Onside

Capurro y Leonas, al 120%

Por Darío Gurevich · 16 de julio de 2015

El coach analiza cómo llegan las chicas del hockey para las semis de la Liga Mundial, donde pueden clasificarse a los Olímpicos.


A los 40 años, tiene una tarea ardua: mantener a Las Leonas entre las mejores.

A los 40 años, tiene una tarea ardua: mantener a Las Leonas entre las mejores.

Ya no eclipsa la figura de Luciana Aymar, la mejor jugadora de la historia que se retiró a fines del año pasado, en los entrenamientos de Las Leonas. Tampoco se observan a Rosario Luchetti y a Silvina D’ Elía, referentes adentro y afuera del césped sintético que renunciaron al equipo en este 2015 movido.

Sin embargo, Santiago Capurro está ahí para pulir y moldear a sus dirigidas, para suplir las sensibles ausencias sin perder funcionamiento, para afinar movimientos, con un fin inicial: quedar en el podio de las semifinales de la Liga Mundial, en Valencia, entre el 10 y el 21 de este mes, para asegurar la clasificación olímpica para los Juegos de Río de Janeiro 2016.

En diálogo con El Gráfico, el head coach de 40 años –que asumió en su cargo en septiembre último– deja un salpicado de frases para desarrollar la actualidad del seleccionado argentino.

- “Este año atravesamos una etapa de crecimiento. Tenemos ciertas bajas y debemos reacomodarnos para mejorar y seguir madurando como equipo. Esperemos que este proceso de adaptación sea lo más rápido posible para el bien de todos”.

- “Los retiros del seleccionado de Charo y de Piti dolieron, porque las teníamos muy en cuenta. Ellas eran piezas fundamentales para la estructura de nuestro equipo. Pero, bueno, son decisiones personales y hay que respetarlas. Mi cuerpo técnico y yo estábamos muy contentos con Luchetti, por cómo se venía desempeñando tanto adentro como afuera de la cancha. Y de golpe, al volver a los entrenamientos este año después de las vacaciones, nos enteramos de que no iba a continuar, y lo sentimos… Con D’ Elía nos pasa lo mismo, nos queda esa misma sensación, y más todavía al estar cerca de una competencia tan importante como las semifinales de la Liga Mundial”.

- “¿Si extrañamos a Lucha Aymar? Qué te parece… Más allá de que contamos con grandísimas jugadoras, nuestro as de espadas, nuestra Maradona, ya no compite más y hay que aceptarlo”.

- “Fuimos a probar nuevas cuestiones de juego y a ganar roce en la Copa Hawke’s Bay, en Nueva Zelanda (Las Leonas terminaron sextas). El torneo nos sirvió para crecer más todavía”.

- “Creo que este equipo sigue la misma línea respecto de aquel que el Chapa Retegui dirigía; esa selección era dinámica, agresiva y muy vertical, y nosotros continuamos de la misma manera, no es que jugamos a otra cosa, más allá de agregar algunos conceptos, sobre todo por los cambios que sufrió el grupo”.

- “Quiero que el equipo sea superdinámico y agresivo, con y sin pelota; a nuestros rivales les tiene que costar generarnos jugadas de riesgo, y debemos defendernos en bloque. Cuando recuperamos la bocha, hay que darle velocidad a nuestro ataque. ¿Qué nos falta? Saber cuándo hacer una posesión más larga, y cuándo ser directos para lastimar”.

- “Todavía no estamos cerca del equipo ideal; debemos crecer bastante, y más después de las bajas. Como decía: habrá que reacomodarse lo más rápido posible para el bien de Las Leonas”.

- “El grupo sabe la realidad que vivimos… No nos sobra nada y debemos entrenarnos al 120%, y en eso estamos, en seguir creciendo, sumando, para que el equipo se fortalezca cada vez más”.

- “Las jóvenes deben jugar tranquilas, entrenarse duro, mirar a las experimentadas y preguntar para aprender… Tienen, además, que aprovechar el momento para crecer. Ellas, aunque sea de a poco, deben empezar a incorporar el hábito de ganar títulos, porque Las Leonas se entrenan para eso, para ganar”.

- “Las semifinales de la Liga Mundial, en Valencia, serán muy difíciles. Todas las selecciones que van a participar ahí intentarán clasificarse a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016; y el hockey internacional está muy parejo porque ningún seleccionado tiene a una jugadora que sea una fuera de serie. Hoy, entonces, se igualó, y para arriba: todos los equipos saben a qué juegan y son intensos. Si tuviste un mal día, cualquiera te puede ganar. Nosotros le apuntamos a ir partido a partido para terminar entre los tres mejores y clasificarnos a los Juegos de Río”.

- “Nuestro objetivo inicial es conseguir la plaza olímpica en Valencia. Después, buscaremos ganar la medalla dorada en los Juegos Panamericanos de Toronto (si la logra, también le dará el pase olímpico), y luego pensaremos en la final de la Liga Mundial, que se va a jugar en Rosario. Pero, para estar tranquilos comenzar bien el año, debemos clasificarnos a los Juegos Olímpicos en España”.

Por Darío Gurevich

Nota publicada en la edición de junio de 2015 de El Gráfico

DEJÁ TU COMENTARIO