La jornada está aquí

EL "VACÍO" DE THIEM TRAS GANAR SU PRIMER GRAND SLAM

Por Redacción EG · 20 de abril de 2021

"Entré en un agujero", expresó el austríaco, campeón el año pasado en el US Open. El problema de sus rodillas, un obstáculo de esta temporada.

DOMINIC THIEM, uno de los jugadores más destacados del mundo del tenis, configura una suerte de hilo conductor entre la hegemonía de los tres monstruos, Roger Federer, Rafael Nadal y Novak Djokovic, y la generación que empuja desde atrás durante los últimos años. En el aspecto etáreo se encuentra justo en el medio: es la transición.

Y en ese sentido el año pasado logró romper un maleficio que lo aquejaba desde hacía bastante tiempo: ganar su primer Grand Slam en la era de los grandes. Después de haber perdido tres finales previas, se consagró en el Abierto de Estados Unidos, el primer Grand Slam que se disputó en plena pandemia, semanas después del reinicio del circuito.

"Esta temporada caí en un agujero, un vacío", admitió Thiem en referencia a su desempeño actual. Registra apenas cinco triunfos y cuatro derrotas en su primer año después de quebrar aquella gran barrera y la razón, según sus propias palabras, son los problemas psicológicos. “Perseguí el gran objetivo de ganar un Grand Slam durante quince años sin mirar a la izquierda ni a la derecha. Lo logré y en circunstancias extrañas -por la pandemia-. Algunas cosas quedaron en el camino, como la vida privada. Uno tiene que hacer algo por su cabeza, por su cerebro. En mi vida sólo había tenis y quiero cambiar eso", disparó en diálogo con Der Standard, un diario de Austria.

 

Thiem, campeón del US Open 2020

Thiem, campeón del US Open 2020

 

El número cuatro del mundo, además, contó que arrastra problemas en las rodillas: "Tengo pequeñas lesiones, esta vez en la rodilla izquierda. El año pasado durante el parate tuve lo mismo en la derecha, pero no me perdí torneos porque no había ninguno. Es un problema congénito en las rodillas que aparece cada tanto y requiere de un par de semanas para liberarme del dolor. Por eso me costó un poco desde Australia".

Roland Garros, donde fue finalista en 2018 y 2019, avizora como su gran objetivo para esta temporada, con la intención de llegar de la mejor forma después de Madrid y Roma, dos torneos grandes que le servirán para saber dónde se encuentra parado luego de un tiempo sin actividad -no juega desde la segunda semana de marzo, en Dubai-. "No tuve ningún partido contra los mejores durante mucho tiempo. No sé dónde estoy pero quiero ser competitivo en París. Una medalla en los Juegos Olímpicos en Tokio también sería un sueño absoluto", expresó.

DEJÁ TU COMENTARIO