Las Entrevistas de El Gráfico

1995. En esta mesa no se habla de fútbol

Por Redacción EG · 15 de agosto de 2019

Ortega, Ayala y Bassedas eran algunos de los jóvenes que prometían, El Gráfico los reúne, junto a otras promesas y en una charla informal cuentan cómo es su vida cotidiana fuera del fútbol.

Ellos son el modelo.

Ellos, apenas siete de un universo en el que algunos están y otros muchos quieren llegar, se ponen frente a frente para hablar sin la pelota. El fútbol los ha unido, desde aquellos orígenes parecidos hasta el hoy con vidriera pública, los puso en mundos coincidentes, en caminos con las mismas señales, en vidas... casi paralelas.

La idea fue juntarlos para hablar de todo, menos de fútbol, aunque sea imposible evitar la relación. Gustavo Adrián López, Roberto Fabián Ayala, Christian Gustavo Bassedas, Ariel Arnaldo Ortega, Sebastián Pascual Rambert, José Oscar Flores y Luis Alberto Carranza saben que el seductor universo de los chicos exitosos es tan tentador como peligroso. Y de eso trata, entre otras cosas: se trata de hablar de todo, menos del fútbol...

Hay pibes que se conocen desde hace tiempo: Christian Bassedas y el Turu Flores son fortineros "desde siempre"; el Betito Carranza se hizo "gomía" del tanque de Vélez desde aquel preolímpico Sub-23 que jugó en Paraguay; el Burrito Ortega lo tiene ahora al Ratón Ayala como compinche en River; y Seba Rambert y Gustavito López son como Bochini-Bertoni en la cancha y afuera. Basta escucharlos a los dos de Independiente para arrancar la charla... "Con Seba nos conocemos desde chiquitos y siempre dijimos que nos vamos a casar el mismo día..."

-Sí, pero como venís lento para enganchar una mina, voy a tener que esperar hasta más allá del 2000.

-Quedate tranquilo, Seba, cualquier cosa nos casamos los tres y listo...

-Arranquemos, muchachos... ¿Cómo se llevan con esto de la fama?

AYALA: -Cuando empezás a ser conocido, se te acerca mucha gente y ahí tenés que saber elegir quiénes valen y quiénes no. De todos modos, yo sigo teniendo los mismos amigos de siempre, como los muchachos de la pensión de Ferro.

ORTEGA: -Para esas cosas valen mucho los ejemplos. Para mí fue una suerte venir a Buenos Aires y conocerlo a Passarella. El me enseñó y me dio una cantidad de consejos, porque a mí me están pasando cosas que él ya las vivió.

CARRANZA: -Yo sigo viviendo en Quilmes, con mi viejo. Uno tiene más conocidos, es cierto, pero los amigos son los de siempre. Acá está uno de ellos, el Turu...

FLORES: -Vos sos uno de los que me dio el fútbol, junto con el Pipa Gancedo, Cristian y Rógora, un pibe que jugaba en Vélez y ahora anda en Alemania.

AYALA: -Por suerte, todavía paso un poco inadvertido entre la gente. Prefiero eso, aunque el cariño siempre es estimulante, pero a mí me gusta ir a tomar un café con un amigo y pasar un momento tranquilo...

Gustavo López, Roberto Ayala, Bassedas, Ortega, Rambert, Oscar Flores y Carranza. Promesas de buen fútbol.

Gustavo López, Roberto Ayala, Bassedas, Ortega, Rambert, Oscar Flores y Carranza. Promesas de buen fútbol.

-¿Cómo manejan las salidas? No debe ser fácil tener 20 años, ver que los pibes se van a divertir y ustedes tienen que pensar en el partido, el entrenamiento de mañana... o en que los descubran si se pegan una escapada.

ORTEGA: - Mirá, en ese tema de las salidas y la diversión somos como cualquiera de nuestra edad. Particularmente, prefiero ir a tomar algo antes que meterme en un boliche. Me gusta salir un poco, como a todos. No soy un marciano, aunque estamos limitados. Pero no hay que quejarse: esto es lo que elegimos...

LOPEZ: -El fútbol te saca mu-chas cosas y más a nuestra edad. No tenemos las mismas distracciones que cualquier otro pibe. Al contrario, debemos cuidarnos para estar bien. Pero yo no puedo ponerme a pensar en negativo. Estoy en esto y sé a qué me atengo. Ser jugador de fútbol me gusta mucho...

RAMBERT: - Lo más difícil es acostumbrarse a cumplir horarios, que no son siempre los mismos. Un día entrenás a la mañana; al siguiente, a la tarde; están las concentraciones. Además, al ser eje de todo, también atrás a tus familiares. No es lo mismo trabajar en una oficina...

BASSEDAS: -Creo que aprovechar los momentos libres depende de cada uno. Yo siento que mi novia, con quien paso la mayor parte del tiempo, se adapta a mi estilo de vida.

