Fútbol Argentino - Liga Profesional

Schiavi: “Guillermo trabaja más fuerte que el Vasco”

Por Redacción EG · 14 de junio de 2016

El ex jugador y actual entrenador de la Reserva de Boca dejó mal parado a Arruabarrena, comparándolo con el Mellizo.

 
Rolando Schiavi

Rolando Schiavi

 Dentro de la cancha, hubo una diferencia notoria. Desde la llegada de Guillermo Barros Schelotto al banco de Boca, el equipo juega con mayor intensidad y con una idea más marcada. Rolando Schiavi, DT de la Reserva, dio una entrevista con Radio Cooperativa y explicó lo sucedido comparando a los dos últimos entrenadores de la Primera: “Hay muchísima diferencia en la forma de entrenar, hoy se trabaja más fuerte, con otra intensidad. Guillermo trabaja más fuerte que el Vasco. Nosotros en la Reserva tenemos que tratar de estar en la misma sintonía que ellos”.

  El Flaco, que como jugador ganó 9 títulos en Boca (incluida una Copa Libertadores y una Intercontinental), analizó la situación de las inferiores xeneizes: “Tal vez no haya la calidad de jugadores de antes. Cuesta muchísimo encontrar el jugador distinto. No hay ninguno que marque la diferencia. Lo más difícil es mantenerse. Llegar, llegan. Pero en el último tiempo ninguno se afianzó. No puede ser que Boca no saque jugadores de inferiores. La última gran venta fue la de Paredes. Es algo a trabajar. Hoy se prioriza más ganar que formar. Eso afecta muchísimo”.

  Por último, Schiavi explicó los motivos de esta sequía en las divisiones juveniles: “Hoy un jugador está más pendiente de irse a Europa que triunfar en Boca. Y se mete la familia, el representante le llena la cabeza. Todos piensan que por estar tres partidos en Reserva ya tienen la obligación de pasar a la Primera. Pero la Primera no es fácil. Los representantes han hecho de este fútbol algo malo. Creo que no hay proyecto. Todas las inferiores deben pensar primero en formar y luego en ganar”. 

Temas en esta nota:

Imagen de ESCAPE SIN GLORIA
Fútbol Argentino - Liga Profesional

ESCAPE SIN GLORIA

A diferencia de otros clubes, donde los jugadores campeones parten vitoreados y con los brazos en alto, los del "Rojo" de avellaneda se marchan en silencio. Un club que se desarma y sangra.

DEJÁ TU COMENTARIO