¡HABLA MEMORIA!

Siempre hay una primera vez

- por Martín Estévez: 10/04/2015 -
El nuevo torneo de 30 equipos, le permitió al conjunto misionero participar en la máxima categoría.

Crucero del Norte se convirtió en el equipo número 113 del profesionalismo que debuta en Primera. ¿Cómo les fue a los otros 112?

¡Bienvenido a Primera!

Crucero del Norte, fundado en 2003, llegó a Primera luego de finalizar 2º en la Zona B del Campeonato 2014 de la B Nacional (foto de apertura: debut absoluto en cancha de Vélez). Es el equipo número 113 que alcanza la máxima categoría desde 1931, pero apenas el tercer misionero. Guaraní Antonio Franco debutó en 1971 y jugó 54 partidos; mientras que Bartolomé Mitre lo hizo en 1972 y ganó sólo uno de sus 29 encuentros en Primera. Crucero empató en su debut (0-0 contra Tigre) y, si consigue al menos 30 puntos en los 30 partidos que jugará en esta temporada, ya se ubicará entre los 66 equipos con más unidades en la historia. Para ser el mejor misionero deberá esforzarse más: Guaraní Antonio Franco suma 40.

La era amateur

Aunque este repaso a los debuts está centrado en la era profesional, iniciada en 1931, es necesario aclarar que existe una Primera División desde 1891, y que, durante la era amateur, 84 equipos jugaron en la máxima categoría. Saint Andrew's y Old Caledonians compartieron el título en 1891 y fueron, obviamente, los primeros en ser campeones en su año debut, pero no los únicos. También lo lograron Lomas Athletic (1893) y Alumni (1901). Más repetido, claro, es el caso de los que, en su primera temporada, finalizaron últimos. Les sucedió a Buenos Aires FC (1891), Retiro Athletic (1894), Quilmes Rovers (1895), Banfield (1897), Quilmes (1900), Flores (1903), Sociedad Sportiva Argentina (1912), Riachuelo (1913), Floresta (1914) y Palermo (1920). Curiosamente, 1891 no fue el año en el que debutaron más equipos. Aquella vez fueron 5, pero en 1913, cuando se jugaban dos ligas organizadas por distintas asociaciones, hubo nada menos que diez clubes recién llegados. El contraste es lo que ocurrió entre 1927 y 1929, cuando la Primera no recibió ningún equipo nuevo. ¿Cómo les fue en su debut a los clubes que actualmente juegan en Primera? River fue 2° en 1909; Racing, 4° en 1911; Independiente, 2° en 1912; Estudiantes, 3° en 1912; Boca, 5° en 1913; Tigre, 7° en 1913; Huracán, 6° en 1914; San Lorenzo, 13° en 1915; Gimnasia, 4° en 1916; Vélez, 2° en 1919; Nueva Chicago, 7° en 1920; Lanús, 18° en 1920; Argentinos Juniors, 8° en 1923; y Temperley, 11° en 1923.

Boca, en 1931, debutó en el profesionalismo con el título.

El único campeón

Si en el Amateurismo fueron cuatro los equipos que lograron ganar el título en su debut en Primera, en el profesionalismo solamente lo logró uno. Y eso, claro, porque alguien tenía que ser campeón del torneo de 1931, y fue Boca.  En los años siguientes, el que terminó mejor posicionado en su primer campeonato fue Newell's Old Boys: 4° en 1939.
Aquel equipo de Boca sumó 50 puntos en 34 fechas, superó a San Lorenzo (45), Estudiantes, River (44), Racing e Independiente (43). De los 18 equipos que jugaron ese primer torneo profesional, apenas cinco no están en la máxima categoría actualmente: Chacarita (terminó 7°), Ferro (10°), Platense (13°), Talleres de Remedios de Escalada (15°) y Atlanta (último). Los otros debutantes en 1931 fueron Huracán (8°), Vélez (9°), Argentinos Juniors (11°), Gimnasia La Plata (12°), Quilmes (14°), Tigre (16°) y Lanús (17°).
El Boca campeón estaba liderado por Francisco Varallo, autor de 27 goles, y también brillaron el arquero Domingo Fossatti, el volante Juan Evaristo y los delanteros Domingo Tarascone y Roberto Cherro. Otro récord xeneize difícil de igualar. ¿Habrá alguna vez otro debutante campeón?

