¡Habla memoria!

Mariano Toedtli

Por Redacción EG · 04 de septiembre de 2014

Delantero cordobés, formado en el ascenso y de fugaces pasos en Primera por Newell’s y Huracán. En el verano de 2000 viajó a Europa y se convirtió en ídolo en el under español: jugó en Sevilla, Recreativo, Salamanca, Poli Ejido y Cádiz.

Un fenómeno extraño involucró a los jugadores de Huracán durante la temporada 1999/2000. A pesar de la mala campaña, muchos de ellos, jovenes promesas, partieron a Europa buscando posibilidades que en el fútbol argentino no encontrarían. Así fue como Pablo Brandán terminó en Deportivo Alavés, Pablo Calandria en Olympique de Marsella, Gastón Casas en Real Betis y Mariano Ramón Toedtli, un ignoto delantero de corto recorrido en el espacio local, en el Marítimo de Portugal.

Toedtli, atacante cordobés formado en el ascenso en Douglas Haig de Pergamino y Cipoletti de Río Negro, dio el salto a Primera División para jugar en Newell’s. Sin embargo en la Lepra no llegó más allá de la categoría de Reserva y en 1998 fue tranferido a Huracán. En el Globo, relegado por Daniel Montenegro, Gastón Casas y Sixto Peralta, jugó apenas un puñado de partidos y se fue a probar suerte a Europa.

Su primera escala fue en el Marítimo de Portugal, club en el que cumplió una buena labor y fue transferido al Salamanca español. En la Liga ibérica emprendería un lago derrotero que incluiría estadías en Sevilla, Recreativo de Huelva, Polideportivo Ejido y Cádiz.

Sus goles fueron vitales para evitar los descensos de Recreativo y Ejido, y todavía se lo recuerda en España por sus dos goles al Barcelona, en una goleada 3-0 del Sevilla sobre los catalanes en la temporada 2002/2003.

Toedtli se retiró definitivamente del fútbol en julio de 2010, dejando un legado de 243 partidos y 60 goles en la Segunda División de España. Sus números lo sitúan como uno de los extranjeros con más partidos jugados en la categoría de plata del fútbol español.

Por Matías Rodríguez
Imagen de 1945. Remigio y Mathieu
¡Habla memoria!

1945. Remigio y Mathieu

Remigio Saavedra, mendocino. Mario Mathieu, entrerriano. Como compañeros de equipo o adversarios fueron los ases del ciclismo nacional en caminos y pistas en los ’30 y 40. Un homenaje de Borocotó

Imagen de 2004. Cómo me voy a olvidar
¡Habla memoria!

2004. Cómo me voy a olvidar

Calderón y Mazzoni surgieron del ascenso, fueron compañeros en Independiente con Burruchaga quien después los dirigió en Arsenal. Los caminos paralelos de dos ídolos de Estudiantes.

Imagen de Alfredo Garassini era Boca
¡Habla memoria!

Alfredo Garassini era Boca

Nació en la Boca, vivió para Boca y murió estando con Boca. Garassa fue centro, nervio, acción, amistad, uno de esos tipos únicos, de esos que cuando nacen se rompe el molde para que no haya otro igual.

DEJÁ TU COMENTARIO