¡Habla memoria!

Racing 100x100 (1903-2003)

Por Redacción EG · 11 de diciembre de 2019

En 2003 con motivo del centenario de Racing, El Gráfico homenajeó al club de Avellaneda repasando un centenar de hechos y figuras de su historia vinculándolos con nombres de películas.

1 LA HIS­TO­RIA OFI­CIAL

To­do co­men­zó en 1898, cuan­do un gru­po de tra­ba­ja­do­res del Fe­rro­ca­rril del Sud fun­dó el Ar­gen­ti­nos Ex­cel­sior Club, que rá­pi­da­men­te se di­vi­di­ría en tres frac­cio­nes. Una de ellas fue el Sud Amé­ri­ca Foot­ball Club de Ba­rra­cas al Sur. De ese club, en 1902, se des­pren­dió un gru­po de so­cios que se lle­vó la úni­ca pe­lo­ta y fun­dó Co­lo­ra­dos Uni­dos del Sur. Así se for­ma­ron las dos co­lum­nas de la fu­tu­ra “Aca­de­mia”.

 

2 SIN­TO­NIA DE AMOR

El 25 de mar­zo de 1903, Ba­rra­cas al Sur y Co­lo­ra­dos Uni­dos del Sur se reu­nie­ron en la vie­ja es­ta­ción de fe­rro­ca­rril Ba­rra­cas Igle­sia pa­ra de­jar de la­do sus di­fe­ren­cias y au­nar­se en un so­lo club. En una reu­nión pre­via se ha­bían pro­me­ti­do es­tar “uni­dos has­ta la muer­te”. Só­lo fal­ta­ba de­fi­nir el nom­bre.

 

El cuadro que llevó al Racing a primera división en 1910. Parados: Juan Ohaco (capitán), J. López, Romeo Seminario, Traba, Allan, E. Winney Eloy Prieto (linesman). Sentados: Igarzabal, Alberto Ohaco, Emilio Firpo, Pablo Freers y Juan N. Perinetti.

El cuadro que llevó al Racing a primera división en 1910. Parados: Juan Ohaco (capitán), J. López, Romeo Seminario, Traba, Allan, E. Winney Eloy Prieto (linesman). Sentados: Igarzabal, Alberto Ohaco, Emilio Firpo, Pablo Freers y Juan N. Perinetti.

 

 

3 EN EL NOM­BRE DEL PA­DRE

Ger­mán Vi­dai­llac, de as­cen­den­cia fran­ce­sa, vio “Ra­cing” co­mo tí­tu­lo de una re­vis­ta de ese país, lo pro­pu­so en la reu­nión de fun­da­do­res, y fi­nal­men­te el nom­bre ele­gi­do pa­ra la nue­va alian­za fue Ra­cing Foot Ball Club. La pu­bli­ca­ción ha­cía re­fe­ren­cia al Ra­cing Club de Fran­ce.

 

4 HOM­BRES DE HO­NOR

Es­tos fue­ron los 21 hom­bres que fun­da­ron, ha­ce 100 años, el Ra­cing Foot Ball Club: A. Car­bo­ne, R. La­mour, I. Oyar­zá­bal, P. Viaz­zi, J. Gui­mil, L. Bo­lo­que, J. Pla­ni­si, P. Wer­ner, J. Se­pich, A. La­mour, A. Ar­to­la, G. Vi­dai­llac, A. Paz, B. Eche­verry, E. Paz, F. Ba­les­trie­ri, E. Pou­ja­de, E. Cal­mels, J. Paz, S. So­ron­do y A. Ca­pu­rro.

 

5 NA­CI­DO PA­RA MA­TAR

Eva­ris­to Ba­rre­ra es el go­lea­dor his­tó­ri­co: me­tió 136 go­les en­tre 1933 y 1938. De­ba­jo de él, es­tán Juan Jo­sé Piz­zu­ti, con 118, Lla­mil Si­mes, con 106, Juan Car­los Cár­de­nas, con 81, Ru­bén Bra­vo, con 79, Ru­bén So­sa, con 79 y En­ri­que Gar­cía, con 78.

 

Llamil Simes, el gran goleador.

Llamil Simes, el gran goleador.

  

 

6 RE­TRA­TOS DE UNA OB­SE­SION

Las pri­me­ras dos fo­tos que se re­gis­tran de un equi­po de Ra­cing fue­ron to­ma­das en “La Fe­ria”. Así se co­no­cía al es­ta­dio que se cons­tru­yó don­de hoy es­tá el Ci­lin­dro. En ese en­ton­ces, só­lo ha­bía cin­co fi­las de ta­blo­nes y un ele­gan­te te­cho de es­ti­lo in­glés so­bre la tri­bu­na.

 

7 CO­LO­RES PRI­MA­RIOS

Has­ta el 23 de ju­lio de 1904, los so­cios de Ra­cing se iden­ti­fi­ca­ban con una re­me­ra blan­ca. Ese día la cam­bia­ron por una ne­gra y ama­ri­lla, pe­ro ape­nas du­ró una se­ma­na por su gran pa­re­ci­do a la de Pe­ña­rol. En­ton­ces, por ini­cia­ti­va del ju­ga­dor Ale­jan­dro Car­bo­ne, se ins­tau­ró un mo­de­lo de cua­dros ro­sas y ce­les­tes: dos gran­des de ca­da co­lor. Unos años des­pués se mo­di­fi­có otra vez y pa­só a ser to­da azul, con una fran­ja blan­ca en el me­dio. Con esa ca­mi­se­ta, Ra­cing ju­gó has­ta 1910, cuan­do adop­tó de­fi­ni­ti­va­men­te la blan­ca y ce­les­te, de ra­yas ver­ti­ca­les.

 

8 MI QUE­RI­DO PRE­SI­DEN­TE

Ar­tu­ro Ar­to­la, uno de los fun­da­do­res del Ra­cing Foot Ball Club, fue el pri­mer pre­si­den­te de la Aca­de­mia. En­tre 1903 y el ge­ren­cia­mien­to del fút­bol, 32 hom­bres es­tu­vie­ron al fren­te del club.

 

9 EL GOL­PE

El 7 de ma­yo de 1911, Ra­cing de­bu­tó en Pri­me­ra Di­vi­sión y el uru­gua­yo Car­los Sca­ro­ne mar­có el pri­mer gol de la his­to­ria blan­qui­ce­les­te. Fue em­pa­te 1-1 fren­te al Club Atlético San Isi­dro, en Ave­lla­ne­da.

 

10 EL AMA­TEUR

Cuan­do lle­gó al ama­teu­ris­mo, Ra­cing to­mó las rien­das que ha­bía de­ja­do el Alum­ni de los her­ma­nos Brown y fue nue­ve ve­ces cam­peón: en 1913, 1914, 1915, 1916, 1917, 1918, 1919, 1921 y 1925. Por esa épo­ca glo­rio­sa, sur­gió el eter­no mo­te de La Aca­de­mia.

 

11 MU­JER BO­NI­TA

Una tar­de de 1915, Ida y Cé­sar Mat­tius­si, un ma­tri­mo­nio de in­mi­gran­tes ita­lia­nos, co­men­za­ron a ocu­par­se del cui­da­do de la can­cha de Ra­cing. De ese ma­tri­mo­nio na­ció, el 19 de no­viem­bre de 1919, Ele­na Mar­ga­ri­ta Mat­tius­si, “Ti­ta”, en la ca­si­lla de la vie­ja can­cha. He­re­dó de su ma­dre el car­go de la­van­de­ra del plan­tel y se me­tió en el co­ra­zón del Ci­lin­dro has­ta ser re­co­no­ci­da co­mo hi­ja de Ra­cing y co­mo ma­dras­tra de to­dos los ju­ga­do­res que pa­sa­ron por el club has­ta el 3 de agos­to de 1999, cuan­do fa­lle­ció. Hoy es un em­ble­ma de una hin­cha­da que sal­tó, su­frió y llo­ró en el te­cho de su ca­sa… la tri­bu­na de Ra­cing.

