¡Habla memoria!

Juan Alejandro Abaurre

Por Redacción EG · 23 de agosto de 2010

Tuvo un paso fugaz por Racing que no le permitió descollar en Primera. A base de goles y buenas actuaciones, brilló en el fútbol de los sábados.

ABAURRE, a bastones blancos y celestes, nunca encontró un lugar en el equipo.ABAURRE, a bastones blancos y celestes, nunca encontró un lugar en el equipo.

Hombre de goles con la testa, de tijera, de media chilena, intuitivo del área, voraz y fino definidor, Juan Abaurre rememora su paso por Racing: “Era muy chico. Bielsa me recomendó a Perfumo, le hice un gol a Mandiyú. Me perdí otro contra River, Comizzo me hizo la de Dios. Después alterné con Fleitas”. En Avellaneda disputó diez partidos y marcó en una oportunidad ante una institución que ya no existe.

A un lado su breve paso por la Academia, rubricaría sus condiciones en el ascenso argentino. Es el tercer goleador histórico de la B Nacional, detrás de Czornomaz y Zelaya. A su vez, atesora tres ascensos a Primera. Todos, con distintos equipos: Gimnasia de Jujuy, Quilmes y Godoy Cruz.

El Cachorro también pasó por Olimpo, San Martín de Mendoza, Independiente Rivadavia y Guaymallén. En Chile vistió las camisetas de Deportivo Concepción y Palestino. Con 345 partidos jugados, se anotó 124 veces en la red.

“No era el goleador de antes, pero tenía el potencial pasivo de generar situaciones. No merecía una despedida tan silenciosa”, resaltó en 2007, cuando selló su retiro. Le dijo adiós al fútbol a los 35. Un año antes, había iniciado estudios en abogacía. Como técnico, tiene la oportunidad de comandar a Gutiérrez de Mendoza, luego de su paso por Luján de Cuyo, con el objetivo de clasificar al Torneo del Interior.

Mauro Gurevich

DEJÁ TU COMENTARIO