Auto in

Josito di Palma: el clan continúa

Por Redacción EG · 08 de agosto de 2013

La dinastía Di Palma se prolonga en el TC con Josito, que a los 24 años logró tres podios consecutivos y se perfila como candidato a ingresar en el playoff por la Copa de Oro. Conduce el Torino Nº 37 del Maquin Parts y es dueño de un singular magnetismo.

   Nota publicada en la edición de agosto de 2013 de El Gráfico

JOSITO, feliz por estar presente en el TC, sorprendió en el Gálvez a los fanáticos de Torino con una reciclada trompa que hizo su abuelo.

JOSITO, feliz por estar presente en el TC, sorprendió en el Gálvez a los fanáticos de Torino con una reciclada trompa que hizo su abuelo.

Para vos que corrías en el TC antes de nacer, ¿este es el lugar al que soñabas llegar?
-La realidad es que uno de chico no tiene noción de lo difícil que es manejar un auto de carrera y, sobre todo, lo difícil que es reunir la plata para estar en el TC y andar bien. Creo que encajé muy bien en el equipo, no sólo en lo deportivo, sino también en lo humano y los resultados en pista se fueron dando como lo habíamos planeado. Ojalá podamos crecer aún más.

-¿Cuál es el primer recuerdo que tenés del TC?
-De mi abuelo me acuerdo algunas imágenes, pero sin precisión de la carrera. Tengo en la memoria su último triunfo con el Falcon (13-09-98), pero sobre todo me acuerdo de un Torino que él armó en su vuelta al Turismo Carretera. Ese Torino celeste me quedó grabado, no tanto por haberlo visto en pista, sino en el taller.

-Si estuviesen en el TC tu papá, José Luis, y tus tíos Patricio y Marcos habría que ensanchar la pista para que pasen los cuatro en la vuelta previa...
-Ojalá algún día podamos correr todos juntos, sería grandioso. Tengo la esperanza de que alguna vez se va a dar una carrera de TC que nos reúna a los cuatro. Competir con mi viejo y mis dos tíos sería algo inolvidable.

-¿Cuánto te sirven hoy aquellos años de acompañante en el TC de tu viejo y de Marcos?
-Ser acompañante no te garantiza que te vas a convertir en buen piloto, pero en mi caso, con ganas y el afán por querer ser corredor, registré todo lo que podía de los más de 20 pilotos a los que acompañé, entre ellos Ortelli, Bessone y Ledesma, aunque mis referentes siempre fueron mi viejo y mis tíos. Creo que aproveché de cada uno lo mejor, y varias veces aquellas experiencias me salvaron de cometer un error o de anticiparme a algo que podía llegar a suceder.

-Tuviste la suerte de ser acompañante, pero a su vez de que tu viejo y tus tíos te acompañaran...
-Sí, exactamente, fue mutua la compañía, porque cuando debuté los tres estuvieron a mi lado y yo me subí con ellos. Los tres manejan muy bien y tienen diferentes personalidades, y a los tres los vi hacer cosas muy buenas en carrera. Cuando tenían buenos autos los aprovechaban, y cuando tenían un auto malo era como le pasa a cualquier piloto, quedaban limitados.

-

JUNTO con los mecánicos de la estructura Maquin Parts Racing, que tiene su sede en Venado Tuerto.JUNTO con los mecánicos de la estructura Maquin Parts Racing, que tiene su sede en Venado Tuerto.

Alguna vez contaste que tu abuelo te enseñó a querer el taller y te explicó cómo usar cada herramienta... ¿Eso hoy en qué te sirve?
-En todo, porque gracias a eso creo que desde que me subo a un auto de carrera hasta que me bajo sé perfectamente qué es lo que pasa. Sé cuando la falla es del motor, si es una bujía, una válvula o un balancín... Las horas de taller que estuve al lado de mi abuelo fueron buenísimas, aunque él siempre me decía que por ajustar un tornillo no me tenía que creer mecánico. Recién iba a poder sentir que estaba adquiriendo el oficio cuando las cosas me saliesen en forma natural.

-¿Qué te pareció la declaración de Carlos Pairetti, que dijo estar enloquecido con este momento tuyo en el TC?
-Me asombró, porque si bien somos de Arrecifes no tengo con él una superamistad. Sé perfectamente lo que él significa dentro del automovilismo y en los últimos tiempos nos hemos cruzado más seguido. Imaginate que para mí es un orgullo que un hombre como Carlos exprese su satisfacción por mi actual rendimiento. Por supuesto, que le di mucho valor a sus palabras.

