Onside

Gustavo Fernández, pim, pum, pam

Por Redacción EG · 31 de marzo de 2017

El quinto jugador en el ranking del tenis adaptado en respuestas cortitas y… ace.

En mi iPod suena... música romántica: soy arjonero. Me gusta lo que hace Ricardo Arjona.

Mi ídolo en mi infancia era... Allen Iverson, la estrella de la NBA.

El mejor lugar que conocí por trabajo es... París. Es muy linda la ciudad y es la sede de Roland Garros, donde me fue bien.

Tuiteo sobre... Boca. Aunque venimos jodidos últimamente, le tengo fe.

Me encanta... el básquet.

Detesto... no poder disfrutar de mi familia y de mis amigos durante el 60 o el 70 por ciento del año.

Mi comida preferida es... los ravioles de verdura de mi abuela, la Negrita. Hace una salsa que no tiene comparación. Son fuera de serie.

Mi bebida favorita es... Pritty limón.

No entiendo nada sobre... política. Entiendo sobre casi todo, pero de eso no.

Mi defecto es... que soy muy impulsivo.

Pocos saben sobre mí... que soy hartante, quisquilloso. Creen que soy tranquilo, pero nada que ver.

Mi lugar en el mundo es... Río Tercero.

Le tengo miedo a... los aviones. ¡Y tomó 60 aviones al año!

No duermo sin antes... ver Friends.

Mi sueño es... en lo deportivo, llegar a ser entrenador de básquet. Y en lo más profundo, formar una familia y disfrutarla.

Una estrella internacional
Su primer torneo internacional lo obtuvo en Chile, durante 2009, cuando tenía 15 años. “Eso me cambió la cabeza, empecé a mirar el ranking y a pensar en ir por más”, recuerda. En 2011, en Bélgica, derrotó por primera vez a un Top Ten. En Japón 2012 superó al entonces Nº 1 del mundo. Ganó la medalla de oro en los Juegos Parapanamericanos de Guadalajara 2011 y de Toronto 2015. Además, fue campeón de Wimbledon 2015, en dobles, y de Roland Garros 2016, en singles.

Nota publicada en la edición de septiembre de 2016 de El Gráfico

DEJÁ TU COMENTARIO