Las Crónicas de El Gráfico

1965. El partido perfecto: Santos 6 – Checoslovaquia 4

Por Redacción EG · 04 de julio de 2019

Por El Veco. Pocas veces la unanimidad alcanzó tal dimensión. El partido Santos-Selección de Checoslovaquia, fue una de las demostraciones futbolísticas más perfectas de los últimos tiempos.

Ocurrió el sábado 16 en el Estadio Nacional de Santiago de Chile.

Santos venció a la selección checa por seis a cuatro. Un resultado importante en el torneo hexagonal.. . y un partido que entra en la historia. Para la mayoría de los jugadores de River Plate fue el espectáculo más grande que hayan presenciado.

Técnicos, periodistas santiaguinos y los propios protagonistas del espectáculo dan sus opiniones.

El fútbol llegó a su expresión máxima en una noche de noventa minutos para el asombro y diez goles a gritar.

¿QUÉ PASO?...

¿POR QUÉ FUE TAN GRANDE?

Ellos, los que lo vieron, así lo explican..

 

Coutinho con la rayada casaca (utilizada por los brasileros) convierte el primer gol.

Coutinho con la rayada casaca (utilizada por los brasileros) convierte el primer gol.

 

SINTESIS
Jugado el 16-1-65.
Cancha: Estadio Nacional de Chile.
Arbitro: Rafael Horma-zabal (chileno).
Santos: Gilmer; Modesto, HeroIda; Is-mael, Zito, Geraldinho; Dorval, Lima, Coutinho, Pelé, Pepe.
Checoslovaquia: Smuker; Populhar, Pluskal; Lela, Veiss, Geleta; Pospital, Mraz, Masoput (Vasnak), Masny, Valoseck.
Goles. PT: 28', Coutinho; 32', Masny; 34', Mraz; 45', Pelé: ST: 5', Dorval; 15', Masny; 16', Coutinho; 37', Vasnak; 40' y 45', Pelé.

 

Julio Martinez (Jefe de deportes de Últimas Noticias): "Con el correr del tiempo se hablara siempre de la noche en que Santos superó por seis a cuatro a la selección de Checoslovaquia. ¿Qué pasaba si Pelé jugaba para los checos? A lo mejor el resultado se invierte. Por eso me quedo con el espectáculo. Por eso creo que en la historia del estadio Nacional —veinticinco años de fulgores y galas— no se ha visto nada superior al primer tiempo del sábado. Por eso acepto la reacción popular en frases como estas:

“¡Que cierren el estadio!... ¡Después de esto hay que descansar un mes!.... ¡Voy a las boleterías a pagar de nuevo!".

"Fue todo tan hermoso que el árbitro, Rafael Hormazábal, jugó cinco minutos de más. Y con toda razón. ¿Cuándo se va a encontrar en otra como esta?"

Jose Ramos Delgado, zaguero de River: "Debe de haber sido el partido del siglo. Dos equipos a ganar, nada de especular con el cero a cero, ni pensar que enfrente estaban Pelé o Masoput. 90 minutos de ir y venir, a todo trapo, con una fuerza y un afán impresionantes. Lo único malo fue el resultado: debió quedar cuatro a cuatro... ,pero Pelé no entiende de esas cosas".

Alberto Sainz, marcador de punta de River: "Un partido extraordinario. Si Pelé jugaba para el otro lado ganaban los checos cinco a dos. El negro volcó el partido".

Ladislao Cap, volante de River: "La noche más grande de Pelé. Nunca lo había visto así. El espectáculo fue superior al que ofrecieron Racing y Santos en cancha de Huracán. El partido queda en la historia".

Jose Curti, director técnico de River: "Fútbol a la perfección. Diez goles extraordinarios, trabajados, no encontrados. Santos volviendo al Santos de antes. Pelé siendo el mismo de siempre. Iban 4 a 4 y nadie podía adelantar el resultado. Pelé jugó por encima de todos, pero Lima fue muy importante en la tarea de conjunto. Los checos bien, con dos o tres figuras y una gran fuerza colectiva. Masoput juega de nueve, y ya no lo veo tan importante. Todo lo visto constituyó un imborrable recuerdo".

José Marko, 42 años, director técnico de la selección checoslovaca, ex jugador del club Trnya: "El mejor de todos los partido que he presenciado en mi vida. Expresión acabada de lo que puede la dedicación puesta al servicio del equipo. Dos grandes conjuntos, sin duda, y una individualidad maravillosa: Pelé. Si yo hubiera estado dentro de la cancha me habría parado pare verlo jugar, como un espectador más. Nosotros pudimos ganar, sobre todo con un mayor ajuste del trabajo defensivo, pero la derrota no implica deshonra. Los aficionados chilenos han experimentado una satisfacción que muchos públicos del mundo les envidiaran seguramente. Esto pasa muy de tanto en tanto. Pelé es el jugador más grande de la historia... Pelé resolvió todo".

