Las fotos de El Gráfico

El álbum de Bochini. Parte II

Por Redacción EG · 26 de noviembre de 2019

Continúa la vida en imágenes del jugador inconcebible: físico pobre, escasa potencia de remate, nada de cabezazo y sin embargo fue un fenómeno del fútbol. Aquí repasamos sus títulos locales de 1977, 78 y 83.

 

La vuelta a Avelllaneda. Después del bajón anímico del año anterior, en 1977 Bochini vuelve a ponerse la 10 del Rojo. “Los últimos vestigios de la crisis han iniciado su retirada abrumados con caños, toques y olés. el catador de fútbol, y el romántico habitante del cemento, y todos los que andan buscando un pedazo de alma en una cancha, le dicen, simplemente: Gracias, Bochini, por tu vuelta” (Juvenal).

La vuelta a Avelllaneda. Después del bajón anímico del año anterior, en 1977 Bochini vuelve a ponerse la 10 del Rojo. “Los últimos vestigios de la crisis han iniciado su retirada abrumados con caños, toques y olés. el catador de fútbol, y el romántico habitante del cemento, y todos los que andan buscando un pedazo de alma en una cancha, le dicen, simplemente: Gracias, Bochini, por tu vuelta” (Juvenal).

 

“A mí la gente me quiere, y yo me doy cuenta de eso. Me recibieron muy bien, gritando mi nombre. Lo que pasa es que yo siempre le rendí al equipo. Siempre pude darle satisfacciones”

 

Destino de héroe. En el segundo partido de la final frente a Talleres por el Nacional 1977, después del empate a 1 en Avellaneda, Talleres le gana a Independiente 2-1, con un gol dudoso que derivó en la expulsión de tres jugadores rojos por protestar. Cerca del final, en una maniobra propia de su ingenio Bochini armó una jugada bárbara en doble pared con Bertoni y Biondi (los dos habían ingresado en el momento de las expulsiones) para clavar la pelota lejos del Mono Guibaudo.

Destino de héroe. En el segundo partido de la final frente a Talleres por el Nacional 1977, después del empate a 1 en Avellaneda, Talleres le gana a Independiente 2-1, con un gol dudoso que derivó en la expulsión de tres jugadores rojos por protestar. Cerca del final, en una maniobra propia de su ingenio Bochini armó una jugada bárbara en doble pared con Bertoni y Biondi (los dos habían ingresado en el momento de las expulsiones) para clavar la pelota lejos del Mono Guibaudo.

 

Aquel 25 de enero del 78 Bochini festejó como nunca un cumpleaños y luego del partido reconoció: “Fue uno de los días más felices de mi vida. No es común lograr empatar un partido con tres hombres menos, faltando tan pocos minutos y en una cancha tan difícil como la de Talleres”.

Aquel 25 de enero del 78 Bochini festejó como nunca un cumpleaños y luego del partido reconoció: “Fue uno de los días más felices de mi vida. No es común lograr empatar un partido con tres hombres menos, faltando tan pocos minutos y en una cancha tan difícil como la de Talleres”.

 

Se queda afuera de la lista de la selección para el Mundial 1978. “Creo que el puesto lo perdí solo, por falta de continuidad y porque en ese momento no estaba bien físicamente, pero hasta último momento creí que Menotti me llamaría”.

Se queda afuera de la lista de la selección para el Mundial 1978. “Creo que el puesto lo perdí solo, por falta de continuidad y porque en ese momento no estaba bien físicamente, pero hasta último momento creí que Menotti me llamaría”.

 

Una de las formaciones de Independiente, el año que salió campeón Nacional 1978 : Rubén Pagnanini, Héctor Baley, Osvaldo Pérez, Carlos Fren, Hugo Villaverde, Enzo Trossero. Abajo: Antonio Alzamendi, Omar Larrosa, Norberto Daniel Outes, Ricardo Enrique Bochini, Alejandro Esteban Barberón. El DT era Pastoriza.

Una de las formaciones de Independiente, el año que salió campeón Nacional 1978 : Rubén Pagnanini, Héctor Baley, Osvaldo Pérez, Carlos Fren, Hugo Villaverde, Enzo Trossero. Abajo: Antonio Alzamendi, Omar Larrosa, Norberto Daniel Outes, Ricardo Enrique Bochini, Alejandro Esteban Barberón. El DT era Pastoriza.

 

 

Nacional 1978. Un problema de contrato y un desgarro mantuvieron alejado a Bochini del comienzo del Torneo pero volvió en el tramo final con un nivel superlativo. En el partido final frente a River , después del 0-0 en el Monumental, el Bocha juega, según él, el mejor partido de su vida, anotando los dos goles. En la foto el primero de ellos.

