¡Habla memoria!

1944. Enrique Morea: revelación. Lo que tiene y lo que le falta

Por Redacción EG · 21 de mayo de 2019

Por Ramillón. La joven promesa del tenis bajo la lupa de un especialista. Morea, de gran carrera en el circuito, sería el primer argentino en conseguir un título de Grand Slam (doble mixto en Roland Garros 1950).

Las últimas competencias de la temporada reservaron este año una sorpresa a los que no siguieron de cerca el ascenso de Enrique Morea o que no creyeron en él como jugador de single. Su derrota contra H. Weiss por el score de 6-0, 6-0, 6-2 en el campeonato del Río de la Plata había entibiado a sus más fervientes partidarios. Nuestra joven esperanza nos decepcionó a todos por su incapacidad para reaccionar contra un Weiss "desencadenado" y que supo aprovechar a maravillas la desorientación de su adversario. La falta de experiencia y un juego aún inseguro explica, en parte, esta mala performance. ¡No quiero buscar otras excusas!

 

En este revés del joven jugador se observa la perfecta colocación de las piernas. El equilibrio se mantiene sobre la pierna derecha después del golpe y la vista continúa dirigida al lugar en que pegó a la pelota.

En este revés del joven jugador se observa la perfecta colocación de las piernas. El equilibrio se mantiene sobre la pierna derecha después del golpe y la vista continúa dirigida al lugar en que pegó a la pelota.

 

Después de este campeonato, Enrique comenzó un entrenamiento tan serio como se lo permitían sus estudios, y continuó jugando muy mal durante todo el invierno. Al iniciarse el torneo de Belgrano Athletic Club, su forma seguía aún muy mala, pero mejoró de día en día, hasta llegar a las semifinales donde sus dos partidos consecutivos contra Russell demostraron que su juego, por fin, se había coordinado. Su consagración llegó con la Copa Mitre y se afianzó en el Campeonato Nacional. Estos partidos, en conjunto, no fueron buenas exhibiciones de tenis, y esto es algo natural, ya que es muy difícil jugar bien contra Enrique Morea. Para no dejarle dominar el terreno, se ve uno en la obligación de llegar hasta la red, y como sus tiros son violentos y rasantes no se puede tampoco llegar hasta ella, sino devolviendo su segundo saque o sacando uno mismo. Esto acorta mucho el peloteo y provoca gran cantidad de errores. Todos han empleado esta táctica contra él, conociendo, además, la debilidad de su "passing-shot", y sólo el reñido match de la Copa Mitre que disputó contra Achondo, de Chile, constituyó un hermoso espectáculo.

 

El cuerpo está mal equilibrado en la presente foto de Enrique Morea. El codo demasiado alto y muy alejado del cuerpo. El hombro algo levantado, por estar muy cerca de la pelota. Todo esto provoca muchos errores en el citado jugador al ejecutar el "forehand-drive".

El cuerpo está mal equilibrado en la presente foto de Enrique Morea. El codo demasiado alto y muy alejado del cuerpo. El hombro algo levantado, por estar muy cerca de la pelota. Todo esto provoca muchos errores en el citado jugador al ejecutar el "forehand-drive".

 

Como estoy convencido de que no se puede llegar a campeón con fallas muy marcadas en el juego, examinaremos las de Enrique Morea.

1° Falta de seguridad en el golpe de derecha (forehand drive) y en el saque.

2° Mal "desplazamiento" hacia adelante.

"Passing-shot" casi inexistente.

4° Muy mala concentración.

Estas fallas se ven compensadas por su alcance y un revés seguro; una volea muy buena y un smash óptimo.

El futuro internacional de Enrique Morea se verá limitado a su capacidad para corregir las fallas mencionadas.

Los grandes campeones de los últimos quince años, Fred Perry, Ellsworth Vines, Don Budge, Don Mac Neill, G. von Cramm, Bobby Riggs, eran todos jugadores completos.

Muchos lectores se acordarán de la final del Campeonato de la Argentina de 1943 entre Mac Neill y Segura Cano. El último, no obstante su drive potente, perdió debido a la debilidad relativa de su revés.

 

Enrique Morea tiene en el smash su golpe más potente y espectacular. He aquí una demostración de la energía empleada en la realización de ese tiro tan destacado en su juego.

Enrique Morea tiene en el smash su golpe más potente y espectacular. He aquí una demostración de la energía empleada en la realización de ese tiro tan destacado en su juego.

 

Alejo Russel habría podido batir a todos con un juego de base más consistente. Sus cualidades físicas le permitieron llegar muy lejos ganando los partidos a la red, pero esto exige un esfuerzo considerable y su declinación de la última temporada proviene sin duda de esfuerzos repetidos. Los nervios de Heraldo Weiss le hacen cometer muchas dobles faltas y su revés no está en relación con la calidad de su golpe de derecha, siendo ésta la razón de sus últimas derrotas frente a Hammersley y Morea.

Volviendo a Enrique Morea, espero que sus estudios de ingeniero agrónomo no sean obstáculo demasiado grande para su progreso. No puede ser nada agradable después de haber estudiado todo el día en los libros tener que volver nuevamente a estudiar el tenis cuando todo lo que se ansía es jugar un buen partido para distraerse. Pero esto no es suficiente. Se requiere mucha paciencia para mejorar en el tenis.

Últimamente se habló de que podría ir a los Estados Unidos para perfeccionarse. No creo que este viaje pueda serle de mucho provecho, descontando la experiencia que forzosamente adquiriría jugando partidos. Por el momento, es preciso que trabaje para obtener una mecánica segura. Las pruebas que comenzarán en abril y los jugadores locales le bastarán ampliamente todavía este año como entrenamiento de matches.

Temas en esta nota:

Imagen de 1969. Mucho más que una hazaña
¡Habla memoria!

1969. Mucho más que una hazaña

Hace 50 años tres autos fabricados y conducidos por argentinos, pintados a lo largo con la bandera de la patria, asombraban al mundo en las 84 horas de Nürburgring. Crónica y fotos inéditas de un hito inolvidable.

Imagen de 20 batallas campales
¡Habla memoria!

20 batallas campales

En 2007, El Gráfico hizo un repaso por veinte conflictos que terminaron en grandes peleas que involucraron a muchas personas. Estudiantes, Racing, Vélez y Boca son algunos de los tristes protagonistas.

Imagen de Cuentos del aro III
¡Habla memoria!

Cuentos del aro III

Oscar Ibáñez y su juego lírico. Prigioni y Milanesio, algunos de los mejores pasadores, la importancia de Argentina para que el básquet sea olímpico. La triste pérdida de Benjamín Arce, Campana un goleador feroz.

DEJÁ TU COMENTARIO