Un año sin alegrías

En 1938, Argentino de Quilmes logró un sorprendente ascenso a Primera al ganarle un desempate a Quilmes Athletic. Pero la alegría comenzó a disminuir luego de los primeros partidos, en los que el Mate perdió contra Lanús (2-5), Boca (0-2), Vélez (2-5), Racing (0-3), River (0-5), Huracán (1-2) y Gimnasia (2-7). El repunte que pareció comenzar en la octava fecha, en la que empató 1-1 con Rosario Central, fue sólo un espejismo, y volvieron las derrotas: 2-6 con Ferro, 0-7 contra Independiente, 1-7 ante San Lorenzo y hasta 0-8 frente a Platense. El campeonato fue una pesadilla para el equipo, que de los 34 partidos sólo empató 4, perdió los 30 restantes y recibió ¡148! goles. En la fecha 11 llegó a estar 3-1 sobre Tigre en el marcador, pero el partido terminó 3-3. Lo peor para el Mate es que la de 1939 fue su única temporada en Primera. Aunque, luego, algunos equipos que participaron de la máxima categoría sumaron menos puntos, la de Argentino de Quilmes fue la peor actuación entre los que jugaron al menos 8 partidos. Y pasaron 66 años hasta que otro club terminó un torneo largo sin triunfos: Huracán de Tres Arroyos, que no festejó en las 19 fechas del Clausura 2005.

En 1958, Central Córdoba de Rosario derrotó a Boca y Racing,y goleó a Estudiantes.

Cortó una larga racha

Durante 18 años, el fútbol argentino no vio caras nuevas en Primera División. A partir de 1940, los equipos que subían y bajaban se repitieron, y en la Segunda División no surgían sorpresas. El que rompió la monotonía fue Central Córdoba de Rosario, que en 1957 dejó en el camino a clubes con experiencia en Primera, como Platense, Chacarita, Banfield y Almagro, y consiguió el ascenso. Eduardo Federico, goleador del equipo en la B, continuó en el Charrúa, en el que también jugaban Indalecio López, José Serravalle, Alberto Cambiasso, Antonio Delogú, Angel Ambrosi, Ricardo Ráccaro y Raúl Bertral, entre otros. Pese a que arrancó el torneo de 1958 con tres derrotas, la tercera un 0-5 contra Estudiantes, Central Córdoba sorprendió al ganarle 3-2 a Boca en la cuarta (dos goles de Luis Vizzo y uno de Dante Alvarez) y, a partir de entonces, consiguió buenos resultados: derrrotó 5-2 a Vélez, 1-0 a Huracán, 1-0 a Racing, 6-1 a Estudiantes y hasta 7-3 a Lanús. En total, fueron 12 triunfos, 3 empates y 15 derrotas, 27 puntos más que suficientes para terminar en el 10° puesto y mantenerse en Primera hasta 1959, año en el que finalmente descendería.

¿Y a vos cómo te fue?

La mayoría de los equipos de larga trayectoria en Primera debutaron en 1931 (ver "El único campeón"), pero repasemos cómo les fue a los que llegaron a la máxima categoría tiempo después. Almagro fue el primer equipo que ascendió: terminó 16º en 1938. Rosario Central debutó junto a Newell's, pero terminó siete puesto más abajo: 11º en 1939. Banfield fue 10º en 1940, Los Andes finalizó último en 1961 y Colón resultó 16º en 1966. Ya en la era de los Metropolitanos y Nacionales, Unión fue 17º en el Metro 67, el mismo torneo en el que Deportivo Español terminó 19º. Olimpo de Bahía Blanca fue 6º en el Reclasificatorio de ese año; y Nueva Chicago, 8º en el de 1968. San Martín de Tucumán, por su parte, quedó anteúltimo en el Nacional 68. Entre los cordobeses, Racing fue 6º en el Reclasificatorio de 1967; Belgrano, 10º en el Nacional 68; Talleres, 11º en el Nacional 69; e Instituto, 17º en el del 73. Gimnasia de Jujuy alcanzó el 17º puesto en el Nacional de 1970. All Boys terminó anteúltimo en el Metro 73; y Mandiyú de Corrientes, 31º en la tabla general del Nacional 74.

Defe del 67.Tomino, Parodi, Larrea, Ramiro Pérez y Oliveri.

En Primera… o casi

En la historia del fútbol argentino han existido campeonatos largos, cortos, Metropolitanos, Nacionales, Liguillas... Y también instancias que se ubicaron en el límite entre la Primera y la Segunda División: los Reclasificatorios y la Promoción. La mayoría de los estadígrafos consideran a esos partidos para la tabla de Primera División, por lo tanto hay clubes que, sin haber jugado “oficialmente”, aparecen en el listado de los que estuvieron en Primera. Ese fue el caso de Defensores de Belgrano, que, dirigido por Angel Labruna, fue campeón de la B en 1967; pero, en lugar de ascender, tuvo que jugar un Reclasificatorio ante equipos de Primera. Tras 18 partidos, de los que ganó 3, empató 4 y perdió 11, no “revalidó“ su lugar y siguió jugando en la B. Lo mismo le sucedió a Almirante Brown (perdió sus tres partidos en el Reclasificatorio de 1970) y a Gimnasia y Esgrima de Concepción del Uruguay, que en la Promoción 2002 enfrentó a Unión de Santa Fe: ganó 3-1 en la ida, pero cayó 3-0 en la revancha. Huracán de Tres Arroyos también perdió la Promo del 2002, pero llegó a Primera en 2004.

