(sin categoría)

El Pincha y la Libertadores, amor de décadas

Por Redacción EG · 01 de julio de 2009

Fue campeón en 1968, 1969 y 1970 y subcampeón en 1971. Ahora, en su quinta final, se quedó con el tetracampeonato en tierra brasileña. Una página más para un libro de leyenda.

Gol de Togneri ante Peñarol. Fue en la primera final de 1970, la última vez que Estudiantes ganó la Libertadores. (Foto: Archivo El Gráfico)

Gol de Togneri ante Peñarol. Fue en la primera final de 1970, la última vez que Estudiantes ganó la Libertadores. (Foto: Archivo El Gráfico)

Tras haber sido subcampeón del Nacional 1967, Estudiantes accedió a la Copa Libertadores del año siguiente y sorprendió a todos quedándose con el título. En la primera final de su historia el Pincha se midió con el Palmeiras de Brasil. El 2 de mayo de 1968, en La Plata fue triunfo por 2 a 1 con goles de Juan Verón y Eduardo Flores. En la vuelta en Brasil, el 7 de mayo, la victoria fue para el Palmeiras que se impuso 3 a 1. Tupazinho, en dos ocasiones, y Reinaldo marcaron para los brasileños y Verón para Estudiantes. De esta manera, el 16 del mismo mes, se tuvo que disputar un partido definitorio en el Centenario de Montevideo y allí se impuso el equipo platense 2 a 0 con goles de Verón y Ribaudo. La formación del equipo de Osvaldo Zubeldía fue: Poletti; Aguirre Suárez, Madero, Malbernat, Pachamé; Medina,Bilardo, Flores; Ribaudo, Conigliaro y Verón.
Al año siguiente, nuevamente Estudiantes accedió a la final, esta vez ante Nacional de Uruguay. El primer partido, el 15 de mayo, fue en el Centenario y Estudiantes se trajó una importante victoria por 1 a 0 con gol de Eduardo Flores en la segunda etapa. Y en la vuelta como local, una semana después, el equipo de Zubeldía no tuvo problemas y ganó 2-0 con tantos de Flores y Conigliaro. El bicampeón formó con: Poletti; Togneri, Aguirre Suárez, Madero, Malbernat; Bilardo, Pachamé, Flores; Rudzky, Conigliaro y Verón.
 
Poco a poco, Estudiantes se iba convirtiendo en un rival casi invencible en la Copa Libertadores. En 1970 alcanzó su tercera final consecutiva y se quedaría con el tricampeonato. El rival esta vez fue nuevamente un uruguayo: Peñarol. Fue una serie muy pareja y disputada. En el primer partido, el 21 de mayo en La Plata, el equipo local logró una ajustada victoria 1-0 con gol de Togneri. A los siete días, se jugó la revancha en el Centenario, y ninguno de los dos equipos pudo convertir por lo que el partido finalizó 0-0 y Estudiantes volvió a gritar campeón. La formación: Errea; Pagnanini, Spadaro, Togneri, Medina; Bilardo, Pachamé, Solari; Conigliaro (Aguilar), Echecopar (Rudzki) y Verón.  
En 1971, y en su cuarta final consecutiva, Estudiantes fue destronado. El encargado fue un viejo conocido, Nacional de Montevideo. El 26 de mayo, y como local, Estudiantes se impuso 1-0 tras un tanto de Romeo. Una semana después, en el Centenario, los uruguayos se impusieron por el mismo resultado gracias al gol de Maznik. El 9 de mayo se jugó el partido definitorio, en el Estadio Nacional de Lima, y Nacional se impuso 2-0 con goles de Espárrago y el argentino Luis Fabián Artime. Así, Estudiantes no pudo alcanzar el tetracampeonato. Aquel día la formación fue: Pezzano; Malbernat, Aguirre Suárez, Togneri, Medina; Pachamé, Romeo, Echecopar; Rudzki, Verde y Verón (Bedogni).
Pasaron 38 años de aquella final. Ahora, Estudiantes tiene una nueva posibilidad de disputar una final del torneo continental más importante, la Copa Libertadores.

Por Francisco Jáuregui.

DEJÁ TU COMENTARIO