100 años de El Gráfico

Por qué El Gráfico

Por Redacción EG · 30 de mayo de 2019

En el día de su centenario evocamos los orígenes, evolución y transformación de El Gráfico en unas de las revistas deportivas más importantes del mundo. Con fotos inéditas.

Una historia de amor al periodismo y al deporte

Apenas tres días de la primavera de 1954 pudo sentir sobre su lecho don Constancio C. Vigil. Antes del fin había confesado.

—De los Santos fue un arquetipo de hombre. En él traté de inspirarme toda mi vida. Y si hoy me sintiera con fuerzas y me sobrara tiempo para rebuscar en archivos y bibliotecas, me gustarla escribir un libro sobre la epopeya de aquel viaje, que aún no ha sido celebrado como se merece.

Para entender el porqué de tal reflexión hay que remontarse a su infancia en Rocha, Uruguay, su ciudad natal.

Toda la villa estaba poblada de recuerdos de hombres que merecieron el bien de la república. Pero ninguno le llegaba tan al alma —dice un biógrafo del fundador de Editorial Atlántida— como Francisco De los Santos, el indio natural de Rocha, a quien Artigas, antes de emprender el camino del destierro, confió su tesoro para que lo entregara a sus compañeros en los campos de batalla, que estaban prisioneros de los portugueses en la Isla Das Cobras Y hacia allá parte a caballo el indio leal, llevando consigo el tesoro, soportando las fatigas del interminable viaje, el sol inclemente, la sed, temeroso de las arteras amistades que trae el camino y mil peligros más. Lo de la tentación no contaba, porque el indio tenía una conciencia inmaculada. Amparado por ella y por su astucia de raza pudo llegar a la isla fatídica y entregar los cuatro mil patacones…¨

 

Constancio C. Vigil, fundador de la Editorial Atlántida.

Constancio C. Vigil, fundador de la Editorial Atlántida.

Después de haber dejado su letra impresa en casi todos los diarios uruguayos, Constancio C. Vigil (la C. corresponde a Cecilio) miró hacia la Argentina a través del Plata y asomó su frente sobre el cielo de Buenos Aires. No iba a dejar más esta ciudad que le abrió sus brazos solidarios, que le brindó la posibilidad de fundar esta casa grande bautizada Atlántida para recordar aquel viejo continente hundido en el océano con todas sus intrigas y toda su grandeza. Aquí, en Azopardo y México, cuando el siglo va llegando al fin de su existencia recuerdo de aquel indio leal vive entre las teclas y, sin saberlo, quienes hacen EL GRAFICO se ven reflejados en el Vigil no pudo escribir la epopeya de aquel viaje de De los Santos para cumplir con el legado de Artigas. Pero alcanzo a contar la esencia del personaje oriental Hoy, la vorágine en la que estamos inmersos durante el otoño de 1979 tampoco nos da tiempo para contar en detalles la vida de este gigante con corazón de niño llamado EL GRAFICO, que el 30de mayo cumple 60 años de andar de mano en mano Por eso dejaremos que la mente divague libre entre las seis décadas y que recuerde un hecho, una anécdota, una palabra, un gol No hace falta demasiada tertulia para presentar a EL GRAFICO Su partida de nacimiento data de 1919. Su bautismo se avizora antes del 30, con los Juegos Olímpicos de Paris y Amsterdam o los puños de Firpo Se hace hombre en la pluma de Borocotó y Frascara, polémico en Panzeri, y ahora cumple 60 años llevando aquel tesoro del indio De los Santos. ¿Oye es EL GRAFICO sino una forma de vida? ¿Qué sino una palabra tecleada con amor y verdad?
 

  

Por que El Gráfico

La galería Güemes no tenía el movimiento de hoy, ni sus negocios de perfumes importados. Era todavía un lugar silencioso donde se podía escribir una revista. EL GRAFICO, por ejemplo, que había nacido el 30 de mayo de 1919 y que por entonces se redactaba en el sexto piso de ese edificio, sobre la calle San Martín, pero se imprimía en un taller de Barracas (Patricios 233). La dirección de la Editorial Atlántida estaba ubicada en Esmeralda y Bartolomé Mitre. Durante aquellos primeros años EL GRAFICO empezó siendo "sábana", como el tamaño de los diarios ¨La Prensa¨ y ¨La Nación¨. Su primera tapa fue un desfile escolar frente a la Casa Rosada.

