Fútbol Argentino - Liga Profesional

Coudet, buscado en Avellaneda

Por Redacción EG · 19 de diciembre de 2016

Por las renuncias de Milito y Zielinski, tanto Independiente como Racing tienen al Chacho como uno de los grandes candidatos para ser el nuevo DT.

Eduardo CoudetEduardo Coudet

El último fin de semana, Independiente y Racing se quedaron sin entrenador. Tras perder ante Banfield, Gabriel Milito renunció en el Rojo y Ricardo Zielinski hizo lo propio en la Academia, tras la caída ante Unión. Así, los dos equipos de Avellaneda terminan el año sin director técnico y tienen hasta principios de enero para encontrar un reemplazante.

En esa búsqueda, los ojos de ambos coinciden en un nombre: Eduardo Coudet. Luego de una gran campaña en Rosario Central, donde dio pelea en todos los torneos en los que participó, el Chacho pegó el portazo tras caer en su tercera final de Copa Argentina consecutiva, ante River. Su perfil seduce y es uno de los principales apuntados en ambas instituciones.

Coudet es uno de los dos preferidos de Pablo Moyano, importante dirigente del Rojo. El otro era Ricardo Gareca, pero el Tigre se quedaría en Perú. En las últimas horas, se habrían ofrecido nombres como Pedro Monzón, Luis Islas, Ricardo La Volpe, Paolo Montero o Rubén Insúa. Por lo pronto, el presidente Hugo Moyano podría ofrecerle el cargo a Fernando Berón, DT de la Reserva.

Por el lado de Racing, ya habían hecho un intento por contratar a Coudet en mayo, tras la salida de Facundo Sava, pero en ese entonces el Chacho decidió quedarse en Rosario. Hoy, la historia es diferente y es uno de los candidatos, junto a Diego Cocca, Sebastián Méndez y Matías Almeyda. La Academia busca un central y podría llegar Alejandro Donatti, a quien el Coudet conoce de su paso por el Canalla y contratarlo sería una buena jugada para seducirlo.
Imagen de ESCAPE SIN GLORIA
Fútbol Argentino - Liga Profesional

ESCAPE SIN GLORIA

A diferencia de otros clubes, donde los jugadores campeones parten vitoreados y con los brazos en alto, los del "Rojo" de avellaneda se marchan en silencio. Un club que se desarma y sangra.

DEJÁ TU COMENTARIO