FLORES: -Yo, por ejemplo, casi nunca voy a bailar, ¡si los sábados siempre estamos concentrados! La última vez fui con vos, Christian...

BASSEDAS: -En esto hay que entender a las mujeres. Es muy duro quedarse esperando al novio si uno se pasa de la concentración a la cancha y de la cancha a la concentración...

FLORES: Pará, Christian, que a veces las llevamos a cenar afuera, y también vamos a recitales. Con vos fuimos a ver a Aerosmith, Los Ratones Paranoicos y ya programamos a los Rolling Stones en River...

AYALA: -¡Mirá vos! A mí me encantaría verlos, pero no me gusta el aglomeramiento de gente. Los Rolling son buenísimos, por eso los voy a mirar por la tele...

Cada uno llega con su propia historia, aunque siempre muestran algún punto en común.

• Flores tiene 23 años, salió de las inferiores de Vélez. Es informal, un pibe de barrio (Caseros), que creció con su madre -es hijo de padres separados- y tres hermanos en una casa frente a la cancha de Estudiantes de Buenos Aires. Salió de un estrato social muy bajo y desde enero de 1994 vive con su novia Mara en Villa Urquiza.

• Bassedas también luce cuna fortinera. Vive con sus padres en Floresta -el papá es comerciante; la madre, ama de casa- y procede de una familia de clase media. Su novia Victoria tiene su casa a una cuadra; Christian es propietario -junto a Damián Manusovich, de San Lorenzo- de un pub en Villa Urquiza.

• Carranza es hombre de Quilmes, donde sigue viviendo junto a sus padres. Nació en una casa humilde, surgió en el Racing Club y muy joven ya tuvo una cotización millonaria: Boca adquirió el 50% de su pase en 750.000 dólares.

• López es un pibe de 21 años salido de una familia de clase media-baja de Valentín Alsina, con un hermano menor -Christian- y vive con sus padres Osvaldo y Beba. Desde los 9 años ayudaba a su papá en el reparto de vinos; en el '92 instaló -junto con Néstor Craviotto- una Escuela de Fútbol.

• Rambert, de 20 años, es hijo de Angel, futbolista de Independiente y Lanús de la década del '60 que luego siguió su carrera en Francia. Fue quien lo acercó al fútbol. De clase media, terminó la secundaria rindiendo libre las últimas materias, y sigue viviendo en Bernal, con su madre Norma.

• Ayala, entrerriano de Paraná, es hijo de padres solteros y en su adolescencia ayudó a su papá en el reparto de lácteos. De clase media, vivió con sus abuelos y hoy es propietario de un departamento en el barrio de Belgrano y de un coche Mazda.

• Ortega es jujeño, tiene apenas 20 años y ya jugó un Campeonato Mundial. Estudió hasta segundo año de bachiller y largó porque no le gustaba. De origen humilde, su papá José fue -durante 31 años- empleado en el Ingenio Ledesma. Actualmente vive con sus padres cerca de River, mientras su padre trabaja de soldador en el club de Núñez.

Lo pibes mostraron su mejor predisposición para esta producción de El Gráfico.

Lo pibes mostraron su mejor predisposición para esta producción de El Gráfico.

Ya están presentados, aunque seguro que usted ya los conocía. La ronda sigue, los temas también...

-Muchachos, hablemos del sexo...

BASSEDAS: -No pasa nada.

FLORES: -¿Cómo que no pasa nada? Es un tema importante...

- ¿A qué te referís?

FLORES: -Y... yo noto que ahora las chicas se acercan al jugador mucho más que cuando no estabas en primera.

BASSEDAS: -Bueno, pero está en vos elegir o no. Hay varias minas que se vienen más por el personaje que por el ser humano.

FLORES: -¡Claro! Pero se acercan más...

BASSEDAS: -Es que ahora somos personajes públicos. Todo parece más fácil, aunque hay que' saber marcar las diferencias. Yo no tengo dramas, estoy muy bien con mi novia. Y lo del sexo no es para tanto. Me cuido bastante, pero eso es muy personal...

AYALA: -No veo por qué el sexo signifique una preocupación. Lo que debe estar en claro es que hay momentos en los que se puede tener relaciones y momentos en que no. En eso nos llevan alguna ventaja los casados. Ellos pueden tener sexo dentro de un marco de tranquilidad, que por ahí el soltero no lo tiene, porque primero sale a tomar algo, da vueltas por allí y eso produce desgaste. Es una teoría, claro, porque no todos los casos son iguales.

ORTEGA: -A veces la gente supone que somos bichos raros, que lo único que hacemos es jugar al fútbol y no es así. Tenemos las mismas necesidades que el resto, sólo que hay que cuidarse más.

FLORES: -Seguro, porque las lesiones -en algunos casos- son producto de excesos.

