¡Habla memoria!

1991. Les cuento todo lo que sentí

Por Redacción EG · 15 de febrero de 2019

Luego de jugar 9 años en Europa, Ramón Díaz volvió a River y con sus propias palabras le contó a EL GRAFICO como vivió su noche soñada frente a Rosario Central. Doblete para el 2 a 1 del Millonario.

¨Aquí estoy con Emiliano, mi hijo mayor. Mi familia fue fundamental para que triunfara en Europa y ahora volví un poco por ellos y otro poco porque River me dio todo.¨¨Aquí estoy con Emiliano, mi hijo mayor. Mi familia fue fundamental para que triunfara en Europa y ahora volví un poco por ellos y otro poco porque River me dio todo.¨



Uno siempre espera lo mejor. Pero... A la hora de salir a la cancha las piernas se aflojan. Aunque uno haya trabajado bien, esté en buenas condiciones y se tenga confianza. Es imposible no sentirse nervioso, es inevitable que aparezcan viejos recuerdos...

Volver al Monumental después de nueve años. No es poco. Durante la semana me sentí tranquilo, pero en el momento de salir...

La gente de River me conoce muy bien y me brindó lo que yo esperaba: un recibimiento hermoso, tan cálido como había sido aquella despedida en 1981. Lo intuía, lo esperaba. En fin, íntimamente lo sabía. Pero no había imaginado ningún cantito, algo que en Europa no es común. Escuché "Los goles del Pelado que ya van a venir. . .", el mismo de siempre, y me estremecí, me pegó fuerte.

Cuando llegué al país, pensaba que iba a necesitar un tiempo de adaptación, un poco de paciencia de los hinchas también. La semana de postergación que sufrió el inicio del campeonato me ayudó un poco. Me permitió conseguir más ritmo, conocerme más con mis compañeros.

Tenía mucha confianza en el equipo, porque en los últimos entrenamientos jugamos realmente muy bien. Por eso, ahora, les voy a contar cómo lo vi adentro de la cancha...

Empezamos bien, con ritmo, con presión, con grinta, perdón, fuerza... Pero Rosario Central nos sorprendió con un golazo. Enseguida tiramos algunos pases y lo dejé a Berti mano a mano con el arquero. Protti lo tocó y entonces me vi con la pelota parada frente al arco para patear el primer penal de mi nueva época en River.

¨El penal que erré. ¡Qué bronca! Protti estuvo muy bien, pero creo que anuncié un poco el lugar del remate. El fútbol es así, pero por suerte después me desquité¨

¨El penal que erré. ¡Qué bronca! Protti estuvo muy bien, pero creo que anuncié un poco el lugar del remate. El fútbol es así, pero por suerte después me desquité¨



No me puse nervioso, elegí una punta y... El arquero estuvo muy bien, se tiró justo. Es verdad, me salió un remate anunciado. Yo generalmente los pateo distinto. No sé por qué fue; el fútbol tiene esas cosas. No lo podía creer, ¡perderme una ocasión como ésa!

En el segundo tiempo la cosa cambió. Passarella nos habló y nos encarriló otra vez hacia las características de la historia de River: jugar al ataque. Realmente me sorprendió la tranquilidad que tiene Daniel para manejar al grupo y la confianza que le da a los jugadores. Creo que estos dos años como técnico le han servido mucho. Y no sé si hay muchos que hayan logrado tan buenos resultados en tan poco tiempo.

Vuelvo al partido. En ese segundo tiempo de mostramos todo lo que venimos trabajando y se vio que queríamos ganar el partido. Ningún equipo podía resistir la presión que tuvimos en ese momento. Y llegaron los goles...



El gol del empate: "Este fue el gol que más me gustó. Una jugada lindísima, porque la tocamos varias veces. La empezó Borrelli, me tiró la pared y yo la alargué para Berti. Sergio me la devolvió y quedé solo, mano a mano con Protti. No tuve más que definir, tocándola de zurda a la derecha del arquero. Me encantó. Ahí se ve a la defensa de Central medio desparramada, es que fue una jugada muy rápida y toda con toques de primera. River tiene un mediocampo bárbaro, con excelentes jugadores, creo que vamos a darle grandes alegrías a la gente. Ojalá yo pueda repetir esto de hacer goles..." 

