¡Habla memoria!

1995. Los colores del fútbol

Por Redacción EG · 14 de marzo de 2019

Un año particular del fútbol argentino, la cantidad de jugadores extranjeros que militaron en los diferentes clubes de todas la categorías del fútbol argentino merecieron un apartado y tratamiento especial.

 

En la foto, de izquierda a derecha: Pelletti (Uruguay), Zegarra (Perú), Morales (Ecuador), Tchami (Camerún), Benítez (Paraguay), Angelucci (Venezuela), Baldivieso (Bolivia), Silas (Brasil), Sanchez (Chile), Maturana (Colombia), Bennett (Honduras).

En la foto, de izquierda a derecha: Pelletti (Uruguay), Zegarra (Perú), Morales (Ecuador), Tchami (Camerún), Benítez (Paraguay), Angelucci (Venezuela), Baldivieso (Bolivia), Silas (Brasil), Sanchez (Chile), Maturana (Colombia), Bennett (Honduras).

 

 

 

Benett y Tchami

Benett y Tchami

 

“Ché, Ché, ¿en representación de qué país vienen los mellizos Barros Schelotto...?", la frase lanzada por el venezolano Gilberto Angelucci se refería a las dos siluetas negras que venían caminando pacientemente. Es que Eduardo Bennett y Alphonse Tchami, gracias al fluido inglés de "Balín", habían tomado confianza a primera vista.

 

 

Zegarra, de Perú, y Morales, de Ecuador. Fútbol en paz.

Zegarra, de Perú, y Morales, de Ecuador. Fútbol en paz.

 

La irónica ocurrencia del arquero de San Lorenzo puso un manto de confraternidad a la nota sobre los extranjeros en la Argentina. En el último censo, realizado en la edición del 14 de mayo de 1992, el registro marcaba que 611 futbolistas de otros países habían actuado en nuestras canchas. Es decir, un promedio de casi diez jugadores por año si tomamos las sesenta y dos temporadas del profesionalismo. Pero, a partir del año '92, hasta la finalización del Torneo Clausura 1995, hubo un aumento significativo: en siete campeonatos —dos años y medio— actuaron 95 futbolistas en Primera División. Ello inquietó a Futbolistas Argentinos Agremiados y a través de su reclamo la AFA reglamentó: a partir de la próxima temporada los equipos podrán presentar como máximo a cinco extranjeros por plantel y solo tres podrán estar entre los dieciséis que salgan a la cancha. No ocuparán una plaza aquellos extranjeros que hayan hecho las inferiores en un club argentino y los que tengan adoptada la nacionalidad Argentina. "Debo admitir que cuando vine, creía que los argentinos no eran del todo abiertos y amables. Pero con el tiempo me di cuenta de que estaba equivocado. Es más, la recepción que me hicieron fue bastante cálida y nunca me sentí como un integrante aparte. Tengo que admitir que el hincha de este país es muchos más exigente y menos perdonavidas que el de Chile. Pero yo ya me acostumbré a tener que jugar con esa presión...", las palabras del chileno José Luis Sánchez son reafirmadas por todos sus colegas de esta producción y habla a las claras del agradecimiento permanente hacia nuestro país.

 

esquema

esquema

 

Temas en esta nota:

Imagen de 1988. Los duendes de la raya viven en Caniggia
¡Habla memoria!

1988. Los duendes de la raya viven en Caniggia

El fútbol argentino lo estaba esperando, era necesario que vuelvan los wines y finalmente apareció Caniggia. El Gráfico reúne a la nueva joya con dos de los grandes: Houseman y Bernao, expertos en el puesto.

Imagen de Ni al arco iris
¡Habla memoria!

Ni al arco iris

En el año 2004, EL GRÁFICO se detuvo en un grupo selecto de jugadores, en aquellos que estaban peleados con el arco de enfrente, los que o nunca hicieron un gol en primera o solo unos pocos.

Imagen de 1915. Jack Johnson en Buenos Aires
¡Habla memoria!

1915. Jack Johnson en Buenos Aires

Un valioso testimonio aparecido en El Gráfico en 1939, refiere a la visita al país del legendario boxeador Jack Johnson, el primer negro Campeón Mundial de los pesados de la historia.

DEJÁ TU COMENTARIO