Las Entrevistas de El Gráfico

2002. De profesión goleador

Por Redacción EG · 16 de enero de 2019

Una entrevista para EL GRAFICO a comienzos del 2002 donde Ernesto Farías ya se perfilaba como el gran goleador que terminó siendo, habla de su actualidad y qué objetivos tenía Estudiantes para ese año que empezaba.

Los 35 grados de sensación térmica provocan que la producción fotográfica se con-vierta casi en una tortura. "Creo que transpiré más ahora que en todo un entrenamiento", bromea. Sin embargo, nada puede perturbar el evidente buen humor y la alegría que reina en el búnker de Estudiantes. Ese que genera que todo se tome con mucha más tranquilidad y que cualquier cosa sea motivo de risa.

Pegó fuerte el 3 a O en La Plata. La victoria ante Gimnasia en el clásico platense versión verano generó un plus de expectativas por la campaña que pueda realizar Estudiantes en el Clausura que se viene. Y, para el Tecla, los primeros noventa minutos del año confirmaron su condición de goleador (dos contra los triperos en Mar del Plata), virtud que se expresa desde su debut (1998) en las conquistas de su equipo y en la tabla de artilleros del fútbol argentino.

-¿En tu caso en qué se diferencia este año de los anteriores?

-En pocas cosas. Lo que pasa es que cada día se aprende algo nuevo. Sumás experiencia, agarrás mañas. Por ahí por la cantidad de partidos jugados que tengo en Primera todavía soy chico, por eso sigue siendo fundamental conseguir cada vez más rodaje para que el día que llegue el turno de jugar afuera del país ya tenga la experiencia necesaria.

-Desde que debutaste, siempre jugaste. ¿Cómo se hace para estar siempre más allá de las circunstancias?

-Creo que en este fútbol tan competitivo en el que estamos, lo importante es pensar partido tras partido, mantener una conducta y trabajar para mejorar cada día un poco más. No creo que haya grandes fórmulas sino que la más sencilla es hacer lo mejor para el grupo y dejar todo en cada entrenamiento.

-¿En qué características del juego sentís que estás pasando por tu mejor momento y en cuál todavía te falta mejorar?

-En el campeonato pasado hice bastantes goles aunque futbolísticamente tuve partidos buenos, regulares y también malos. Por ahí ése fue el punto que tuve flojo. Pero bueno, no siempre se puede jugar bien y meter goles.

-Los goleadores son de tener momentos de altísimo rendimiento pero también de profundos bajones. En tu caso no se da porque siempre mantenés una regularidad bastante marcada en la cantidad de goles, ¿a qué se debe?

-No lo sé. Pero se da que en estos años siempre hice entre diez y doce goles. Por ahí puedo jugar bien, regular o mal pero la cantidad de goles por suerte siempre aparece y eso me pone bien.

El delantero nacido en Trenque Lauquen disputó 205 partidos en Estudiantes y convirtió 93 goles.

El delantero nacido en Trenque Lauquen disputó 205 partidos en Estudiantes y convirtió 93 goles.



-¿A qué lo atribuís?

-La suerte siempre es un factor de ayuda, pero no sirve descansar sólo en eso. A la fortuna hay que apoyarla y confiar en las condiciones que uno tiene y tratar de mejorarlas permanentemente. Con el trabajo continuo muchos detalles del juego se logran perfeccionar.

El Tecla es de esos jugadores que no des-cansan solamente en sus condiciones sino que siempre intentan mejorar su técnica a través del infalible y sencillo método de la práctica. "Creo que se nace goleador, pero siempre se puede aprender algo más como cabecear y perfeccionar la dirección en los remates", comenta.

-¿Pesa ser uno de los goleadores históricos del club?

-No, para nada. Lo que si se siente, sobre todo en la calle, es la presión de la gente. Cuando no andás bien o llevas una cantidad de partidos sin convertir, te piden los goles. No te piden huevo, ni que marques más, te piden goles. Pero todo pasa por lo que uno demostró en este tiempo que lleva jugando. Por eso es lindo estar en la historia grande del club. Sólo espero seguir haciendo muchos goles.

-La partida de Luciano Galetti y la llegada de Ezequiel Maggiolo provocó un cambio en la manera de jugar en el ataque, ¿te favoreció o te perjudicó?

