¡Habla memoria!

Los grandes cracks (1920-1931): los centros

Por Redacción EG · 23 de enero de 2019

Chantecler continua analizando el fútbol de la tercera etapa, en este caso se detiene en los centros, donde destaca a los mejores y da las razones del porqué lo son. Las fotos son un lujo.

Después que Francisco Olazar colgó los botines, pareció que su dominante figura había dejado al desaparecer de los fields un vacío que no se podría llenar. Sin embargo, lo sucedió dignamente en los combinados de la Amateurs el espectacular Cándido García, cuyo terceto que formaba con Matozzi y Célico fué punto alto en el comienzo de la época que nos ocupa.

En las luchas internacionales, al exclusivo cargo de la Asociación Argentina, actuó en el Campeonato Sudamericano de 1921 que nuestra representación ganó invicta, el cordobés Dellavalle, quien no debe ser tenido en cuenta porque sólo en esa oportunidad jugó en fields porteños y, además, aunque dinámico y rendidor era un jugador poco brillante Habla sin embargo en la Asociación un centre-half de grandes condiciones técnicas que, surgido en las filas de Atlanta, había pasado a las de Boca Juniors y un tiempo después fué uno de los primeros en iniciar el éxodo a Italia enriqueciendo con su concurso y enseñanzas a preparar el futuro y rico standard del fútbol peninsular, que habría de obtener los campeonatos mundiales de 1939 y 1938. Ese jugador se llamaba Mario Busso, centro medio calculador y efectivo que dominaba el juego de bajo, de variados recursos en el quite y cuyo juego de apoyo al ataque y la defensa fué de utilidad inapreciable para el rendimiento del conjunto, mucho mayor que el que demostraba, pues era sobrio y poco lucido.

 

VALORES INTERMEDIOS

Mientras la figura de Cándido García llenaba de admiración y entusiasmo a sus partidarios, con las brillantes jugadas de alto que realizaba en acción esforzada, demasiado esforzada para su físico no muy robusto, al extremo de que en más de una competencia local o internacional fué necesario atenderlo en desmayos transitorios producidos por el agotamiento, y su maravillosa cabeza seguía siendo como ninguna el terror de los guardavallas en los corners, otras figuras de valores intermedios pero estimables llenaban las filas de ambas instituciones que se dividían la dirección del fútbol.

Entre esos centre-halves, algunos de los cuales lucieron con brillo la casaca internacional, se encontraban Vigliola y Uslenghi, de Porteño, más científico el primero y más rendidor el segundo. Aquél actuó frente a los vascos del 22 y el último en el Campeonato Sudamericano de Río de Janeiro. Vélez Sársfield tuvo, a su vez, una figura valiosa en José L. Boffi, que mereció ser incluido en la embajada deportiva de 1921 a Chile, adonde iría a radicarse después por algunos años y que antes de ello actuó en los campeonatos argentinos y frente a los escoceses de 1923. Jugador recio, batallador y efectivo, dió tantas muestras de su dinamismo y fortaleza que una vez que chocó contra él el centre hall escocés Mackenna lesionándolo, se hicieron caricaturas en donde el johny aparecía chocando contra el tronco de un árbol.

Cernich, de Bánfield, fue otra figura valiosa en la defensa de sus colores y en los de la Amateurs, y más aún lo fué Giulidori, de Tigre, que no solamente fué centre hall, sino que ocupó todos los puestos, siendo uno de los jugadores más completos que hayamos tenido nunca en el dominio de la pelota y las triquiñuelas del deporte. Verdadero futbolista a la criolla, era vivísimo, astuto, de aquellos que aprovechan cualquier contingencia para sacar ventajas. Lástima fue que, por ser demasiado bohemio, no alcanzó nunca la altura a que podía aspirar por su excepcional calidad.

Luis Vaccaro comenzó su carrera en San Lorenzo de Almagro, debutando un 10 de abril de 1921 frente a Ferro.Luis Vaccaro comenzó su carrera en San Lorenzo de Almagro, debutando un 10 de abril de 1921 frente a Ferro.



LUIS VACCARO

El modesto Argentinos Juniors dió a la  Asociación el hombre que precisaba para defender sus colores en las luchas internacionales. Y así destacado en las modestas filas llamó la atención de las autoridades y se le confió uno de los puestos de mayor responsabilidad — si no el más – en los teams representativos.