Nacional 1978. Un problema de contrato y un desgarro mantuvieron alejado a Bochini del comienzo del Torneo pero volvió en el tramo final con un nivel superlativo. En el partido final frente a River , después del 0-0 en el Monumental, el Bocha juega, según él, el mejor partido de su vida, anotando los dos goles. En la foto el primero de ellos.

 

“El primer gol lo empezó Fren desde la mitad de la cancha. Se llevó a la rastra a dos o tres de ellos y cuando entraba al área me la metió justita, en el momento que yo picaba como número ocho, en línea recta. Apenas si acomodé la pelota y vi que tenía un hueco sobre la derecha de Fillol. Le di con la cara interna de derecha y con mucha fuerza. Fue muy lindo gol por la jugada de Fren”.

“El primer gol lo empezó Fren desde la mitad de la cancha. Se llevó a la rastra a dos o tres de ellos y cuando entraba al área me la metió justita, en el momento que yo picaba como número ocho, en línea recta. Apenas si acomodé la pelota y vi que tenía un hueco sobre la derecha de Fillol. Le di con la cara interna de derecha y con mucha fuerza. Fue muy lindo gol por la jugada de Fren”.

 

 

“El segundo también lo inició Fren, cuando recibió un saque de costado y tiró un centro pasado sobre la izquierda. Barberón le ganó el salto a Saporiti y cabeceo hacia el medio, en la entrada del área chica. Yo llegue sólo, justo para pegarle y colocarla”.

“El segundo también lo inició Fren, cuando recibió un saque de costado y tiró un centro pasado sobre la izquierda. Barberón le ganó el salto a Saporiti y cabeceo hacia el medio, en la entrada del área chica. Yo llegue sólo, justo para pegarle y colocarla”.

 

Festejo en el vestuario. Insaurralde, Bochini, su hermanito Hernán, Larrosa, Pérez. Baley, Pogany, Magallanes y Villaverde. Después de la ducha los rojos siguieron festejando.

Festejo en el vestuario. Insaurralde, Bochini, su hermanito Hernán, Larrosa, Pérez. Baley, Pogany, Magallanes y Villaverde. Después de la ducha los rojos siguieron festejando.

 

La síntesis de El Gráfico de la final del nacional 1978. Independiente bicampeón Nacional.

La síntesis de El Gráfico de la final del nacional 1978. Independiente bicampeón Nacional.

 

En la playa para una producción para El Gráfico. “No me preocupa la idea de irme a Europa. Vivo en Capital con Fermín y con Néstor, mi hermano mayor. Cuando deje el fútbol quizá decida quedarme en Buenos Aires. Al principio no me gustaba, pero conociéndola mejor estoy cambiando de idea”.

En la playa para una producción para El Gráfico. “No me preocupa la idea de irme a Europa. Vivo en Capital con Fermín y con Néstor, mi hermano mayor. Cuando deje el fútbol quizá decida quedarme en Buenos Aires. Al principio no me gustaba, pero conociéndola mejor estoy cambiando de idea”.

 

 

Si ustedes analizan detenidamente los movimientos de Bochini verán que el Bocha está jugando siempre. Aunque aparentemente no juegue. Se está moviendo, está avizorando la oportunidad, se está mostrando en un claro de la cancha y está listo para, aprovechar cada pelota que reciba, armando algo trascendente, algo decisivo (JUVENAL).

 

 

Frente a Juan Barbas de Racing. Los dos clásicos de Avellaneda del Nacional ’79 fueron increíbles: 3-2 para el visitante. Hubo un momento, a finales de los 70, en que llegaron a juntar sus presencias y su inspiración en el campeonato de la AFA varios números diez de altísima categoría: Maradona, Bochini, Norberto Alonso, Alejandro Sabella, el Pato Gasparini, el Tata Martino, el paraguayo Cañete.

Frente a Juan Barbas de Racing. Los dos clásicos de Avellaneda del Nacional ’79 fueron increíbles: 3-2 para el visitante. Hubo un momento, a finales de los 70, en que llegaron a juntar sus presencias y su inspiración en el campeonato de la AFA varios números diez de altísima categoría: Maradona, Bochini, Norberto Alonso, Alejandro Sabella, el Pato Gasparini, el Tata Martino, el paraguayo Cañete.

 

 

Diego Armando Maradona pasó su adolescencia admirando la forma en que Bochini la llevaba cortita y la pasaba metiéndola por el ojo de una aguja, eligiendo siempre lo más apropiado a cada circunstancia del juego. En la genial simplicidad con que resuelve Diego, invariablemente se advierte la poderosa influencia del modelo. Con los vitales agregados de su facilidad para inventar la jugada que no existe y pegarle con cualquier parte del pie para ponerla donde se le ocurre.

