BREWERS DE LA COPA LIBERTADORES

Brewer histórico #1: la estela ganadora del Virrey

- por Redacción EG: 08/11/2017 -

Es el técnico que más veces levantó la Copa. Y lo hizo con dos equipos distintos: Vélez y Boca. Siempre con la mesura como receta de éxito.

Es el señor Libertadores. Ningún entrenador ganó tanto ni tantas como él. Por eso, presentado por Amstel, El Gráfico destaca al Virrey como el gran brewer histórico de la Copa. 



¿Qué es un Brewer del fútbol?

Tiempo y dedicación

Los equipos de Bianchi florecieron en su punto justo después de haber germinado en el campeonato local. Así fue con Vélez y también con Boca. En ambos casos, los planteles del Virrey siempre tenían un recorrido y una continuidad que incluían al proceso anterior, pero recién lograron la estabilidad y los resultados con la batuta de Bianchi. ¿El secreto? La simpleza, la gestión de grupo y la tranquilidad que transmitía en los momentos de mayor tensión. Vélez nunca había ganado una Libertadores en su historia y lo terminó haciendo por primera vez en un Morumbí repleto. Boca se remontaba a los años 70 y apenas había acumulado un título local entre 1982 y 1997. Fantasmas que con Bianchi se diluyeron en pocos meses de trabajo. Hasta que llegaron los éxitos.

Equilibrio perfecto

Los equipos del Virrey tuvieron memorables duplas de ataque (Asad-Flores, Guillermo-Palermo, Guillermo-Delgado), mucha generación de juego (Riquelme, Cagna, Basualdo, Bassedas, Pompei), aunque trascendieron por sus defensas férreas y de memoria (Zandoná-Trotta-Sotomayor-Cardozo; Ibarra-Bermúdez-Samuel-Arruabarrena), grandes arqueros (Chilavert, Córdoba, Abbondanzieri) y un mediocampo de batalla con generales como Serna o Cascini y Marcelo Gómez.

El ingrediente exacto

En momentos de necesidad o urgencia, Bianchi supo apostar a nombres puntuales y les dio la confianza para reemplazar a los titulares sin que resintiera jamás la estructura del equipo. Así, su Vélez y su Boca suplieron las ausencias y valorizaron jugadores que, una vez vendidos, jamás pudieron mantener el mismo nivel que tuvieron bajo su influencia.



 Datos estadísticos: Roberto Glucksmann

Por Redacción EG: 08/11/2017

Para seguir leyendo:

1991. Un Maestro debuta en Boca

Óscar Washington Tabárez, en su debut como DT de Boca, le gana a Racing 2 a 1 en Mar del Plata. Invicto en el Clausura 91 (perdió la final con Newells), saca a Boca campeón en el Apertura 92.

Pateó desde 45 metros y la clavó al ángulo

Este golazo ocurrió en el encuentro entre Villarrobledo y Ontinyent por la Copa Real Federación Española de Fútbol. Acevedo marcó uno de los goles del año sin lugar a dudas.

1987. El fabuloso Independiente 3 - 3 Boca

Los espléndidos seis goles del empate entre Independiente y Boca. Ese clásico jugado en Avellaneda el 8 de noviembre fue considerado como uno de los partidos del año.

Todos amagan, nadie patea. ¡¿Quién va a hacer un gol así?!

En un partido del torneo Copinha 2018, en Río de Janeiro, los juveniles del Santos confundieron la jugada preparada en un tiro libre y nadie tocó la pelota. Insólito.

El Gráfico es inmortal

A raíz del final de la versión impresa de El Gráfico, desde hoy y a través de nuestro sitio y redes sociales compartiremos las imágenes y crónicas de los casi 100 años de una revista inmortal.

1984. Charla privada en La Bristol

El humorista Miguel Ángel Cherutti y el DT de la Selección Carlos Bilardo se encuentran en la playa más populosa de la Argentina, La Bristol de Mar del Plata, y tratan de tener mantener una charla

1946: Una cátedra en casa propia

Argentina gana invicta el Sudamericano de 1946, enfrentando en la final a Brasil. Lujosos delanteros, como Labruna y Méndez, regocijan a los espectadores pese al juego violento que genera batallas entre los futbolistas.

Los golazos desde fuera del área del 2017

No se pierda este show de remates que terminaron quemando redes en todas las categorías y en distintas partes del mundo.

Todo el Fair Play polémico del 2017

El comportamiento honesto y correcto de los deportistas debe ser reconocido y premiado, condenando siempre al ventajero. Y cuando no salga o salga pero mal, servirá a esta cápsula.