Las Entrevistas de El Gráfico

2002. NORBERTO ALONSO 100x100

Por Diego Borinsky · 04 de enero de 2022

Uno de los máximos ídolos de River Plate no esquivó ninguna pregunta: lúcido, sarcástico, inteligente y ácido. Un auténtico Beto Alonso

1 ¿Volviste a ver a Santilli después de las elecciones?

No. La última vez que lo vi fue el día de la elección: se fue y nos dejó a mí y a Fito Cuiña para que diéramos la cara. Antes de terminar la votación, lo busqué y sólo vi a su secretario. “¿Dónde está Hugo?”, le pregunté. “Se fue a la casa a bañarse y venía para acá”, me contestó. Ahí me di cuenta de que habíamos perdido. Todavía lo estoy esperando al gran cabeceador. Si en todas las reuniones políticas parecía que el gol de cabeza en La Bombonera lo había metido él. Lo que hizo fue una falta de respeto.

2 ¿Te arrepentís de haber sido su candidato a vicepresidente?

No me arrepiento, porque siempre pienso bien de la gente, aunque, por ahí, el error es ése: que siempre pienso bien de la gente. Eso sí: puedo mirar a la gente con la frente alta, cosa que muchos no pueden hacer.

3 Si te lo cruzaras hoy, ¿qué le dirías?

El me tiene que decir cosas a mí. Primero, me debería agradecer por los votos que le llevé. Después, pedirme una disculpa por haber hecho eso con una persona frontal como yo, porque me parece que algo hice en la institución, mientras que de él no se puede decir lo mismo.

 

El Beto Alonso, frontal como es su estilo.

El Beto Alonso, frontal como es su estilo.

 

4 ¿Qué le dijiste a tu amigo Merlo cuando salió campeón con Racing?

Lo llamé enseguida y lo felicité, pero le dije la verdad: que el equipo jugaba horrible. A mis amigos les digo la verdad. Igual, lo importante era cortar la racha de 35 años.

5 ¿A D’Alessandro le calza bien la 10 de River?

D’Alessandro no es conductor. Para mí no es el diez generoso, el que te va a dejar cara a cara con el arquero. Es un jugador diferente, pero va a tener que improvisar mucho porque con un solo tipo de jugada no le alcanza. Va a tener que mejorar en ese aspecto y cuidarse como profesional. Son palabras de un tipo que pasó por esto y que sabe que si arrancás para otro lado, que no fue mi caso porque tuve la cabeza con un equilibrio para hacer otro tipo de cosas, se te complica.

6 ¿Sos un resentido? Muchos te achacan el hecho de tirar mierda todo el tiempo.

Yo soy un tipo frontal, siempre fui igual, nada más que antes declaraba y jugaba los domingos. Ahora no me quedó la pelotita, ésa es la única diferencia. Siempre fui igual para declarar. El que dice que soy un resentido no me conoce un carajo.

7 ¿Cuál partido homenaje fue mejor: el tuyo o el de Francescoli?

Sé cómo fue el mío, el de Francescoli no lo vi porque estaba jugando al golf. Lo mío fue con el corazón puro de la gente, 80.000 almas, no 50.000 o 60.000.

8 ¿Estabas ofendido porque no te invitó a jugar?

Para nada, no me ofendo por pelotudeces.

9 ¿Está bien que Pellegrini siga en River?

Sí, le tienen que dar continuidad seis meses más. No estuve de acuerdo con algunas de sus declaraciones, como eso de que no era obligación ganar el torneo. River tiene que pelear todo, si no significa que no conocés el club. Pellegrini está algo desacomodado, lo vi muy apichonado en el banco, y también en determinadas situaciones con los jugadores: ¡con alguno hay que enojarse, viejo! A Pellegrini le falta enojarse un poco.

10 ¿Creés que va a cumplir el contrato sí o sí o que si arranca mal no va a resistir la presión?