BASSEDAS: -Claro, pero a veces uno hace el amor el día anterior, y en el partido siguiente la rompe, o no lo hace y es un desastre. No existe una regla específica. Por las dudas, no hay que cometer excesos. Además, ahora, los jugadores grandes te hablan, te aconsejan y te ubican.

FLORES: -Ruggeri y Gareca, por ejemplo, son dos tipos que siempre tienen una palabra para aconsejarte.

CARRANZA: - Los que me aconsejaron de esto y otras cosas fueron Perfumo y Menotti.

LOPEZ: -Para mí, el sexo es un tema privado...

RAMBERT: -Opino lo mismo. A nuestra edad hay muchas tentaciones, y sobre todo tenemos que cuidarnos del SIDA.

CARRANZA: -A mí me parece que hay tiempo para todo. Sexualmente no estoy limitado, me siento como cualquier otra persona...

-Y el dinero, ¿qué lugar ocupa?

FLORES: -En mi caso es secundario, yo me preocupo por progresar profesionalmente.

BASSEDAS: -Sí, Turu, pero hay que pensar en el futuro. Si uno va de menor a mayor, después va progresando en lo económico.

CARRANZA: -La guita la maneja mi viejo, con él decidimos. Casi siempre uno invierte en propiedades...

LOPEZ: -Lo mismo hacemos con mi papá.

FLORES: -La plata es importante, pero no soy un obsesivo. No me mato para ganar un peso más.

BASSEDAS: -Es que a los 21 años no te podés enloquecer por progresar económicamente. Algunas veces hay que darse los gustos. Claro que es importante ahorrar...

-¿Y cuáles son los gustos que se pueden dar?

BASSEDAS: -Y...tener un buen auto, departamentos, buenas pilchas, aunque yo no cambio la ropa de acuerdo con la moda.

CARRANZA: -A la moda no le doy bola. Me pongo lo que me gusta. A veces, con los perfumes -como no conozco- le pido a algún compañero que me recomiende.

ORTEGA: -A mí siempre me gustó tener ropa buena. Antes no podía porque no tenía un peso, pero cuando empecé a jugar me di el gusto. Es algo natural.

RAMBERT: -No me interesa lo que usan los demás, sino sentirme bien con lo que llevo puesto. Si por mí fuera, andaría siempre con una camisa.

LOPEZ: -La ropa va de acuerdo con la personalidad. No creo que el fútbol lleve a usar esto o aquello. No me interesa si alguien me critica cómo estoy vestido...

FLORES: -Conmigo, los críticos se pueden hacer un picnic, porque en mi barrio siempre estoy de remera, bermudas y un par de ojotas. Sólo me visto bien en caso de ir a una fiesta o a una nota. CARRANZA: -La verdad que no se nota, Turu, ¡fijate las sandalias que trajiste! FLORES: -Pero hace mucho calor, fierita...

Siete pibes, siete estrellas, siete vidas distintas, algunas paralelas. Siete jóvenes con gustos propios.

Basseditas tiene un Honda Civic, le gustaría un BMW, le gusta el rock pero no el tango, tampoco el modelo económico, prefiere veranear en Mar del Plata y está en contra del aborto.

Trapito usa perfume Carolina

Herrera, ropa Nike, lee "Gente", es hincha del Chavo, su actor preferido es Robert De Niro, está a favor de la pena de muerte y conduce un Ford Escort XR3 descapotable.

El Burrito maneja un coche Honda, le gustaría un Mercedes Benz, escucha tango, a Goyeneche y también cumbias, elige como actriz a Sharon Stone, su político preferido es Carlos Menem y le preocupan los chicos pobres.

El Turu usa cualquier marca de ropa informal, no tiene un escritor preferido, le gustó la película "Propuesta indecente", eligió a los Rolling Stones y a Los Redonditos de Ricota como grupos preferidos, no le gusta el modelo Cavallo y prefiere veranear en Cancún.

Seba tiene un Gol GL, sueña con un Seat Ibiza, usa perfume One, de Calvin Klein, prefiere leer EL GRAFICO y "Clarín", le gusta el pop y no el tango, y es el único de los siete que está a favor del aborto.

El Ratón eligió a Borges como escritor, "Video Match" como pro-grama de televisión y "El Especialista" como mejor película. Es católico, invierte en propiedades y lo que más le preocupa del país es la estabilidad.

Gustavito vive en una casa, tiene un Fiat Uno, le gustaría un Renault 19, usa perfume Escape, prefiere a Pink Floyd y Los Redonditos, y está en contra del aborto y la pena de muerte.

Siete chicos siete. Sus pensamientos, sus gustos. Como cualquier pibe de 20 años...

 

 

Por HUGO SUERTE (1995).

Notas: MIGUEL ANGEL RUBIO, BETO TISINOVICH y DARIO BOMBINI.

Fotos: FABIAN MAURI.

DEJÁ TU COMENTARIO