LAS CRóNICAS DE EL GRáFICO

A la carta: Paddy Mc Carthy

- por Redacción EG: 22/08/2018 -

Respondiendo al pedido del Sr. Lewis Marz recordamos al irlandés Patrick “Paddy” Mac Carthy, pionero en la difusión de la practica deportiva en el país, mentor de la fundación de Boca Juniors.

PARA REALIZAR PEDIDOS, DE HECHOS Y PERSONAJES DE NUESTRA HISTORIA DIRIGIRSE  A: www.elgrafico.com.ar/contacto

 

FIGURAS INOLVIDABLES : PADDY MC CARTHY

La historia del deporte en la Argentina y principalmente la del boxeo vive en la persona de este caballero británico que a los setenta años de edad mantiene la fortaleza y la simpatía que lo hicieran tan popular y querido en Buenos Aires. A otras figuras del pasado se les venera; a Paddy se le quiere. Otros de actuación excepcional se mantienen en el plano inaccesible a tratamientos de confianza que pudieran parecer irrespetuosos; Paddy, con su aspecto imponente y su sonrisa cordial, está siempre cerca nuestro, junto a los muchachos. Por eso es que, admirándosele por su actuación personal y por su obra en el deporte argentino, se le aprecia ante todo por su enorme caudal de simpatía. 

 Cuarenta y siete años vividos en la Argentina, medio siglo casi dedicado a la causa del sport, han hecho de Paddy un irlandés acriollado, pero tanto por su acento como por sus principios sigue siendo el prototipo del "pioneer" que vino a realizar la hermosa obra de perfeccionar la aptitud natural de los deportistas argentinos con el complemento de los nobles preceptos que son base esencial en toda manifestación de cultura física.

Mac Carthy, jugador de fútbol en el Lobos Athletic y en el viejo Estudiantes, boxeador de temple en la etapa inicial de nuestra actividad pugilística, profesor de box en clubs y en escuelas, elegante y respetable referee, en las aristocráticas reuniones del Buenos Aires o del Universitario, Mac Carthy corredor pedestre, nadador, o cultivando cualquiera entre todas las actividades del deporte, pues a todas se dedicó en su juventud, fue y es amigo de innumerables personalidades del pasado y del presente, pero en la historia del deporte argentino queda como figura inolvidable porque se orientó siempre hacia el pueblo pregonando con el ejemplo, erigiéndose en destacado cultor del coraje sin alardes, de la hombría sin concesiones ni desplantes. Hoy está en la Comisión Municipal de Box, siempre junto al deporte, como cuando se le tomó esa foto en la que luce un saco con la insignia de la Universidad de Yale, que le fue regalado por Teodoro Roosevelt.

El Gráfico N° 1401.  Viernes 17 de Mayo de 1946. Buenos Aires

 

Queremos completar este recuerdo con un artículo aparecido el año pasado en el diario irlandés The Irish Time sobre Paddy, donde aparecen valiosos datos sobre su vida.

EL MISTERIOSOS IRLANDÉS QUE AYUDO A CONSTRUIR A BOCA JUNIORS

Es el club de Antonio Rattín, de Alberto Tarantini, de Claudio Caniggia, Juan Román Riquelme y Carlos Tévez. También es el club al que Diego Maradona quería jugar ya quien hizo su primer fichaje: Boca Juniors.

Hoy, una vez más en la cima de la Primera División de Argentina, Boca Juniors es el club más exitoso de Argentina. Boca tiene una historia y un pedigrí que valorar. Y justo al comienzo todo era un hombre de Cashel, Co Tipperary.

Paddy McCarthy era su nombre y sin él Boca Juniors como sabemos nunca podría haber sucedido. Sin duda, una variación de Boca habría crecido, pero fue Paddy McCarthy quien actuó como mentor deportivo de los cinco estudiantes italianos en el barrio de La Boca de Buenos Aires en abril de 1905, quienes se unieron para crear un club de fútbol que se conocería alrededor del mundo.

Habiendo llegado a la Argentina en un bote en 1900, McCarthy enseñaba Educación Física en 1905. Los cinco italianos eran sus alumnos. Un entusiasta de los deportes y un excelente boxeador, McCarthy se convirtió en el primer entrenador de Boca Juniors, que es un gran reclamo de fama, incluso si el término 'entrenador' no es lo que es hoy en día. Por si acaso, McCarthy también fue titulado con grandilocuencia "presidente" de Boca Juniors durante 17 años.