 

Tita Mattiussi.

Tita Mattiussi.

 

 

12 ME­JOR IM­PO­SI­BLE

En 1919, la Aca­de­mia con­si­guió el me­jor pro­me­dio de efec­ti­vi­dad de su his­to­ria, cuan­do ga­nó los 13 par­ti­dos que ju­gó y lo­gró el 100% de los pun­tos en dis­pu­ta.

 

13 ME­MEN­TO

En los pri­me­ros años de Ra­cing, el ha­bi­li­do­so Al­ber­to Oha­co era la es­tre­lla del equi­po en el que tam­bién se des­ta­ca­ban “Pi­chín” Hos­pi­tal, el es­tra­te­ga; Fran­cis­co Ola­zar, un can­da­do; Ar­man­do Re­yes, un cen­tral im­pa­sa­ble; y Juan Pe­ri­net­ti, uno de los más que­ri­dos por la gen­te. En la dé­ca­da del 20 en­tra­ron en ac­ción “el Mar­qués” Fer­nan­do Pa­ter­nos­ter, Jo­sé “Pe­chi­to” De­lla To­rre y el ar­que­ro Jo­sé Bot­ta­so. Y, en el úl­ti­mo tra­mo del ama­teu­ris­mo, apa­re­ció una du­pla de oro: Na­ta­lio Pe­ri­net­ti y Pe­dro Ochoa, los su­per­hé­roes del Ra­cing cam­peón mo­de­lo 25. 

 

Alberto Ohaco

Alberto Ohaco

 

 

14 TAN­GO FE­ROZ

En­tre la enor­me can­ti­dad de hom­bres ilus­tres que ama­ron a Ra­cing, fi­gu­ra el de Car­los Gar­del, un ad­mi­ra­dor de las gam­be­tas de Pe­dro Ochoa, a quien in­mor­ta­li­zó me­dian­te su tan­go “Pa­ta­du­ra”, que ob­via­men­te no ha­cía re­fe­ren­cia a él en el tí­tu­lo, pe­ro sí en los si­guien­tes ver­sos: “Ser co­mo Ochoí­ta/ el crack de la afi­ción…” y ”Ha­cer co­mo Ochoí­ta/ de me­dia can­cha un gol”.

Gloria y honor de la Academia. Ochoíta, el crack de la afición, según recitó para la posteridad Carlitos Gardel.

Gloria y honor de la Academia. Ochoíta, el crack de la afición, según recitó para la posteridad Carlitos Gardel.

 

15 LA VI­DA ES BE­LLA

To­do era co­lor ro­sa pa­ra Ra­cing en el ama­teu­ris­mo y el de­but en el pro­fe­sio­na­lis­mo in­vi­tó a se­guir so­ñan­do: la Aca­de­mia ven­ció 5-1 a Pla­ten­se, el 4 de ju­nio de 1931. Fue en la 2ª fe­cha del tor­neo, ya que el par­ti­do de la pri­me­ra jor­na­da, con­tra In­de­pen­dien­te, ha­bía si­do pos­ter­ga­do.

 

16 TU CA­SA, MI CA­SA

Des­de 1931 y has­ta el 1º de sep­tiem­bre de 1946, Ra­cing ju­gó co­mo lo­cal en su vie­ja can­cha de ma­de­ra. Sin em­bar­go, des­de 1947 has­ta el 20 de agos­to de 1950, fue an­fi­trión en los es­ta­dios de In­de­pen­dien­te, Bo­ca y San Lo­ren­zo.

 

17 AL DIA­BLO CON EL DIA­BLO

En el pri­mer clá­si­co de Ave­lla­ne­da de la era pro­fe­sio­nal, Ra­cing ga­nó 4-1. Se ju­gó en In­de­pen­dien­te, el 9 de ene­ro de 1932.

 

18 MI PIE IZ­QUIER­DO

En los pri­me­ros años del pro­fe­sio­na­lis­mo, me­dia Ave­lla­ne­da se ena­mo­ró de un hom­bre: “El poe­ta de la zur­da”, tam­bién co­no­ci­do co­mo “El Chue­co”. En­ri­que Gar­cía no só­lo era el gran sím­bo­lo de Ra­cing, si­no ade­más una de las fi­gu­ras de la Se­lec­ción. Por eso, a pe­sar de la abs­ti­nen­cia de co­pas y vuel­tas olím­pi­cas, el Chue­co y sus gam­be­tas en­de­mo­nia­das de­sa­ta­ban la lo­cu­ra de la gen­te. Un li­bro en­te­ro po­dría es­cri­bir­se acer­ca de él... pe­ro us­ted ya lo vio, y a vos te lo con­tó tu abue­lo.

 

19 ATRA­PA­ME SI PUE­DES

Una vez que se en­chu­fa­ba, era prác­ti­ca­men­te im­po­si­ble fre­nar a “La Bor­da­do­ra”. Aquel 7 de ju­nio de 1936, na­die pu­do: Ra­cing ven­ció 4-0 en el For­tín, a Vé­lez, que no per­día en su can­cha des­de ha­cía dos años. Y tres de los go­les fue­ron ano­ta­dos por él, Vi­cen­te Zi­to, un ti­po que se ha­cía ca­mi­no al ju­gar.

 

JUGADA TIPICA del Chueco García: desborde por izquierda y centro. En este caso, ante Independiente en 1942.

JUGADA TIPICA del Chueco García: desborde por izquierda y centro. En este caso, ante Independiente en 1942.

 

 

20 MU­CHO RUI­DO, PO­CAS NUE­CES

La Aca­de­mia ge­ne­ró gran­des ex­pec­ta­ti­vas en 1938. Có­mo no, si mar­có 8 go­les en tres par­ti­dos con­se­cu­ti­vos. Sí, en la fe­cha 23, go­leó 8-2 a Pla­ten­se, des­pués 8-2 a Es­tu­dian­tes y, al do­min­go si­guien­te, 8-1 a La­nús. In­creí­ble, pe­ro más lla­ma­ti­vo aún fue que la fa­bu­lo­sa ra­cha no al­can­zó: Ra­cing ter­mi­nó cuar­to, e In­de­pen­dien­te sa­lió cam­peón.

 

21 EN LA BO­CA DEL MIE­DO

El pri­mer equi­po que ga­nó en la Bom­bo­ne­ra fue  Ra­cing. El 20 de abril de 1941, en la 4º fe­cha del tor­neo, tras ir­se al ves­tua­rio un gol aba­jo (Sarlanga), la Aca­de­mia sa­lió con to­do en el se­gun­do tiem­po y le ga­nó a Boca 4-1, con go­les de En­ri­que Gar­cía, Lizt­her­man y Fan­di­ño (2).

 

22 MI PO­BRE AN­GE­LI­TO

La peor go­lea­da de la his­to­ria de Ri­ver la su­frió La Má­qui­na, aquel equi­po de An­gel La­bru­na y otros mons­truos. Y el ver­du­go fue Ra­cing, que el 27 de sep­tiem­bre de 1942 se im­pu­so 6 a 1.

 

23 DIA DE EN­TRE­NA­MIEN­TO

El Cha­rro Mo­re­no no se qui­so que­dar afue­ra de los 100 años de Ra­cing. Re­cién lle­ga­do de Mé­xi­co, en el 46, se en­tre­nó con la Aca­de­mia. No ju­gó nun­ca por­que la Se­cre­ta­ría de Tra­ba­jo y Pre­vi­sión re­sol­vió que se ha­bía ido del país sien­do ju­ga­dor de Ri­ver, por lo que de­bía ter­mi­nar su con­tra­to allí.

 

24 SEX­TO SEN­TI­DO

En el co­mien­zo del 47, Ra­cing iba en bus­ca de su pri­mer tí­tu­lo en el pro­fe­sio­na­lis­mo. Y con­si­guió es­tar 13 fe­chas in­vic­to. Sin em­bar­go, ter­mi­nó sex­to en la ta­bla. Y con un do­lor de ca­be­za ex­tra: el gran gas­to que ha­bía rea­li­za­do en in­cor­po­ra­cio­nes.