Triste récord

En el Nacional de 1974 se produjo el debut en Primera de Puerto Comercial. Los de Ingeniero White, partido de Bahía Blanca, disfrutaron de 2 triunfos en sus 14 partidos: 4-3 a All Boys y 1-0 a otro debutante, Jorge Newbery de Junín. Pero también sufrieron varias goleadas (2-7 ante Desamparados, 0-9 contra Boca, 0-7 con Rosario Central), incluida la mayor en la historia del profesionalismo: perdieron 13-1 de visitantes contra Banfield. Esa tarde, Juan Taverna, delantero del Taladro, logró un récord: metió 7 goles.

Atlético Santa Rosa. Ultimo en la tabla histórica: perdió sus 6 partidos en 1983.

El show del interior

Hasta 1967, exceptuando a los de la provincia de Santa Fe, los equipos del Interior no tenían posibilidades de llegar a Primera. Eso cambió con la creación de los Torneos Nacionales, que provocaron una lluvia de equipos que lo jugarían no sólo una vez, sino varias. En aquel primer torneo debutaron San Martín (Mendoza), Central Córdoba (Santiago del Estero), San Lorenzo (Mar del Plata) y Chaco For Ever. Luego llegaron San Martín (San Juan), Huracán (Corrientes), Independiente Rivadavia (Mendoza), Huracán (Bahía Blanca), Sportivo Desamparados (San Juan), Gimnasia y Esgrima (Mendoza), Kimberley (Mar del Plata), Guaraní Antonio Franco (Misiones) y muchos más. Ninguno consiguió ganar un torneo; el que peor la pasó fue Atlético Santa Rosa, de La Pampa: en 1983 perdió sus 6 partidos, recibió 24 goles y terminó último.

Debut y despedida

El sueño de jugar en Primera, a veces, dura poco y no se repite. Le sucedió a Sportivo Guzmán de Tucumán, que terminó 5º en el Torneo Promocional de 1967. Deportivo Morón ascendió gracias al Reclasificatorio de 1968, pero en 1969 jugó su única temporada en Primera. En los Nacionales hubo muchos casos. Don Orione de Barranqueras (Chaco), fue 26º en la tabla general del 71. Atlético Regina (Río Negro), 29º en 1974. Sportivo Patria (Formosa), 28º en 1976. En 1977, Los Andes (San Juan) fue 11º y Sarmiento (Chaco), 24º. En 1978, Patronato (Entre Ríos) terminó 19º, y Alvarado (Mar del Plata), 25º. Unión (Chaco), 21º en 1984. Y en 1985, Ramón Santamarina (Tandil) fue 19º y Argentino (Santa Fe), 23º. Deportivo Italiano quedó último en 1986/87, lo mismo que le sucedió a Tiro Federal de Rosario en 2005/06.

Los que tuvieron revancha

Argentino de Rosario o Atlético Santa Rosa, tal como contamos, no tuvieron segunda oportunidad, pero otros equipos sí. Chaco For Ever, último al debutar en el Nacional 1967, no sólo siguió en los Nacionales: llegó a Primera en 1990, a través de la B Nacional. San Telmo cerró la tabla del Reclasificatorio 1969, pero ascendió en el 75 y jugó la temporada 76. Huracán de Comodoro Rivadavia, el peor de los 28 equipos en el Nacional 1971, volvió en el 74. Godoy Cruz, último en su grupo en 1974, hoy disfruta en Primera. Gimnasia y Tiro (Salta), colista en 1979, retornó en 1993. Temperley, último en el 75, llegó a semifinales en el Nacional 83. Y Círculo Deportivo Otamendi, el peor de su zona en 1977, tuvo segunda chance en 1985... pero otra vez quedó último.

Oscar Mas celebra un gol de Mariano Moreno de Junín ante Boca, en 1982.

Los peores inicios

Independiente de Trelew sólo jugó el Nacional 1972 e hizo la peor campaña desde la de Argentino de Quilmes en 1939: empató 3 partidos y perdió 10. Puerto Comercial empeoró esa marca en 1974 (ver “Triste récord“). En 1982 hubo dos pésimas campañas: la de Estudiantes de Santiago del Estero (4 puntos en 16 fechas) y la de Mariano Moreno de Junín: 2 empates y 14 derrotas. Su 7% representa la peor eficacia de los últimos 75 años entre los que jugaron al menos ocho partidos. Santa Rosa es, hasta hoy, el único que no sumó en un torneo (6 derrotas en el Nacional); Atlético Uruguay, de Entre Ríos, logró sólo un empate en seis partidos en 1984. Concepción (Tucumán), Güemes (Santiago del Estero) y Alianza Cutral-Có (Neuquén) figuran sin puntos en la tabla histórica: perdieron sus dos partidos en la Liguilla Pre-Libertadores de 1986.