La tapa del número 1 de El Gráfico del 30 de mayo de 1919. Un desfile escolar para la celebración del 25 de mayo. . Los 15 primeros números, en papel ilustración, abarcaron del 30 de mayo al 4 de octubre. Eran 12 páginas de 57 centímetros y medio de alto por 39 y medio de ancho... Había muy pocos avisos y alguno que otro título quebraba la diagramación.

La tapa del número 1 de El Gráfico del 30 de mayo de 1919. Un desfile escolar para la celebración del 25 de mayo. . Los 15 primeros números, en papel ilustración, abarcaron del 30 de mayo al 4 de octubre. Eran 12 páginas de 57 centímetros y medio de alto por 39 y medio de ancho... Había muy pocos avisos y alguno que otro título quebraba la diagramación.

Su primer aviso comercial, de Harrods (un vestido cuesta 140 pesos). En ese primer número aparecieron dos notas deportivas. Una sobre tenis: certamen en las canchas del Buenos Aires Lawn Tennis Club. Y otra sobre fútbol: Tercer campeonato Sudamericano, en Río de Janeiro. Foto del Team del Seleccionado argentino de Football".

¿Por qué se le llamó EL GRAFICO? El esplendor de la noticia gráfica era total. Qué mejor que reflejar en el título de la revista el momento que vivía el periodismo argentino. Grandes fotos para mostrar las imágenes que posibilitaban la hoja impresa. Quedó EL GRAFICO para siempre...

EL GRAFICO no nació siendo una revista deportiva, pero su primer director era un amante del deporte. Aquí, una prueba. Aníbal Vigil integrando el equipo de waterpolo del Club de Gimnasia y Esgrima antes de los Juegos Olímpicos de 1924.

EL GRAFICO no nació siendo una revista deportiva, pero su primer director era un amante del deporte. Aquí, una prueba. Aníbal Vigil integrando el equipo de waterpolo del Club de Gimnasia y Esgrima antes de los Juegos Olímpicos de 1924.

El primer director fue Aníbal Vigil, quien tenía una visión muy clara del periodismo. En los años previos a la aparición de la revista, el deporte se trataba muy tibiamente. Las reuniones boxísticas eran clandestinas y los diarios les daban un tratamiento especial: ubicaban las informaciones sobre ellas en la sección Policiales. Cuando EL GRAFICO se transformó en revista exclusivamente deportiva (N° 333), le dio al deporte la trascendencia que merecía. Se convirtió de pronto en guía para el lector... Aníbal Vigil era un deportista de alma. En 1924 viajó como enviado especial a los Juegos Olímpicos de París. No sería temerario afirmar que fue el primer periodista argentino en una Olimpíada.

En la década del 20 EL GRAFICO aparecía los sábados. Había una semana entera para esperar ese pan fresco amasado con cariño y devoción por los periodistas de la época. Una constante que hoy se mantiene con el mismo fervor. Por entonces no existían los medios técnicos de la actualidad. Pero era tan grande el interés que la espera, en vez de diluir las ganas, obraba como un incentivo mayor para aguardar a la vera del quiosco.

En las oficinas 550-552 de la galería Güemes se estaba modelando la publicación deportiva más importante de América latina.

La redacción de El Gráfico en 1927 rodean a Anibal Vigil. En mangas de camisa, primero a la derecha, Borocotó recien llegado desde Uruguay.

La redacción de El Gráfico en 1927 rodean a Anibal Vigil. En mangas de camisa, primero a la derecha, Borocotó recien llegado desde Uruguay.

En el número 5 se publicó el primer aviso comercial propio: "Indiscutible. Es tan cierto como 2 y 2 son 4 que EL GRAFICO se ha impuesto definitivamente". En esa oportunidad se produjo un hecho histórico: la primera tapa sobre fútbol. Argentinos vs. Uruguayos (partido que ganó Uruguay 4 a 1). En el número 12 apareció una crónica de "guerra". Partido de fútbol: Argentinos vs. Uruguayos, en la cancha de Gimnasia y Esgrima. El encuentro se suspendió a los 42 minutos: "cuando el público desbordó la cancha con intención de agredir al juez. La policía intervino machete en mano".

La tapa del número 5, la primera de El Gráfico con contenido futbolístico.

La tapa del número 5, la primera de El Gráfico con contenido futbolístico.