 

25 CO­MO CAÍDO DEL CIE­LO

Un cré­di­to del go­bier­no por tres mi­llo­nes de pe­sos per­mi­tió, en 1947, em­pren­der el pro­yec­to del nue­vo es­ta­dio. Se com­pra­ron te­rre­nos del ex Fe­rro­ca­rril Sud por 960 mil pe­sos y el 13 de fe­bre­ro co­men­za­ron las obras. Em­pe­za­ba a ges­tar­se el Ci­lin­dro de Ave­lla­ne­da.

 

26 EL ATA­QUE, LA ME­JOR DE­FEN­SA

En el 49, la Aca­de­mia ga­nó su pri­mer tí­tu­lo de la era pro­fe­sio­nal con una de­lan­te­ra im­pla­ca­ble: Juan Car­los Sal­vi­ni, Tu­cho Mén­dez, Ru­bén Bra­vo, Lla­mil Si­mes y Ez­ra Sued. Con ellos, el equi­po ter­mi­nó pri­me­ro, con 87 go­les a fa­vor en 24 par­ti­dos. El triun­fo cla­ve fue en la fe­cha 22: en el Mo­nu­men­tal, la Aca­de­mia ven­ció a Ri­ver por pri­me­ra vez en el pro­fe­sio­na­lis­mo.

En los vestuarios se abrazan Higinio García y Sued después del match.

En los vestuarios se abrazan Higinio García y Sued después del match.

 

27 SU­PER MA­RIO

El gran re­fuer­zo de Ra­cing pa­ra el tor­neo del 50 fue Ma­rio Bo­yé. Su lle­ga­da fue su­fi­cien­te pa­ra re­for­zar la ba­se del cam­peón del 49 y, por eso, a pe­sar de que Sal­vi­ni, Mén­dez y Bra­vo es­tu­vie­ron au­sen­tes en al­gu­nos par­ti­dos, Ra­cing ga­nó su se­gun­do tí­tu­lo con­se­cu­ti­vo, con 8 pun­tos de ven­ta­ja so­bre Bo­ca e In­de­pen­dien­te.

 

28 HO­GAR, DUL­CE HO­GAR

El Ci­lin­dro de Ave­lla­ne­da fue inau­gu­ra­do por Juan Do­min­go Pe­rón el 3 de sep­tiem­bre de 1950, cuan­do Ra­cing ven­ció a Vé­lez, 1 a 0, por la 21ª fe­cha del tor­neo.

Evita y Perón en el Cilindro de Avellaneda recién inaugurado bajo el primer gobierno justicialista.

Evita y Perón en el Cilindro de Avellaneda recién inaugurado bajo el primer gobierno justicialista.

 

29 NO HAY DOS SIN TRES

En 1951, por pri­me­ra vez en el pro­fe­sio­na­lis­mo, dos equi­pos chi­cos pe­lea­ban el cam­peo­na­to: Ban­field y La­nús. Sin em­bar­go, el Gra­na­te sa­có el pie del ace­le­ra­dor y la Aca­de­mia, que no ha­bía em­pe­za­do del to­do bien, lo apre­tó has­ta que lle­gó a un de­sem­pa­te con el Ta­la­dro. La pri­me­ra de las fi­na­les, que se ju­ga­ron en el Vie­jo Ga­só­me­tro, ter­mi­nó 0-0 y, en la se­gun­da, ga­nó Ra­cing 1-0, con gol de Bo­yé. Sí, sí, sí: tri-cam-peón.

Racing, el tricampeón. Parados: Giménez, H. García, G Stábile, Grisetti, Rastelli, García Pérez y Gutiérrez. Agachados: Boyé, Ameal, Bravo, Simes y Sued.

Racing, el tricampeón. Parados: Giménez, H. García, G Stábile, Grisetti, Rastelli, García Pérez y Gutiérrez. Agachados: Boyé, Ameal, Bravo, Simes y Sued.

 

30 PRO­PUES­TA IN­DE­CEN­TE

Ra­món Ce­rei­jo era el mi­nis­tro de Ha­cien­da del go­bier­no de Pe­rón, mien­tras Ra­cing de­fi­nía el tí­tu­lo con Ban­field, el equi­po de la cla­se tra­ba­ja­do­ra que de­fen­día Evi­ta. “Nos da­ban la re­cau­da­ción com­ple­ta del par­ti­do si ga­na­ba Ban­field, por­que Ce­rei­jo nos ha­bía di­cho que Evi­ta que­ría que ga­na­ran ellos”, con­fe­só Sued al­gu­na vez. La con­tes­ta­ción a la pro­pues­ta la dio Bo­yé a los gri­tos... y ga­nó la Aca­de­mia.

 

31 ES­TA LO­CA LO­CA GEN­TE

En el se­gun­do par­ti­do en­tre Ra­cing y Ban­field, que fi­nal­men­te con­sa­gró tri­cam­peón a los al­bi­ce­les­tes, se re­cau­da­ron 187.877 pe­sos, una ci­fra ré­cord en el fút­bol ar­gen­ti­no de esa épo­ca.

 

32 AR­MA MOR­TAL III

En los tres tor­neos que ga­nó la Aca­de­mia en for­ma con­se­cu­ti­va, Lla­mil Si­mes re­sul­tó go­lea­dor. Ano­tó 25 go­les, en el 49; 19, en el 50; y 15, en el 51.

 

33 EN­TRE DOS AMO­RES

Tu­cho Mén­dez, sím­bo­lo de la crea­ti­vi­dad del tri­cam­peón, de­bu­tó en Hu­ra­cán, el club del que era hin­cha, pe­ro los ocho años que es­tu­vo en la Aca­de­mia y el idi­lio con la gen­te lo ena­mo­ra­ron de la ce­les­te y blan­ca. Tan­to que in­mor­ta­li­zó esa re­la­ción con una fra­se: “Hu­ra­cán es mi vie­ja y Ra­cing mi mu­jer”.

 

N. Méndez, R. Bravo y Llamil Simes en la tapa del 5 de agosto de 1949

N. Méndez, R. Bravo y Llamil Simes en la tapa del 5 de agosto de 1949

 

34 THE SHA­DOW (LA SOM­BRA)

En tres de las sie­te ve­ces que Ra­cing fue cam­peón, Ri­ver sa­lió se­gun­do: en el 49, 66 y 01. Y el ca­so in­ver­so se dio en dos oca­sio­nes: en el 52 y 55.

 

35 40 DIAS, 40 NO­CHES

Cua­ren­ta fes­te­jos con­tra Bo­ca. Así y to­do, es­tá le­jos en el his­to­rial, por­que los xe­nei­zes ga­na­ron 64 ve­ces y las otras 36 fue­ron em­pa­te. Las ma­yo­res go­lea­das de la Aca­de­mia fue­ron 6-2, en 1949; 6-0, en 1987; y 6-4, en 1995.

 

36 AL­GUIEN SA­BE DE­MA­SIA­DO

Gui­ller­mo Stá­bi­le fue el pri­mer di­rec­tor téc­ni­co que sa­có cam­peón a Ra­cing en el pro­fe­sio­na­lis­mo y que lo­gró un tri­cam­peo­na­to en la Ar­gen­ti­na. A prin­ci­pios del 49, ase­gu­ró que la Aca­de­mia no ne­ce­si­ta­ba mu­chos re­fuer­zos. En el 51, que­dó cla­ro que no los ne­ce­si­tó… “Ese equi­po ju­ga­ba de me­mo­ria”, cuen­tan los pro­ta­go­nis­tas. Y Stá­bi­le te­nía al­go que ver con eso.

 

37 RE­CUR­SOS HU­MA­NOS

Ni pa­ta­das, ni co­da­zos. Ar­nal­do “Pa­li­to” Ba­lay se las in­ge­nió con su ca­te­go­ría y los lea­les re­cur­sos –nun­ca el úl­ti­mo–, pa­ra qui­tar pe­lo­tas en el me­dio de la can­cha. Así bri­lló 117 par­ti­dos con la ca­mi­se­ta de Ra­cing y se con­vir­tió en el cin­co del cam­peón del 58. To­do eso, sin ha­ber vis­to nun­ca en su vi­da una tar­je­ta ro­ja.