El primero nació en una pared con Borrelli y con Berti, entramos muy bien en profundidad y lo único que tuve que hacer fue tirar al arco. Una alegría enorme; lo grité como si fuera el primer gol de mi carrera. Al menos era el primero de esta etapa.

El segundo llegó por otra muy buena pelota que me puso Borrelli, me quedé atrás y, como tenía un defensor sobre la izquierda, no había otra posibilidad que pegarle al arco. Creo que al arquero lo sorprendió un poco el viento, además también tuve mucha suerte, lo reconozco.



El del triunfo: Otra vez me la dio Juanjo Borrelli, la pelota me quedó atrás y tenía algunos defensores de Central rodeándome. Ellos pidieron offside, pero yo estaba bien habilitado. No tuve otra alternativa que pegarle al arco y creo que el arquero eso lo sorprendió. Además del tremendo viento. ¿La verdad? Tuve mucha suerte, porque así como se metió pudo haberse ido por arriba o muy lejos. Me volví loco, porque merecíamos ganar, hicimos un gran segundo tiempo, con una presión imposible de soportar. Faltaban dos minutos... Por suerte empezamos el campeonato con un triunfo."

¿Cuál me gustó más? El primero, naturalmente. Porque fue una jugada en que participaron varios jugadores en velocidad, una jugada lindísima.

En fin, esta noche hubo de todo. Dos goles, un penal errado... Y más que nada una linda alegría para la gente que creyó y sigue creyendo en mí. Recién empieza el campeonato y hay mucho por hacer, pero me voy muy contento porque River mostró algo del fútbol que puede desarrollar.

Festejo a modo delirio. Sergio Berti y Ramón Medina Bello abrazan a un enloquecido Ramón Díaz. Fue después del primer tanto del Pelado, el comienzo de una noche inolvidable para el goleador.

Festejo a modo delirio. Sergio Berti y Ramón Medina Bello abrazan a un enloquecido Ramón Díaz. Fue después del primer tanto del Pelado, el comienzo de una noche inolvidable para el goleador.



Este equipo tiene un mediocampo que muchos de los clubes en los que actué envidiarían y muy buenos jugadores.

Yo voy a jugar donde me necesiten: si tengo que hacerlo más atrás, no hay problema, aunque a mí me gusta más moverme adelante, siempre cerca del gol. Quiero hacer mi aporte para que River salga campeón, nada más. Sé que Passarella después del partido dijo: "Ramón no hizo más que cumplir con su deber".

Es cierto, y yo espero no haberme olvidado, porque esto recién empieza.

 

Por Ramón Díaz
Imagen de 1937. Recuerdos de un antiguo ciclista
¡Habla memoria!

1937. Recuerdos de un antiguo ciclista

Luis Ceroude, ganador en otros tiempos de campeonatos de velocidad y resistencia en ciclismo, rememora una época en la que, al no haber automóviles, la frase utilizada era: "Más rápido que bicicleta".

Imagen de El destino, la pelota y yo - Capítulo XXI
¡Habla memoria!

El destino, la pelota y yo - Capítulo XXI

Por José Manuel Moreno. Último capítulo de la brillante entrega presentada en 1959. A pura emoción y nostalgia, el Charro cuenta sobre el final de su carrera… y que a lo mejor, no había terminado del todo.

Imagen de 2000. ¿Por qué soy árbitro?
¡Habla memoria!

2000. ¿Por qué soy árbitro?

Son los más insultados por los hinchas, son los que tienen que tomar decisiones fundamentales en fracciones de segundo, en esta nota cuentan por qué decidieron vestirse de negro e impartir justicia.

DEJÁ TU COMENTARIO