-Los tres podios seguidos eran algo que un Di Palma no lograba desde el 99, cuando Marcos hilvanó cuatro...
-Realmente lo disfruté mucho dentro del equipo, porque puedo llegar a tener muchos podios por delante, pero tres consecutivos son algo muy difícil. Marcos, en toda su carrera, lo logró una sola vez y quizás mi abuelo, mi viejo o mi tío Patricio nunca lo consiguieron. Es algo que tal vez nunca me vuelva a suceder. Esos tres podios fueron algo muy meritorio de todo el equipo.

-Mencionaste varias veces al equipo, ¿cómo es trabajar con el Maquin Parts Racing?
-La verdad que soñaba con integrar una estructura como esta, porque es muy profesional, abocada ciento por ciento al automovilismo. Gente conocida nos acercó, la familia Soljan confió en mí y, gracias a Dios, los buenos resultados pudieron demostrar que esta unión era válida. Con esto de los podios sobrepasamos los objetivos, pero ahora estamos a la espera de la victoria, que no me desespera, pero me gustaría lograrla este año. Siempre digo que caí en un lugar que había un espacio en blanco y entré justo. Estaba hecho a mi medida y sincronizamos enseguida, tanto en pista como a la hora de ir a comer un asado. Hay un gran compañerismo y si bien arrancamos juntos hace poco tiempo, pareciera que nos conocemos desde hace muchos años.

-¿Qué anhelas más, entrar al playoff o conseguir la victoria?
-En realidad, sabemos que si ganamos en Olavarría (25/8) o Paraná (8/9) ese triunfo nos asegura entrar al playoff. El objetivo principal, indudablemente, es el playoff porque ese sería el pasaporte que nos permitiría estar en carrera para pelear por el campeonato, y después en las cinco fechas finales iríamos en busca de la ansiada victoria.

EL TORO 37 de Josito marcha séptimo en las posiciones y quiere ganarse un lugar en el playoff.EL TORO 37 de Josito marcha séptimo en las posiciones y quiere ganarse un lugar en el playoff.

-Prometiste una sorpresa para la carrera en el Gálvez y la gente se paraba sorprendida en tu box... ¿A quién se le ocurrió la idea?
-A mí, porque hace varios años que vengo viendo la trompa de un Torino que hizo mi abuelo y pensé que por la tradición familiar y la identificación de los Di Palma, a los hinchas de Torino les iba a gustar ver la antigua trompa adaptada al auto de hoy. El equipo me ayudó a concretar la idea, y la respuesta de la gente fue muy buena. Ya alguna vez le había puesto al auto detalles de los legendarios Torino de Nürburgring. Y bueno, son gestos que los fanáticos valoran mucho.

-¿Vos ya pasaste por todas las marcas?
-Debuté con Ford, corrí con Chevrolet, ahora corro con Torino y he probado muchas Dodge. Y en otras categorías manejé Fiat, Peugeot y Ford y gané con las tres marcas.

-Te escuché decir que querías hacer un buen campeonato de TC para volver al Super TC2000. ¿Es así?
-Sí, mis intenciones son estar en el Super TC2000 el año que viene. Estoy trabajando para eso, porque siempre hay que demostrar que podés ser competitivo y estar a la altura de los mejores para que confíen en tus condiciones. Además, sirve muchísimo hacer dos categorías, porque te mantiene activo en una profesión que es muy costosa.

-¿Extrañás el Turismo Nacional?
-Sí, por supuesto, porque es una categoría que me divierte muchísimo, la pasaba realmente bien y estaba menos tensionado. En el TC todo es más rápido y cualquier error en clasificación te hace estar mal, en cambio en el TN yo en una serie largué último y la gané, y en la final venía punteando toda la carrera y terminé tercero. El TN es una categoría muy sorpresiva y eso te mantiene entusiasmado.

-Estás muy activo en las redes sociales. Y cuando dijiste que estudiabas a qué carrera no irías por falta de presupuesto, enseguida se armó en twitter entre tus seguidores la idea de una peña virtual para reunir dinero...
-Sí, sobre todo el twitter me sedujo mucho, porque el ida y vuelta con la gente me abrió una forma de contacto inmediato para que todos sepan mi realidad y puedo compartir con ellos novedades, comentarios y hasta hacer algún que otro sorteo por regalitos. Ya tengo cerca de 15.000 seguidores que tiran para que a uno le vaya bien, no lo podía creer cuando empezaron a mandar ideas para reunir fondos y que no falte a ninguna carrera.

-Y de aquella frase de Diego Aventín en Posadas, en la que dijo que te quería cortar la cabeza, ¿está todo superado?
-Para mí empezó y terminó en Posadas, no tengo nada contra él, me parece que es un gran piloto y ojalá no volvamos a pasar por una situación similar.

Por Walter Nápoli. Fotos: Alejandro del Bosco

Temas en esta nota:

DEJÁ TU COMENTARIO