Mientras siga diciendo que está todo bien, en esta selva se lo van a seguir devorando. No está todo bien, vos tenés que darte cuenta de que no está todo bien. Y eso lo tenés que decir.

11 ¿Por qué trabajaste de caddie cuando eras chico?

Porque quería aportar unos manguitos para ayudar a mis viejos. Empecé a los 7 años, y lo hice bastante tiempo, en CUBA, a tres cuadras de mi casa: cortaba el hoyo, que en ese momento era el cuatro, y ahí arrancaba.

12 ¿Ramón Díaz sabe algo de fútbol o sólo tiene suerte?

Mirá, el tipo que jugó profesionalmente, si no le quedó algo, quiere decir que es muy duro. O sea: golpeás y es una roca.

13 ¿Se parecen Ramón y Angelito Labruna, como dicen muchos?

El que dice que se parecen está mirando el fútbol de espaldas.

14 ¿Por qué pregonás un tipo de fútbol pero cuando estuviste con Merlo de técnico en River el equipo jugaba otro?

Cuando llegamos, le hablé a la gente con transparencia: dije que necesitábamos revertir a lo que el jugador de River se había acostumbrado: a perder. Dije que la idea sería conservar el cero en nuestro arco y que cuando recuperaran la confianza, el equipo iba a aparecer. Y fue así. Se ganó la Liguilla, quedamos a un punto del primero y después se llegó al campeonato.

15 ¿Por qué Menotti no gana un título desde 1983?

Vos me hacés cada pregunta… Lo único que puedo decir es que cuando agarramos River con Mostaza, después de Menotti, los jugadores estaban fusilados físicamente, sólo se entrenaban a la tarde. Alguna falla tiene que haber en Menotti, porque dirigió a todos los grandes. En realidad la sé pero no la quiero decir.

16 ¿Hernán Crespo no quedó libre de River por vos?

A Crespo lo habían dejado libre. Tenía 15 años y ya se había ido a probar a Argentinos. Un día vino Jorge, su padre, a quien conocía porque vivía cerca de casa, y porque, además, Hernán jugaba en la misma categoría que mi hijo Norberto, y me pidió si podía hacer algo. A Hernán lo veía jugar seguido y me llamaba la atención de que en 10 minutos tenía más oportunidades de gol que el que jugaba 80. Así que encaré a un dirigente, primero, y al coordinador de inferiores, después, y le dije que ese chico no estaba para quedar libre.

17 ¿Cómo eran las peleas con Aragón Cabrera?

Cuando me enojaba, le pedía disculpas pero me retiraba. Los dirigentes tenían quilombo conmigo porque me querían arreglar por poca guita y después iban y gastaban un montón en jugadores de afuera. Recuerdo una agarrada, antes de una gira para jugar contra el Real Madrid, en el 75. Se corría la bola de que me querían comprar, y yo sabía que habían hecho la gira por eso. Querían que fuera yo sí o sí, entonces le pedí a Aragón una plata más. Me dijo que no, yo le contesté que no viajaba y me quedé en Polvorines. Al final tuvo que poner la plata pero me dijo: “Lo hago con una condición, que no les diga nada a sus compañeros”. Agarré la guita y lo primero que hice fue reunirlos a todos para avisarles. Se enojó.

 

Alonso "tirando facha" en la entrada del Monumental.

Alonso "tirando facha" en la entrada del Monumental.

 

18 ¿Alguna vez le dijiste “no” a un técnico?

En el 72, Osvaldo Diez me quería hacer correr al cinco contrario. Yo le dije: “Usted me conoce de inferiores, si cree que puedo cumplir esa función, yo pruebo, pero no me veo”. Probé y me sentí un pelotudo, una mierda. Terminé la práctica con una tristeza… Le di la camiseta y le dije: “Ponga a quienquiera, yo esta función no la puedo hacer. Para mí, el cinco contrario se tiene que preocupar por mí, no yo por el contrario”. Me mandó al banco, me hacía entrar en los segundos tiempos y pum, a cobrar. Ahí inventó que tenía el as de espadas en el banco. Entonces se juntaron un par de socios y le plantearon: “Si tenés el as de espadas, ¿por qué no lo ponés de entrada?”. Se tuvo que ir.