 

Secuencia del partido perfecto: Santos 6 – Checoslovaquia 4

Secuencia del partido perfecto: Santos 6 – Checoslovaquia 4

 

Antonino Vera (revista "Estadio"): "El mejor partido que he visto, incluido tres mundiales. El choque de dos escuelas diferentes y la cabal demostración de cómo se puede llegar a lo mismo por distintos caminos. Los checos, "roperos de tres cuartos", según muchos, hicieron mayor gasto; los brasileros, sutiles, Llegaron con mayor naturalidad. Los dos alcanzaron el propósito: jugar al fútbol en la forma más perfecta posible. Por primera vez en Chile, Pelé justifico ser el Rey y nadie puede dudar que resultara imposible superar una actuación tan acabada. Es el más grande jugador que he visto y ni Pedernera, ni Moreno, ni Di Stefano asoman como hombres completos si trazamos un paralelo con este fabuloso negro. El resultado final debió ser de 5 a 3, ya que hubo dos goles que fueron obsequios de las defensas, Lo fundamental: ninguno de los dos equipos se preocupó por no dejar jugar y así se llegó a un espectáculo electrizante, a noventa minutos que volaron en medio del asombro".

Josef Masny, 26 años, insider izquierdo de los checos, autor de dos gales en el trascendente partido: "Si volvemos a jugar ganamos nosotros. Estoy seguro que no cometeríamos los errores en que incurrimos (defensivos) y entonces habría menores problemas. El Santos es un gran equipo. Pelé este acá (señala una butaca contigua) y el resto de los jugadores allá (en el fondo del largo pasillo de hotel Crillon). El partido fue el mejor de todos en los que he intervenido. Una gran no-che de los dos equipos, sólo así pudo darse".

Luis Alonso (Lula), director técnico del Santos: "Nuestro mejor partido del último año. El fracaso de algunos hombres había resentido el poderío de mi equipo, pero ya estamos otra vez en la vieja línea. Los checos andan bien y serán de los más fuertes en el mundial de 1966. El partido fue excelente: se corrió bien la cancha y no hubo vacíos en la intensidad del juego. No me atrevo a afirmar que este partido haya sido superior al Santos-Benfica, jugado en Lisboa, por la Copa de Campeones. Los pondría en una misma línea para no cometer una  injusticia. Pelé es Pelé, para que hablar..."

Reel Herman Leppé (jefe de deportes de "La Nación", Santiago): "Un partido excepcional y la presencia del gran rey. Pelé exhibió las múltiples facetas de su juego fantasmagórico, hecho de todo lo que configura al fútbol como un arte: fuerza, habilidad, talento, ingenio, sentido creativo y un poder de realización como jamás antes mostró jugador alguno en el mundo. En el primer gol, cuando primero a Smuker, lo via adelantado y le pasó la pelota por sobre la cabeza. En el segundo, en una maniobra como si siguiera la pelota al compás de un vals, la clavo en la red. En el tercero arrancó de media cancha, esquivo a tres rivales y dejó al arquero checo con la boca abierta, Beethoven, Miguel Ángel, Walt Whitman, Claudio Arrau... y Pelé. Cada uno en lo suyo".

Augusto Da Silva Saravia, presidente de la delegación del Santos: "Una noche excepcional de los dos equipos. El Santos ya está en el 70 por ciento de su rendimiento normal. Uno de los mejores encuentros que he presenciado, aunque Santos-Benfica (5-2) fue casi una obra perfecta en materia de fútbol. Los checos fueron subcampeones en el mundial de Chile y no encierra novedad emitir un elogio. Tienen un plantel estable y no será licenciado hasta después de Londres. Trabajan, trabajan... y tienen sus frutos".

 

El Rey del fútbol: Pelé

El Rey del fútbol: Pelé

 

Pelé: "Gran partido. Muy duro, pero duro con la pelota, sin que en ningún momento se buscaran las piernas. Mi satisfacción mayor radica en la alegría del público manifestada en una ovación inolvidable. No puedo precisar si fue el mejor partido: en la cancha solo pienso en ganar, en luchar, en sacar todas las ventajas posibles. Ahora, mirado a la distancia, hago balance y creo que sí, que fue uno de los más emotivos que ha jugado el Santos. El público dio el fallo y eso es lo que más interesa. Ellos (los aficionados) pagan, exigen y a ellos nos debemos. ¿O no somos profesionales?"

Recordamos en este instante un juicio de Cesarini sobre Pelé "El más grande, el más humilde, el que más se entrena, el que incurre en menos faltas, el que juega primero y después piensa en cobrar..."

 

Imagen de 1980. La noche más dramática y salvaje del Luna Park
Las Crónicas de El Gráfico

1980. La noche más dramática y salvaje del Luna Park

No se recuerda una pelea tan encarnizada en la catedral del boxeo nacional. Horacio Saldaño y Tito Yanni batallaron durante cinco rounds sin respiros. La crónica de una noche inolvidable.

Imagen de 1992. Argentina vs. NBA
Las Crónicas de El Gráfico

1992. Argentina vs. NBA

Un acontecimiento histórico vivió el básquetbol argentino en Portland. La selección nacional enfrentó por primera vez a los monstruos norteamericanos, la clasificación no pudo lograrse, pero esa noche será eterna.

Imagen de 1939. Independiente 1 – 0 San Lorenzo
Las Crónicas de El Gráfico

1939. Independiente 1 – 0 San Lorenzo

Por Chantecler. En el clásico match jugado en Avellaneda, el resurgimiento del Ciclón fue detenido por el team rojo, que jugó su mejor partido de la presente temporada y se llevó la victoria gracias a Erico.

DEJÁ TU COMENTARIO