Es algo de historia y se puede escuchar en una nueva serie de cuatro partes en Tipp Mid West Radio que comienza el miércoles.

El papel de McCarthy en el establecimiento de Boca Juniors ha sido objeto de algunas investigaciones limitadas en los últimos años, pero el programa de Tom Hurley promete ser el más completo hasta el momento. Incluso Hurley acepta que añadir carne a los huesos y fragmentos de conocimiento sobre un hombre nacido en 1871 está plagado de suposiciones y especulaciones.

Fotografía incunable del primer combate de boxeo profesional en Argentina en 1903. Paddy McCarthy derrota en el 4to round al italiano Abelardo Robassio.

Lanzadores de Tipperary

Sin embargo, un rumor que Hurley puede desacreditar es que las famosas camisetas azules y doradas de Boca provienen de los lanzadores de Tipperary. Eso es coincidencia: los colores de Boca provienen de un barco sueco que navega hacia el viejo puerto de Buenos Aires en 1913.

McCarthy había hecho esa misma llegada al puerto en septiembre de 1900. Esta es una pequeña parte de la documentación que Hurley y el historiador Edmundo Murray con sede en Buenos Aires han podido descubrir.

Pocos detalles del pasado Cashel de McCarthy parecen haber sido escritos. Cuando se hizo famoso en Argentina, y fue objeto de muchos informes y entrevistas en la revista deportiva más vendida, El Grá fico , Cashel parece haber pasado desapercibido.

Una cosa que se sabe es que asistió a la Christian Brothers School en Cashel, pero, por ejemplo, no hay ningún registro de sus padres, quiénes fueron o qué hicieron.

Se sabe más sobre la partida de McCarthy a los 29 años en un momento en que muchos irlandeses se dirigían a la Argentina. Luego tuvo una reputación de vida fronteriza similar a América, Canadá y Australia. "Aterrizar, podría obtener tierras, eso fue un gran atractivo", dice Hurley.

McCarthy primero tuvo que llegar a Southampton, desde donde navegó a Lisboa, a las islas de Cabo Verde y a Buenos Aires. No estaba solo, entre 1870 y 1900 la población de la ciudad aumentó de 180,000 a 660,000.

Convento irlandés

Hubo un primer convento irlandés en Buenos Aires ya en 1856 y, según Hurley, un número significativo abandonó la región central de Irlanda en particular para Argentina. Quizás sea menos sorprendente que McCarthy se encuentre con un hombre llamado Brady.

Después de haber sido incluido como un "miembro de la tripulación" en el barco que zarpó hacia Buenos Aires, se puede suponer que McCarthy "trabajó su boleto" para llegar allí. Luego trabajó en el puerto donde se encontró con el reverendo Henry Brady, que había establecido una misión de marineros. Todavía está alrededor.

Convocaron un festival de boxeo. McCarthy ya estaba enseñando inglés en la Commerce School, que tenía un director irlandés, James Fitzsimons. Buenos Aires tenía una población inglesa grande e influyente entonces y algo de un sentimiento colonial.

McCarthy claramente encajaba. Buenos Aires era una ciudad joven y el fútbol era un deporte joven. Fue introducido en Argentina a través de los ingleses y escoceses que trabajaron allí, y aunque Cashel en los años 1880 y 90 es poco probable que haya sido un "semillero del fútbol", Hurley apunta a la investigación de David Toms y su libro Fútbol en Munster  , que muestra que el fútbol era más que un simple juego de guarnición.

McCarthy puede haber jugado el juego en Cashel. Fue lo suficientemente bueno para entrenar y jugar en clubes distintos de Boca - Lobos, comenzados por inmigrantes irlandeses, luego Estudiantes y Central Athletic. El juego era amateur entonces, y no se volvió profesional en Argentina hasta 1931.

Maradona

Amateur pero próspero: en 1910, McCarthy viajó con Estudiantes a Brasil para ser precursora temprana de la Copa Libertadores, y en 1913 McCarthy intervino como árbitro cuando Boca Juniors se enfrentó a River Plate en un derby que ahora conocemos como Superclásico. Esa fue la primera. Casi 70 años después, Maradona anotó un hat-trick de Boca en el mismo encuentro.

