(sin categoría)

Idolos de la Selección: Angel Bossio

Por Redacción EG · 07 de mayo de 2014

“La Maravilla elástica”, fue el estrambótico apodo de este arquero capaz de volar de palo a palo durante las décadas del veinte y del treinta en el fútbol argentino. Eslabón entre el amauterismo marrón y el profesionalismo, disputó el Mundial de 1930.

Volar de palo a palo era un virtud ya muy valorada en los arqueros de los años 20, por eso a él lo apodaron La maravilla elástica. Debutó en Talleres de Remedios de Escalada, club en el que integró el legendario equipo que ascendió a Primera División en 1925. Su excelente estado físico y sus reflejos veloces para reaccionar ante remates esquinados le abrieron la puerta de la Selección argentina, con la que obtuvo dos Campeonatos Sudamericanos: Lima 1927 y Buenos Aires 1929. En el medio, se colgó la medalla olímpica de plata en Amsterdam 28, tras caer en la final contra Uruguay. Fiel al estilo de esos años, con arqueros que no se alejaban de los tres palos, fue gran protagonista de la mejor campaña en la historia de Talleres, la de 1930, cuando salió quinto en el último año del amateurismo. Fue parte de la Selección que llegó al segundo puesto en la Copa del Mundo de 1930, en Uruguay. Entre 1933 y 1936 defendió el arco de River Plate, antes de volver a Talleres, donde terminó su carrera. Fue DT y luego comentarista del recordado programa radial Ases del Deporte. Murió en agosto de 1978.

Carnet de ídolo



Nombre y apellido: ANGEL BOSSIO.
Nació: 5/5/1905.
Jugó: 21 partidos entre 1927 y 1935.
Goles recibidos: 20.
Mundiales: 1930.
Títulos: 2 (Sudamericanos 1927 y 1929).

DEJÁ TU COMENTARIO