Tenis

¡Hasta siempre, Su Majestad!

Roger Federer le puso punto final en Londres a su brillante carrera como tenista profesional con una ovación que lo conmovió hasta las lágrimas, luego de la derrota en el dobles junto a Rafael Nadal por la Laver Cup.

Por Redacción EG ·

23 de septiembre de 2022

Federer, en dupla con el español Rafael Nadal, cayó por 6-4, 6-7 y 9-11 ante los estadounidense Jack Sock y Frances Tifoe, en el O2 Arena, con 17 mil espectadores que aguardaron con ansias el cuarto partido del célebre torneo de exhibición para ver la última función de la leyenda suiza.

El resultado del cuarto partido de la jornada resultó una anécdota, en una noche británica cargada de emoción y cierta nostalgia. Uno de los tenistas más grandes de la historia, a los 41 años, dijo adiós en una cancha.

Cuando el match finalizó, Federer no pudo contener las lágrimas, abrazó a cada uno de los integrantes de su equipo, conducido por el mítico Björn Borg, con el serbio Novak Djokovic, el griego Stefanos Tsitsipas, el noruego Casper Ruud, el británico Andy Murray y el italiano Matteo Berrettini, y continuó con la delegación del Resto del Mundo, incluido el argentino Diego Schwartzman.

El ganador de 20 Grand Slams lloró de manera desconsolada durante varios minutos y saludó a la multitud en el O2 Arena con el brazo en alto.

Luego de un video emitido por la organización de la Laver Cup, Federer tomó el micrófono para sus primeras declaraciones: "Fue un día increíble, estoy feliz, no triste y fue un placer estar aquí. Disfruté este momento, con familia, amigos y fans. Estoy feliz de haberlo hecho y el partido fue genial".

El tenista campeón olímpico en Beijing 2008, en dobles junto a Stanislas Wawrinka, interrumpió su discurso en distintas ocasiones embargado por la emoción: "Vivir esto fue exactamente como quería, gracias. Fui feliz jugando al tenis, lo volvería a hacer todo igual. Gracias a todos. Mucha gente me apoyó. La pasé muy bien en estos 30 años. Todos están aquí, mis hijos, mi esposa".

Y finalizó: "Mis padres fueron increíbles, sin ellos no estaría aquí. Viví una noche fantástica y gracias a cada uno".

La palabra de Federer también generó el llanto de Nadal, captado por las cámaras de televisión, y de su esposa, la ex tenista suiza Mirka Vavrinec.

Federer anunció su retiro del tenis con anterioridad al comprobar que su estado físico no era el óptimo luego de tres intervenciones en la rodilla derecha que lo dejaron sin competir en la presente temporada.

Antes del partido en la Laver Cup, el último antecedente de Federer en un court se remontaba al 7 de julio de 2021, cuando perdió en cuartos de final de Wimbledon ante el polaco Hubert Hurkacz por 6-3, 7-6 (7-4) y 6-0.

Federer inició su carrera profesional en 1998. En total obtuvo 103 títulos ATP, con 1251 triunfos y 275 derrotas, que le deportaron 130.594.339 de dólares en premios.

La leyenda suiza fue número uno del mundo durante 310 semanas (febrero de 2004-junio de 2018) y se convirtió en el más veterano en lograr esa posición con 36 años y el que más semanas consecutivas hilvanó (237).

En su destacado palmarés, se destacan los 20 Grand Slam (6 en Australia, uno en Roland Garros, 8 en Wimbledon y 5 en el US Open); el récord de torneos ganados en Basilea (10), Halle (10), Wimbledon (8), ATP Masters 1000 Cincinnati (7) y Nitto ATP Finals (6).

Además, obtuvo una racha de 41 victorias consecutivas (2006-07), 17 finales consecutivas (2005-06), serie de 24 finales ganadas (2003-05), 24 triunfos consecutivos ante jugadores "top ten" (2003-05) y ganó 65 victorias seguidas sobre césped (2003-08).

Federer tuvo destellos de su calidad durante el partido de dobles, acompañado de un Nadal que no llegó en su mejor condición física, pero se preparó para acompañar a su amigo.

Una de las jugadas más comentadas del primer set tuvo a Federer como protagonista. El suizo impactó la pelota con la raqueta y ésta se disparó hacia el único agujero disponible entre la red y uno de los palos que la sostiene. El tanto fue anulado, pero generó asombro.

Federer se retiró ovacionado, en su última función, acaparó el cariño de los amantes del tenis, quienes le agradecieron por los años de un tenis de nivel superlativo, dotado de una técnica superior que resultó una marca registrada hasta el final.


FOTO DE PORTADA: LAVER CUP