19 ¿Cómo festejaste el día que salieron campeones en el 75, cuando los profesionales estaban de huelga y los pibes salieron a jugar por ustedes?

Escuché el partido en casa, hablé con algunos compañeros y me fui a dormir. Esa huelga fue obra de ex futbolsitas que habían pasado por River y estaban en Agremiados, y que se habían quedado con la leche de ganar un título. Yo veía venir esa injusticia.

20 ¿Por qué jugaste tan poco en el Mundial 78?

Jugué los 20 minutos finales contra Hungría y participé en el gol del triunfo, que fue clave para clasificarnos. Contra Francia, Poncini le dijo a Menotti al final: “Metelo ahora, que se nos viene la noche”. Entré y cuando corrí a un rival me desgarré. Me pasó de buen tipo, porque si soy un guacho hago precalentamiento y me cuido yo. Ahí se me terminó el Mundial.

21 El mejor técnico argentino hoy. Bianchi.

Hace fácil lo difícil.

22 ¿Quién era el verdadero caudillo del equipo del 86 que ganó todo?

No había uno solo: Gallego, Ruggeri, Nery y yo opinábamos mucho. Una vez hablamos por todos lados, llegamos hasta Santilli para que cambiara el mediocampo contra Argentinos en el Monumental: nada de lirismo, yo no quería volver a perder la Copa. Tocamos por todos lados, pero el Bambino no quiso saber nada. Perdimos 2-0 y fuimos a un desempate.

23 ¿Qué sentiste cuando le metiste un gol a River jugando para Vélez?

Fue el gol más triste de mi carrera. La gente de River coreaba mi nombre. Yo estaba como shockeado, cuando me iba saludé al Pato y todo el viaje del Monumental a mi casa lo hice llorando.

"El gol que le hice a River jugando para Vélez fue el más triste de mi carrera. Todo el viaje del Monumental a mi casa lo hice llorando".

"El gol que le hice a River jugando para Vélez fue el más triste de mi carrera. Todo el viaje del Monumental a mi casa lo hice llorando".

24 ¿Cómo te reciben los 50?

Bien, con ganas de seguir dejando cosas. Mis opiniones no son críticas y siempre las hago con buena intención.

25 ¿El Alonso técnico ya fue?

Nunca se puede decir nunca. Sí digo que sólo sería técnico de River, no de otro club.

26 ¿Cómo surgió la destreza de tu pierna izquierda?

Mi viejo fue el que me insistió para que le pegara con la izquierda, porque decía que los zurdos se destacaban más. La gente no lo puede creer, pero yo soy derecho para todo. Apenas empezaba a caminar, mi viejo me hacía parar sobre la derecha y pegarle de zurda en el fondo de mi casa, donde tendía la ropa mi vieja, donde estaban plantados un pomelo y una mandarina. Incluso puso una soguita, con una pelota de trapo, y nos hacía saltar a cabecear. Y cada vez la subía un poquito más. Así perfeccioné el cabezazo.

27 ¿Es cierto que casi quedaste libre en River?

Mi viejo me contó que un técnico me quiso dejar libre para agarrarme después por otro club, creo que Atlanta.

28 ¿Quién es el mejor jugador argentino hoy?

Saviola. Me encanta su personalidad, aunque no hable mucho. También la explosión y la repentización para cambiar la jugada. Define como pocos.

29 ¿Cómo fue cuando casi pasás a Boca?

En el 77, estaba en Marsella, y gente de Boca me vino a hablar. Cuando Aragón se enteró, empezó las gestiones para que volviera a River.

30 ¿Por qué nunca se quisieron con Passarella?

