HISTORIA DEL DEPORTE

Un milenio para pocos

- por Martín Estévez: 24/09/2015 -

Durante la Edad Media, los deportes eran mal vistos o exclusivos para la clase alta. Te contamos a qué se jugaba.

En Asia se practicaba un juego similar al polo.

En ediciones anteriores hemos escrito sobre el deporte en la Edad Antigua (3000 a. C. – 476 d. C.), con foco en los Juegos Olímpicos originales (edición especial N° 326), en el principal deportista de la Antigüedad (edición N° 4444) y en una tragedia deportiva ocurrida en el siglo IV (edición N° 4454). Siguiendo la cronología, nos toca referirnos a la Edad Media (años 476 a 1453). Sin embargo, no es tanto lo que puede contarse. ¿Por qué? Porque, en ese milenio, el principal poder, la Iglesia, consideraba a las diversiones una ofensa contra la meditación y la sobriedad que exigía la cristiandad. Y los gobernantes entendían a las actividades físicas únicamente como formación para las guerras.

En el año 1095, el papa Inocencio II se pronunció contra los “detestables mercados y ferias vulgarmente llamados torneos, en los que los caballeros se reúnen para demostrar su fuerza y audacia”. Los deportes, entonces, eran sólo un pasatiempo para las clases altas; o una actividad que, practicada por el pueblo, era señalada como ofensiva o inútil. El pueblo, además, estaba ocupado en la tarea de sobrevivir a pestes, guerras y gobernantes crueles. Aun con todos estos puntos en contra, veamos cuáles fueron los principales deportes de la Edad Media.

Carreras de carros. Impulsados por 2, 4 o 6 caballos, generaron pasión en los primeros siglos de la era cristiana. En Constantinopla, capital del poderoso imperio Bizantino, existía un inmenso hipódromo de 500 metros de largo y 117 de ancho en el que se realizaban eventos que duraban todo un día.

Justas. Son consideradas la principal práctica deportiva de la Edad Media. Se trataba de un cruce de jinetes con una lanza de madera en la mano. Aunque inicialmente eran duelos sanguinarios, que solían generar la muerte o graves heridas en los derrotados, luego aumentaron los cuidados físicos, y el objetivo era solamente romper la lanza contra la armadura del rival.

Lucha. No muy diferente a la actual: un combate libre en el que había que derribar al adversario con una limitación: no valía golpear debajo de la cintura.

Pelota. Los juegos con pelota eran varios. “La soulé”, por ejemplo, se trataba de arrojar el balón con distintas partes del cuerpo, especialmente los pies, hacia algún objetivo. “La palma” consistía en dos equipos que, separados por una línea, debían golpear la pelota con la palma de sus manos hacia el campo rival. Los más pudientes utilizaban guantes, ya que las pelotas, de cuero, lastimaban la piel. En 1292 existían en Francia trece fabricantes de pelotas. Luis X, rey de Francia, murió en 1316 por beber agua muy fría en el descanso de un partido de pelota.

Soga-tira. Conocido juego en el que dos equipos tiran de una cuerda para medir fuerzas. Su popularidad se mantuvo hasta el siglo XX: llegó a ser deporte olímpico.

Otros deportes. En Asia se practicaba un juego sobre caballos similar al polo. Los pueblos escandinavos competían lanzando objetos pesados y también patinaban sobre hielo, primero con hueso en las suelas, y luego con cuchillas. Y en América solían usarse vejigas infladas de animales para crear juegos con ellas.

¿Qué fue la Edad Media?
La Edad Media es el nombre que se le da al período histórico ubicado entre el año 476 (final del imperio Romano de Occidente) y el 1453 (fin del imperio Bizantino e invención de la imprenta). Algunos historiadores consideran que culminó en 1492, con el inicio del genocidio europeo en América. Durante la Edad Media, la religión era la principal fuente de poder y también la explicación de todos los sucesos, tanto en Europa, a través del cristianismo, como en Asia, con el islamismo. América y Oceanía eran continentes repletos de pueblos con diferentes culturas, mientras que Africa recibía permanentes invasiones desde el norte.

Por Martín Estévez

Nota publicada en la edición de septiembre de 2015 de El Gráfico

Por Martín Estévez: 24/09/2015

Para seguir leyendo:

1998. La fiesta de Boca y River hace 20 años

Inolvidable presentación de Fútbol de Primera de Boca 3 - River 2 del Clausura ‘98. Cuando todavía iba público visitante, la Bombonera vibra con uno de los mayores espectáculos del mundo.

El superclásico en todos los tiempos (Parte II)

Compartimos la segunda entrega de las históricas fotos de nuestro archivo, sobre el partido de los partidos del fútbol nacional. Desde el escándalo de 1931 hasta el caño de Riquelme a Yepes. Para coleccionar.

“Mis partidos contra Boca”, por Pinino Mas

En 1972, El Gráfico le propuso al ídolo de River hacer un repaso de su extenso historial de enfrentamientos que ha protagonizado frente a Boca, y en los que ha dejado una huella imborrable.

21 de Septiembre de 1999, River: el campeón del siglo

La publicación hacía un repaso por los registros que respaldaban al club millonario como el mejor del siglo XX, y lo hacía a través de sus grandes figuras a lo largo de su exitosa historia.

El superclásico en todos los tiempos (I)

Esperando el duelo del domingo, ofrecemos la primera entrega de fotografías de nuestro archivo del clásico de los clásicos a lo largo de la historia. Historias, partidos y personajes de un enfrentamiento eterno.

A la carta:1999. La vida es bella

Seguimos cumpliendo los deseos de nuestros seguidores. Pablo Corbalán nos pidió una foto que salió en la revista el día que Boca le ganó a Racing 4 a 0 con dos goles de Barijho. De nada Pablo.

Golazos Criollos: Maradona y un excelente tiro libre en 1995

Gran pegada del 10 para darle la victoria a Boca sobre Argentinos, el club que lo vio nacer, por la Fecha 10 del Torneo Apertura. Diego volvía a gritar un gol en su reciente regreso a Boca.

1968. La expulsión más loca de la historia de la Copa

Se enfrentaban Estudiantes e Independiente por cuartos de final. Segundos después de ingresar, Urruzmendi del Rojo, le pega una piña a Aguirre Suárez. La crónica, las fotos y la explicación de una locura histórica.

Vida y milagros del Club San Lorenzo de Almagro

En 1924, El Gráfico se propuso publicar cómo fueron los particulares orígenes de uno de los clubes más importantes de la Argentina y del que no había registros oficiales sobre su fundación.