ARGENTINA EN LOS MUNDIALES

1966. Con esto alcanzaba… por Ardizzone

- por Redacción EG: 16/05/2018 -

Después de dos fracasos Mundialistas (58 y 62), Argentina vence a Suiza 2 a 0 y clasifica a cuartos de final del Mundial de Inglaterra. La crónica del enviado de El Gráfico, el poeta y periodista Osvaldo Ardizzone.

"CON ESTO ALCANZABA..."

 

No se jugó bien. Pesó en exceso la responsabilidad del partido. La figura de Marzolini, la seguridad de Roma y la confirmación de Perfumo. Dos goles que pudieron ser cinco... Se ganó y solo importaba el resultado. Desde Montevideo (30) a Shefflied (66) necesitamos 36 años para pasar a los 4tos de final de un Mundial. Misión cumplida.

A los 52 minutos abre el marcador Luis Artime, autor de 3 de los 4 goles en Inglaterra 66.

"...El resultado borra todo. Ese gol de Artime, aún conseguido a favor de todos los errores suizos, a favor de la voluntad de Artime de pelear una pelota ya perdida entre cinco rivales y ese gran gol de Onega, trajo la realidad de esta hazaña porque aunque el calificativo suene grandilocuente, para nosotros tiene toda esa significación. Es hazaña por lo que ‘éramos antes’. Es hazaña por la gran transformación. Es hazaña porque ni siquiera figuraba en el mundo de la más atrevida utopía. Por eso ante esta actuación que nos aleja un poco de la tarde de España, de la resistencia frente a Alemania, nos resistimos a capitalizarla como genuina, como verdad. Suiza es muy modesto para que esta impresión sea real; creo que jugamos con temor, con todas las inhibiciones espirituales que traían la inminencia de una consagración, de un suceso con el que nadie soñaba y entonces la importancia del suceso se lleva todo. Suiza no puede empañar una gesta que nació humilde y temerosa para concluir millonaria.

El golazo del “Ronco” Ermindo Onega. Fue el segundo de Argentina frente a Suiza.

Lo que ocurra ahora pasa a otra dimensión. Ya jugamos con plata ganada. Ya competimos entre los ‘elegidos’. «Podemos ganar contra cualquiera y perder contra cualquiera», dice RattÍn. Nadie cree que este sea un gran equipo, los jugadores tampoco. «Pero le podemos ganar a cualquiera y... » La segunda parte no la transcribimos. Dejamos la frase trunca. Al cabo, jugando muy bajo, también le ganamos a Suiza." 

Por Osvaldo Ardizzone desde Sheffield (1966).

Es el final, Argentina clasifica a los 4tos de final. El arquero Roma se abraza a Artime. Detrás Albretch, Pinino Más (de espaldas) y Pipo Ferreiro.

Por Redacción EG: 16/05/2018

Para seguir leyendo:

18 de Agosto de 1928, el Oro argentino en los Juegos de Ámsterdam.

Los boxeadores Arturo Rodríguez Jurado y Víctor Avendaño junto con el nadador Alberto Zorrilla alcanzaron la máxima presea en sus disciplinas, poniendo en lo más alto, al deporte argentino.

1972. En la vida el chanfle no agarró

A raíz de un artículo en un diario, Osvaldo Ardizzone viaja a Neuquén para buscar a Oreste Omar Corbatta, que seguía jugando a los 36 años. Una de las crónicas más conmovedoras en la historia de El Gráfico.

La nueva era, por Stefan Zweig

“Pocas veces los grandes escritores han tenido palabras tan encomiásticas para el deporte.” Espléndida página de una de las mentes más lúcidas del siglo XX, quien supo percibir un cambio de época.

1968. El día que se fue Nasazzi

José Nasazzi fue la representación del futbolista que no quiere perder. Capitán de la selección de Uruguay campeona olímpica en el 24 y 28 y mundial de 1930, tras su fallecimiento, así lo despedía El Gráfico.

Lista de convocados de Scaloni

El entrenador interino del seleccionado nacional dio la lista de jugadores para afrontar los próximos encuentros amistosos ante Guatemala y Colombia.

Sudamericana: Colón eliminó a San Pablo en los penales

Luego de perder por 1 a 0 en condición de local por el tanto de Lizieiro y quedar así empatados en el global, el equipo de Domínguez pudo superar a su rival en una dramática e histórica definición por penales.

17 de Agosto de 1960, el temible Paulo Valentim

De reciente llegada a Boca, el delantero brasilero desconocía su destino de gloria en estos pagos. Fue, entre otras cosas, el máximo goleador de Boca en Superclásicos hasta que lo superó un tal Martín Palermo.

La simulación doble que hace reír al mundo

Esta jugada es tan hilarante que no parece real. Sucedió en el partido de la USL en EEUU entre Hoppenot del Reno 1868 y Culbertson del Saint Luis, dos zapallos que parecen salidos de un circo.

1963. Pelé por Legarreta

Pelé tardó solo unos segundos para cambiarse el pantalón roto en Boca - Santos por la final de la Libertadores ’63 , pero nuestro fotógrafo Antonio Legarreta, con la máquina siempre apuntando, lo capturó.