Daniel compartió la habitación conmigo el día de su debut, en 1974, contra Boca. El estaba un poco nervioso y yo le daba aliento. Al final, esa noche la rompió: marcó a Ponce y no se la dejó tocar. Después, a muchos no nos gustó la actitud que tuvo con Angel, cuando éste le pidió que jugara de tres y no quiso, en el 75. Si bien él no estaba dentro del grupo, a ningún compañero lo dejábamos de lado.

31 ¿Cómo quedó la relación con él?

Nunca hubo gran onda y en el 81 se puso del lado de Di Stéfano. Hace tres años nos juntamos a tomar un café y aclarar las cosas, pero después de unas declaraciones mías me mandó una carta documento.

32 ¿Cómo eran los campeonatos por plata que jugaban en Los Polvorines?

Los armaba mi viejo: a la mayoría los elegía porque iban bien a las piñas; y después nos ponía arriba a mí y a mis hermanos, que jugábamos bastante bien.

33 ¿El Mundial 78 lo jugaste por Lacoste?

En el 75, Menotti me nombró capitán y me dijo: quiero que seas el ejemplo de todos los chicos. Era un enloquecido mío. Pero después, como se lo querían imponer, habrá pensado: ¿cómo? ¿Lo inventé yo y ahora me lo quieren imponer? De contrera, nomás. Eso me mató anímicamente. Para ir así, hubiera preferido no estar en el Mundial. Me tuvo que meter por la presión del periodismo, de la gente y de los militares.

34 ¿Te sentís campeón del mundo?

Sí, ¿o quién hizo la jugada del segundo gol contra Hungría? ¿Quién la enganchó de taco para que Bertoni metiera el gol?

El Beto Alonso con la camiseta de la Selección Argentina.

El Beto Alonso con la camiseta de la Selección Argentina.

35 ¿Qué recordás de los viajes que hacías en las inferiores a River?

Era tren y colectivo si bajaba en Aristóbulo del Valle; o tren y caminata si bajámos en Balneario. Hora y media de ida y otro tanto de vuelta, tres horas en total, pero con la felicidad de jugar para divertirnos. No es que pensaba en ir para llegar a Primera.

36 ¿Gritaste el gol de Pusineri a Boca?

No. Yo miro adentro de mi casa para ver cómo están las cosas, no me interesan lo que hagan los demás.

37 ¿Está bien que Bielsa siga siendo el técnico de la Selección?

El técnico era Bianchi, pero hay compromisos que tal vez no pasan por lo futbolístico. Ahora el sistema de Bielsa, cuando pone los muñecos en la cancha, no me gusta, le está sacando identidad al fútbol argentino: se corre mucho y se pone a un diez (Verón) que no tiene identidad argentina.

38 ¿Quién debería ser el diez de la Selección?

Aimar; hay que ver la reacción de Riquelme afuera, los dos me gustan. Hay pocos jugadores que me pueden engañar con la pelota.

39 ¿Qué pensaste cuando Chilavert, recién llegado al país, te quiso provocar antes de patear un penal?

Fue en Mar del Plata, me quería poner nervioso. “Andá para atrás, yosapa”, le dije. Otra vez, me acuerdo, en una práctica de Vélez, un arquerito joven me paró un tiro de lejos con el pecho. “¿Qué te pasa, pendejo?”, lo encaré. Era el Mono Navarro Montoya. Buen tipo, el Mono, le tengo un gran aprecio.

40 ¿Quién te marcó en tu carrera?

El mejor tipo que me marcó fui yo cuando no me movía o cuando estaba mal físicamente.

41 ¿Por qué River perdió tanto con Boca en los últimos años?

Juega mucho lo psicológico y se entra a la cancha con la guardia baja. Cambiaron jugadores pero esas cosas se transmiten.

42 ¿Creés que pesó la paternidad en el último clásico?

Sí, para mí sigue, porque Boca no superó en el juego a River.

43 ¿Qué jugador de Boca te gustaría comprar para River?

Delgado. Es un jugador tan diferente, que hay un detalle que pocos ven: el tipo va en puntas de pie, parece un bailarín. Y eso le da ventajas en la salida, porque el defensor está parado sobre los talones.