 

Pedro Dellacha a punto de cruzar el ataque de Angel Labruna en un River Racing de mediados de los ’50, ninguno se guarda nada. Dos inmortales del futbol argentino.

Pedro Dellacha a punto de cruzar el ataque de Angel Labruna en un River Racing de mediados de los ’50, ninguno se guarda nada. Dos inmortales del futbol argentino.

 

38 SAL­VE­SE QUIEN PUE­DA

Ne­gri; De­lla­cha, Mu­rúa; Bo­no, Cap, Gia­ne­lla; Cor­bat­ta, Piz­zu­ti, Man­fre­di­ni, So­sa y Be­lén; con­for­ma­ban la im­pla­ca­ble for­ma­ción ha­bi­tual del cam­peón del 58. La re­gu­la­ri­dad de Ra­cing le per­mi­tió man­te­ner­se to­do el tor­neo en la lu­cha, has­ta lle­gar al en­cuen­tro con La­nús, dos fe­chas an­tes del fi­nal del cam­peo­na­to. Esa tar­de, le­van­tó un 1-3 y le sa­có cin­co pun­tos de ven­ta­ja a Bo­ca, ase­gu­rán­do­se el tí­tu­lo.

 

39 ANA­LI­ZA­ME

Omar Ores­tes Cor­bat­ta, “El Lo­co”, fue una má­qui­na ex­pen­de­do­ra de gam­be­tas y anéc­do­tas. Su apo­do se afir­mó des­pués de un par­ti­do con­tra Cha­ca­ri­ta, cuan­do to­mó la pe­lo­ta en mi­tad de can­cha y em­pe­zó a co­rrer ha­cia su pro­pio ar­co. Has­ta el ar­que­ro Ne­gri, de Ra­cing, se asus­tó. Pe­ro Cor­bat­ta, al pi­sar el área, cla­vó los fre­nos e hi­zo pa­sar de lar­go a dos ri­va­les: Ma­rio Ro­drí­guez y Eduar­do Res­ti­vo. Des­de ese día, fue, es y se­rá el inol­vi­da­ble “Lo­co Cor­bat­ta”.

 

Omar Ores­tes Cor­bat­ta.

Omar Ores­tes Cor­bat­ta.

 

 

40 CUEN­TA CON­MI­GO

Uno, dos, tres, cua­tro, cin­co, seis, sie­te, ocho, nue­ve, diez, ¡on­ce! Sí, 11 go­les le me­tió Ra­cing a Cen­tral en 1960. En ese par­ti­do, que ter­mi­nó 11-3, se al­can­zó el ré­cord de go­les mar­ca­dos en un par­ti­do de la era pro­fe­sio­nal.

 

41 EL MUN­DO CON­TRA MÍ

Ca­si to­dos los clu­bes se ha­bían re­for­za­do con mu­chos ex­tran­je­ros pa­ra el tor­neo del 61, pe­ro Ra­cing se la ju­gó por los ar­gen­ti­nos. Y el “fút­bol es­pec­tá­cu­lo”, que pro­me­tían los de afue­ra, lo pu­so la Aca­de­mia: arran­có con cua­tro triun­fos con­se­cu­ti­vos, y no pa­ró has­ta que ter­mi­nó pri­me­ro, 7 pun­tos arri­ba de San Lo­ren­zo. Con­si­guió 47 uni­da­des, en 30 par­ti­dos, y lle­gó a es­tar 10 arri­ba de sus per­se­gui­do­res. Un ver­da­de­ro or­gu­llo na­cio­nal.

 

42 SOM­BRE­RO DE CO­PA

Ele­gan­te co­mo Fred As­tai­re, su pre­sen­cia, ca­te­go­ría y pre­ci­sión pa­ra en­tre­gar la pe­lo­ta lo di­fe­ren­cia­ban de los mar­ca­do­res cen­tra­les de tra­di­ción. Fi­no, pe­ro ague­rri­do, Fe­de­ri­co Sac­chi fue la se­gun­da vér­te­bra del cam­peón del 61. Un maes­tro que dio cá­te­dra en 88 par­ti­dos en la Aca­de­mia, en­tre el 61 y el 64, en los que mar­có 12 go­les y mu­chí­si­mos co­ra­zo­nes.

 

43 ADO­RA­BLE CRIA­TU­RA

El ju­ga­dor que de­bu­tó más jo­ven en la Se­lec­ción Ar­gen­ti­na de Bás­quet tam­bién tie­ne el se­llo de la Aca­dé: Ri­car­do Alix ini­ció su ca­rre­ra en G.E.V.P., jun­to a Os­car Fur­long, y en 1963 pa­só a la Aca­de­mia. Fue cam­peón su­da­me­ri­ca­no ju­ve­nil en 1955, cam­peón ar­gen­ti­no con Ca­pi­tal Fe­de­ral en 1958 y cam­peón su­da­me­ri­ca­no con “Los Cón­do­res”. Fa­lle­ció en 1995, pe­ro su nom­bre fi­gu­ra in­de­le­ble en la his­to­ria aca­dé­mi­ca.

 

Oscar Furlong.

Oscar Furlong.

 

 

44 CON­TRA VIEN­TO Y MA­REA

Al lle­gar a Ra­cing, Jo­sé Piz­zu­ti se en­con­tró con una si­tua­ción caó­ti­ca. Trans­cu­rría el cam­peo­na­to del 65 y, en 18 par­ti­dos, so­bre 36 pun­tos en jue­go, la Aca­de­mia ha­bía sa­ca­do 13, que lo ubi­ca­ban pe­núl­ti­mo, ape­nas un pun­to arri­ba de Pla­ten­se. En­ci­ma, la si­tua­ción eco­nó­mi­ca era tan ma­la co­mo la fut­bo­lís­ti­ca.

 

45 CAM­BIO DE HA­BI­TO

En me­nos de un año del arri­bo de “Jo­sé”, Ra­cing ha­bía gi­ra­do 180 gra­dos. De he­cho, a pe­di­do del téc­ni­co, los di­ri­gen­tes co­men­za­ron a pa­gar­les los pre­mios a los fut­bo­lis­tas los do­min­gos por la no­che, con la pla­ta que de­ja­ba la gen­te en la bo­le­te­ría… Al fi­nal del tor­neo, aquel Ra­cing que pe­lea­ba en el fon­do de la ta­bla, es­ta­ba quin­to y lle­va­ba 14 fechas sin de­rro­tas.

 

El equipo de José.

El equipo de José.

 

 

46 HAS­TA LA VIC­TO­RIA SIEM­PRE

Ra­cing es­tu­vo 39 par­ti­dos con­se­cu­ti­vos, ca­si un año, sin per­der. Co­men­zó tras una caí­da an­te San Lo­ren­zo por 2 a 0, el 26 de sep­tiem­bre de 1965, y ter­mi­nó con otra de­rro­ta an­te Ri­ver, en el Mo­nu­men­tal, el 4 de sep­tiem­bre de 1966, por el mis­mo re­sul­ta­do.

 

47 UN PA­PA GE­NIAL

Ra­cing tie­ne va­rios hi­jos en el fút­bol, pe­ro dos ya es­tán “gran­des”: con Hu­ra­cán ga­nó 61 par­ti­dos, per­dió 31 y em­pa­tó 41; an­te Vé­lez ven­ció 52 ve­ces, ca­yó en 39 y em­pa­tó 53.

 

48 LA FIES­TA DE TO­DOS

Go­les, in­vic­to, vic­to­rias y es­pec­tá­cu­lo en el cam­peo­na­to de 1966. Fue la me­jor cam­pa­ña de Ra­cing en el pro­fe­sio­na­lis­mo: se con­sa­gró cam­peón con el 80,26% de los pun­tos (ga­nó 24 par­ti­dos, em­pa­tó 13 y per­dió 1).

