Tenis

LA HAZAÑA: A CINCO AÑOS DE LA CORONACIÓN DE LA ARGENTINA EN LA COPA DAVIS

Por Pablo Amalfitano · 27 de noviembre de 2021

¡Reyes de la Davis! En un domingo inolvidable, el 27 de noviembre de 2016, Del Potro venció a Cilic en cinco sets y Delbonis pulverizó a Karlovic. El equipo de Orsanic rompió el maleficio y se quedó con la Ensaladera más esperada por el tenis argentino.

 

ARGENTINA fue campeón de la Copa Davis por primera vez en su historia hace cinco años, aquel maravilloso domingo 27 de noviembre de 2016 en Zagreb, la capital de Croacia. En una jornada fenomenal Juan Martín Del Potro y Federico Delbonis dieron vuelta el 2-1 con dos triunfos épicos: el de Delpo, por el valor de una remontada increíble, después haber estado dos sets a cero abajo contra Cilic, número 6 del mundo. Y el de Delbo, por la tranquilidad con la que demolió, pulverizó, al gigante Karlovic en sets corridos.

El triunfo, que comenzó a construirse el primer día con la victoria de Del Potro ante Karlovic luego de la luchada caìda de Delbonis frente a Cilic, tuvo su momento cúlmine con otro trabajado pero épico triunfo del tandilense, que igualó la serie cuando parecía que todo estaba encaminado para que Croacia levantara, una vez màs, la Copa Davis. Todos los fantasmas, los de las cuatro finales anteriores, se hacìan visibles en el Arena Zagreb, pero Argentina supo cachetearlos con aplomo.

Argentina, en aquel 2016, inició la Davis contra Polonia, a la que derrotó 3-2, y luego continuó con triunfos 3-1 ante Italia en cuartos, 3-2 frente a Gran Bretaña en semifinales y la mencionada final que se definió 3-2 sobre los croatas. Con este tìtulo Argentina salda una larga deuda pendiente, que incluyò derrotas en cuatro definiciones: contra Estados Unidos 1981, frente a Rusia en 2006 y ante España en 2008 y 2011. 

Justo en uno de los años más complicados para el tenis argentino a nivel invidividual, con sólo un jugador entre los cuarenta primeros del ranking ATP, pero con la sustancial reaparición de Juan Martín Del Potro, que tras un enorme regreso en el circuito y en los Juegos Olímpicos en los que obtuvo la medalla de plata, coronó el gran 2016 de su retorno con el título de la Davis. Un enorme logro para el tenis y el deporte nacional. La ansiada Ensaladera ya reposa en las vitrinas argentinas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ganar la Copa Davis ya no se traduce en un sueño inalcanzable ni en un puñado de frustraciones difíciles de superar. Ganar la Copa Davis es ahora una realidad. El equipo conducido por Daniel Orsanic destruyó todos los mitos y consiguió un título mundial que será cada día más valorado, incluso con el paso del tiempo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En el cuarto punto Del Potro levantó por primera vez en su carrera una desventaja de dos sets tras 14 derrotas en esa situación y superó a Cilic por 6-7 (4), 2-6, 7-5, 6-4 y 6-3. La clave estuvo en soportar los momentos de vuelo de su rival, que cerró el partido con 34 aces y finalmente perdió. Tras la victoria el tandilense mostró que se lesionó un dedo de la mano izquierda: “Fue cuando paré un saque de Cilic. El médico me dijo que tengo una fisura pero no me preocupa porque fue el último partido de la temporada”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Delbonis, el jugador que había llegado a Zagreb como la última alternativa, fue el encargado luchar mano a mano ante el gigante Ivo Karlovic por la ensaladera. El tenista de Azul presentó una enorme devolución para neutralizar al croata de 2,11 metros y no dejó ver ni un atisbo de duda durante todo el partido. Karlovic se vio totalmente desbordado en un partido que no esperaba jugar ya que su compañero Cilic tenía encaminada la victoria contra Del Potro. El triunfo más importante de la historia del tenis argentino fue de Fede Delbonis por 6-3, 6-4 y 6-2. Todo un país esperaba la victoria y el zurdo respondió.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“Este trofeo es de todo el tenis argentino”, decía por entonces el capitán Daniel Orsanic tras los festejos en plena cancha del estadio Arena Zagreb, repleto de argentinos y ya sin los hinchas croatas que se hicieron sentir durante todo el fin de semana.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Argentina, por aquel entonces, se había convertido en el segundo país que ganaba la Copa Davis en el Grupo Mundial tras disputar una campaña completa en condición de visitante (Francia en 2001) y el tercero que consiguía el título después de llegar al domingo 1-2 abajo, aunque el equipo albiceleste es el único que registra además una remontada con un 0-2 en el cuarto punto de la serie.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“Ganar la Copa Davis es lo mejor de mi carrera. Me cuesta todavía entender lo que nos pasa. Por el esfuerzo y por lo que costó ganarla, esta Copa es muy especial”, reflejaban las palabras de un emocionado Del Potro.

DEJÁ TU COMENTARIO