McCarthy fue árbitro durante 18 años y su estadía en Buenos Aires coincidió con el viaje del fútbol al centro de la cultura argentina. A la edad de la profesionalidad, como explica Jonathan Wilson en Angels With Dirty Faces, el fútbol era esencial para la percepción que la Argentina tenía de sí misma.

"¿Qué era un argentino?", Pregunta Wilson sobre el estado de nación de principios del siglo XX en el país. "Hasta cierto punto, un argentino era mejor definido como alguien que apoyaba a Argentina en el fútbol".

El país ya tenía el ideal del vaquero gaucho. Ahora tenía la idea del gaucho en el campo.

Para un hombre de Tipperary, está muy lejos Buenos Aires, pero en 1930 Paddy McCarthy era un hombre de la ciudad, alguien con quien fotografiarse durante su visita, como era el Duque de Kent, como lo fue Gene Tunney, como el ex presidente de los Estados Unidos Theodore. Roosevelt era. Fue de Roosevelt que McCarthy recibió la chaqueta con la letra 'Y' en ella, Y para Yale.

No se sabe si McCarthy alguna vez regresó a Irlanda, a Cashel. El Gráfico , que publicó una serie en la década de 1940 titulada "Figuras Inolvidables", dijo que mientras McCarthy era de Irlanda, llegó a poseer "el alma de un local".

Murió en agosto de 1963 y fue enterrado en el cementerio de Chacarita. Sin embargo, no se ha localizado la tumba, y en ese aspecto Paddy McCarthy se parece a Patrick O'Connell, otro emigrante de fútbol irlandés que pasó de ser inolvidable a ser olvidado.

O'Connell yacía en una tumba sin nombre en el norte de Londres durante décadas hasta que la investigación exhaustiva de Fergus Dowd y Alan McLean volvió a traer a O'Connell a nuestra conciencia. Quizás el trabajo de Hurley, Murray y otros hará lo mismo con Paddy McCarthy.

Michael Walker - The Irish Times - 15 de abril de 2017

 

Por Redacción EG: 22/08/2018

Para seguir leyendo:

Golazos Criollos: Marcelo Espina, de mitad de cancha en 1994

En su segundo ciclo en Platense, hizo uno de los mejores goles de su vida pero como el rival fue Lanús, el último club donde había jugado, no lo gritó. Hombre con códigos.

2005. COUDET 100x100

A los 30 años, Eduardo Coudet recibe a El Gráfico para someterse a las 100 preguntas. Querido en todos los clubes donde jugó, el actual técnico de Racing, repasa su catálogo de diabluras.

Superliga : todos los goles de la fecha 6

En el podio: el del Pity en el Superclásico, el que armaron Álvarez y Matos en Atlético Tucumán y el golazo desde 30 metros de Mendoza para el Globo. Con sonido ambiente

El triunfo de Racing para ser puntero

Racing le ganó a Unión 1 – 0 en Avellaneda, con gol de cabeza de Augusto Solari. De esta manera el equipo de Coudet encabeza en soledad la Superliga. La síntesis con sonido ambiente.

Calor de horno de barro y aroma de pan casero

En 1972, tras un partido en Mendoza con Huracán, Osvaldo Ardizzone acompaña al inolvidable Roque Avallay a su casa natal, allá en Maipú, donde están sus viejos afectos. Una nota que parece un poema.

25 de Septiembre de 1973, el triunfo del “equipo fantasma”

Fornari, Poy y Kempes, los rostros de una Selección Argentina que tuvo la misión de entrenarse por varias semanas en la altura de Tilcara para enfrentar a Bolivia y conseguir una victoria clave por Eliminatorias.

Golazos Criollos: Juárez le rompe el arco a Fillol en 1981

El veloz puntero izquierdo de Ferro, protagonista del campeonato en la pelea con Boca, le gana a River de visitante con este fortísimo remate de pierna derecha, inatajable para el gran “Pato”.

Mi personaje favorito: Carlos Pairetti

1972. Roberto Cardozzo destaca la figura del piloto del Turismo de Carretera, oriundo de Santa Fe, que brilló en el campeonato de 1968, en el que el “Trueno Naranja” se quedó con el título.

Una jugada inexplicable

En la Liga de Arabia Saudita, se enfrentaron el Al Faisaly frente al Ohod. En el ataque del Faisaly se dio este suceso de errores e infortunios que termina de la mejor manera posible para que sea antológica.