 

49 IN­FIER­NO RO­JO

La Aca­de­mia le dio la vuel­ta en la ca­ra a In­de­pen­dien­te, el 27 de no­viem­bre de 1966. Tras ha­ber con­se­gui­do el tí­tu­lo an­te Gim­na­sia, Ra­cing ju­gó de lo­cal con­tra los Dia­blos y, des­pués de un anec­dó­ti­co 3-3, fes­te­jó fren­te a una tri­bu­na ro­ja de fu­ria.

 

50 QUI­SIE­RA SER GRAN­DE

A la mas­co­ta de “El equi­po de Jo­sé” no le gus­ta­ba que la sa­ca­ran de la can­cha cuan­do em­pe­za­ba el par­ti­do. Se lla­ma­ba Gus­ta­vo Adol­fo Cos­tas y, en 1982, hi­cie­ron lu­gar a su sue­ño: de­bu­tó en la Pri­me­ra de Ra­cing. En el 88 fue cam­peón de la Su­per­co­pa y, en el 99, di­ri­gió la Aca­de­mia jun­to con Mas­chio. Cos­ti­tas que­ría ser gran­de y lo con­si­guió.

Gustavo Costas a upa de Juan Carlos Rulli, en 1966, como mascota del Equipo de José.

Gustavo Costas a upa de Juan Carlos Rulli, en 1966, como mascota del Equipo de José.

 

51 BE­LLE­ZA AME­RI­CA­NA

Aun­que al­gu­nos pre­ten­dían ju­gar­se al bi­cam­peo­na­to lo­cal, Piz­zu­ti pu­so lo me­jor en aque­lla Li­ber­ta­do­res del 67. Y, fiel a su cos­tum­bre, no se equi­vo­có… Pa­só la pri­me­ra ron­da, tras cru­zar­se con Ri­ver, 31 de Oc­tu­bre, Bo­lí­var, In­de­pen­dien­te Me­de­llín e In­de­pen­dien­te San­ta Fe. Y, al pa­sar a se­mi­fi­na­les, se mi­dió de nue­vo con Ri­ver, Uni­ver­si­ta­rio y Co­lo Co­lo. Pa­ra lle­gar a la fi­nal, de­bía ven­cer en un de­sem­pa­te al equi­po pe­rua­no y, con dos go­les de Raf­fo, lo con­si­guió: ga­nó 2-1. Ju­gó la rue­da de­ci­si­va an­te Na­cio­nal de Mon­te­vi­deo. Em­pa­ta­ron 0-0 aquí y allá. Pe­ro el 29 de agos­to de 1967, en Chi­le, un gol de Raf­fo y otro de João Car­do­so le die­ron la vic­to­ria 2-1 y su pri­mer ce­tro ame­ri­ca­no.

 

52 ¡VI­VEN!

Yen­do de Me­de­llín a Bo­go­tá, en el 67, en me­dio de una tor­men­ta, el avión que lle­va­ba a Ra­cing ca­yó en un po­zo de ai­re du­ran­te va­rios se­gun­dos. En­ton­ces, una vez pa­sa­do el sus­to, sur­gió una fra­se que que­dó co­mo eslo­gan, así co­mo el “pa­so a pa­so” de Mer­lo, pe­ro con un to­que de hu­mor ne­gro: “Si no nos caí­mos aho­ra, no nos cae­mos más”.

 

53 CA­PI­TÁN AMEÉRI­CA

Ro­ber­to Per­fu­mo lle­vó el bra­za­le­te en la pri­me­ra Co­pa Li­ber­ta­do­res y tam­bién en la pri­me­ra In­ter­con­ti­nen­tal que ga­nó un equi­po ar­gen­ti­no. “El Ma­ris­cal”, uno de los me­jo­res de­fen­so­res de la his­to­ria, lle­gó a la Aca­de­mia tras ser re­cha­za­do en las in­fe­rio­res de Ri­ver. De­bu­tó en Pri­me­ra en 1964, co­mo se­gun­do cen­tral, jun­to a Fe­de­ri­co Sac­chi. Y, cuan­do lle­gó Piz­zu­ti co­mo DT, Per­fu­mo pa­só de “2”, a la his­to­ria.

 

Roberto Perfumo, con la Copa Intercontinental.

Roberto Perfumo, con la Copa Intercontinental.

 

 

54 UNA MEN­TE BRI­LLAN­TE

Juan Jo­sé Piz­zu­ti fue el téc­ni­co que lle­vó a Ra­cing a lo más al­to del mun­do y, ade­más, fue quien más tiem­po con­se­cu­ti­vo se man­tu­vo en el car­go en los 35 años “mal­di­tos”: 4 años y 4 me­ses. Con él, la Aca­de­mia ga­nó el Me­tro 66, la Li­ber­ta­do­res 67 y la In­ter­con­ti­nen­tal 67. Ya lo ve, era El equi­po de Jo­sé.

 

Pizzuti cambió la historia de Racing.

Pizzuti cambió la historia de Racing.

 

 

 55 TO­RO SAL­VA­JE

Nor­ber­to “el To­ro” Raf­fo fue el au­tor de los dos go­les que for­za­ron el de­sem­pa­te con el Cel­tic Glas­gow, por la In­ter­con­ti­nen­tal. De lo­cal, los es­co­ce­ses ha­bían ga­na­do 1-0 y, en la re­van­cha, se ha­bían pues­to al fren­te de nue­vo. Pe­ro se ol­vi­da­ron de to­mar al To­ro por las as­tas… los go­les de Raf­fo pro­vo­ca­ron un de­sem­pa­te en Mon­te­vi­deo, y del res­to se en­car­gó un tal Juan Car­los Cár­de­nas.

 

56 DE­JA­LA CO­RRER

¿Cuán­tas ve­ces pa­sa­ron la cin­ta con el gol de Cár­de­nas, eh? Lo con­cre­to es que ese ti­ro des­de 30 me­tros fue dis­pa­ra­dor de lá­gri­mas y me­lan­co­lía du­ran­te más de tres dé­ca­das. Por eso, y por­que con­vir­tió a Ra­cing en el pri­mer cam­peón del mun­do del fút­bol ar­gen­ti­no, el gol del Chan­go es la ima­gen vi­va de la his­to­ria aca­dé­mi­ca.

Chango de oro. De juego sencillo, pero eficiente, Cárdenas se ganó la idolatría.

Chango de oro. De juego sencillo, pero eficiente, Cárdenas se ganó la idolatría.

 

57 AMOR SIN BA­RRE­RAS

Agus­tín Ma­rio Ce­jas no só­lo fue el ar­que­ro de Ra­cing en la Li­ber­ta­do­res del 67 y la In­ter­con­ti­nen­tal, si­no que, ade­más, fue el hom­bre que más ve­ces ju­gó pa­ra el club. Es­tu­vo en tres pe­río­dos, 1962-69, 1974 y 1976-80, y en to­tal ata­jó en 313 par­ti­dos.

 

Agustín Mario Cejas.

Agustín Mario Cejas.

 

 

58 UN DE­TEC­TI­VE EN EL KIN­DER

Uno de los ma­yo­res des­cu­bri­do­res de ta­len­tos, Er­nes­to Du­chi­ni, tam­bién lle­vó las rien­das de las in­fe­rio­res de la Aca­de­mia. Ro­ber­ti­to Per­fu­mo y Co­qui­to Ba­si­le fue­ron só­lo dos de  sus chi­qui­li­nes ele­gi­dos.

 

59 QUE­DA­TE A MI LA­DO

Los ex­tran­je­ros que me­jor an­du­vie­ron con la blan­qui­ce­les­te fue­ron: los bra­si­le­ños Ma­cha­do da Sil­va (1969), João Car­do­so (1967/68), Dor­val (1964-65) y Bap­tis­ta (1964-65); los uru­gua­yos Nel­son Cha­bay (1966-72), Ru­bén Paz (1987-88), Car­los Vás­quez (1985-88) y Ju­lio Cé­sar Ba­le­rio; el pe­rua­no Ra­món Mif­flin (1974); el chi­le­no Ser­gio Li­vings­to­ne (1943); el pa­ra­gua­yo Del­fín Be­ní­tez Cá­ce­res (1939-41) y en la ac­tua­li­dad el co­lom­bia­no Ge­rar­do Be­do­ya.

