¡Habla memoria!

Los grandes cracks (1920-1931): los Halves izquierdos

Por Redacción EG · 01 de marzo de 2019

Testigo inestimable de la época, Chantecler nos transporta a la segunda década del siglo XX para destacar las características de los mejores volantes izquierdos del fútbol argentino. Con fotos inéditas

Entre los halves izquierdos se destacaron en la época anterior al profesionalismo Célico, Solari, el veterano Elli, Fortunato, J. Urso, Orlandini, Alonso, Arico Suárez, Fossa, Chividini, De Mare y Arrese.

En la tercera época de nuestro fútbol terminarnos de apreciar cuán pródiga fué en excelentes centre halves. No lo fué tanto en halves izquierdos, pero si algo más que en halves derechos, puesto acaparado por unas cuantas figuras sobresalientes.

En los comienzos de esa etapa de nuestro fútbol, la más brillante de todas en acontecimientos internacionales, habían ya desaparecido hombres de la talla de Badaracco, Ventureira, Pepe y Felisari, y hubo que dirigir la mirada hacia nuevas figuras que los reemplazaran en las luchas de nuestros teams representativos y en la admiración popular.

EMILIO SOLARI Y LUIS CELICO

Emilio SolariEmilio Solari

 

En los dos sectores en que se hallaba dividido nuestro fútbol, surgieron esas dos figuras esperadas. Fueron ellos: en la Asociación Argentina, Emilio Solari, de Nueva Chicago, y en la Asociación Amateurs, Luis Célico, de Atlanta. Ambos eran poseedores de grandes aptitudes y llenaron con brillo y utilidad los puestos que les fue ron confiados. Quizá Célico tuvo mayor número de adeptos en nuestros fields, pero el que tuvo mayor resonancia internacional fué Solari, que participó en las grandes contiendas contra los uruguayos, en los campeonatos sudamericanos y frente a vascos, checos, italianos, etcétera.

Solari era un jugador sobrio y modesto por donde se lo buscara; no jugaba para su lucimiento, sino para el rendimiento del equipo y por ello se concretaba a obedecer a las instrucciones que se le daban, de marcar a un hombre o un ala, de apoyar al centre hall o a determinado delantero o back. Siempre se ajustaba a ellas con sentido de la disciplina y durante los 90 minutos de juego no cedía en su entusiasta empeño de vigilar a los adversarios o apoyar a los compañeros determinados de antemano. Cuando se hacia el elogio de los jugadores que más se hablan distinguido, difícilmente se le mencionaba, pero cuando se debía elegir el nuevo combinado, Solari era nuevamente designado sin oposición alguna. Es que reconocía su utilidad para el equipo y se sabía que habría de responder ampliamente, aunque su juego no luciera y los críticos no repararan en sus grandes aptitudes. El mismo siempre decía que era el hombre menos valioso del equipo, pero que ponía en, la brega todos sus entusiasmos y energía para contribuir al éxito final.

Luis Celico

Luis Celico

Su acción fué así oscura, pero no por ello menos eficiente, y cuando todavía hoy se lo recuerda con cariño es para hacerle una justicia que en vida poco se prodigó para exaltar virtudes que antes no resonaron en el clarín de la fama.

Luis Célico, por el contrario, fué una figura vigorosa y brillante, por su fuerte contextura y sus jugadas espectaculares. Formó parte de la celebrada línea Matozzi, García y Célico, que durante varios años defendió con eficacia los colores de la Amateurs, siendo, incuestionablemente, un valor ponderable por sus múltiples recursos y acción dinámica y valiente.  

 

ELLI Y FORTUNATO

Alfredo Elli

Alfredo Elli

Desde la segunda época venía actuando otro hall izquierdo, sobrio y consciente, en las filas de Boca Juniors, muy apreciado en su club, pero poco llamativo para ser tenido en cuenta en los internacionales. Ese jugador fué Alfredo Elli, de larga, eficaz y caballeresca actuación. Cuando este jugador declinó, Boca Juniors le buscó un reemplazante y lo encontró en un destacado jugador de las filas de Sportivo Barracas, que era Mario Fortunato. El nuevo half izquierdo boquense dió los resultados que se esperaban y aún las superó, tanto que fué elegido para los teams internacionales jugando al otro lado de Medite, su compañero de team. Fortunato fué un jugador consciente en el apoyo y de notable eficacia en la defensa; poseedor de un gran dominio de la pelota, su quite seguro y gambeta eficaz los empleó para servir al compañero mejor colocado antes que usar el despojo sin medida, y unió a estas virtudes, un dinamismo ponderable y una valentía que lo hicieron siempre un rival bravo, que más producía cuanto más difícil se le presentaba su labor.

Mario Fortunato

Mario Fortunato

Jacobo Urso

Jacobo Urso

JACOSO URSO

Entre los cracks que desfilaron por San Lorenzo de Almagro, hay uno aureolado por la tragedia: Jacobo Urso. Actuó en la época en que comenzó la notoriedad del nuevo club del círculo privilegiado, jugando de half izquierdo, al lado de su hermano Antonio que, a la sazón, actuaba de centre-half. Por la rica variedad de sus quites y denodado entusiasmo, Jacobo Urso mereció ser designado en equipos representativos de la Amateurs y cuando se hallaba en lo mejor de su carrera, en un partido por su club contra Estudiantes, sufrió un fuerte golpe y a pesar de los intensos dolores que debió sentir siguió jugando hasta el final de ese match, Como los dolores persistían y no se podía tener en píe, fué revisado por un médico y trasladado a un hospital, donde se comprobó que habla sufrido la rotura de un riñón y que, por haber seguido en el juego, el mal se había agravado considerablemente. No obstante los solícitos cuidados que se le prodigaron, días después Jacobo Urso moría en pleno vigor y juventud, víctima de su propio entusiasmo y valentía. El recuerdo de sus brillantes cualidades y su trágico fin se conserva indeleble en la memoria de los hinchas de San Lorenzo y en la de todos los aficionados de hace 15 años atrás.

