¡Habla memoria!

Vida y milagros de Racing, el digno reemplazante de Alumni

Por Redacción EG · 25 de marzo de 2020

Hace 95 años El Gráfico publicaba un valioso artículo con datos y fotografías del nacimiento y primeros pasos del club que hoy cumple 117 abriles: Racing Club, llamado en sus orígenes “Los Colorados de Avellaneda”.

 

Dentro de pocos días, — el 17 del corriente — Racing, la poderosa y popular Institución deportiva de todos conocida, realizará una asamblea extraordinaria, al solo objeto de resolver la ampliación de las instalaciones de su local social, situado como es de público dominio, en pleno corazón de Avellaneda, sobre la avenida Mitre, a un paso de la plaza principal de la progresista ciudad y frente a un sitio, donde acaba de pagarse sesenta y cinco pesos la vara, lo que si se tiene en cuenta, estableciendo un parangón con las cinco mil varas que ocupa la sede social de que hablamos. Dará al lector una ligera idea de la potencialidad económica del club a que nos referimos y que sin temor de exagerar, puede calcularse poco más o menos en un activo de cuatrocientos mil pesos moneda nacional.

El cuadro que llevó al Racing a primera división. Parados: Juan Ohaco (capitán), J. López, Romeo Seminario, Traba, Allan, E. Winney Eloy Prieto (linesman). Sentados: Igarzabal, Alberto Ohaco, Emilio Firpo, Pablo Freers y Juan N. Perinetti.

El cuadro que llevó al Racing a primera división. Parados: Juan Ohaco (capitán), J. López, Romeo Seminario, Traba, Allan, E. Winney Eloy Prieto (linesman). Sentados: Igarzabal, Alberto Ohaco, Emilio Firpo, Pablo Freers y Juan N. Perinetti.

 

Y este hecho bastante significativo por cierto, es tanto más digno de ser tenido presente, cuanto que echando una ojeada retrospectiva hacia el pasado no lejano del Racing, nos encontramos con que éste no pudo ser más modesto en sus comienzos.

En efecto, Racing, que antes de ser tal, era uno de esos clubs de "arremangados" (según la típica expresión de nuestra jerga footballística, fue fundado el 26 de marzo de 1903 por un reducido núcleo de entusiastas muchachos, que por aquel entonces sentirse partidarios del "Juego de los ingleses locos", cual típicamente se le llamaba también al popular deporte. Denominábase el club: “Los colorados de Avellaneda¨, porque las primeras camisetas que pudieron comprarse con los escasos recursos de que disponían, eran de color rojo. Fueron sus fundadores: Alejandro Carbone, Raimundo Lamoin, Martín B. Iturburu, Ignacio igarzábal, Pedro Vlazzl. José M. Güilmil. Leandro N. Bollocque y Pedro R. Werner: este último, también su primer presidente. Llegó a ser más tarde, poco menos que inamovible en su puesto.

De más está decirlo. "Los Colorados de Avellaneda", como tantos otros clubs Importantes de hoy día, celebraban sus reuniones en pleno avenida Mitre a la luz de las vidrieras de la librería e imprenta de Sampayo y Santolaria, a quienes más de una vez no dejaron de darle sus disgustos; pues al calor de las deliberaciones, no fueron pocos los vidrios que se rompieron... Jugaban... en el primer potrero que encontraban libre, cuando los domingos se lanzaban a la pesca de canchas...

El diputado provincial, Dr. Pedro Groppo, presidente de Racing a mediados de la década del 20 y el Sr. Pedro J. Molinari, secretario.El diputado provincial, Dr. Pedro Groppo, presidente de Racing a mediados de la década del 20 y el Sr. Pedro J. Molinari, secretario.

 

No tardó empero, en fortalecerse, el club que tan modestamente se iniciara. Sus primeros éxitos en los campeonatos de ligas independientes, arrastraban tras él, buen número de entusiastas partidarios que poco a poco iban engrosando las filas del mismo en carácter de socios: de suerte que, no demoró en establecerse la primera secretaria en forma, en un cuchitril de la calle Mariano Acorta, donde una noche, ante la protesta de los más y a iniciativa de Félix Vidaillac, francés de origen y que en conocimiento de que en su país habla por aquella época un club llamado Racing, se logró que fuera ésta la denominación que aceptaran para el futuro "Los colorados de Avellaneda", sin sospechar quizás que con ello, se plantaba el primer jalón en la vida de la que con el correr del tiempo, llegarla a ser una de las primeras instituciones entre todas sus similares.

Es, por aquella fecha, en las postrimerías de 1905, que Racing se afilia a la Asociación Argentina de Football, actuando en tercera división y jugando en su primer campo de deportes más o menos serio, un terreno que servía de pastoreo a la hacienda de La Blanca, situado en la calle O'Gorman entre las vías del Ferrocarril Sud y que tenía que ser alambrado todos los domingos y arreglado para poder Jugar en él. No fueron pocos los sacrificios de los que donde el sábado en todas las vísperas de partidos, picos y palas en mano, mudaban la gota gorda a fin de no perder los puntos reglamentarlos, por si el contrario encontraba el campo en malas condiciones.

La cuarta "A" del Racing, que en 1913 jugara con la ¨B¨ del mismo club las finales de Campeonato y Competencia, siendo vencedora. Formándola: Traba; Nonna, Simmons; Ballesteros, Ochoa, Córdoba, Panizza, Etchegaray, Marcovecchio, Hoffman y Goycochea.

