Las Entrevistas de El Gráfico

1959. Cap habla de fútbol

Por Redacción EG · 12 de noviembre de 2019

Vladislao Cap se entrevista con El Gráfico y pone sobre la mesa conceptos de avanzada para aquellos años. El ¨Polaco¨ fue referente de Racing y también campeón del Sudamericano del 59 con la Selección.

¿Quiénes juegan bien al fútbol?... ¿Aquellos que lo hacen como nos agrada y entendemos nosotros debe jugarse?... Los estilos, renovándose, ¿qué función táctica ofrecen?... Los valores actuales, ¿hacia qué sistema son orientados?

Vladislao Cap fue durante el último campeonato oficial un jugador de notable regularidad. Además en la cancha observó una conducta que movió a su labor en Racing al reiterado elogio. Eje medio de la selección nacional, sus impresiones sobre estilos, tácticas y técnica del fútbol son reflejo de agudas observaciones y de un concepto que se manifiesta en el diálogo que nace con esta pregunta:

—¿Viste jugar a todos los equipos que intervienen en el Sudamericano?

—A todos, sin excepción; unos como espectador, otros como adversario...

—¿Y... ?

—Como me lo imaginaba... No me equivoqué en absoluto... Los que tienen mayores posibilidades de llevarse, no sé si el elogio pleno, pero sí el aplauso y además el título, son los equipos que ingresen en la cancha con planes tácticos, notoriamente captados y definidos... Es inútil buscarle peros a las cosas, hemos llegado a un punto tal de evolución que, el no imponer un sistema, estilo o patrón de juego, dentro de lo que se denomina fútbol moderno, es correr no sólo innumerables riesgos sino también calificaciones decepcionantes...

 

Vladislao Cap nació en Avellaneda el 5 de julio de 1934.

Vladislao Cap nació en Avellaneda el 5 de julio de 1934.

 

—No lo entiendo...

—Fácil explicación. No le agradaría nunca a nadie que lo califiquen de antiguo deportivamente hablando. Tampoco gusta a los técnicos esa denominación que habla de carencia de inquietudes. En fútbol se ha evolucionado notablemente y yo soy de los que aplaudo y admiro esa evolución y...

—Sin embargo el fútbol de antes...

—¡Usted también! ... ¡Vamos!... Creí que se había modernizado ¡Guarde recuerdos para la intimidad y la anécdota!... ¡Quédese con lo actual! Sé lo que le digo. No se va a arrepentir... No tendrá belleza, lo sé, Presumiblemente es frío, pero si conseguimos lo primordial, que es armar líneas, lo demás vendrá de a poco... Cuando era chico, jugando en los potreros, nunca quise ser defensor. Ni siquiera centrodelantero o puntero. Quería a toda costa jugar de insider, ya que así podía estar con la pelota todo el tiempo que quisiera gambeteando, llevándola de allá para acá, sin importarme que jugara yo solo o que mis compañeros bien colocados esperasen vanamente mi pase. Con ese concepto de fútbol fuí a probarme a Arsenal. ¡Lo que son las cosas! Me pusieron de back derecho. De la "rabia" casi me voy de la cancha. De a poco me fueron señalando defectos: razones de una función, obligación de acción colectiva y necesidad de jugar la pelota. Mi habilidad en la gambeta me permitió el apoyo, Pero cuando por tentado y goloso la entretenía en demasía, una reprimenda ponía las cosas en su lugar. Afianzado en la defensa me adelantaron. Y así Pasé a ser centromedio. Vi claro todo el panorama y justifiqué muchas cosas que ates no entendía o no quería comprender. Me di cuenta que a nada conducía llevar la pelota metros y metros para entregarla a un compañero y tener que volver, corriendo o al tranco, a ocupar nuevamente ese puesto...

Su primer equipo fue Arsenal de Llavallol en 1952, luego pasó por Quilmes en 1953 hasta llegar a Racing en 1954.

Su primer equipo fue Arsenal de Llavallol en 1952, luego pasó por Quilmes en 1953 hasta llegar a Racing en 1954.

—Sin embargo cuando pasaste a Racing no era ése tu fútbol...

