¡HABLA MEMORIA!

1957. Los Ángeles Carasucias

- por Redacción EG: 08/02/2018 -

Repasamos cómo cubrió El Gráfico la obtención del Sudamericano de 1957 en Perú por uno de los mejores Selecciones argentinas de todos los tiempos, que la historia recordaría como Los Carasucias.

¿Puede imaginarse con qué fervor escribirían los periodistas argentinos la rutilante actuación de la Selección argentina en el Sudamericano de Perú de 1957?  Los campeonatos mundiales retornaron en 1950, pero nuestro país no participó y tampoco en 1954, en Suiza. En 1955, la Selección obtuvo el lauro en el Sudamericano de Chile del que estuvo ausente Brasil (Argentina no había concurrido a las ediciones de 1949y 1953). Un año después, perdió la final contra Uruguay en un torneo de carácter extraordinario. Por eso, la gran revancha se pondría en marcha en el Nacional de Lima. El Gráfico reunió al plantel campeón para festejar los veinte años (edición del 29 de marzo de 1977) y los cuarenta (25 de marzo de 1997). Por esos encuentros nos enteramos de algunos pormenores del mítico elenco de Los Carasucias, aquella delantera integrada por Oreste Omar Corbatta, Humberto Maschio, Antonio Angelillo, Enrique Omar Sívori y Osvaldo Cruz. Sin olvidar la solidez defensiva y el rendimiento de los integrantes del medio campo que lo llevaron a ser el equipo con menos goles: Rogelio Domínguez; Pedro Dellacha y Federico Vairo; Juan Carlos Giménez, Néstor Rossi y Angel Schandlein. Más algunos suplentes que ingresaron como Jorge Benegas, Héctor De Bourgoing, Juan Alberto Castro, José Sanfilippo y un joven arquero llamado Antonio Roma.

Una de las delanteras más efectivas de la historia de la Selección, Los Ángeles Carasucias: Corbatta (2 goles), Maschio (9), Angelillo (8), Sívori (3) y Cruz (2) fueron los goleadores en Lima, el otro gol lo hizo Sanfilippo, que era suplente.

La conducción técnica estaba a cargo de Guillermo Stábile, pero “se formó de apuro, unos días antes del campeonato. Jugamos varios amistosos. Me acuerdo que le hicimos 11 goles a Atlanta en la cancha de Huracán” (Maschio). “Llegamos todos con dos o tres kilos de más a Lima. Si nos hubiera tocado algún rival fuerte de entrada, no sé” (Néstor Rossi). La preparación física fue muy simple. Sigue recordando Rossi: “Stábile nos decía: ‘Cada uno de ustedes haga la gimnasia que hace en su club‘. Los de Racing hacían la de ellos, los de River la nuestra y así todos”. El Gráfico del 15 de marzo muestra el desfile inicial con Dellacha portando la bandera celeste y blanca, y resume los dos primeros partidos del torneo aún sin la presencia argentina. Una semana más tarde, llega la primera nota del enviado especial, Frascara, con fotos de Marcos Lerner: “Frente a Ecuador,

Argentina ganó ‘caminando’. Angelillo juega como los ángeles”. Se refiere a la victoria 3 a0 con dos tantos de Angelillo y uno de Sívori. Y agrega: “Lo que encanta de veras es ver en acción a la línea de ataque. Maniobrando con una soltura admirable, a tal punto que uno los mira y piensa que debe ser sencillo hacer lo que ellos hacen… La otra figura de relumbrón esta noche fue Rossi”. “Lima futbolistizada” es el título de la segunda nota donde describe su llegada en avión, la cálida acogida peruana y el magnífico estadio Nacional. Al estilo de esa época, aparece hacia el final el partido anterior al descripto en primer término: habían pasado nueve días desde que la Argentina había goleado 8 a 2 a Colombia con cuatro de Maschio (¡Sí, 4!), dos de Angelillo, Cruz y Corbatta. Tenía razón el gran Pipo Rossi: el primer partido había sido un trámite. Lo curioso es que días después, Colombia sorprende: bate a Uruguay 1 a 0 “hasta este momento, en el partido más interesante del campeonato”.

Gol del “Cabezón” Sívori , fue el segundo de Argentina frente a Ecuador en Lima.

Los cierres de entonces llevaban a los editores a realizar algunas aclaraciones, sobre todo porque la radio traía información instantánea, en vivo. “La nota Perú-Chile –dice un recuadro con este título en rojo– de nuestro enviado a Lima, pese a haber llegado en términos previstos, queda postergada para la semana próxima, juntamente con la de Argentina-Uruguay… Razones de espacio y el deseo de darle la cabida que merece al comentario de los encuentros Argentina-Ecuador y Uruguay-Colombia así nos lo imponen”. Además, las notas están firmadas con lugar y fecha. También se leen aclaraciones: “Cuando esta edición de El Gráfico salga a la calle, se habrá jugado ya el clásico rioplatense, Uruguay y Argentina. Ese habrá sido el primer compromiso serio de la Selección Nacional”. Y por más serio lo ganó cómodamente, tanto que los jugadores  merecen la tapa: Giménez, Rossi y Schandlein en el número del 29 de marzo. 