Diego Armando Maradona pasó su adolescencia admirando la forma en que Bochini la llevaba cortita y la pasaba metiéndola por el ojo de una aguja, eligiendo siempre lo más apropiado a cada circunstancia del juego. En la genial simplicidad con que resuelve Diego, invariablemente se advierte la poderosa influencia del modelo. Con los vitales agregados de su facilidad para inventar la jugada que no existe y pegarle con cualquier parte del pie para ponerla donde se le ocurre.

 

 

Un cambio de camisetas con Diego, en la Bombonera en el '81. Si todavía existen ¿que valor tendrán esas casacas hoy?

Un cambio de camisetas con Diego, en la Bombonera en el '81. Si todavía existen ¿que valor tendrán esas casacas hoy?

 

 

 

1983. Estas es una de las fotos preferidas de Bochini. Tenía 29 años. Sus maniobras siempre tuvieron el sello distintivo, el sentido de lo catedrático, la profundidad de lo filosófico.

1983. Estas es una de las fotos preferidas de Bochini. Tenía 29 años. Sus maniobras siempre tuvieron el sello distintivo, el sentido de lo catedrático, la profundidad de lo filosófico.

 

22 de diciembre de 1983. Este es el equipo de Independiente que derrotó a Racing 2-0 condenándolo a jugar en la B y, con solo un punto de ventaja sobre San Lorenzo, se consagró campeón Metropolitano 1983: Moriconi, Zimmermann, Trossero, Villaverde, Marangoni yClausen; Sanchez, Giusti, Burruchaga, Bochini y Percudani.

22 de diciembre de 1983. Este es el equipo de Independiente que derrotó a Racing 2-0 condenándolo a jugar en la B y, con solo un punto de ventaja sobre San Lorenzo, se consagró campeón Metropolitano 1983: Moriconi, Zimmermann, Trossero, Villaverde, Marangoni yClausen; Sanchez, Giusti, Burruchaga, Bochini y Percudani.

 

 

El partido frente a Racing se suspende por la invasión. Independiente es campeón Metropolitano 1983. Bochini es desvestido prolijamente por un grupo de hinchas, en una ceremonia de mal gusto que se hizo costumbre en nuestro fútbol.

El partido frente a Racing se suspende por la invasión. Independiente es campeón Metropolitano 1983. Bochini es desvestido prolijamente por un grupo de hinchas, en una ceremonia de mal gusto que se hizo costumbre en nuestro fútbol.

 

EL FÚTBOL DE BOCHINI. Esta fue la primera página de El Gráfico, del 27 de diciembre de 1983. Bochini conquistaba su tercer campeonato local a los 29 años.

EL FÚTBOL DE BOCHINI. Esta fue la primera página de El Gráfico, del 27 de diciembre de 1983. Bochini conquistaba su tercer campeonato local a los 29 años.

 

 

A los 30 años Bochini había ganado 3 copas Libertadores, 3 Interamericanas, 3 campeonatos locales, y una Intercontinental. Uno de los últimos desafios pendientes era jugar un Mundial. En la foto con el nuevo técnico de la Selección después de Menotti: Carlos Bilardo.

A los 30 años Bochini había ganado 3 copas Libertadores, 3 Interamericanas, 3 campeonatos locales, y una Intercontinental. Uno de los últimos desafios pendientes era jugar un Mundial. En la foto con el nuevo técnico de la Selección después de Menotti: Carlos Bilardo.

 

“¿Sabes una cosa? A mí no hay nada que me guste más que jugar al fútbol. Nada me provoca tanto placer. Lo siento, lo vivo y lo disfruto como si fuera un pibe con un juguete”.

Imagen de El álbum de Bochini. Parte III
Las fotos de El Gráfico

El álbum de Bochini. Parte III

La última parte de la trayectoria en fotos de un maestro sin par. Las maniobras de Ricardo Enrique Bochini siempre tuvieron el sello distintivo, el sentido de lo catedrático, la profundidad de lo filosófico.

Imagen de Las fotos de Boca – Argentinos
Las fotos de El Gráfico

Las fotos de Boca – Argentinos

Alejandro Del Bosco estuvo en La Bombonera para fotografiar los mejores momentos de un partido fundamental por el liderazgo de la Superliga. Con la presencia estelar de Riquelme, candidato a Vicepresidente.

Imagen de El álbum de Bochini. Parte II
Las fotos de El Gráfico

El álbum de Bochini. Parte II

Continúa la vida en imágenes del jugador inconcebible: físico pobre, escasa potencia de remate, nada de cabezazo y sin embargo fue un fenómeno del fútbol. Aquí repasamos sus títulos locales de 1977, 78 y 83.

DEJÁ TU COMENTARIO