Las Crónicas de El Gráfico

1945. ¡River Plate campeón!

Por Redacción EG · 05 de febrero de 2019

Manteniendo el invicto en su cancha y con un Labruna imparable, River Plate vence a Chacarita y se consagra campeón 1945 con un equipo espectacular y eficiente. POR BOROCOTÓ.

Team de River Plate que se clasificó campeón. Parados: Iácono, Vaghi, Soriano, Rossi, Ramos y Rodríguez. Agachados: Deambrosi, Gallo, Pedernera, Labruna y Loustau. También jugaron Giúdice, Muñoz, Martínez y otros en diferentes matches.

Team de River Plate que se clasificó campeón. Parados: Iácono, Vaghi, Soriano, Rossi, Ramos y Rodríguez. Agachados: Deambrosi, Gallo, Pedernera, Labruna y Loustau. También jugaron Giúdice, Muñoz, Martínez y otros en diferentes matches.

 


En las dos últimas temporadas fué preciso que el campeón llegara a la postrer fecha del certamen para en ella obtener el título máximo. En 1943 Boca tuvo que ir a la cancha de Ferro Carril Oeste y allí jugar un match intensísimo cuya definición recién llegó a los 34 minutos de la segunda etapa, es decir, cuando faltaban apenas once para terminar el cotejo.

La cábala de Angel Labruna. En todos los matches, y luego de posar el team para los fotógrafos, se posesiona de la pelota y emprende veloz corrida para tirar hacia la valla. He aquí sorprendido en una de sus "conversiones". La cábala de Angel Labruna. En todos los matches, y luego de posar el team para los fotógrafos, se posesiona de la pelota y emprende veloz corrida para tirar hacia la valla. He aquí sorprendido en una de sus "conversiones".



En ese instante le fué posible a Sarlanga doblegar la enconada resistencia opuesta por Ferro y batir a Gualco. Ese tanto permitió la expansión de júbilo de los boquenses quienes vivieron a lo largo de 79 minutos conteniéndola, para entonces lanzar al aire el grito durante tanto tiempo frenado. Seis minutos más tarde Varela realizó una maravillosa acción personal que entregó a Sarlanga un gol de los llamados "hechos"; y fué el segundo, brillante y estupendo, que rubricó la definitiva conquista ante el clamoreo ensordecedor de las tribunas pobladas de adictos a la casaca boquense. Una fecha antes, Boca recibió en su field al último de la tabla, Gimnasia y Esgrima de La Plata, y el match tuvo comienzo imprevisto y final dramático. A los siete minutos de juego Gimnasia se había colocado en ventaja por dos tantos a cero con goles marcados por Roberto Gayol, a los pocos segundos de iniciado el lance, y luego por Rodríguez. Boyé fué el encargado de empatar con goles obtenidos a los 24' y a los 31' para cerrarse el primer tiempo con ventajas para el local al convertir Corcuera el tercero. Pero he aquí que iniciada la etapa complementaria equilibra posiciones Rodríguez y la angustia para los boquenses se extiende hasta faltar cinco minutos. A esa altura Varela gana el match.

En dos oportunidades el match fué suspendido por la invasión de adictos a River que no podían contener sus entusiasmos y aguardar hasta el final, en el que se produjeron escenas jubilosas como la que aquí presentamos. En dos oportunidades el match fué suspendido por la invasión de adictos a River que no podían contener sus entusiasmos y aguardar hasta el final, en el que se produjeron escenas jubilosas como la que aquí presentamos.



Al año siguiente, en la penúltima fecha, River, que escolta e Boca, recibe en su field a Banfield, último en la tabla, y el lance se caracteriza por lo dramático, puesto que faltando 13 minutos para su finalización Banfield está ganando por 4 a 2. En tan breve espacio se produce un gol logrado por Deambrosi, otro de Labruna merced a la ejecución de un tiro penal, y, a los 41', el mismo insider, mediante una "chilena", consigue la victoria, Esa tarde Boca jugó en Rosario un match dinámico, equilibrado y brillante con Central, que finalizó empatado en dos goles. En momentos en que se iba a iniciar el segundo período, y al tenerse noticias de que River perdía, lo que de hecho acordaba a Boca el título de campeón, los jugadores rosarinos felicitaron a los boquenses. Pero he aquí que Central se esfuerza en la lucha, que River vence a Bánfield y que ello obliga a la espera de la última fecha para recién conocer al campeón. Es cuando Boca va a la cancha de su tradicional adversario para medirse con Racing, y aunque River en esa tarde vence en Rosario a Newell's por 5 a 3, Boca da la vuelta olímpica luego de abatir a Racing por 3 a 0. Todos esos antecedentes obligaban a admitir que el certamen profesional de 1945 habría de dilatarse hasta la última fecha para recién conocer el vencedor, pero Rosario Central se encontraba en situación comprometida. Necesitaba arrancar, por lo menos, un punto a Boca para respirar tranquilo, para ya no verse mezclado en la lucha por evitar el descenso.

