(sin categoría)

Idolos de la Selección: Fernando Paternoster

Por Redacción EG · 07 de mayo de 2014

Zaguero titular en el equipo argentino del Mundial de 1930, tuvo la desgracia de ser el primer jugador criollo al que le atajaron un penal en una Copa del Mundo. Luego de su retiro se convirtió en maestro y promovió el fútbol en Colombia y Ecuador.

En 1921 comenzó su carrera en Primera División como back izquierdo de Atlanta y en 1927 pasó a Racing, con el que llegó a disputar las dos primeras temporadas del Profesionalismo. El Flaco Paternoster fue titular indiscutido en la Selección tanto en los Juegos Olímpicos de Amsterdam 1928 –su compañero de zaga fue Ludovico Bidoglio– o en el Mundial de Uruguay 1930, donde compartió la última línea con José Della Torre. En 1929 ganó el Campeonato Sudamericano, jugado en Buenos Aires. Fuerte y expeditivo, su campaña registra el dato curioso de haber sido el primer jugador argentino al cual le atajaron un penal en una Copa del Mundo (el arquero era Cárdenas, de México). Sobre ese penal se tejieron varias historias, porque la decisión del árbitro boliviano Saucedo no había sido clara y hay quienes sostienen, erróneamente, que se trató de un tiro libre indirecto dentro del área. Tras su retiro, jugando un solo partido en Argentinos Juniors en 1936, se dedicó a la dirección técnica en Colombia y Ecuador, y fue un gran promotor del fútbol en esos dos países. Falleció en Buenos Aires, en 1967.

Carnet de ídolo



Nombre y apellido: FERNANDO PATERNOSTER.
Nació: 24/5/1903 en Pehuajó, Buenos Aires.
Jugó: 16 partidos entre 1928 y 1930.
Goles: Ninguno.
Mundiales: 1930.
Títulos: 1 (Sudamericano 1929).

DEJÁ TU COMENTARIO