EL GRAFICO ya se perfilaba para ser totalmente deportivo. En el número 18, los chicos de 1919 suspiraban... "¡Una gran noticia para los pibes! Billiken, la revista de los niños, en breve aparecerá. Administración, Victoria 615". Por entonces, nuestros antecesores ya sentían el reconocimiento del ambiente por su jerarquía profesional. "Sensacional asalto de lucha, Olinda Bozán vs. Massetti. Favorecidos por una invitación especial, los de EL GRAFICO fuimos los únicos testigos en presenciar el encuentro".

En abril de 1920 hay mudanza. EL GRAFICO cambia de domicilio: del Pasaje Güemes a la calle Esmeralda 108. Así consta el aviso: "Clichés usados por EL GRAFICO se venden". Y a continuación, el indicador de tarifas. "Número suelto, 0,20 pesos". Esto es categórico. EL GRAFICO ya ha revolucionado al deporte. Los aficionados inician una tarea que no concluirá nunca más: escribir una carta "al GRAFICO''. Las hay de felicitaciones, de sugerencias, de críticas. Y en el número 95, en 1921, se abre una nueva sección: DESAFIOS. "Agustín Mazzini, de 14 años de edad, acepta el desafío del aficionado Volney Gicca para una carrera pedestre que se trate de una distancia mayor de 5.000 metros, excluyendo toda apuesta por dinero. Burela 2326, Villa Urquiza"... El número 106 tiene un aviso con fuerza. Fibrol. Hombres con fibras como Carpentier y Dempsey, son hombres de sangre, sanos y robustos. Fibrol, 3,50 el frasco".

En la tapa de la edición número 19, notable instantánea de Olinda Bozán venciendo en lucha al campeón italiano, Massetti. Desde el número 16 la revista empezó a salir los sábados.

En la tapa de la edición número 19, notable instantánea de Olinda Bozán venciendo en lucha al campeón italiano, Massetti. Desde el número 16 la revista empezó a salir los sábados.

Lo que hoy puede parecer risueño, por entonces merecía la mayor seriedad y asombro. En esta evocación de nuestros primeros pasos arribamos al número 161, en 1922. Curioso encuentro: "El box contra el jiu-jitsu. Por primera vez se ha realizado en Buenos Aires un encuentro de boxeo contra jiu-jitsu con carácter de verdadera pelea. Numeroso público asistió a presenciar el combate entre L. A. Taki, profesor de jiu-jitsu del ejército japonés, y el boxeador nacional Luis Galtieri. Ganó Galtieri por knock-out en el primer round". La nota está firmada por quien más tarde fue conductor de la revista: Gastón Martínez Vázquez.

El deporte crece en todas sus manifestaciones. El polo argentino logra un gran triunfo en 1922 en los Estados Unidos, ganando 14 a 7 como visitante. Nota de apertura del número 168: "Un cuadro porteño, entresacado de los espectadores, derrota a los checoslovacos. El heterogéneo cuadro formado cinco minutos antes de comenzar el encuentro y al que le cupo el honor de conquistar la primera victoria argentina contra los visitantes". El director, Aníbal Vigil, manda su despacho desde Calais, donde fue a cubrir la travesía del Canal de la Mancha. Dice así: "Hace cuatro días que me encuentro en Calais, esperando que alguno de los tantos campeones se decidan a largarse al agua...". Nueve páginas después de ese número 170, un aviso trascendente: "Mañana se efectúa el sensacional encuentro de box de Sudamérica: Firpo vs. Tracey. En el que se juega el prestigio de nuestro ídolo y el orgullo de nuestra raza. Entrada general, 5 pesos". Durante las semanas siguientes se volvió a hablar sobre la pelea que ganaría Luis Angel Firpo, por knock out en el decimosegundo round. Entre raids automovilísticos, fútbol y curiosidades, se desarrolla el trabajo de Aníbal Vigil por Europa… adonde fue como enviado especial. En Berlín ha entrevistado al boxeador italiano José Spalla, quien mediante EL GRAFICO desafía a Firpo. Al año siguiente se produciría lo que puede ser considerado como el acontecimiento más trascendente de aquella época, y que perdura aún: Firpo-Dempsey, "la pelea del siglo".

 

Tapa del número 172, con la pelea Firpo vs. Tracy, una de las tantas que apareció "El toro de las pampas" en El Gráfico.

Tapa del número 172, con la pelea Firpo vs. Tracy, una de las tantas que apareció "El toro de las pampas" en El Gráfico.