-No sé si es mejor o peor. Es diferente. Con Galetti era distinto porque a Luciano le gusta mucho más jugar por los costados y entonces yo me encargaba más de quedarme adentro. Lo que pasa con Lechuga es que somos de las mismas características. Los dos cabeceamos bien, nos gusta tirarnos atrás y jugar más con la pelota, juntarnos con los volantes y no ir tanto por los costados. Pero nos hablamos mucho para tratar de entendernos. Lo importante es que cualquiera de los dos convierta porque significa que el equipo así va a sumar más puntos.

Las secuelas de la resonante victoria en el primer clásico del año se extienden por toda la Ciudad de las Diagonales. Por un lado, la preocupación de los de Gimnasia y, por el otro, la locura de los de Estudiantes que, ilusionados con la actuación de su equipo, ya sueñan con una resonante campaña en el Clausura.

-¿Hay un antes y un después del clásico para este equipo?

-No sé si un antes o un después. Lo que pasó es que la gente se entusiasmó con el partido que hicimos y se ilusionó con el equipo. Nosotros sabíamos de nuestro potencial antes del clásico pero este envión anímico nos viene bárbaro como para arrancar súper enchufados el torneo. Además, siempre es importante un resultado que confirme lo que uno cree que está capacitado para dar. Antes del encuentro nos pusimos un objetivo: terminar entre los cinco primeros. Y después del triunfo ante Gimnasia lo reafirmamos.

-El año pasado arrancaron mal pero terminaron levantando el nivel, ¿cuál es el verdadero Estudiantes?

-El de las últimas fechas. Tuvimos buenos partidos y otros malos y nos faltó regularidad. Si mantenemos el rendimiento de los últimos partidos, nos va a ir bien.

-¿Este es el año de Estudiantes?

-Creo que sí. Al menos se dan las condiciones necesarias porque este grupo tiene una base de jugadores que viene jugando junta desde dos o tres campeonatos atrás y no hubo ventas.

Ernesto ¨Tecla¨ Farías jugó el Mundial Sub-20 1999 para la Selección Argentina disputado en Nigeria.Ernesto ¨Tecla¨ Farías jugó el Mundial Sub-20 1999 para la Selección Argentina disputado en Nigeria.



-¿Qué es lo que más les cuesta?

-Por ahí nos falta mejorar cuando tenemos que dar algunos pasos decisivos. En el Clausura tenemos que tratar de no perder cada partido que tengamos que ganar sí o sí. No sé si nos falta concentración o no, pero tenemos que mentalizarnos para no dejar más puntos importantes en el camino.

-¿Cuáles son las mejores armas del equipo?

-Por lo que se vio contra Gimnasia, creo que tenemos una defensa sólida y firme. Además, cuando tuvimos las situaciones para convertir no las desaprovechamos y la contundencia es una característica vital para los torneos cortos.

-¿Quién está para pelear bien arriba?

-River y Boca siempre son candidatos y creo que San Lorenzo y Racing van a dar pelea.

-¿Y ustedes?

-Nosotros estamos como para pelear mano a mano con cualquiera. Tengo mucha confianza en este equipo y sé que podemos ganarle a cualquiera, por eso creo que es clave mantener una regularidad y arrancar con el pie derecho en este tipo de torneos que no te deja mucho margen para reaccionar.

-Imaginemos que estamos en mayo, ¿dónde está Estudiantes en la tabla final de posiciones?

-Como sueño, me gustaría verlo campeón. Pero sé que es difícil. Creo que lo veo entre los cinco primeros. A eso apuntamos.

 

POR HERNAN GIL Y HECTOR COLLIVADINO
Imagen de 2001. El mago ya dio 800 funciones
Las Entrevistas de El Gráfico

2001. El mago ya dio 800 funciones

Después de 18 campeonatos en la Liga Nacional, con 6 títulos de campeón y 5 lauros internacionales, Marcelo Milanesio le contaba a O.R.O., por qué decidió dejar de jugar.

Imagen de 2004. Falcioni 100X100
Las Entrevistas de El Gráfico

2004. Falcioni 100X100

Un mano a mano con cien respuestas imperdibles de Julio César Falcioni, para repasar orígenes, vida y obra como notable custodio de los tres palos primero y como director técnico después.

Imagen de 2004. El gol se le hizo carne
Las Entrevistas de El Gráfico

2004. El gol se le hizo carne

La historia increíble del artillero Claudio “Novillo” García, que a los 34 años y después de 14 jugando en Huracán de Tres Arroyos, llegó a Primera A tras lograr 4 ascensos en 7 temporadas.

DEJÁ TU COMENTARIO