El triángulo menos batido en lo que va del certamen, pues cayó 32 veces contra 41 de quien lo escolta. Está formado por Ricardo Vaghi, José Soriano y Eduardo Rodríguez. El triángulo menos batido en lo que va del certamen, pues cayó 32 veces contra 41 de quien lo escolta. Está formado por Ricardo Vaghi, José Soriano y Eduardo Rodríguez.



Además, en una tarde anormal había caído ante Huracán por el score de 10 a 4 y ello instaba a sus hombres a buscar la rehabilitación. El compromiso de Boca, segundo a dos puntos de River, era más difícil que el del líder ante Chacarita Juniors. Los hechos lo corroboraron: Boca perdió ante Central y River se impuso a Chacarita. Dos a cero fué el score de ambos matches y en favor de los equipos que actuaron como locales. Pocas veces un team une dos virtudes esenciales: espectacularidad y eficiencia. Tal es la característica del vencedor de 1945. Llena los ojos de los espectadores y gana. No es goleador, pero tampoco le marcan muchos tantos. En todo el certamen solamente en una ocasión su valla cayó cuatro veces: fué hace dos semanas y ante Boca. En dos oportunidades sus delanteros pasaron de los cuatro tantos: contra Ferro en score de 5 a 1 y con Platense en 5 a 2. Delantera que juega la pelota, que realiza frecuentes retenciones de la misma, podríamos decir que el hecho de jugarla mucho le resta tiempo para lograr cifras abultadas.

Quiere filtrarse Ramos en la defensa enemiga, pero Spinelli lo contiene bien.

Quiere filtrarse Ramos en la defensa enemiga, pero Spinelli lo contiene bien.



No entremos a discutir si eso es mejor que la característica boquense, por ejemplo. Cada team y cada línea acciona de acuerdo al temperamento y condiciones de sus integrantes. El River de Bernabé difiere en forma fundamental con el de Pedernera. Los dos citados son diferentes; por lo mismo, lo son las líneas que dirigen. Además, las estadísticas demuestran que ya es muy difícil jugar con el eje adelantado. Han frenado al hombre-scorer. Las tablas de goleadores hace largo rato que no registran cantidades oscilantes en 40 y hasta aquel 47 de Erico. Pedernera está en la época.

El hombre que hace el pase y el que suele convertir el tanto. Pedernera, centreforward, corta la pelota a Labruna, insider. Parecen tiempos de Gabino Sosa. El hombre que hace el pase y el que suele convertir el tanto. Pedernera, centreforward, corta la pelota a Labruna, insider. Parecen tiempos de Gabino Sosa.



Frente a Chacarita Juniors accionó River con calidad y debió haber resuelto de manera definitiva el lance a los pocos minutos del segundo tiempo cuando se le brindaron las oportunidades más propicias, pero las entradas de Labruna y sus remates de cabezazos o de shot se perdieron rozando las maderas. Por ello recién a los 27 minutos de esa segunda etapa es que se produce el segundo gol, el que refirma una victoria y que llega cuando ya hace largo rato que el cartel anunciador ha fijado el atore de 2 a 0 favorable a Central en Rosario. En esos momentos a River le basta un empate con Chacarita para ser campeón. Pero vayamos al gol. Lleva la pelota Pedernera desplazado un poco hacia su derecha; enfrenta al zaguero González y se frena; disputan la ball y se la lleva el de River. El goalkeeper Isaac López sale a cubrir la valla; Pedernera tiene chance para tirar. Delante suyo está nada más que el guardavalla, pero advierte que allí, sobre el costado izquierdo, Labruna se encuentra inmejorablemente colocado y a la espera del pase. Pedernera le entrega la pelota y el insider la coloca en la valla. Luego, por foul a Gallo vendrá, casi sobre el final, la pena máxima contra Chacarita y su arquero detendrá el tiro penal de Labruna.