 

 

AZOPARDO Y MEXICO

Aviso del año 1925. EL NUEVO EDIFICIO DE LA EDITORIAL ATLANTIDA. PROXIMO TRASLADO. En  breve la Editorial Atlántida ocupará su nuevo y magnífico edificio, verdadero paladín de la industria, ubicado en México y Azopardo... Las grandes adquisiciones realizadas en maquinarias y materiales de toda clase triplican nuestros talleres y aseguran a EL GRAFICO lo mejor que pueda hoy alcanzarse en la industria gráfica.

 

 

Azopardo y México. Edificio de editorial Atlántida, la casa de El Gráfico.

Azopardo y México. Edificio de editorial Atlántida, la casa de El Gráfico.

 

Cuenta don Carlos Vigil, director general de Editorial Atlántida en 1979...

—La historia de este edificio es muy curiosa. Lo hizo construir John Wassermann Spiro, un judío alemán que era importador de papel y que le vendía material a la Editorial para sus revistas. Durante la guerra de 1914, en este edificio se guardaba toda la documentación secreta del gobierno alemán. Por este ascensor que hoy nos lleva y nos trae, se iba al primer subsuelo del edificio. Allí había una habitación muy grande que oficiaba de caja fuerte.

ALLI DESCANSABAN DOCUMENTOS ULTRASECRETOS Y FUNDAMENTALES DE LA GUERRA. Tenía una triple puerta de acero, y recuerdo que cuando compramos el edificio, para meter las máquinas en ese lugar se tardó un año porque primero debíamos terminar de destruir esa habitación-caja fuerte. Las paredes tenían 90 centímetros de espesor, y es más: hoy, en la primera puerta del edificio, saliendo, hay un listón de bronce en el piso. Ese listón se levantaba en aquella época y emergía una puerta enteriza de acero que sellaba la entrada a la casa. Era un "bunker" inexpugnable. Había un personaje increíble: Emilio Vilar, un portero gigantesco y de una fuerza terrible, que era luchador. Llegó a ser intendente de la casa y estuvo en la empresa largos años. Pertenecía a la troupe de luchadores del casino "Constance Le Marin", que estaba en Maipú y Corrientes. Quería que lo llamaran Anchorena. Recuerdo que yo era un pibe de 65 kilos y él me hacía subir a una mesa, colocaba su brazo como prolongación de la mesa y me alzaba sin ningún problema. A ese casino iban las grandes figuras de la época, los grandes circos, el gran Inaudi, el mago.

 

Constancio C. Vigil, fundador de la editorial Atlántida.

Constancio C. Vigil, fundador de la editorial Atlántida.

 

Solamente siete años pasaron desde que Constancio C. Vigil fundara la revista ¨Atlántida¨ (7 de marzo de 1918). El desafío al presente ya estaba ganado. Los últimos días de la década del diez habían transcurrido entre las lágrimas de la guerra en Europa y sus tristes consecuencias económicas. El precio del papel había aumentado abruptamente porque la celulosa se utilizaba para elementos explosivos; lo mismo ocurría con el hierro y el plomo, que servían como materia prima para las municiones. Era un tiempo de vacas flacas y vida dura. Difícilmente un empresario de hoy se hubiera animado a emprender el camino que por entonces inició el fundador de Atlántida.

La compra de los talleres de Weiss y Preusche posibilitó la salida de EL GRAFICO. Se adquirieron tres linotipos y una impresora Mhiele. También una fatigada rotativa que había pasado su vida girando junto a las páginas de "La Nación" y que desde hacía un tiempo dormía en ese galpón de cinc de Weiss y Preusche, esperando que una mano cálida la volviera a llamar a la escena. ¡Dónde andarán tus rodillos y tu sabor a tinta, vieja rotativa de la calle Patricios!

 

A partir del número 333 del 21 de noviembre de 1925, con la portada de Humberto Recanatini "del club Sportivo Almagro, el más notable back argentino de nuestros días", tuvo un tono ya netamente definido. Era una revista deportiva. Exclusivamente deportiva.

A partir del número 333 del 21 de noviembre de 1925, con la portada de Humberto Recanatini "del club Sportivo Almagro, el más notable back argentino de nuestros días", tuvo un tono ya netamente definido. Era una revista deportiva. Exclusivamente deportiva.

 

 

LOS HOMBRES DE LA HISTORIA

EL GRAFICO se ha nutrido de personajes de gran trayectoria. Fieles retratos de esta especie rara de los periodistas. Uno de ellos fue el secretario privado de Constancio C. Vigil hasta el último día de la vida de nuestro fundador. Era conocido como A. Mantovani (mi nombre no lo digo porque no lo utilicé nunca"). Arquímedes —así se llama— también fue colaborador de EL GRAFICO y director de "Para Ti". Hoy evoca...

