Onside

Cecilia Carranza Saroli, pim, pum, pam

Por Redacción EG · 23 de junio de 2017

La campeona olímpica en yachting en respuestas cortitas y a toda vela.

En mi iPod suenan... cantautores españoles y argentinos: Ismael Serrano, Joaquín Sabina y Fito Páez. También, escucho música latina y en inglés.

Mi ídolo en la infancia era... Maradona. A nivel deportivo, me parecía una bestia. Me gusta el fútbol como deporte, pero sin fanatismo.

El mejor país que conocí por trabajo es... Australia; tiene dimensiones similares a las de la Argentina, está organizado y es civilizado.

Detesto... las injusticias desde chica. Entendí que el mundo está hecho de los polos opuestos, y las injusticias son uno de los polos del mundo.

Amo... la vida. Intento ir por la vida por el lado del amor y no por el del miedo.

Mi comida preferida es... el asado.

No me puede faltar... el mate. Lo llevo conmigo a todos los viajes.

En mi tiempo libre... me la paso con mi familia y mis amigos y voy al río.

Mi defecto es... no tener maldad a nivel deportivo.

Pocos saben sobre mí que... soy ansiosa. No puedo estar sin hacer nada.

Mi lugar en el mundo es... Rosario, porque está mi gente.

Le tengo miedo a... quedarme sin sueños.

No me duermo sin antes...reflexionar sobre el día y trato de hacer el ejercicio de agradecer.

Mi sueño es... seguir soñando. No importa qué, sino cómo.

 

Tiene el talento de los elegidos

A Cecilia le gusta que la mencionen a través de su apellido compuesto: Carranza Saroli. Nació el 29 de diciembre de 1986, en Rosario, y tiene 30 años. Su pasión por el yachting se la debe a Pancho. “Mi papá conserva su barco hace 50 años, que es una embarcación de madera de 1934. Al ir a un club náutico desde chica, me subieron arriba de un barco. A partir de ahí, me quedé unida al agua”, explica.

Junto a Santiago Lange, integra la dupla que hizo historia en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 tras conseguir la medalla dorada en la categoría Nacra 17. Aquel logro representa el punto más alto de su carrera deportiva. ¿Qué otros dos momentos te marcaron, Cecilia? “Cuando quedé cuarta, afuera del medallero, en Río 2007, mis primeros Juegos Panamericanos; y cuando gané el oro en los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011 (siempre en la clase Laser). Aprendí de la derrota y del triunfo”, devuelve.

El objetivo para este año es sencillo y complejo. “Quiero trabajar tranquila y sin ansiedad de cara a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020”, asegura.

Nota publicada en la edición de Mayo de 2017 de El Gráfico

DEJÁ TU COMENTARIO