Fútbol

Team ROA: los refugiados olímpicos

- por Alejandra Altamirano Halle: 04/03/2016 -

Entre cinco y diez atletas formarán parte del primer equipo de refugiados en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

THOMAS BACH, presidente del Comité Olímpico Internacional, juega al fútbol con los refugiados del campamento Eleona en Atenas.

Hay casi 20 millones de refugiados viviendo en países que no les son los propios a lo largo de todo el mundo. Las persecuciones bélicas, religiosas y también el hambre los han llevado a dejar sus tierras y establecerse en otros lugares, alejados de sus costumbres, sus familias y su entorno natural. Cuarenta y tres de ellos, atletas de diferentes nacionalidades de origen, tienen posibilidades de llevar una misma bandera e integrar el primer equipo de refugiados en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

El presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, anunció que por primera vez los Juegos Olímpicos tendrán la presencia de un equipo de refugiados: el team ROA (Refugee Olympic Athletes). “Queremos atraer la atención del mundo a los problemas de los refugiados”, declaró mientras visitó el campamento de migrantes Eleonas, en Atenas, antes de posar haciendo jueguitos con un grupo de ellos.

Se espera que, de esos 43 candidatos, entre cinco y diez atletas logren la clasificación, y compitan bajo la bandera olímpica. Tres de los posibles integrantes son: la nadadora siria Ysra Mardini, que reside en Alemania; los judocas congoleses Yolanda Mabika y Popole Misenga que lograron asilo en Brasil y la taekwondista iraní Raheleh Asemani que trabaja para el correo en Bélgica.

LA NADADORA SIRIA Ysra Mardini (izquierda) posa junto a su hermana Sarah.

Sarah e Ysra Mardini llegaron nadando a la isla griega de Lesbos, cuando la lancha inflable en la que viajaban desde Turquía comenzó a acumular agua. Al ver que se iban a hundir, se lanzaron al mar y nadaron durante tres horas. Ahora quieren nadar en Brasil, mientras se preparan en Alemania, en la pileta construida para los Juegos Olímpicos de Berlín de 1936. No representarán a Siria, su país nativo, del que tuvieron que escapar de la cruenta guerra civil y el terror del Estado Islámico. 

Como cualquier otra delegación del mundo, este equipo de refugiados vivirá en la villa olímpica, vestidos con uniformes caminarán juntos en la ceremonia inaugural. Y si ganan una medalla en cualquier disciplina, se subirán al podio, se izará la bandera del COI y se escuchará el himno olímpico. Según Bach, los costos de viaje, entrenadores, seguros, los tests obligatorios antidoping serán cubiertos por el Comité Olímpico Internacional.

Este será el primer equipo oficial, pero no será la primera vez que atletas compitan bajo la bandera olímpica por problemas –mayormente– geopolíticos. Sucedió en 1992, cuando los atletas yugoslavos recurrieron a participar bajo la bandera del COI por las sanciones que tenía su país por la guerra de los Balcanes.

Algo similar sucedió con nuevas naciones: en el 2000, Timor Oriental todavía estaba bajo la ocupación indonesia y no tenía su propio comité olímpico formado. El mismo respaldo tuvieron en 2012, atletas de Sudán del Sur.

Allí, en Grecia, donde Bach anunció la inclusión de este pequeño equipo, hay miles y miles de personas en campamentos en condiciones precarias. Todos los días, las islas griegas de Lesbos y Kos desbordan con la llegada de embarcaciones endebles que llegan desde Turquía con refugiados de Siria Afganistán, Irak, Eritrea y otros países en crisis.

La antorcha olímpica se encenderá como es tradición en Olimpia, la ciudad de la Antigua Grecia, donde se llevaron a cabo los primeros Juegos Olímpicos. El 21 de abril será llevada por un refugiado y pasará por el campamento Eleonas. El 3 de mayo llegará a Brasil.

Con sus nombres y sus habilidades, estos atletas quieren salir del anonimato para darle visibilidad a la problemática de los refugiados. Y, como no pueden defender a sus propios países, se defenderán a sí mismos. Otra vez.

Alejandra Altamirano Halle

 

Por Alejandra Altamirano Halle: 04/03/2016

Para seguir leyendo:

1989. Basulado, de Mandiyú y la Selección

Niñez de potrero, adolescencia de barrio. Todavía era el “Nene” cuando José Horacio Basualdo la rompía en Mandiyú y Bilardo sorprende convocándolo para la Selección. Repasamos su primera nota en El Gráfico.

Libertadores: termina el partido cuando se iba al gol. ¿El bombeo del año?

Un final muy polémico tuvo el encuentro entre Independiente Santa fe y Flamengo que terminó igualado en 0. El árbitro Daniel Fedorczuk pitó el final cuando la acción abría a una clara chance de gol.

Libertadores: Wanchope se anota para la errada del año

Apenas había anotado el primer gol Palmeiras, Wanchope Ábila, solo a centímetros de la línea de gol, se perdió el empate de una manera increíble. Quizás otra hubiera sido la historia si entraba.

1995. Eduardo Galeano, fútbol a sol y a sombra

El Maracanazo, la garra charrúa, la Bombonera, los intelectuales y Maradona vistos con la lúcida mirada del gran escritor uruguayo en una entrevista de El Gráfico de 1995.

1944. Golazo de volea de Infante

El emblema de Estudiantes (LP) Ricardo Infante, no sólo fue el inventor oficial de la rabona, también era un goleador temible. En la foto convierte frente a San Lorenzo en un 5 a 1. El Beto ese día hizo tres.

Libertadores: Atlético Tucumán de fiesta

El Decano se lució y goleó por 3 a 0 en condición de local frente a The Strongest. Díaz, Núñez y la Pulga Rodríguez anotaron para una victoria que los ilusiona para alcanzar la siguiente fase.

Libertadores: Dura derrota de Boca en la Bombonera

Ante Palmeiras cayó por 2 a 0 y lo obliga a conseguir un resultado positivo en Colombia ante Junior la semana entrante. Generó situaciones sin concretar y pagó caro sus errores.

26 de abril de 1983, el debut de Francescoli en River

El día 24, en el encuentro donde River venció a Huracán por 1 a 0, empezó a escribir su historia uno de los ídolos más grandes que ha tenido la institución en toda la grandiosa historia Riverplatense.

Cristiano ejecuta uno de los peores tiros de su carrera

Imperdible el tiro fallido del portugués Cristiano Ronaldo apenas empezado el segundo tiempo frente al Bayern. Fue tan desviado que en vez de ir hacia el arco salió por un lateral. Igual es un crack.