"Cuando yo entré a la Editorial, el 26 de diciembre de 1923, Aníbal Vigil pasó a administrar la Editorial y Gastón Martínez Vázquez a dirigir la revista. Gastón era hermano de Julio, un fanático del yatching que colaboraba en la revista. EL GRAFICO no nació para dedicarse al deporte, pero el fundador era un adelantado para su época, y cuando comenzó a darle más trascendencia al deporte la revista alcanzó un éxito enorme. En aquel tiempo muchas publicaciones salían y se morían, como suele ocurrir ahora. Pero EL GRAFICO se impuso enseguida.

  

Parte de la redacción en los años 50, parados: Liberali, Lazzatti, Frascara, Panzeri y Garcia; sentados: Vigil, Annan y Panizza.

Parte de la redacción en los años 50, parados: Liberali, Lazzatti, Frascara, Panzeri y Garcia; sentados: Vigil, Annan y Panizza.

  

Tenía 13 años cuando empecé y Gastón me llevaba a ver fútbol y boxeo. No puedo olvidar el día que Víctor Peralta le ganó a Justo Suárez. Yo estaba al borde del ring y Charlo desde el ring-side lo 'empujaba' para que se levantara. Peralta se subió a un poste y gritaba como loco. Pero la gente estaba triste y nunca le perdonó que le ganara a su ídolo...

Cierta vez Pedro Fiore, que escribía de automovilismo, incluso corrió varias carreras estando en EL GRAFICO, compró un coche italiano. Un hijo de don Constancio, llamado igual que el padre, tenía un humor extraordinario. Un día subió el coche de Fiore a la vereda y lo hizo atar con cadenas a la puerta de la Editorial (la misma que está hoy). Cuando salió a la calle, Fiore no sabía si llorar o si reír. Constancio hijo le hizo una más a Pedro. Le colocó un enorme cartel en la parte posterior del auto: "SE RIFA". Fiore llegó al centro y un policía lo metió preso porque estaban prohibidas las rifas..."

Don Arquímedes se fue de la Editorial el 26 de julio de 1973 para acogerse a los beneficios de la jubilación.

 

Gastón Martinez Vázquez, segundo director de la revista. Impulsó la realización de competencias deportivas, auspiciadas por El Gráfico. La mas importante fue

Gastón Martinez Vázquez, segundo director de la revista. Impulsó la realización de competencias deportivas, auspiciadas por El Gráfico. La mas importante fue

 

Gastón Martínez Vázquez era un hombre rígido, autoritario, pero con alma noble. "¡Esto le va a costar el puesto!", gritaba cuando algo no andaba bien. Claro que después todo pasaba al olvido. Sergio Gustavo Pinto, bohemio empedernido que llegó de Chile a los 13 años, en 1925, y nueve años después entró como diagramador de EL GRAFICO, tiene una historia rica. Estuvo desde 1934 hasta 1973.

"Yo era como el hombre orquesta. En la época de Gastón diagramaba, dibujaba y hasta era modelo para las notas de gimnasia... Mi ingreso fue así: un día Gastón me dijo que me quería para diagramar EL GRAFICO porque Tomás García Escribano, que lo había hecho hasta entonces, iba a pasar a "El Golfer Argentino", otra de las revistas de la Editorial. Algunas cosas ya había hecho para la revista y acepté. Gastón era muy quisquilloso, muy nervioso, y él quería hacer todo. Una vez dijo que iba a largar la Maratón de los Barrios que organizaba la revista. Se había conseguido un megáfono y estaba preparado. Garabito, que era el fotógrafo encargado de hacer la nota, pidió permiso y consiguió subir al edificio de la Policía que está haciendo cruz con la Editorial. Desde allí arriba enfocó a los participantes y les hizo seña de que avanzaran un poquito para poder captarlos bien con la cámara. Y claro, cuando se movieron los de adelante, los de atrás pensaron que se había largado la carrera y entraron a correr en serio. Martínez Vázquez no se lo perdonó nunca. Todavía me parece verlo gritando...

—iMe largaron la carrera... Parenlá... Parenlá!..."