44 Se dijo de que ibas a trabajar en River con Aguilar, ¿qué pasó?

Estamos en conversaciones, casi seguro volveré. No encuentro sentido a muchas cosas sino estoy en River. Quieren que sea un referente de River en todos lados.

45 ¿Te cruzaste a Di Stéfano alguna vez después del 81?

Sí, en un aniversario de River. Nos saludamos y listo.

46 Si lo tuvieras sentado frente a vos, ¿qué le dirías?

Preferiría no juntarme con él.

47 ¿Cómo estás económicamente?

Muchas veces se dijo que no estabas bien. Estoy bien, tranquilo. O sea: estamos en la Argentina. Lo lindo es que estoy bien de salud y con fuerza para seguirla peleando. De repente te puede agarrar un estado de depresión, yo prefiero tener las ganas de laburar y estar sano.

48 ¿Cuánto tendrías si hubieras jugado en esta época?

No sé, pero yo no cambio nada de lo que viví. Los dólares se pueden quedar, pero lo que viví no tiene precio, me lo dio El de Arriba.

49 ¿Afuera de la cancha sos tan ganador como adentro?

Siempre ligué.

50 ¿Por qué no ganaste ninguna elección si la gente te quiere tanto?

En el 97 fui como presidente y en el 2001 como vice. El problema es que no vota la gente, votan los socios. Y en las elecciones, si hay que meter piquetes de ojo, hay que meter piquetes de ojos. Para mí, eso no corre.

51 Un partido y un gol.

La pregunta más difícil para responder. Te puedo elegir 95 partidos y 50 goles. Y los pases gol, que son muchos también.

52 ¿Por qué tus hijos no pudieron hacer una carrera en el fútbol?

Por el apellido, por la mala leche de los que estaban en ese momento en el club y mezclaban los tantos. Norberto más que nada, porque Alejandro terminó de chiquito. La pasó muy mal, sufrimos todos. Hoy, Norberto está trabajando de ayudante en la Sexta División de River, con Theiler.

53 ¿Tus cuatro hijos son hinchas de River?

Es difícil, porque River les sacó al padre. Yo casi no los vi crecer, así que le tienen un poco de bronca al club.

54 ¿Recordás tu primer contacto con Angel Labruna?

Fue en el 71, él dirigía a Central, y yo recién empezaba. Como jugaba cerca de la raya, me gritaba: “Corré, nene, corré que esa camiseta la usé yo”. Me decía que sólo metía goles de penal y tiro libre: “Ese se tira siempre, no hace nada ese maricón”. “Maricón, la c… de tu madre. ¿Para qué me mandás dos a marcar si no hago nada?”, le contesté y nos fuimos puteando de la cancha.

Alonso, Passarella, Luque y Ángel Labruna. ADN Riverplatense.

Alonso, Passarella, Luque y Ángel Labruna. ADN Riverplatense.

55 ¿Qué te dijo antes de empezar el Metro 75?

Los dirigentes me querían cambiar por Rivelinho. El me contó eso en Necochea. “Angel, yo no me quiero ir de River, quiero ser campeón”, le dije. “Bueno, si te entrenás bien, este año la vas a romper de vuelta”, me contestó. Y así fue.

56 ¿Cómo viviste cuando te suspendieron seis fechas al final de ese torneo y a River se le venía la noche?

Mal, la pasé muy mal. Me “mataron” por insultar al linesman, al que siempre aprovecho para pedirle disculpas. Fue una jugada tonta y de repente se me quedaron pegadas las plaquetas, viste, le dije de todo. El equipo perdió tres partidos seguidos: con Atlanta, Newell’s y Boca, después empató con Temperley. Contra Newell’s, un plateísta de River me insultó y casi nos vamos a las manos. Por suerte después se dio ese gran regreso contra San Lorenzo.

57 ¿Pensaste en ese momento que se les escapaba otra vez?