Labruna corre apareado al half Aragüez, en procura de la pelota. River Plate es el único equipo que ha mantenido su cancha invicta y tiene en su citado insider izquierdo el goleador que encabeza la tabla. Labruna corre apareado al half Aragüez, en procura de la pelota. River Plate es el único equipo que ha mantenido su cancha invicta y tiene en su citado insider izquierdo el goleador que encabeza la tabla.



Ganó el mejor equipo, el de más calidad, aunque su delantera no haya tenido mayor acierto en los remates. Se mostró un poco receloso, como evitando sorpresas parecidas a aquellas ente Banfield del año pasado y a la que padeciera Boca en 1943 ante Gimnasia. Sus forwards, al perder posesión de la pelota, bajaban prestamente a colaborar con la defensa, y como un solo tanto, logrado por Loustau a los 17 minutos al recoger un corner ejecutado por Deambrosi, era poco para estar seguros, se manifestaba ese recelo, esas bajadas veloces a cuidar posiciones amenazadas por la peligrosidad de Caserío que solía sortear a Rodríguez. Pero ya en el segundo tiempo y pese a que el gol muchas veces inminente no se producía, River jugaba bien ante un enemigo caballeresco, leal y que, pese a su situación angustiosa en la tabla de posiciones, no recurría al foul para contener a los ágiles enemigos.

Línea media de 1 campeón que ha jugado los últimos encuentros. La forman lácono, Rossi y Ramos. En el partido contra Chacarita tuvo un buen desempeño. Su eje ha mejorado mucho en la parte defensiva. Línea media de 1 campeón que ha jugado los últimos encuentros. La forman lácono, Rossi y Ramos. En el partido contra Chacarita tuvo un buen desempeño. Su eje ha mejorado mucho en la parte defensiva.



Es necesario reconocer eso en Chacarita. Perdió ante un rival que lo aventajó en calidad, pero le jugó limpiamente, y cuando se vió con un tanto en contra, adelantó sus líneas a la búsqueda del empate. No fué a la cancha de Núñez a defenderse, sino que a jugar. Su performance resultó muy buena; se mostró como team ordenado aunque poco certeros sus forwards en los remates.

Si el ataque de River es el que ha brindado en el correr del año los mejores espectáculos ofrecidos por el campeón, hemos de recordar que su defensa es la menos batida. Gustará o no su planteo, gozará del resultado brindado por forwards que retienen la pelota, pero se le han marcado 32 goles y, quien lo sigue, la de Boca, cayó 41 veces. Es también el team que perdió menor cantidad de matches: cuatro. Boca, Independiente y San Lorenzo, que le escoltan, fueron batidos en seis oportunidades. Las derrotas del campeón se produjeron contra Newell's en la primera fecha, por 3 a 2; ante Huracán, por 2 a 1; frente a San Lorenzo, por 3 a 2, y con Boca, por 4 a 1. Pero puede decir River que a esos mismos que le ganaron los derrotó a su vez, y agregar que su cancha es la única que ha permanecido invicta a lo largo del campeonato Y que Labruna encabeza la tabla de goleadores.

 

BOROCOTÓ  (1945)

Fotos de RICARDO ALFIERI

 

Imagen de 1975. La noche de los grandes.
Las Crónicas de El Gráfico

1975. La noche de los grandes.

En una época de oro del box nacional, en el Madison se enfrentaron por el titulo del mundo los argentinos Galíndez y Ahumada, y Carlos Monzón frente a Licata. Crónica, videos y fotos inéditas

Imagen de 1945. Central quedo fuera de peligro
Las Crónicas de El Gráfico

1945. Central quedo fuera de peligro

Extraordinaria crónica del triunfo de Rosario Central sobre Boca por 2 a 0, con un material fotográfico excelente. Con ese triunfo el Canalla se alejaba de la zona de descenso.

Imagen de Rescatando al soldado De Felippe
Las Crónicas de El Gráfico

Rescatando al soldado De Felippe

Jugando en la 3ra. de Huracán, Osvaldo Omar De Felippe fue enviado a luchar a la Guerra de Malvinas. En 1998 soltó sus recuerdos por primera vez a El Gráfico y dejó este testimonio imprescindible.

DEJÁ TU COMENTARIO