 

El ganador de la primera edición de

El ganador de la primera edición de

 

***

La historia se va cimentando con deportistas, acontecimientos, curiosidades, anécdotas, periodistas que se convierten en mojones inamovibles para marcar distintas épocas. Si volvemos al 20 quedará la imagen atlética de Aníbal Vigil, si cruzamos al 30 allí aguardará la figura señera de Ricardo Lorenzo. Ese Borocotó inmortal como pocos, que apiló con su pluma montañas de simpleza. Junto a él irá Frascara con sus cafés nocturnos, su amistad, su fina sensibilidad, su vuelo literario. Y Chantecler que llega corriendo de la cancha para escribir de fútbol como nadie en su tiempo. Después vendrá el cuarenta de La Máquina y de Farro-Pontoni-Martino y allí estará EL GRAFICO para recoger cada hito. Arribará Panzeri, polémico, rotundo, con éxitos y fracasos sustentando un estilo. 

 

UNA NUEVA DINAMICA Y UNA NUEVA DIMENSION EDITORIAL

 

Cena de los campeones-1966. Habla el director Carlos Fontanarrosa, a su derecha Juvenal. A su izquierda Ardizzone. El Veco y Robinson.

Cena de los campeones-1966. Habla el director Carlos Fontanarrosa, a su derecha Juvenal. A su izquierda Ardizzone. El Veco y Robinson.

 

Como dando la razón a Frascara, en el sentido de que lo que importan son los periodistas, aparece Carlos Fontanarrosa en 1962 al frente de la revista, y permanecerá corno director editorial hasta mayo de 1977. Tras la etapa controvertida de Dante Panzeri accede este hombre que perteneció al staff de Borocotó y de Frascara y que produce un regreso en la filosofía, apoyado por un despegue técnico y editorial que le da a EL GRAFICO una nueva dinámica. La revista está en los quioscos los lunes por la noche con tapa a todo color con el suceso dominante del domingo. EL GRAFICO se hace de la puerta hacia afuera mirando al mundo. Se incorporan métodos de comunicación modernos, telex, radiofotos exclusivas. Los periodistas de EL GRAFICO son testigos de los principales acontecimientos deportivos en el mundo entero. El gran cambio se produjo a partir de 1962 y alcanzó su cumbre con el hecho más trascendente del fútbol argentino: el Mundial '78. EL GRAFICO tuvo un despliegue inigualable para cubrir el acontecimiento. La primera tapa de actualidad es justamente de 1962 (29 de agosto). Gol de River a Boca en el Monumental. Artime en acción; Errea que sufre caído; Delem que palpita el segundo de los tres tantos con que ganó River (3-1). La revolución comenzaba.

 

En 1978 la revista llegó a una tirada de 500.000 ejemplares.

En 1978 la revista llegó a una tirada de 500.000 ejemplares.

 

 

LAS LOCURAS DE ¨EL GRAFICO¨

Una inmensa maquinaria gira en derredor de EL GRAFICO de estos días. Todavía retumban en la redacción el incesante teclear de máquinas y teletipos y en Garín la interminable sucesión de ejemplares que nacían del Taller.

El Campeonato Mundial de Fútbol 1978, que aún vive en nosotros, marcó un hito en la historia de la revista.

Para los Talleres de Atlántida ese acontecimiento deportivo fue una revolución total. Hubo que producir proporcionalmente una y media revista más por semana. EL GRAFICO normal, los libros "Las 100 mejores fotos del Mundial", ¨Cómo ganamos la Copa del Mundo¨, por César Luis Menotti... Hubo gente que trabajó hasta "veintiséis" horas por día. Incluso ya se habían levantado los cilindros de las máquinas cuando ante el requerimiento del público llegó la orden de que había que seguir tirando ejemplares. Fueron 600.000 GRAFICOS que se dispersaron por el mundo reflejando la mayor hazaña del fútbol argentino, y con ella nuestra forma de sentir y vivir el deporte. Con el libro "Las 100 mejores fotos del Mundial" ocurrió algo similar: originariamente se iba a producir una tirada de 30.000 ejemplares. Al final fueron 200.000, cuando ya ni papel quedaba.

 

Una de las maquinarias para hacer El Gráfico.

Una de las maquinarias para hacer El Gráfico.

 

Jorge Terra, actual director ejecutivo de los Talleres de la Editorial Atlántida, desde su particular óptica gráfica tiene su opinión formada sobre la vida de EL GRAFICO...