Pasaban cosas a mi alrededor, los dirigentes me suplicaban: en este partido hay que ganar sí o sí, todo eso, y yo sólo pensaba en jugar, estaba tranquilo. Esa tarde contra San Lorenzo fue uno de mis mejores partidos, una tarde de inspiración. Hice de todo: pisadas, dos goles, todo. Teníamos que haber ganado 5-0 y fue 2-0.

58 ¿Cómo fue cuando un hombre ganó el PRODE y te dio un millón de pesos?

Jugábamos contra Lanús, en el 72, y nos dieron un penal al final. Ibamos 2-2 y el tipo, de apellido Valentini, se hizo una promesa: que me iba a dar diez millones si lo metía. Lo metí, pero nos dio un millón a mí y otro al plantel, que servía para comprarse un Fiat 600.

59 Una pregunta para el hincha Alonso: ¿quiénes son los tres máximos ídolos de River?

Habría que ver las épocas. Pero yo diría: Angelito, Amadeo, yyy… quién…

60 ¿De pibe eras hincha de Racing?

Hasta los nueve años, por mis viejos. Como espectador nunca fui fanático ni me gustó mucho ir a la cancha.

61 ¿Quién te dio las murras más fuertes en tu carrera?

¿Quién no me dio? Hubo uno que me sacó con mala leche de la cancha, no voy a decir el nombre porque no me gusta botonear, pero ese tipo lo sabe y yo no le doy bola.

62 ¿Cuál es la clave para ser un gran cabeceador?

Hay muchas cosas: tiempo, piernas, ojos abiertos, poner bien los parietales, saber cuándo peinar. Eso un poco se nace y también se perfecciona.

63 Algunas definiciones: Juan Ramón Carrasco.

Un ex compañero.

64 Omar Labruna.

Buen tipo. Yo no lo conozco mal a Omar. En un plantel, a lo mejor tiene que hacer de indio malo y eso ofende. Además, acá hablamos todo de atrás, de frente nadie, el argentino es así.

65 Didí.

Un monstruo; bancar a los pibes después de 18 años de aguantar lo que pasaba, tiene un valor extra.

66 Funes.

Un fenómeno como jugador y como tipo. El mejor recuerdo que podemos tener del Búfalo es el cariño y el afecto que dejó, un loco lindo, generoso.

67 Bilardo.

Buen técnico. Lo quiero y lo respeto.

68 Gallego.

Un ex compañero con el que vivimos momentos muy lindos en River, no tanto en la Selección, porque ahí se encerraba con Passarella en una habitación y no me daban ni cinco de pelota. Cuando el Tolo vino a River, me lo decía a cada rato: la verdad, no sabía que vos eras tan buen tipo. “Si no me diste la posibilidad de conocerme”, le decía yo.

69 Jota Jota López.

Un monstruo al que la gente de River le hizo la cruz porque se equivocó y fue a Boca. Pero no olvidemos de que Moreno se puso la de Boca, que Di Stéfano y Pedernera dirigieron a Boca. Entonces, muchachos… memoria.

70 ¿Por qué River saca mejores jugadores de inferiores que Boca?

Porque es el mejor. Todos quieren jugar en River. ¡Qué mitad más uno!, ¡todos quieren jugar en River!

71 ¿Te sorprendió el cruce televisivo que tuviste con Gallego después del 0-3 con Boca?

Sí, porque yo no tendría que haber estado en la televisión sino que tendrían que haber estado los responsables del 3-0.

72 ¿Estuviste de acuerdo con las banderas de “cagón” que le colgaron después del 0-3?

No estoy de acuerdo con ningún tipo de agresiones porque el que queda mal es el club, el técnico de River.

73 Tu mayor frustración como futbolista.

No tengo. El de Arriba me dio todo y gané los campeonatos más importantes con la camiseta de la Selección, que es la de River.

74 ¿Fracasaste en Francia?