 

ORLANDINI Y ALONSO

Orlandini

Orlandini

Sportivo Buenos Aires, simultáneamente  con Bartolucci, dió al fútbol otra figura estimable en su half izquierdo Orlandini, cuyas excelentes cualidades le permitieron ser designado muchas veces en lbs teams representativos, no obstante pertenecer a un club humilde y sin padrinos. Modesto y eficaz, jugó siempre con entusiasmo, y cuando fué necesario actuó de back con el mismo o mayor brillo que lo hiciera de half. Después de la Olimpíada de Amsterdam, a la que fué en calidad de suplente, acompañó a otros players argentinos en su éxodo Italia, donde sus servidos fueron útiles al Club Genoa.

Alonso era, a su vez, un batallador y científico half de San Fernando, que también fué designado muchas veces en teams representativos de la Asociación Argentina y también más tarde cuando el fútbol se unificó. No fué una figura de las que alcanzaron la más alta cumbre, pero sin duda alguna fué un elemento valioso y destacado, digno de ser recordado en esta selección de los hombres de cada época.

 

ARICO SUAREZ

Arico Suárez

Arico Suárez

Es de los jugadores más veteranos entre los que se mantienen en actividad, el viejo jugador de Boca, que inició su larga y exitosa campaña en F. C. Oeste. Se llama Pedro A. Suárez, pero todos lo conocen por Arico, y aunque nacido en España se le debe considerar argentino, pues vino de muy chico y se hizo jugador aquí. Tanto se distinguió en la defensa de la casaca verde, que en cuanto Fortunato no pudo seguir actuando las miradas de los dirigentes de Boca se dirigieron hacia él y fué acaparado para no dejar más la defensa de la nueva casaca, que viste desde hace más de 10 años. Desde entonces a la fecha, intervino en muchas contiendas Internacionales contra los uruguayos, en los campeonatos sudamericanos y en el mundial de 1930, en el que no sólo jugó bien, sino que fue en la final donde la mayoría de los nuestros re achicaron, uno de los pocos que conservaron toda su entereza y espíritu de lucha.

 

FOSSA Y CHIVÍDINI

Chividini

Chividini

Dos jugadores más tuvo San Lorenzo de categoría internacional en este puesto: fueron ellos Fossa, hecho en las filas del club desde divisiones inferiores y Chividini, oriundo de Tucumán, y que se distinguió en el Campeonato Argentino defendiendo los colores de Santa Fe hasta merecer ser designado para el Campeonato Mundial. Ambos fueron de distintas características. Fossa, un jugador recio y batallador, lleno de voluntad y valentía para la lucha, no poseía recursos técnicos estilizados y era más bien considerado mediocre en este aspecto, pero fué valorado por su dinamismo y espíritu combativo, que lo hacían un elemento imprescindible para las luchas de mucha responsabilidad, pues se sabía que cuando los otros desmayaban él se agigantaba. Chividini, en cambio, era un jugador técnico de muchos recursos en el quite y un sentido eficaz en el apoyo, que en un momento dado llegó u producir performances muy brillantes y valiosas, Especialmente tenía la habilidad de ejecutar los tiros libres

 

DE MARE Y ARRESE

ANTONIO DE MARE EN LA TAPA DE EL GRÁFICO N° 571 EN 1930ANTONIO DE MARE EN LA TAPA DE EL GRÁFICO N° 571 EN 1930

De Mare y Arrese, actualmente aquél en divisiones inferiores de Racing y el último half derecho de San Lorenzo, tuvieron una actuación lucida en otros tiempos Aquél no sólo en Racing, sino en la defensa de los colores nacionales, produjo performances valiosas por su dinamismo y su excelente noción en el quite y en el apoyo, y Arrese, de acción más firme, se distinguió en Platense como digno sucesor de Felisari, mereciendo muchas veces ser designado en los teams representativos como ha ocurrido en alguna ocasión durante el profesionalismo.

 

 

Por CHANTECLER (1938)

Temas en esta nota:

Imagen de 1937. Recuerdos de un antiguo ciclista
¡Habla memoria!

1937. Recuerdos de un antiguo ciclista

Luis Ceroude, ganador en otros tiempos de campeonatos de velocidad y resistencia en ciclismo, rememora una época en la que, al no haber automóviles, la frase utilizada era: "Más rápido que bicicleta".

Imagen de El destino, la pelota y yo - Capítulo XXI
¡Habla memoria!

El destino, la pelota y yo - Capítulo XXI

Por José Manuel Moreno. Último capítulo de la brillante entrega presentada en 1959. A pura emoción y nostalgia, el Charro cuenta sobre el final de su carrera… y que a lo mejor, no había terminado del todo.

Imagen de 2000. ¿Por qué soy árbitro?
¡Habla memoria!

2000. ¿Por qué soy árbitro?

Son los más insultados por los hinchas, son los que tienen que tomar decisiones fundamentales en fracciones de segundo, en esta nota cuentan por qué decidieron vestirse de negro e impartir justicia.

DEJÁ TU COMENTARIO