—Al principio sí. Luego por imposición de estilos se pretendió diera un vuelco a mi característica. Intenté hacerlo pero fue vano. Mi misión como eje medio señalaba contrastas con una característica. Por eso me corrieron a la izquierda. Estaba incómodo, molesto fuera de lo habitual Y opté por pedir la reserva a la satisfacción del halago de sentirme jugador de primera división fuera de ambiente y estilo. Y cuando volví, tras señalar en la categoría inferior una característica, todos convinieron en que lo mío era lo acertado por ese trabajo de jugar largo o corto, no importa, pero hacer caminar la pelota y no gastar energías tontamente; la ventaja de conservar posiciones y ayudar a la zaga en el planteo defensivo.

—Ese tercer back, que tantas discusiones promueve...

—Qué prefiere: ¿una defensa sobria, firme, invulnerable prácticamente o un "colador" con goleadas que hablan de ineficacia?

—Preferir, prefiero una defensa sólida y fútbol...

—Primero solidifiquemos la defensa, estructurándola, haciendo que los medios converjan hacia la valla en forma de abanico cuando avanza el adversario. Cerremos el paso, haciendo que el zaguero que marca a la punta se repliegue y que el medio volante vaya hacia la punta. Así, cinco contra cinco, de frente, tenemos doble ventaja, porque no sólo controlamos de hombre a hombre, s no que el arquero es uno más para nosotros y él o los insiders que bajan, dos más. ¿Se da cuenta?...

—Hace rato que me doy cuenta. Lo que importa es saber tu opinión sobre ese estilo...

—La dije claramente y la sostengo abiertamente. Se acabó la época en que los hombres jugaban sueltos. El estado físico es importante y los jugadores aguantan ahora el trajinar de un partido a pie firme. Corriendo como alocados con la pelota en los pies gastamos absurdamente energías. Jugándola, con pases y sólo el esquive necesario, tenemos la ventaja de estar al fina! del partido como al principio y en condiciones de jugar otro más, si se nos exigiera.

En la Academia estuvo por seis años, hasta su paso a Huracán en 1960.

En la Academia estuvo por seis años, hasta su paso a Huracán en 1960.

—¿Tanto?...

—Lo hemos comprobado viendo a ciertos equipos en el Sudamericano. Yo personalmente en mis viajes fuera de nuestro medio. No puedo hablar del campeonato de Lima en que intervinieron equipos de reconocida capacidad, pero sí puedo mencionar y no me equivoco, que los equipos brasileños que realizaron diversas giras, dieron no sólo acabada demostración de capacidad, sino de efectividad...

—Bueno, ellos sí, pero nosotros...

—Nosotros estamos evolucionando hacia ello. Hacia un sentido colectivo del fútbol. Armemos líneas y luego busquemos el lucimiento. Es lógico que el material humano importa. Brasil tiene hombres con notable dominio de pelota, adaptados a este estilo o sistema. Y he ahí que maravillen. Pero, ¿cómo juegan?... ¿Alguno, acaso, tiene un puesto fijo en la cancha, con excepción del trío defensivo?... Se mueven todos en función de equipo. No importa que Bellini tire hacia adelante y abajo conceptos. Él no quiere conflictos en su zona Pero basta que el arquero tenga la pelota en las manos, para que se inicie una carga. Los hombres están siempre colocados y dispuestos a recibirla. Además se mueven en permanente descolocación... ¿Qué hace Perú?... ¿Juegan los punteros en sus puestos?... ¿Es Joya un centreforward con puesto definido?...

—¿Pretendes darme una lección de fútbol?...

—No creo ni aspiro a ello, sino simplemente señalarle que las observaciones tienden al análisis y de las conclusiones llegamos, yo al menos y muchos de mis compañeros, a consideraciones terminantes... En Racing, el año pasado actuábamos defensivamente, a evitar que llegaran a nuestro arco. Lo conseguimos plenamente. Dellacha, a quien estimo y admiro, pudo haber sido objeto de muchas críticas, pero las califico de injustas. Ha jugado siempre para el equipo. Que sus rechazos no lleven directamente la pelota a un compañero ¿y qué?... ¿Acaso los centros van siempre a la cabeza de un atacante?

Esta imagen fue la portada de El Gráfico del día 3 de mayo de 1957, en su edición N° 1964

Esta imagen fue la portada de El Gráfico del día 3 de mayo de 1957, en su edición N° 1964

—¿Cuándo impuso Racing ese estilo?