Sívori, en tercer plano, mira cómo Gilmar atrapa la pelota. Argentina le ganó 3-0 a Brasil con baile incluido. Al año siguiente, los brasileños ganaban la Copa del Mundo en Suecia.

Ya con los periodistas bien afincados en Lima, el despliegue de textos y fotos es amplio. “El Gráfico espera haber satisfecho con estas notas del Sudamericano de Lima, la demanda y preferencia de su inmensa mayoría de lectores. Nos gustaría certificarlo través de ellos mismos, los encargadosde juzgar nuestra labor”, dice un epígrafebajo una foto de Corbatta y Angelillo. Trece páginas se destinan para la goleada 4 a 0 a Uruguay (Maschio 2, Angelillo y Sanfilippo). “¿Será tan bueno este equipo?” se pregunta el enviado, incrédulo ante tamaña actuación. En otras páginas comenta más partidos; y hasta el Primer Congreso Sudamericano de los Futbolistas Profesionales, que aprovechó la ocasión para reunirse. Una semana más tarde, el 5 de abril, el team argentino ya es campeón, pero El Gráfico resume la goleada 6 a 2 ante Chile (Sívori 2, Maschio 2, Angelillo y Corbatta de penal). Frascara alaba “la eficacia demoledora del ataque” y advierte que “las perspectivas son favorables para nuestra Selección” en cuanto a derrotar a Brasil y ser campeones. Y continúa, luego de seguir resaltando la delantera: “queremos ver al equipo, al conjunto. Más precisamente, a la defensa en función de jerarquía”.

Argentina campeón Sudamericano 1957. Un joven Antonio Roma lleva en andas al caudillo del equipo, Néstor “Pipo” Rossi.

El festejo llega el 12 de abril: el editor juega con el apodo de Rossi y lo llama “Patrón” en lugar de “Patón” en la página 3 con una gran foto suya. “Digno de todo elogio fue el desempeño del seleccionado argentino frente a los brasileños 3-0. Y tres campeones: Maschio, Angelillo, Rossi”, anticipa Frascara en la bajada. Los goles son anotados por Angelillo, Maschio y Cruz. Los comentarios se opacan por ¡42 fotos! Sin embargo, habrá que esperar una semana para que el equipo en clásica pose en lámina central. Todo un orgullo. Lástima que los Carasucias se fueran enseguida a Europa y que Stábile no incorporará a estos grandes jugadores en el Mundial de Suecia un año más tarde. Tal vez respondiendo a la iniciativa errónea de Raúl H. Colombo, el interventor de la AFA, quien no pidió a los cracks a Italia “porque en nuestro país tenemos jugadores de sobra”.

Así nos fue.

Néstor Saavedra (2009).

Por Redacción EG: 08/02/2018

Para seguir leyendo:

Fotos a la carta

Cumplimos con tres pedidos que nos hicieron llegar a elgrafico.com.ar/contacto. Se trata de tres fotografías de grandes deportistas de distintas épocas: Vicente Locaso, Oscar Cabalén y Claudio Úbeda.

El destino, la pelota y yo - Capítulo XII

Por José Manuel Moreno. La dirigencia del club de Nuñez, luego de un mal desempeño del crack, lo suspendió provocando el levantamiento de los referentes del plantel que, en solidaridad, alzaron una huelga.

Superliga: Racing 1 - San Martín SJ 0

Victoria del conjunto de Coudet para agrandar distancias con sus seguidores. Con el gol de “Licha” López llega a los 36 puntos, con 11 victorias, 3 empates y 1 derrota.

River campeón, la coronación

Maidana, Gallardo y Ponzio la agarraron bien fuerte y la alzaron al cielo para el mundo. La Copa Libertadores 2018, la de la final imposible, fue merecidamente para River Plate. ¡Salud campeones!

River campeón: el alargue y la consagración

Experimente con sonido ambiente el tremendo tiempo suplementario que definió al campeón de la Libertadores en Madrid , los goles y los festejos de River tras la pitada final.

Quintero convierte un golazo que vale una Libertadores

El colombiano ingresó desde el banco y le dio el impulso a River que necesitaba para doblegar a Boca, y fue justamente Juan Quintero, con un disparo inolvidable, quien convirtió el 2-1 en el suplementario.

River vs. Boca en Madrid: los primeros 90

El resumen con sonido ambiente de los primeros 90 minutos de la segunda final de la Copa Libertadores. Boca fue más hasta que Quintero le cambió la cara al Millonario. Hasta ahí era justo el empate.

Pratto empata tras gran jugada

Nacho Fernández fue el pulmón del empate de River; a los 22 minutos construyó una precisa pared con Palacios, asistió a Pratto, que " a boca de jarro" puso el empate 1-1 en el Bernabéu.

Parecía gol de River y fue gol de Boca

Transcurría el minuto 43 y River dispuso de la más clara, pero salió el contraataque, Nández sacó el pase rápido para la corrida de Darío Benedetto que esquivó a Maidana y definió frente a Armani como un crack.