(sin categoría)

Osvaldo no tiene paz

Por Redacción EG · 13 de mayo de 2016

Molesto por el poco tiempo que jugó, se retiro enojado de la cancha y fumó en el vestuario. Sus horas en Boca estarían contadas.

La pesadilla de Daniel Osvaldo parece no tener fin. Ayer volvió a jugar al fútbol luego de su lesión en el pie derecho pero, lejos de tomarlo como una buena noticia, el polémico delantero lo transformó en un escándalo. Molesto por los pocos minutos que jugó, se retiró rápido, enojado y sin saludar a la gente. Para colmo, en el vestuario habría encendido un cigarrillo, lo que despertó el asombro de sus compañeros y la furia del cuerpo técnico.

 

OsvaldoOsvaldo

“Me sentí bien. Los 5 minutos que jugué estuve bien”, respondió con ironía Osvaldo cuando le consultaron por su confusa retirada del campo de juego. Un jugador que rindió tan poco (en cantidad y calidad de partidos) en un club que hizo un esfuerzo grande por traerlo, no debería tener estas actitudes. A Guillermo Barros Schelotto se le está terminando por la paciencia y le habría pedio a Daniel Angelici que sancione al delantero.

  Hasta Carlos Tevez, amigo personal de Osvaldo, habría discutido su ex compañero en Juventus, pero junto con los otros referentes del plantel, Agustín Orión y Daniel Díaz, habría hablado con el Mellizo para intentar calmar los ánimos. Así, el atacante que representa a la selección italiana termina una semana en la que fue título en todos los medios de espectáculos por un nuevo conflicto con su pareja, Jimena Barón, y la aparición de fotos en las que se lo ve desnudo. 

  No se sabe si Guillermo le dará una última oportunidad a Osvaldo. Pero a los 30 años, si todavía quiere triunfar en Boca, deberá enfocarse en su trabajo, evitar los escándalos y esforzarse en los entrenamientos para ganarse un lugar adentro de la cancha.

Temas en esta nota:

DEJÁ TU COMENTARIO