"Yo distingo tres etapas en la historia de EL GRAFICO:

La primera de Borocotó-Frascara; la de Panzeri, quien terminó con un GRAFICO disminuido que pasó de 250.000 ejemplares a 90.000; y la actual, que nace con Carlos Fontanarrosa y que prosigue hoy. Se necesitaba un gran cambio para adaptarse a un público cada vez más exigente. En la época de Panzeri no existían las facilidades técnicas de hoy. Por ejemplo, se entregaban al Taller diez tapas juntas con un mes y hasta con 45 días de antelación a la salida de la revista. Esto originó muchas dificultades. Sucedía a veces que la tapa perdía actualidad y se dieron casos en que salió un deportista ya fallecido o que había perdido vigencia. Cori la evolución técnica simultáneamente se fue modificando la tapa: de la de dos colores se pasó a la de cuatro, pero saliendo martes por la noche y luego los lunes. NADIE HUBIESE CREIDO HACE VEINTE AÑOS QUE HOY ESTARZAMOS EL DOMINGO A LA NOCHE VIENDO FOTOCOLORES PARA PONERLOS EN LA TAPA Y VEINTE HORAS DESPUES LA REVISTA PUDIERA ESTAR EN LOS QUIOSCOS. Fue un acontecimiento la primera tapa hecha un domingo a la noche en off-set a cuatro colores, porque no existía ningún antecedente al respecto."

 

Redacción periodistas 1979: Ríos, Galoto, Rafael, Barrio, Fernández, Panno, Straimel, Blanco, Villa, Pasquato, Orcasitas, Onesime, Cherquis,Hernández, Ferreira

Redacción periodistas 1979: Ríos, Galoto, Rafael, Barrio, Fernández, Panno, Straimel, Blanco, Villa, Pasquato, Orcasitas, Onesime, Cherquis,Hernández, Ferreira

 

En el Taller hay una reflexión irónica que revuela entre rollos de papel gigantes y máquinas ultramodernas: EL PRÓXIMO PASO DE EL GRAFICO SERA SALIR EL SABADO A LA NOCHE CON LOS RESULTADOS DEL DOMINGO.

Según Terra, difícilmente haya en el mundo alguna revista que salga así, al día siguiente de los hechos narrados en su pliego de actualidad, con tapa de actualidad, con 20 de las 40 páginas de actualidad en color. "Los norteamericanos o europeos se asombran al comprobarlo. Allá el manejo es totalmente distinto. Las revistas llegan a una máquina de prueba donde la corrigen y retocan, es decir que hacen un simulacro de tirada. Nosotros hacemos todo el proceso rápido y eso motiva que cometamos algunos errores como epígrafes cambiados o malas reproducciones. Pero no recuerdo un error gigante. Por supuesto que para lograr esto hubo que modernizar toda la maquinaria. Así nació la planta de Garín. Sin ella no se podía haber logrado tanta efectividad durante el Mundial. Garín fue concebida hacia 1968 y su construcción comenzó en abril de 1970. En junio de 1972 comenzó a funcionar la primera rotativa y la planta a pleno lo hizo a fines de 1977. Allí hay cuatro rotativas, la planta ocupa dos manzanas y media y trabajan 570 personas. Los lunes tres rotativas y toda la encuadernación están dedicadas a 'full' para EL GRAFICO. En cuanto al traslado de materiales desde Azopardo y México hasta Garín no hay problemas. De todos modos se estudia la instalación de un sistema de microondas, como se emplea en Estados Unidos: el original pasa por un facsímil y allá se hace el trabajo de tipografía; luego vuelve a la redacción para la corrección.

 

Plantel de fotógrafos a principios de los años ochenta. Arriba: Maffuche, Alfieri, G.Cociña, Burriel, Abaca, Rodriguez, Prego, Alfieri (h), Giménez, Legarreta. Abajo: Frías, Speranza, Carreñoy J.J.Pérez., Bianco, Flores, Mirko, Solari.

Plantel de fotógrafos a principios de los años ochenta. Arriba: Maffuche, Alfieri, G.Cociña, Burriel, Abaca, Rodriguez, Prego, Alfieri (h), Giménez, Legarreta. Abajo: Frías, Speranza, Carreñoy J.J.Pérez., Bianco, Flores, Mirko, Solari.