Siempre consideré que Vaccaro, desde un punto de vista estrictamente técnico, fue una figura mediocre y en tal sentido lo objeté en muchas oportunidades. Pero era tal su dinamismo, su coraje en la lucha, su acción incansable para resistir cualquier tren de lucha, su espíritu de sacrificio para rendir por el equipo sin buscar el galardón personal, que yo como todos terminé por reconciliarme con él y le encontré méritos en la utilidad de su desempeño que antes no le había reconocido. La actuación de Vaccaro fué prolongada en el escenario internacional como para que mereciera un capítulo aparte; en efecto, durante varias temporadas fué el centre half insustituible para jugar contra los uruguayos y en los campeonatos sudamericanos; realizó la exitosa gira a Europa con Boca en 1925 y su período de acción brillante fué cuando integró el team que empató y venció a los famosos campeones olímpicos de París en 1924. Me es Particularmente grato recordar que en el match empatado 1 a 1 en Montevideo contra los olímpicos, impresionado por la campaña de éstos, cuando se me pidió un pronóstico sobre el match pocas horas antes del mismo, afirmé que con un centre hall como Vaccaro nuestro team tenía necesariamente que perder y por alto score. Sin embargo, por la tarde, Vaccaro fué el alma del team argentino y se constituyó Si no en la figura más brillante — no podía serlo entre tantos cracks — sin duda alguna es la más rendidora y a su labor incansable y excelente debió nuestro seleccionado un empate más que meritorio, merecedor de un triunfo. Tanto se movió e hizo que un forward uruguayo, fastidiado, dijo en los vestuarios: —Ese no es un jugador de fútbol, es un perro de presa. — Y eso, efectivamente, era Vaccaro.

Adolfo Zulmelzú jugó el Mundial de 1930 donde anotó dos goles.

Adolfo Zulmelzú jugó el Mundial de 1930 donde anotó dos goles.



ADOLFO ZUMELZU

En las filia amateurs, surgía después en San Isidro, otrora cuna de notables craks, un gran jugador. Se llamaba Adolfo Zumelzú, hermano de Armando, el entonces campeón de tenis.

Zumelzú jugó en Tigre, Sportivo Palermo y Racing.Zumelzú jugó en Tigre, Sportivo Palermo y Racing.



Fué el jugador esencialmente técnico Y depurado, del miss puro y valioso estilo rioplatense y en las filas de su club, luego en las de Racing, Sportivo Palermo y en los teams Internacionales, su desempeño alcanzó relieves extraordinarios. Era un poco lento, haragán y rebelde a la disciplina del entrenamiento y de no muy buena disposición física para resistir una lucha intensa, pero sus aptitudes fueron tantas, su virtuosidad tan excelsa q u e no obstante sus notorios defectos, triunfó hasta donde es posible triunfar. Era una delicia verlo jugar, con su brillante y eficaz juego de alto, con sus pases matemáticos a los forwards; la dirección que le imprimía a todo el team trabajando poco pero seguro y exacto, con los backs, con los halves de ala y los delanteros mejor colocados y, a veces, llevado por un momento de entusiasmo, realizar un esfuerzo y adelantar limpiamente con gambetas sobrias y eficaces para tentar el shot final o el último pase decisivo. Toda su acción era intencionada; todo en él era cálculo, elaborando las jugadas que se iban a suceder, sin fallas ni errores y hasta fué un especialista en la ejecución de los tiros libres. En luchas difíciles, donde había que jugarse el todo por el todo, lo hizo con valentía y saliendo de su apatía habitual. Así en el Sudamericano de Lima en 1927, seriamente golpeado, cayéndose y levantándose repetidamente, resistió hasta el final en el match en que vencimos a los uruguayos por 3 a 2, partido en el que fué uno de los valores más firmes del conjunto campeón.

Luis Monti fue subcampeón del mundo en 1930 donde representó a Argentina y fue campeón del mundo en 1934 cuando jugó para Italia.Luis Monti fue subcampeón del mundo en 1930 donde representó a Argentina y fue campeón del mundo en 1934 cuando jugó para Italia.