La cuarta "A" del Racing, que en 1913 jugara con la ¨B¨ del mismo club las finales de Campeonato y Competencia, siendo vencedora. Formándola: Traba; Nonna, Simmons; Ballesteros, Ochoa, Córdoba, Panizza, Etchegaray, Marcovecchio, Hoffman y Goycochea.

 

Y cosa estupenda, era tal el interés de los asociados y simpatizantes del Racing que en 1906, en un exceso de entusiasmo, promovieron en el field y durante un match jugado contra aquella célebre tercera de Alumni que integraban los Brown y el malogrado Reyna, tal desorden, que el hoy poderoso club, hubiese sido expulsado de no haber mediado la intervención de don Pablo Frers, estrechamente vinculado a los dirigentes.

Al año siguiente, el team de tercera división que capitaneaba Juan Ohaco, conquistó para el Racing, el primer trofeo en liga oficial: la copa "El Diario", que significaba para ganador, su ascenso a segunda división y es extraño, esta victoria que debió haber consolidado más y más a Racing, dio margen a una seria escisión en sus filas, puesto que los Larralde, los Deluchi y otros elementos que integraban dicho team, quisieron imponer el cuadro que actuaría en segunda, y como la comisión directiva no aceptara esa posición, retiráronse y con ellos buen número de socios, fundando luego de eso Independiente, el eterno rival de los blanquicelestes avellanedenses.

Tales deserciones, valiosas y numerosas desde luego, no amilanaron a los dirigentes del Racing de aquella época, y ya en segunda, llegaron a la final que, después de haberla ganado a River Plate, hubieron de jugar de nuevo a causa de una protesta, perdiendo entonces (1908) por siete goals a cero. Al año siguiente (1909), llegaron también a la final, perdiendo el match decisivo contra Gimnasia y Esgrima por 4 a 1, y recién en 1910 logró Racing su anhelado ascenso, batiendo en el match decisivo al Boca Juniors por 3 goals a 1, después de un bravo encuentro por la semifinal contra Estudiantes de La Plata, durante el cual el flaco Fernández llegó hasta atajar un puntapié libre que Alberto Ohaco le tirara, a consecuencias de un foul en el área penal.

La cuarta "B" del Racing, en 1912: C. Mutoni, A. Reyes, J. García, V. Suárez, R. Pepe, F. Olazar, J. M. Busso, J. Etcheverry, L. Castagnola, M. Claviño, F. M anero y F. M. Etcheverry.

La cuarta "B" del Racing, en 1912: C. Mutoni, A. Reyes, J. García, V. Suárez, R. Pepe, F. Olazar, J. M. Busso, J. Etcheverry, L. Castagnola, M. Claviño, F. M anero y F. M. Etcheverry.

 

Presidía aquel año al Racing don Luis Carbone, que reemplazó a su hermano Alejandro, que fuera el año anterior el sucesor del primer presidente, Pedro R. Werner, quien desde 1903 hasta 1908, rigiera los destinos de la popular institución que, unidos a los nombrados, ha tenido hasta el presente (1925) como presidentes: al malogrado Leopoldo Siris, a los señores Arturo Giró, Manuel T. Valdez y al diputado provincial don Pedro Groppo, a quien acaban de otorgarle nuevamente la presidencia los asociados del prestigioso club.

Los dos primeros años del Racing en primera (1911  y 1912) fueron de dura prueba. Integraron sus filas elementos, extraños al club (Gallino, Burgos, Gastellú, Sayanes, Carlos Scarone y Somma). Se creyó ver en ellos falta de entusiasmo y fue así que, al vencer la temporada de 1912, vistas las brillantes performances de las dos célebres cuartas de hierro del club, sus dirigentes, obrando con mucho tino, resolvieron integrar su team de primera división con los elementos más destacados de ambos cuadros de divisiones inferiores, formándose a causa de ello, aquel célebre cuadro que se clasificara campeón en 1913, 14, 15, 16, 17 y 18, y que integraron los siguientes jugadores: Guardavallas: Sylia Arduino, Carlos Muttoni y Marcos Croce; backs: Saturnino Ochoa, Armado Reyes y Roberto Castagnola: halfs: Juan Ohaco, Francisco Olazar, Ricardo Pepe, Enrique Machiavello y Angel Bettular; forwards: Alberto Ohaco, Alberto Marcovecchio, Juan y Natalio Perinetti, Hospital, Zabaleta, Viazzi, Vivaldo Y Canavery.

EL GRAFICO (1925)

Temas en esta nota:

Imagen de Yo fui Maradona. Por Enrique Medina
¡Habla memoria!

Yo fui Maradona. Por Enrique Medina

En 1984, a propósito del fenómeno de Maradona en Italia, Enrique Medina se pone en el papel de Diego e imagina las cosas que sintió, antes de salir a la cancha, el día que debutó en el Napoli.

Imagen de Vida y milagros de Racing, el digno reemplazante de Alumni
¡Habla memoria!

Vida y milagros de Racing, el digno reemplazante de Alumni

Hace 95 años El Gráfico publicaba un valioso artículo con datos y fotografías del nacimiento y primeros pasos del club que hoy cumple 117 abriles: Racing Club, llamado en sus orígenes “Los Colorados de Avellaneda”.

DEJÁ TU COMENTARIO