 

Pero no termina allí la renovación. Hoy se transmiten 35.000 revoluciones de cilindros por hora, lo que equivale a 35.000 pliegos de 40 páginas. Antes de 1974 eran 25.000 pliegos y hasta 1968, 8.000 pliegos. Ni locos hubiéramos aceptado incluir páginas de color en el pliego del domingo, pero poco antes del Mundial nos dijeron que en Brasil se hacía y nos largamos. Era una de nuestras tantas locuras a las que nos lanzábamos. Son las cosas nuevas que vamos haciendo. Todo cambia. Como EL GRAFICO actual que yo defino así:

Es una constante sucesión de locuras. Porque, fría y técnicamente analizado, no podríamos salir. Pero nos lanzamos y salimos.

 

El avión de El Gráfico.

El avión de El Gráfico.

 

POSDATA 1979

Revista EL GRAFICO? Su llamada desde Japón..." Y suenan más teléfonos. Y hay más notas pendientes. Y hay un lector que pide el dato más insólito. Porque somos EL GRAFICO y vivimos corriendo en pos de la nota, de aquel caso anecdótico, del tema de tapa, de la página tres, del hecho consagratorio que irá en última página. Y saldremos de viaje, iremos por el mundo recogiendo experiencias para volcarlas puras en el número próximo.

Hace algo más de un mes lloramos de alegría al ver 75.000 personas acudiendo al llamado para iniciar juntos el camino hacia España '82. EL GRAFICO y la gente estuvimos unidos para empujar ansiosos a la nueva Selección. Fue el último acto de una verdad eterna: vamos hacia la gente y somos uno solo. Desde 1919 que vamos y llegamos. Hurgando entre los tomos de nuestra colección se entenderá el porqué.

Si el lector lo permite terminamos el paseo por la casa de EL GRAFICO dejando unas palabras para quienes nos sucedan...

Cuando EL GRAFICO cumpla cien años nosotros no estaremos para contar la historia. No se olviden entonces del staff de estos días que también deja el alma entre todas las páginas. En este mismo instante andamos por el mundo cubriendo las noticias, embarcando en aviones que conocen cansancios, angustias y sacrificios para lograr la nota. En cualquier teletipo puede haber diez carillas esperando su turno. En ellas se refleja una forma de vida.

Detrás de Passarella levantando la Copa encontrarán un humilde mensaje para todos. Junto a la tapa de los cuatro campeones mundiales (Martinazzo, Corro, Suñé y Passarella) fíjense que hay un mundo redondo que los mira. Traten de hacer EL GRAFICO como lo hicimos antes. Mírense en el pasado, que es la mejor manera de mirar el futuro...

(Fragmentos del artículo por el 60°aniversario de El Gráfico en  1979).

 

Juan Arcidiácono, es el jefe del archivo de El Gráfico en activdad, junto con el fotógrafo Alejandro Del Bosco son sobrevivientes de la última redacción de El Gráfico en papel.

Juan Arcidiácono, es el jefe del archivo de El Gráfico en activdad, junto con el fotógrafo Alejandro Del Bosco son sobrevivientes de la última redacción de El Gráfico en papel.

POSTDATA 2019

Es necesario completar, aunque sea brevemente,  la historia de la vida de El Gráfico y las posibles  circunstancias  que llevaron a su desaparición en los kioscos:
  • A mediados de los años ochenta comienza a extenderse la transmisión en directo por televisión de los principales eventos deportivos.
  • En 1986 se logra la mayor tirada en la historia de la revista con el Mundial logrado por Argentina en México 86, la última gran conquista mundial de la selección mayor nacional (Nª 3482  del 01-07-1986  690.998 ejemplares vendidos)
  • En 1998 la editorial Atlántida vende la revista a Torneos y Competencias S.A.
  • A principio del año 2000 comienza a masificarse el uso de  internet
  • En 2002, la revista se publica en forma mensual, por primera vez en su historia.
  • En Enero de 2018 sale a la venta el número 4489, el último en versión papel.

 

 

Temas en esta nota:

Imagen de Fotógrafos: Alejandro Pagni
100 años de El Gráfico

Fotógrafos: Alejandro Pagni

Fotoperiodista por más de 34 años, Alejandro Pagni fue fundamental en El Gráfico para la transición de la fotografía analógica a la digital. Lo homenajeamos con algunas de sus más recordadas imágenes.

Imagen de Fotógrafos: Humberto Speranza
100 años de El Gráfico

Fotógrafos: Humberto Speranza

Durante décadas fue uno de los fotógrafos más importantes del staff de Editorial Atlántida, pero en El Gráfico Speranza desarrolló todo su potencial demostrando ser uno de los mejores del país.

DEJÁ TU COMENTARIO