 

60 NI VI­VO… NI MUER­TO

En 1970, Ra­cing no era una má­qui­na de ga­nar… ni de per­der: en­tre el Na­cio­nal y el Me­tro­po­li­ta­no, em­pa­tó 18 par­ti­dos. El téc­ni­co Jo­sé San­tia­go só­lo su­frió dos de­rro­tas y lo des­pi­die­ron a las 14 fe­chas. Eso sí, só­lo ha­bía con­se­gui­do tres vic­to­rias.

 

61 DAN­ZA CON LO­BOS

La amis­tad de la hin­cha­da de Ra­cing con la de Gim­na­sia na­ció cuan­do am­bos es­ta­ban en la B. El Lo­bo se en­fren­tó a la Aca­de­mia en el 83 y, des­de el pri­mer en­cuen­tro, se alia­ron por la gran ri­va­li­dad que los dos te­nían con Es­tu­dian­tes de La Pla­ta.

 

62 SE­GUN­DOS DE GLO­RIA

Ra­cing fue sub­cam­peón del fút­bol ar­gen­ti­no sie­te ve­ces en to­da su his­to­ria: en 1952, 1955, 1959, Me­tro 67, Me­tro 72, Na­cio­nal 80 y Aper­tu­ra 1995.

 

63 GE­ME­LOS           
To­do el mun­do ne­ce­si­ta de un buen Ra­cing pa­ra vi­vir. Es­tos son al­gu­nos de los lu­ga­res don­de exis­ten ho­mó­ni­mos de la Aca­dé: An­ti­llas Ho­lan­de­sas, Ar­ge­lia, Aru­ba, Bél­gi­ca, Bur­ki­na Fa­so, Ca­me­rún, Cos­ta de Mar­fil, Es­pa­ña, Fran­cia, Gua­da­lu­pe, Hai­tí, Lí­ba­no, Lu­xem­bur­go, Ma­li, Mar­ti­ni­ca, Is­la Mau­ri­cio, Nue­va Ca­le­do­nia y Uru­guay.

 

64 APO­CA­LIP­SIS NOW

El 18 de di­ciem­bre de 1983, la Aca­de­mia tu­vo su día más ne­gro. Una de­rro­ta de lo­cal, 4-3 an­te Ra­cing de Cór­do­ba, lo obli­gó a des­cen­der a la B por pri­me­ra y úni­ca vez en su his­to­ria.

 

65 LA FU­RIA

El 22 de di­ciem­bre de 1983, con el des­cen­so atra­gan­ta­do, Ra­cing su­frió otra ca­che­ta­da: se des­pi­dió de Pri­me­ra, con una de­rro­ta por 2-0 an­te In­de­pen­dien­te, que dio la vuel­ta esa mis­ma tar­de.

 

66 LA VEN­GAN­ZA

Lo que no ima­gi­na­ba In­de­pen­dien­te, mien­tras des­pe­día a Ra­cing de Pri­me­ra en el 83, es que pa­sa­rían 11 años pa­ra que vol­vie­ra a fes­te­jar un triun­fo con­tra la Aca­de­mia. En­tre esa caí­da en el Me­tro 83 y el Aper­tu­ra 94, se ju­ga­ron 16 par­ti­dos: 4 fue­ron vic­to­rias de Ra­cing y 12 em­pa­tes.

 

67 DA­NIEL, EL TRA­VIE­SO

Pa­ra al­gu­nos, un gran re­bo­te­ro y, pa­ra otros, un de­lan­te­ro de ex­tre­ma vi­ve­za. Lo con­cre­to es que Da­niel Se­ve­ria­no Pa­vón, con 68 pre­sen­cias y 25 go­les, fue quien más ju­gó y quien más go­les hi­zo pa­ra Ra­cing en la B.

 

68 RE­TO AL DES­TI­NO

Tras su pa­so por Ar­gen­ti­nos y Cen­tral, el mé­di­co que lo ope­ró del des­ga­rro le di­jo: “Su ca­rre­ra es­tá ter­mi­na­da”. Pe­ro Wal­ter Fer­nán­dez sen­tía que, con 21 años, aún te­nía mu­cho pa­ra dar. Se en­tre­nó so­lo, vol­vió al fút­bol en De­fen­so­res de Bel­gra­no y Ra­cing, que es­ta­ba en la B, lo com­pró por 40.000 pe­sos. Mar­có 18 go­les con la ce­les­te y blan­ca, la rom­pió en el as­cen­so y fue cam­peón de la Su­per­co­pa. ¿De qué cua­dro se­ría el mé­di­co?

 

69 VOL­VER AL FU­TU­RO

To­da­vía do­lía la fi­nal por su­bir a Pri­me­ra que se per­dió an­te Gim­na­sia en el 84 y aquel 27 de di­ciem­bre de 1985, des­pués de una cam­pa­ña irre­gu­lar, Ra­cing aca­ri­cia­ba el as­cen­so otra vez. Ven­ció a Atlan­ta 4-0 en el par­ti­do de ida y se ju­ga­ba la re­van­cha y la vi­da. Fue em­pa­te 1-1, con gol de Si­cher y la Aca­de­mia re­gre­só al lu­gar me­re­ci­do acom­pa­ñan­do al cam­peón, Cen­tral.

 

70 BA­JO BAN­DE­RA

La hin­cha­da de Ra­cing, o la Número Uno, es­tá di­vi­di­da en tres ban­dos: La Guar­dia Im­pe­rial, con­for­ma­da por los más gran­des; los Ra­cing Sto­nes y La 95.

 

La hinchada de Racing, de las más fieles del fútbol argentino.

La hinchada de Racing, de las más fieles del fútbol argentino.

 

 

71 CO­MO­DI­NES

En 1986, Ar­gen­ti­no de Men­do­za de­bía dis­pu­tar la li­ga Re­gio­nal cla­si­fi­ca­to­ria pa­ra el Na­cio­nal B y, apro­ve­chan­do el pa­ra­te de la Aca­de­mia por la con­tro­ver­ti­da pro­gra­ma­ción de los tor­neos de AFA, pu­so 150.000 aus­tra­les y al­qui­ló el plan­tel com­ple­to de Ra­cing pa­ra afron­tar ese cer­ta­men. Igual no se cla­si­fi­có.

 

72 SU­PER­MAN

Al­fio Ba­si­le, el mis­mo que di­ri­gió el re­gre­so a la A, con­vir­tió a Ra­cing en el pri­mer cam­peón de la Su­per­co­pa, en 1988. El sor­teo le dio el pa­sa­por­te a los cuar­tos, don­de eli­mi­nó al San­tos. Des­pués, a Ri­ver y, fi­nal­men­te, en­fren­tó al Cru­zei­ro. En Ave­lla­ne­da, fue 2-1 pa­ra Ra­cing, con go­les de Wal­ter Fer­nán­dez y Co­lom­bat­ti. Y en el Mi­ne­rao, el gol de Ca­ta­lán y el 1-1 fi­nal lo de­vol­vie­ron a la glo­ria. Otra vez cam­peón, y pio­ne­ro.

 

Racing levanta la Supercopa 1988.

Racing levanta la Supercopa 1988.

 

 

 73 ¡CUI­DA­DO! BE­BE SUEL­TO

El Be­ti­to Ca­rran­za era un ne­ne y nun­ca ha­bía en­fren­ta­do a Ri­ver an­tes de ese clá­si­co de 1991. Sin em­bar­go, le to­có en­trar e hi­zo lo que pu­do: dos go­les y mil gam­be­tas en un his­tó­ri­co 5-2 pa­ra la Aca­de­mia.