LUIS MONTI

Hecho en un modesto club, el General Mitre, empezó a destacarse como half de ala Luis Monti, jugador recio a quien por su gran caja torácica se lo llamó Doble Ancho y habría de alcanzar luego una popularidad extraordinaria, Del General Mitre pasó a Huracán como half izquierdo y de allí a San Lorenzo de Almagro, donde fué toda una columna fuerte y donde comenzó su fama internacional cuando pasó al centro de la línea media, Luis Monti compartió con Zumelzú el puesto de honor en los teams representativos y por su físico y adaptamiento a la disciplina del cuerpo perduró mucho más que aquél. Eran, por sus modalidades, la antítesis uno riel otro. Lo que Zumelzú basaba en la sutileza y en la elegancia, Monti lo fincaba en su dinamismo, en su valentía, en su ímpetu, en su reciedumbre Era de los que se agrandaban ante el peligro y con la visión de la derrota apretaban los dientes y luchaban agigantándose hasta doblegar al adversario por fuerte que fuese. Si la fama que aún mantiene San Lorenzo de ser el temen más batallador y de reacción más positiva es merecida, para justificar el mote de El Ciclón, se debe citar principalmente a Luis Monte que fué quien le infundió esa admirable energía y combatividad que él hizo escuela. Luego de haber llenado la historia de su club, de los combinados porteños y argentinos con sus hazañas, contribuyendo como el que más a la conquista de campeonatos y trofeos, todavía le quedó un espacio grande en su carrera de futboler para ser durante varios años más el centre hall obligado de los equipos italianos, y así como su figura paseó dominante por los fields de Sud América, más tarde lo hizo en los de Europa, admirando a todos los públicos como un ejemplo de vigor y valentía.

Fleitas Solich, el centrocampista paraguayo se lució en Boca entre 1927 y 1931.Fleitas Solich, el centrocampista paraguayo se lució en Boca entre 1927 y 1931.



FLEITAS SOLICH

Los paraguayos que desde 1921 siempre han aportado a nuestro fútbol alguna figura de grandes valores, tuvieron una que correspondió a su estatura en Fleitas Solich, su centre half y capitán de los teams internacionales, que se lució tanto por su técnica y eficacia como director de equipo que Boca Juniors terminó por conseguir su concurso y hacer que se radicara en ésta para defender sus colores.

Digno centre half de un team campeón, Fleitas Solich, admirado en los internacionales, siguió cumpliendo aquí brillantes performances reveladoras de un estilo de juego sólido y lucido. Por su elevada talla dominaba fácilmente el juego de alto, pero también tenía recursos estimables en el juego de bajo, con sus quites eficaces y su inteligente acción de apoyo. Era como un general que conoce todos los secretos de In estrategia y así dirigía el team con tina acción consciente y positiva que lo llevaba al triunfo sin esfuerzos, mediante una exacta acción coordinada Fué este paraguayo, sin duda alguna, un verdadero maestro, a la altura de los más grandes nuestros como centre half y como director de un team.

Junto a él se hizo otro jugador paraguayo que empezó actuando como half de ala y luego ocupó el centro de la línea con mucha eficacia. Jugó en San Fernando y luego en Chacarita Juniors; Brizuela. Todos recordarán cómo este jugador llegó a ser crack y el mismo Son Lorenzo lo llamó a sus filas para llenar el gran vacío dejado por Luis Monti.

Pedro José Chalú se destacó en Ferro Carril Oeste donde juegó entre 1926 y 1933Pedro José Chalú se destacó en Ferro Carril Oeste donde juegó entre 1926 y 1933



TRES PULMONES

Chalú, de F. C. Oeste, fué un jugador tan  dinámico, aun comparándolo con los más activos y rendidores, que se hizo popular con el apodo de Tres Pulmones, calificativo que dice de su extraordinaria vitalidad. Por ella, ya que no por otras virtudes en que los habla mejores, llegó a ocupar una posición destacada en el escenario donde brillaban tantos centre halves de relieves singulares y Chalú fué elegido varias veces para los equipos representativos y su valioso concurso terminó por ser requerido por River Plate.

 

RONZONI

Independiente contó durante varios años  con el concurso inestimable de otro jugador valiente y de recursos como Ronzoni, que también ocupó el puesto en teams seleccionados. Encariñado con los colores que defendía y batallador incansable, el actual director técnico de los rojos llegó a empañar su excelente campaña de futboler con actuaciones violentas y enconadas como ocurriera con Luis Monti y otros, pero, en general, su desempeño en los fields alcanzó cierto brillo corno para no merecer esta breve referencia a sus grandes aptitudes de jugador.

 

ROBERTO SEREGNI

También este jugador, iniciado en Del Plata y que en su período de encumbramiento ocupó el puesto de honor en Racing, fue una figura estimable en el ambiente, que lucio sus grandes recursos actuando como eje y como back. Dinámico, valiente y de variados recursos, fué siempre una figura que se distinguió por su valioso rendimiento y sus espectaculares alardes de dinamismo.