—Hace dos años. De a poco. Costó mucho la adaptación de ciertos hombres, pero a medida que los fuimos haciendo, entramos en la combinación base, Y es así como logramos no el título, sino imponer una mayor eficacia defensiva-ofensiva. Bajaban, bien lo sabe, hasta tres delanteros. Corbatta, Pizzutti y Belán. Ocho sin contar al arquero, contra cinco delanteros. Por hábiles que sean los adversarios, imposible cristalizar todos los intentos. Sé de muchos defectos. Es lógico. No somos perfectos y errores cometemos todos. Además, no fue Racing el único equipo que juega ese estilo. Otros lo han impuesto y de ahí que ciertos partidos parecieron fríos, sin atracción. Pero ¿jugamos al fútbol para qué?... ¿Para ganar o dar espectáculo y que nos ganen?

—¿Así que para vos lo de antes de acabó?...

—No sólo para mí sino para muchos. Puede que entre nosotros, sin salir de casa, sin cotejar contra equipos extranjeros, ese fútbol del que usted está haciendo elogio o recuerdo sea todavía algo práctico. Pero con equipos que actúan con tácticas defensivas y un dominio técnico, el fútbol moderno, imposible todo intento. ¿Vió a Brasil frente a Chile?... ¿Qué hicieron los delanteros de Brasil sino maravillar?... En cambio los de Chile, salvando ocasiones por errores defensivos que reitero son humanos y posibles, ¿qué oportunidades tuvieron de llegar en forma neta, definida, como llegaron Pelé y Didí al arco adversario?... Ningunas o muy escasas. ¿Estamos?

—Estamos, "Polaco"... estamos...

—Es que el fútbol, además de arte exige técnicas. Acaso los pintores, los ingenieros, los arquitectos, ¿no las tienen?... No es posible pretender, perdóneme la expresión, todo junto: "La chancha, los veinte, los chanchitos y el chiquero" Primero hagamos el chiquero y allí demos cabida a la chancha; los chanchitos vendrán a su tiempo y con ellos no sólo los veinte del refrán si no muchos más...

 

Fue un adelantado para su época.

Fue un adelantado para su época.

 

—¿Metido a chacarero?...

—De momento a jugador de fútbol y con un pensamiento fijo. Conservador. Tanto que estimo para el mañana, para mí aún lejano, la posibilidad de ser, cuando terminen mis posibilidades de centromedio, un zaguero centro que siga dentro del fútbol táctico, técnico, moderno, haciendo su labor defensiva. Disciplinándome tengo la seguridad de no fracasar. ¿Acaso no lo mostró ampliamente Real Madrid con Santamaría? ¿Y hay un equipo en estos momentos con una eficacia más reconocida en todo el mundo que el famoso equipo "merengue"?

 

En un clásico de Avellaneda, defendiendo los colores de Racing.

En un clásico de Avellaneda, defendiendo los colores de Racing.

—Te sigo escuchando...

—Mire. El fútbol puede dar tema para mucho rato aún. Cada uno defendiendo lo suyo. Yo no trato de imponer estilos o hacer el elogio de uno definido. Pero momentáneamente el planteo defensivo utilizado en Racing es el que me convence, el que además me ha permitido la mayor satisfacción de mi vida. Vestir la camiseta de la selección nacional, ambición largamente acariciada. Sé que la disciplina observada en mi equipo me valió la designación. Me lo dijeron cordialmente los hombres del Consejo Técnico y con ello me siento muy halagado y debo responder a esa confianza...

 

 

Por Raúl Goro (1959).

Fotos: Archivo El Gráfico.

Imagen de 1934. Manuel Seoane evoca su paso por las canchas
Las Entrevistas de El Gráfico

1934. Manuel Seoane evoca su paso por las canchas

El gran delantero del Rojo y la Selección, se despide del fútbol desde las páginas de El Gráfico con una valiosa entrevista de Félix Frascara repasando con historias y anécdotas su trayectoria sin par. Con fotos únicas.

Imagen de 1995. Galeano: ¨El fútbol es el espejo del mundo¨
Las Entrevistas de El Gráfico

1995. Galeano: ¨El fútbol es el espejo del mundo¨

El escritor, periodista e intelectual Eduardo Galeano le concede a El Gráfico una entrevista donde repasa sus primeros recuerdos en el fútbol, su mala experiencia en La Bombonera y también elogia a Maradona y Francescoli.

Imagen de 1984. El Mariscal aún cree en sus batallas
Las Entrevistas de El Gráfico

1984. El Mariscal aún cree en sus batallas

Fiel a su estilo, Roberto Perfumo va al hueso y en esta entrevista habla de su relación con Labruna, su paso por la Selección, su infancia, su familia y también su experiencia como DT de Sarmiento. Imperdible.

DEJÁ TU COMENTARIO