 

74 EL MA­NO SAN­TA

En la Su­per­co­pa 92, Ra­cing ven­ció a In­de­pen­dien­te 2-1, con un me­mo­ra­ble gol de Clau­dio Gar­cía, que vio ve­nir el cen­tro y me­tió un te­rri­ble ma­no­ta­zo, que el ár­bi­tro no ad­vir­tió. Por las du­das, el Tur­co lo gri­tó bien fuer­te a su la­do.

 

Claudio García.

Claudio García.

 

 

75 NUE­VE SE­MA­NAS Y ME­DIA

Ese tiem­po du­ró el pa­ra­te que le im­pi­dió a Ra­cing cor­tar la ra­cha sin cam­peo­na­tos en 1993. Has­ta la fe­cha 15, el 18 de di­ciem­bre, es­ta­ba pri­me­ro. Pe­ro, por la de­sor­ga­ni­za­ción del fix­tu­re, re­cién vol­vió a ju­gar el 25 de fe­bre­ro. Y tras la inac­ti­vi­dad, dos em­pa­tes, fren­te a Fe­rro y La­nús, lo ale­ja­ron de la ci­ma. Ter­mi­nó ter­ce­ro a un pun­to de Ri­ver, que sa­lió cam­peón. 

 

76  DIAS DE GLO­RIA

Fue­ron 44… las ve­ces que Ra­cing de­rro­tó a In­de­pen­dien­te a lo lar­go de la his­to­ria y 223 los go­les que le con­vir­tió. Sin em­bar­go, aún se en­cuen­tra en des­ven­ta­ja en el his­to­rial, ya que per­dió en 60 opor­tu­ni­da­des y em­pa­ta­ron en 56.

 

77 MA­XI­MA VE­LO­CI­DAD

La ilu­sión del 93, una de las más gran­des de la dé­ca­da, tu­vo co­mo prin­ci­pa­les pro­ta­go­nis­tas a “Los Li­ge­ri­tos”: Clau­dio Ló­pez y Juan Flei­ta, que ex­plo­ta­ron en la Co­pa Cen­te­na­rio de ese año. El cam­peo­na­to no se les dio, pe­ro am­bos de­ja­ron su hue­lla.

 

Claudio López y Juan Fleitas.

Claudio López y Juan Fleitas.

 

 

78  STRIP­TEA­SE

Clau­dio “El Tur­co” Gar­cía le ano­tó un gol a In­de­pen­dien­te en el 93 y se le ocu­rrió un fes­te­jo bas­tan­te ori­gi­nal… se ba­jó los pan­ta­lo­nes y mos­tró los glú­teos fren­te a la tri­bu­na del Ro­jo.

 

79 AL MAES­TRO CON CA­RI­ÑO

Die­go Ma­ra­do­na asu­mió co­mo téc­ni­co de Ra­cing el 1° de ene­ro de 1995, con Car­los Fren, y es­tu­vo en el car­go has­ta el 6 de ma­yo. La cam­pa­ña no fue exi­to­sa, y El Die­go se fue en la fe­cha 11 del Clau­su­ra, que ter­mi­nó con la Aca­de­mia en el sex­to lu­gar. Igual, el pa­so del 10 fue inol­vi­da­ble pa­ra la Número Uno.

 

Maradona en el banco académico en pos de un éxito que no fue.

Maradona en el banco académico en pos de un éxito que no fue.

 

80 CAN­TAN­DO BA­JO LA LLU­VIA

Des­pués de 35 años, pa­só la tor­men­ta. Y una me­lo­día nun­ca pa­ró de so­nar: Es­ta es la Nú­me­ro Uno/ que te si­gue a to­das par­tes/ siem­pre con sus es­tan­dar­tes/ y un gri­to de co­ra­zón: Ra­cing cam­peón, Ra­cing cam­peón…/ en el Es­te y el Oes­te/ en el Nor­te y en el Sur/ bri­lla­rá blan­ca y ce­les­te/ la Aca­de­mia Ra­cing Club.../ Y la Aca­dé, y la Aca­dé…

Reinaldo Merlo llegó a un club que no salía campeón de un torneo local hacía 35 años y consiguió romper la mala racha.

Reinaldo Merlo llegó a un club que no salía campeón de un torneo local hacía 35 años y consiguió romper la mala racha.

 

81 EL CLUB DE LA PE­LEA

En el Aper­tu­ra 95, la Aca­de­mia de Ca­pria, Del­ga­do y Pom­pei pe­leó el cam­peo­na­to has­ta la úl­ti­ma fe­cha y ter­mi­nó se­gun­da de­ba­jo de Vé­lez. Pa­re­cía que, des­pués de tan­tas ba­ta­llas, el Clau­su­ra trae­ría una ale­gría. Y el arran­que fue pro­me­te­dor, pe­ro el equi­po se pin­chó y ter­mi­nó oc­ta­vo. A se­guir pe­lean­do...

 

82 AL BOR­DE DEL ABIS­MO

El 10 de ju­lio de 1998, Da­niel La­lín pi­dió la quie­bra de Ra­cing Club y En­ri­que Go­ros­te­gui, juez de la con­vo­ca­to­ria de acree­do­res, acep­tó la pe­ti­ción. El 4 de mar­zo de 1999, la Jus­ti­cia de­cre­tó la clau­su­ra del club y el 9 dio mar­cha atrás. Al fi­nal, el 29 de di­ciem­bre de 2000, el mis­mo juez le otor­gó el ge­ren­cia­mien­to del fút­bol a Blan­qui­ce­les­te S.A.

Los hinchas de Racing saben lo que es sufrir, pero también saben que su equipo siempre tendrá una multitud que lo respalde, pese a malos resultados deportivos y peores resultados administrativos.

Los hinchas de Racing saben lo que es sufrir, pero también saben que su equipo siempre tendrá una multitud que lo respalde, pese a malos resultados deportivos y peores resultados administrativos.

 

83 ES­PE­RAN­DO AL ME­SIAS

¡Se­ten­ta y uno! Fue­ron los cam­bios de en­tre­na­dor que tu­vo Ra­cing en­tre 1966 y 2001, y 50 los téc­ni­cos que pa­sa­ron. Juan Jo­sé Piz­zu­ti, Juan Car­los Ji­mé­nez, Al­fio Ba­si­le y Agus­tín Ce­jas, con cua­tro pe­río­dos ca­da uno, fue­ron los que más ve­ces to­ma­ron las rien­das.

 

84 EL EXOR­CIS­TA

El 14 de fe­bre­ro de 1998, La­lín or­ga­ni­zó un exor­cis­mo en el Ci­lin­dro. Cer­ca de 200 fa­ná­ti­cos mar­cha­ron con ve­las, tú­ni­cas blan­cas y ca­pu­chas ce­les­tes des­de la ca­te­dral de Ave­lla­ne­da has­ta el es­ta­dio de la Aca­de­mia.

 

85 LA CO­SA MAS DUL­CE

El clá­si­co de Ave­lla­ne­da, del Clau­su­ra 98, ter­mi­nó 0-0. Pe­ro la Aca­de­mia se en­car­gó de de­jar­lo en la his­to­ria, dán­do­le una cá­li­da bien­ve­ni­da a los dos equi­pos: a Ra­cing, con 16.000 ser­pen­ti­nas, y a In­de­pen­dien­te, el más amar­go se­gún la Número Uno, con 400 ki­los de azú­car.

 

86 LE­JOS DE CA­SA

Ra­cing tie­ne 49 fi­lia­les a lo lar­go y a lo an­cho de la Ar­gen­ti­na y del mun­do. En Cos­ta Ri­ca, en Mar del Pla­ta y en mu­chos rin­co­nes más del pla­ne­ta se res­pi­ra la mis­ma pa­sión que en Ave­lla­ne­da.

 

87 CHUCKY II

El Chan­chi Es­té­vez se me­tió a la hin­cha­da en el bol­si­llo el 6 de ju­nio del 99, en can­cha de Ri­ver: es­tu­vo en­de­mo­nia­do y me­tió dos go­les pa­ra la Aca­de­mia, que ga­nó 3-2 y cor­tó una ra­cha de 26 años sin vic­to­rias en el Mo­nu­men­tal.