De 30 partidos, habré jugado 15, tuve dos infecciones y dos desgarros. Me llevaron Davicce y Santo, ¡Dios mío!… Con eso digo todo.

75 Cuando vos jugabas, ¿no te molestaba que ex futbolistas te criticaran?

Para nada. Yo opino ahora y tengo todo el derecho. De repente hablaba el Cabezón Sívori, ¡y cómo no lo iba a escuchar! Lo que me servía, lo tomaba.

76 El mejor jugador del mundo hoy.

Kluivert y Rivaldo.

77 ¿Qué recordás del día que perdieron la Libertadores en el 76?

La primera final no la jugué porque estaba lesionado y perdimos 4–1; después acá ganamos 2-1 y fuimos a jugar el desempate con el remiendo, sin Fillol, Perfumo, Passarella y Jota Jota, y sobre la hora Joãozinho nos metió el 3-2. A mí me expulsaron porque me agarré a las piñas después del gol. El vestuario era un desastre, estábamos muertos, fusilados.

78 ¿Qué opinás de lo que dijo Centurión del antidoping positivo que no era para él?

No sé, creo que aclaró que yo no tenía nada que ver.

79 ¿Cuándo empezaron a llamarte Beto?

En el barrio, me lo puso mi viejo

80 El día que pasaste más vergüenza en una cancha.

Una vez nos bailaron feo los brasileños en el Maracaná: fue 2-0. Y otra vez jugamos muy mal en México, también perdimos 2-0, siempre con la Selección.

81 Siendo tan buen jugador, ¿por qué casi no jugaste mundiales?

En la Selección si no estás diez puntos en ese momento, no te esperan. Cuando estaba bien en el 78 me desgarré, en el 74 me inventaron lo de la diabetes para sacarme de encima.

82 ¿Alguna vez te insultó un árbitro?

Sí. Abel Gnecco, casi le rompo la boca, y también Ithurralde, de más pibe. No me suspendieron. Otra vez me pasó algo parecido por una expulsión. Fui al Tribunal, me levanté los lompa y les dije: “Está bien, yo protesto, pero me cagan a patadas”. Al final, zafé otra vez.

83 ¿Por qué le hiciste juicio a Marcelo Gallardo?

Cuando él estaba en la Novena, me vino a ver su padre para que representara al chico. Yo lo conocía bien porque estaba en la división de mi hijo. Firmamos un contrato, le compramos ropa, un auto, le dábamos 500 pesos por mes y hasta le dije a la madre que en dos años iba a estar en Primera. La cuestión es que cuando subió, de un día para el otro se fue y firmó con otro. Me dio mucha bronca, ojalá no vuelva a cruzármelo. Y espero que algún día se haga justicia.

84 ¿Existen jugadores que van para atrás para limpiar a un técnico?

Hay partidos y declaraciones que te dejan toda la duda.

85 ¿A qué te dedicás hoy?

Estoy en la tele, como columnista en Fox Sports, y en una consultora de préstamos personales. Tal vez en poco tiempo esté trabajando en River.

86 ¿Moria Casán, Graciela Alfano o Pampita?

A su edad, las tres. Hoy Moria y Graciela están muy grandes para mí.

87 ¿Boca gallineó contra Independiente en el último torneo?

¡Qué va a gallinear si le dio un baile infernal! El que se quedó dormido ese día fue Tabárez y su ayudante de campo: tenían que meter cambios y se durmieron mirando el arco de Independiente.

88 ¿Votarías a Macri para presidente?

A Mauricio lo votaría para jefe de Gobierno de Buenos Aires, para que allí haga sus primeras experiencias. Le veo futuro. Para presidente votaría a Menem, que es el único que nos puede sacar de este quilombo. Hizo cosas buenas y malas, y yo quiero rescatar las buenas. Es el único al que los yanquis le pueden dar la guita. Y yo quiero ser del Primer Mundo, no del cuarto.

89 ¿Por qué cerró la escuelita de fútbol que tenías?

