Conmebol Libertadores

Quién es Agustín Ojeda, el pibe maravilla que brilló en la heroica clasificación de Racing

Con 19 años y en su segundo partido como titular, Trapito descolló y fue la clave del equipo de Fernando Gago para lograr un triunfo histórico.

Por Panqui Molina ·

11 de agosto de 2023

"PREGUNTA PARA AGUSTÍN. La otra vez, Fernando comentó que no habías estado un tiempo con la Primera porque...". Habían pasado minutos de la heroica clasificación de Racing a los cuartos de final y una pregunta transformó la alegría en tensión en la sala de conferencia del estadio de la Academia. 

 

La interrupción de Fernando Gago a la pregunta que le hicieron a Agustín Ojeda
 

Agustín no es otro que Agustín Ojeda, el juvenil de 19 años que con determinación, guapeza y desequilibrio se adueñó del equipo en su segundo partido como titular. Y Fernando es el mismísimo Gago, quien días atrás había dicho: "Agustín tuvo un error, sinceramente, y se tuvo que ir a entrenar con Reserva. Aprendió y ahora está jugando en Primera. Es parte del proceso formativo y de la enseñanza".

Ojeda bajó la cabeza, como quien quiere desentenderse de la situación, y el que tomó la posta fue Gago. "No, no se lo permito contestar", dijo el entrenador. "Pero quiero preguntarle qué cambió", insistió el periodista.

"¿Qué cambió? Dar vuelta la página y seguir. Me equivoqué y supe reponerme. Dar vuelta la página y seguir", contestó algo nervioso Ojeda, el chico del momento, una de las figuras en la victoria 3-0 que significó la clasificación a los cuartos de final de la Copa Libertadores, en donde enfrentará a Boca. 

Axel Agustín Ojeda nació en Rosario el 19 de junio de 2004. Surgido del Predio Tita Mattiussi, el mismo que moldeó a dos campeones del mundo en Qatar como Rodrigo De Paul y Lautaro Martínez, Trapito, apodado así por su contextura, llegó a Racing en 2016, cuando tenía 12 años.Vivió en Casa Tita, la pensión del club, hasta hace un mes. Se graduó en el Colegio Racing Club y luego de firmar contrato como profesional se fue a vivir a un departamento con su papá en Lanús.

 

Imagen Agustín Ojeda, la joya de Racing que se formó futbolísticamente en el Predio Tita
Agustín Ojeda, la joya de Racing que se formó futbolísticamente en el Predio Tita
 

Formó parte del proceso de las Selecciones Juveniles, con la Sub 15 en 2019 y con la Sub 20, bajo las órdenes de Javier Mascherano, en donde se consagró campeón de un cuadrangular disputado en Uruguay el año pasado. 

Racing lo captó en un Torneo Regional de Rosario y se lo trajo junto a Lautaro Ronchi, juvenil que a principios de año, en medio del receso, fue baleado en la cabeza en las calles del barrio de La Tablada. 

La Academia no necesitó de su explosión para blindarlo. Un mes antes del partido que lo hizo saltar al estrellato firmó contrato hasta diciembre de 2026 con una importante cláusula de 16 millones de dólares. Si bien todavía es prematuro para sacar conclusiones, es posible que después del partido que jugó contra Atlético Nacional alguien considere que el valor de la rescisión sea bajo.

 

Imagen Agustín Ojeda, de la categoría 2004, firmó contrato con Racing hasta 2026 con una cláusula de 16 milones de dólares (FOTO: RACING)
Agustín Ojeda, de la categoría 2004, firmó contrato con Racing hasta 2026 con una cláusula de 16 milones de dólares (FOTO: RACING)
 

Su bautismo de fuego lo tuvo el 14 de marzo del año pasado, en la goleada de Racing por 4-0 ante Atlético Tucumán en condición de visitante. Con el resultado a favor, Fernando Gago aprovechó para darle 11 minutos en su primera vez, en reemplazo de Enzo Copetti.

Desde entonces, Gago lo llevó a fuego lento y tuvo poco rodaje. El 25 de julio pasado fue titular por primera vez en la victoria 3-1 ante Central Córdoba en Avellaneda y se dio el lujo de marcar su primer gol con la camiseta de Racing.

Contra Atlético Nacional fue la llave para destrabar una serie que se había presentado adversa. Hizo un surco por el carril derecho, volvió locos a los colombianos a pura gambeta, marcó el segundo gol luego de una corrida frenética y participó en la acción del tercer tanto, el de la clasificación. 

A los 18 minutos del segundo tiempo cayó desplomado en el medio del campo, retorcido del dolor. Pidió asistencia para elongar las piernas y debió ser reemplazado. Se fue en medio de una ovación, con la satisfacción del deber cumplido.

El jugador del futuro ya es presente y tuvo su noche consagratoria para pasar a estar en boca de todos. 

FOTO DE PORTADA: FOTOBAIRES