 

88 LO­COS DE RE­MA­TE

El 12 de agos­to de 1999 in­ten­ta­ron su­bas­tar los bie­nes de Ra­cing y la gen­te lo im­pi­dió, pro­vo­can­do la sus­pen­sión del ac­to. Fi­nal­men­te, la Ley de Fi­dei­co­mi­so anu­la­ría el re­ma­te. Del mis­mo mo­do, evi­ta­ron que la se­de de Vi­lla del Par­que se su­bas­ta­ra y, lue­go, la de­cla­ra­ron de uti­li­dad pú­bli­ca.

 

Festejo de gol Bastia se cuelga de Maximiliano Estévez, en el 1-1 ante Newell´s, en 1999.

Festejo de gol Bastia se cuelga de Maximiliano Estévez, en el 1-1 ante Newell´s, en 1999.

 

 

89 SO­CIOS Y SA­BUE­SOS

Lo bus­ca­ron, lo bus­ca­ron y lo con­si­guie­ron: un gru­po de so­cios con­cre­tó el pro­yec­to del “Pre­dio Pro­pio” pa­ra las in­fe­rio­res. Gra­cias al es­fuer­zo de esos hin­chas, el 8 de sep­tiem­bre de 1999 se pu­so fin a un lar­go jui­cio por el te­rre­no. Y, por ellos, hoy exis­te el pre­dio “Ti­ta Mat­tius­si”.

 

90 EL IN­FOR­MAN­TE

La voz del es­ta­dio de Ra­cing tu­vo un pe­que­ño des­liz aquel 20 de fe­bre­ro de 2000. Ra­cing em­pa­tó 1-1 con Bo­ca, pe­ro el gol xe­nei­ze lle­gó por un pe­nal que só­lo vio el ár­bi­tro Da­niel Gi­mé­nez. “Ra­cing 1- Gi­mé­nez 1”, in­for­mó Al­ber­to Alar­cón por el al­to­par­lan­te. Lue­go, de­bió pe­dir dis­cul­pas pú­bli­ca­men­te.

 

91 CE­NI­ZAS DEL PA­RAI­SO

Le­jos de tan­tos fes­te­jos pio­ne­ros, el 2000 fue un pé­si­mo tra­go pa­ra la Aca­de­mia. Con una de­rro­ta de lo­cal an­te In­de­pen­dien­te, por 2-0, Ra­cing ce­rró la peor de sus cam­pa­ñas en el pro­fe­sio­na­lis­mo.

 

92 MU­JER­CI­TAS

Con po­rras, re­me­ri­tas ajus­ta­das y po­lle­ri­tas con ta­blas, lle­ga­ron Las Aca­dé­mi­cas al Ci­lin­dro en 2001: 12 bai­la­ri­nas pro­fe­sio­na­les y 4 su­plen­tes. Al fi­na­li­zar el tor­neo, Ra­cing vol­vió a gri­tar cam­peón.

 

93 HE­ROES OTRA VEZ

El 27 de di­ciem­bre de 2001, de la ma­no de Mer­lo, se ter­mi­nó el ma­le­fi­cio. Ra­cing vol­vió a dar la vuel­ta, tras un gol de Loesch­bor que le dio el em­pa­te, an­te Vé­lez, por 1 a  1. El “pa­so a pa­so” de Mos­ta­za, la vo­lun­tad de un equi­po que no era can­di­da­to y el apo­yo de la gen­te fue­ron los es­tan­dar­tes del sue­ño he­cho rea­li­dad.

 

El exitoso paso a paso de Mostaza Merlo.

El exitoso paso a paso de Mostaza Merlo.

 

 

94 PE­SA­DI­LLA

En­tre el 11 de no­viem­bre de 1966 y el 27 de di­ciem­bre de 2001, pa­sa­ron 35 años y 59 tor­neos con el mis­mo sue­ño: vol­ver a ser cam­peón.

 

95 APA­SIO­NA­DOS

Con los años, los hin­chas han de­mos­tra­do que, aun­que llue­va, nie­ve o true­ne, siem­pre van a es­tar de pie. En la fe­cha 20 del Aper­tu­ra 2001, la Número Uno se con­vir­tió en la úni­ca hin­cha­da del mun­do que lle­nó dos es­ta­dios la mis­ma tar­de. El de Vé­lez, don­de se lo­gró el tí­tu­lo, y el Ci­lin­dro, que ese día no po­día es­tar va­cío.

 

96 EL ASA­DI­TO

Los asa­dos de los jue­ves, en el quin­cho del club, fue­ron pa­ra el plan­tel de Mos­ta­za Mer­lo una cá­ba­la tan es­tric­ta co­mo la ho­ra de en­tre­na­mien­to. Bien­ve­ni­da sea, si ésos son los re­sul­ta­dos.

 

97  UN EQUI­PO MUY ES­PE­CIAL

El Ra­cing cam­peón de 2001 fue el equi­po que me­nos ju­ga­do­res uti­li­zó en la his­to­ria de los cam­peo­na­tos cor­tos: 19.

 

98 IN­FI­DE­LI­DA­DES

Hu­bo mu­chos que cru­za­ron de ve­re­da en Ave­lla­ne­da. Es­tos son los que ju­ga­ron en Ra­cing e In­de­pen­dien­te, des­de que la Aca­de­mia vol­vió a Pri­me­ra: J. T. Se­rri­zue­la, M. Vi­la­llon­ga, J. Rei­no­so, W. Pa­ro­di, M. A. Lu­due­ña, E. Fuer­tes, L. Ca­rran­za, O. Es­cu­de­ro, H. Pé­rez, A. Mo­ra­les y M. Vi­ta­li.

 

99 NOS­TAL­GIAS DEL PA­SA­DO

La Aca­de­mia par­ti­ci­pó cin­co ve­ces de la Co­pa Li­ber­ta­do­res, an­tes del 2003: en 1962, 1967, 1968, 1989 y 1997. En to­tal, ju­gó 48 par­ti­dos: ga­nó 24, em­pa­tó 10 y per­dió 14, con 82 go­les a fa­vor y 56 en con­tra.

 

100 FE­LI­CI­DA­DES

De los clu­bes de Pri­me­ra, só­lo han fes­te­ja­do el cen­te­na­rio Ban­field, Gim­na­sia y Es­gri­ma La Pla­ta, Ri­ver y Ro­sa­rio Cen­tral. Aho­ra es el tur­no de ellos, los res­pon­sa­bles de que ha­ya bri­lla­do du­ran­te 100 años la Aca­de­mia Ra­cing Club.

 

 

Por Ignacio Levy (2003).

Fotos: Archivo El Gráfico.

Temas en esta nota:

Imagen de LA AMÉRICA PERDIDA
¡Habla memoria!

LA AMÉRICA PERDIDA

La máxima competencia continental de selecciones, tiene historias de glorias, epopeyas y alegrías. Cómo dice la canción “Si la historia la escriben los que ganan, eso quiere decir que hay otra historia, la verdadera historia”. En El Gráfico, te contamos cuáles fueron las grandes figuras que no pudieron ganarla.

Imagen de DE VUELTA HIGUAÍN
¡Habla memoria!

DE VUELTA HIGUAÍN

¿Llegó la hora de volver a Argentina tras la exitosa aventura europea? Mientras los hinchas de River se ilusionan con su regreso, en El Gráfico, analizamos sus opciones a futuro y repasamos la gran carrera del Pipita, de Real Madrid a Juventus, pasando por Napoli, Milan y Chelsea.

Imagen de HOY TE CONVERTÍS EN HÉROE
¡Habla memoria!

HOY TE CONVERTÍS EN HÉROE

Por lesión o expulsión muchas fueron las veces en el fútbol argentino, que un jugador de campo ocupó el arco de su equipo. Arrancamos el repaso en el tiempo, comenzando en un superclásico, cuando no… Arqueros improvisados, solo para aventureros y confiados.

DEJÁ TU COMENTARIO