagni fue fundamental en El Gráfico para la transición de la fotografía analógica a la digital. Lo homenajeamos con algunas de sus más recordadas imágenes.

Imagen de Fotógrafos: Humberto Speranza
100 años de El Gráfico

Fotógrafos: Humberto Speranza

Durante décadas fue uno de los fotógrafos más importantes del staff de Editorial Atlántida, pero en El Gráfico Speranza desarrolló todo su potencial demostrando ser uno de los mejores del país.

DEJÁ TU COMENTARIO