 

SAUL CALANDRA

Centre half de Estudiantes de La Plata, Calandra adquirió el máximo de su popularidad en 1927 cuando en un match internacional por la copa Lipton produjo una actuación de tan marcado dominio en el centro del field que él fué uno de los principales, si no el protagonista, del célebre embotellamiento de los uruguayos en el famoso match previo al Sudamericano de Lima y que no obstante el dominio abrumador ganaron los celestes por uno a cero. Jugador de gran complexión atlética, poseía una extraordinaria capacidad de resistencia y al utilizarla en defensa de sus calores era siempre un jugador útil a su equipo y temible para el adversario.

Manuel Dañil debutó en Tigre, luego jugó en River, Racing y Estudiantes. Uno de los mejores de su época.Manuel Dañil debutó en Tigre, luego jugó en River, Racing y Estudiantes. Uno de los mejores de su época.



MANUEL DAÑIL

Iniciado en Tigre y con sensible paso por varios clubs importantes, Manuel Dañil fué una figura preponderante durante varios años que se distinguió por su valentía y dinamismo y que tenía como principal virtud, hasta cuando ya fué veterano, no conocer la fatiga ni el temor Este batallador incansable tuvo como don esencial un juego de alto excelente que se distinguió porque su rechazo de cabeza significó un pase a un compañero.

 

STAGNARO Y CLOSAS

Andrés Stagnaro fué en Racing el sucesor de Zumelzú y si su rendimiento no fué siempre parejo, realizó a veces actuaciones sobresalientes por sus múltiples condiciones. Tenía todas las aptitudes para triunfar, tanto en su juego de bajo como de alto, y si no se popularizó más fué porque partió hacia Italia, luego de un conflicto con su club y al subsistir a su regreso quedó en forzosa inactividad. En cuanto a Closas, hecho en Estudiantes, pasó más tarde a San Lorenzo donde finalizó su larga carrera. Fué un jugador de recursos científicos y de acción tesonera, un poco dado a las triquiñuelas, pero que, especialmente en su antiguo club y en algunos seleccionados, produjo performances de indiscutibles méritos en que reveló las grandes aptitudes de que era poseedor.

 

TERMINA LA SERIE

Basta la referencia para alcanzar la notable época de centre halves que fué la tercera de nuestro fútbol. Agreguemos a los ya nombrados, como para terminar dignamente la lista, a Roberto Felices, el Tuerto, de Gimnasia y Esgrima de La Plata, que en una época menos valiosa habría merecido un párrafo aparte y bien destacado. Del pelado Mac Coubrey, que actuó en Lanús y Sp. Barracas y fué un centre half científico, de un tipo similar al de Zumelzú, aunque no rayara a tanta altura. De Pascale, un eje medio de Defensores de Belgrano, que se hizo famoso por la extraordinaria potencia de su shot que era el terror de los guardavallas. De Cacopardo, un dinámico y técnico centre half de Porteño y Boca Juniors, que integró equipos representativos. De Devoto, que luego de brillar en los teams cordobeses lució su eficacia en Vélez Sársfield como sucesor de Boffi y que era un player de estilo parecido al de Fleitas Solich. De Gigli, un excelente eje de Huracán primero y luego de River Plate; de Volante, que jugó en Platense y luego fué a brillar en Italia, De Vázquez y Federice, dos excelentes ejes de Huracán de distintas épocas, es decir, del comienzo y el fin de las que me ocupa y, por último, de Minella, el gran centre half de estos tiempos que luego de actuar como centre forward en Gimnasia Esgrima de La Plata pasó a ocupar con el brillo y la eficacia que le conocemos este puesto de responsabilidad en los teams de River Plate y los internacionales.

 

POR CHANTECLER

Temas en esta nota:

Imagen de Figurita difícil: Manuel De Saa
¡Habla memoria!

Figurita difícil: Manuel De Saa

En los años ‘30 en Vélez brillaba un zaguero macizo con clase, intuición y espíritu de lucha. No se entregó jamás, no aflojó ni abajo del agua. Nacido en España, en Argentina le decían con acierto “Gallego”.

Imagen de 1937. River Plate venció en el clásico Boquense
¡Habla memoria!

1937. River Plate venció en el clásico Boquense

Partido disputado el 12 de diciembre. River, ya Campeón, se impuso por 3 a 2 a Boca en un match de escasa calidad técnica pero recio e intensamente disputado según la crónica de Chantecler.

Imagen de 1959. Era un juego de italianos bigotudos
¡Habla memoria!

1959. Era un juego de italianos bigotudos

Las bochas, ese entretenimiento para todas las edades que en las décadas del 40 y del 50 supo ser furor. Jugado por hombres y mujeres. Esta nota contiene fotos de archivo increíbles.

DEJÁ TU COMENTARIO