Nosotros no queríamos que saliera un jugador de fútbol, queríamos controlarlos médicamente y todo eso, pero los padres se los querían llevar para los countries y no querían esperar. Era un esfuerzo en vano.

90 ¿Alguna vez te agarraste a trompadas con un compañero?

Sí, con Bianchi, en Vélez; también con varios en River, esas cosas que pasan en las prácticas. Lo de Bianchi fue una boludez; decían que era porque yo jugaba en Vélez con la camiseta de River abajo y no fue por eso. A los dos días estábamos hablándonos.

91 ¿Por qué creés que la carrera de Passarella como técnico, desde que dejó la Selección, fue barranca abajo?

Esto quiero que lo pongas bien claro: todas las preguntas que me hacés sobre segundos no me interesan. Yo hablo de mí.

92 ¿Te arrepentís de haberte retirado cuando te retiraste?

No. En algún momento lo dije porque ninguno nos preparamos para el retiro. En el fútbol argentino están faltando los psicólogos para que te ayuden a prepararte.

93 ¿En qué momento tomaste la decisión?

Me pasó algo muy raro. Apenas terminó la final en Tokio sentí un escalofrío por todo el cuerpo, como si estuviese muerto. No sé cómo es la muerte, pero eso se pareció bastante a una muerte futbolística. El escalofrío se corrió de la cabeza a todos lados y dije: es el final. Todos me llamaban para ir a buscar la Copa pero yo me metí en el vestuario, ni siquiera di la vuelta olímpica. Fijate en las imágenes y vas a ver que no estoy. La vuelta olímpica es lo más lindo del fútbol, pero la situación me produjo una tristeza terrible y me fui al vestuario.

94 ¿Cuál es la principal falla de River como equipo hoy?

Se le fueron jugadores importantes en el medio. Y también hubo una merma física, pero no porque estén mal entrenados físicamente, sino en lo que hace a los cuidados de un deportista. El deportista tiene saber a qué lugar ir y tratar de que las luces… se apaguen.

95 ¿Francescoli opacó un poco tu idolatría?

Eso está para la gente, yo ocupo el tiempo en otras cosas. Si soy realmente un ídolo no puedo estar pensando en eso.

96 ¿No te da celos lo que generó Francescoli?

¡¿Celos!? Yo puedo sentir celos por una mina, ¡cómo voy a tener celos por un jugador! Es una boludez tan grande… dejá. ¡Por una mina y que esté muy bien, además!

97 ¿Francescoli es una imagen ante el público y otra detrás de cámara?

No contesto.

98 Tu mejor polvo en el fútbol.

¿Sabés cuántas veces acabé? La felicidad, los orgasmos que tuve en el fútbol...

99 Una charla técnica.

Una charla no, pero recuerdo un hecho que marca cómo nos entendíamos con Angelito. Yo dormía en la habitación Nº 1 con el Nene Comisso y Pedro González, y Angel hacía la recorrida por todas las habitaciones, con la corbata baja, como era él. Un día me estaba afeitando y veía que daba vueltas y vueltas. “¿Qué pasa, Angel? Lo veo preocupado –le pregunté– ¿Tiene que jugar Carrasco, no?”. Se quedó, me miró y dijo: “Mirá estos dirigentes hijos de puta, vengo de una reunión abajo y me dicen que tiene que jugar él”. Yo lo paré: “Angel, no se haga problema, le presto la camiseta por un ratito y listo. Eso sí, no me ponga en el banco, porque a los diez minutos le van a empezar a romper las bolas. Me voy a mi casa, usted quédese tranquilo”. Y jugó Carrasco… Se la presté un ratito.

100 ¿Qué significa el anillo que llevás?

Cuando murió Angelito, Ana –su mujer– me llamó: “Yo sé que vos sos el que más lo quería a Angel y te quiero dejar este anillo como recuerdo”. Después le hice poner la “L”, la “A” y River. Labruna, Alonso y River, ¿qué tal?

DEJÁ TU COMENTARIO