Con el pie derecho

Desde el 4º puesto de Newell's en 1939, el debut en Primera le ha costado mucho a la mayoría de los equipos durante el siglo XX. En el Top Ten apenas quedaron Banfield (10º en 1940), Belgrano (10º en 1968), Gimnasia de Mendoza (8º en el Nacional 70) y Loma Negra. El caso del equipo de Olavarría, que tenía fuerte apoyo económico, es el más curioso: en su debut compartió la zona del Nacional 1981 con dos equipos importantes, Ferro y River. Sólo dos clasificaban a la siguiente ronda. Loma Negra hizo una gran campaña que incluyó un triunfo ante los de Caballito y dos empates ante el Millonario. Si ganaba en la última, fecha se clasificaba, pero empató con Talleres. Quedó 3º en el grupo y 5º en la tabla general, pero fuera de los cuartos de final. Volvió a participar en 1983: ganó su grupo en primera fase (ante River) y en la segunda (contra Argentinos Juniors), pero Racing lo eliminó en octavos de final. Su estadística en Primera es notable: 15 triunfos, 9 empates y apenas 4 derrotas.

Arsenal celebra durante su temporada el debut en Primera.

Los recién llegados

Es lógico: cada vez son menos los equipos que debutan en Primera. Ya son 113 los que han jugado, por lo que la llegada de un club nuevo resulta toda una rareza. Luego del ascenso de Deportivo Armenio, en 1987, pasaron quince años hasta que llegó otro club a la máxima categoría. Fue Arsenal, que sorprendió al terminar 8º en el Apertura 2002. Es el mejor puesto que obtuvo un debutante en los últimos 44 años. En ese torneo, con Silvio González como figura, empató con Racing y River, y derrotó a San Lorenzo. Sumó 27 puntos, apenas uno menos que el quinto, Vélez. Luego del de Sarandí, sólo cuatro nuevos equipos llegaron a Primera. Atlético de Rafaela debutó en el Apertura 2003 con un pobre anteúltimo puesto. Tiro Federal de Rosario terminó en la misma ubicación, pero en el Apertura 2005. Ya en 2014, Defensa y Justicia los superó mínimamente: fue 18º en el Campeonato. Ahora llega el turno de Crucero del Norte. ¿Cómo le irá?

Por Martin Estévez/Fotos: Archivo El Gráfico

Nota publicada en la edición de marzo de 2015 de El Gráfico

Por Martín Estévez: 10/04/2015

Para seguir leyendo:

20 de Septiembre de 1919, el ingeniero que fue piloto en la Primera Guerra Mundial

Vistiendo el uniforme de la Aeronáutica Militar de Francia, el argentino Vicente Almandos Almonacid combatió por los aliados en el lamentable y devastador acontecimiento.

Lo mejor de la victoria de Boca frente a Cruzeiro

El equipo xeneize hizo los deberes en la Libertadores y se quedó con un buen triunfo frente a Cruzeiro, con goles de Zárate (golazo) y de Pérez, Imperdible la salvada de Barrios sobre la línea.Con sonido ambiente.

El choque de Andrada no apto para sensibles

Así fue el impresionante cabezazo de Dedé que impactó de lleno en la cara del arquero de Boca. Andrada quedó seminconsciente y sangrando en el piso; milagrosamente siguió jugando. Discutible expulsión de Dedé.

Gran pared con Pérez y golazo tres dedos de Zárate

Excelente jugada y definición para el 1 a 0 de Boca frente a Cruzeiro. Tras un córner Zárate habilitó a Pablo Pérez que se la devolvió redonda para que Mauro defina con tres dedos. Un gol imprescindible.

El resumen de Independiente – River

La síntesis del partido de ida por cuartos de final de la Copa Libertadores con sonido ambiente. Los dos tuvieron posibilidades de convertir pero los arqueros estuvieron brillantes. Empate justo.

La salvada de Armani que no se puede creer

El guardavalla de River Franco Armani evitó la segura caída de su arco, al reaccionar admirablemente ante un remate de Giglotti. Seguro será una de las atajadas del año.

1988. Éste es el Cholo Simeone

Esta es la primera nota que le hizo El Gráfico a un desconocido Diego Simeone. Con 17 años, se tomaba todos los días el “bondi” para ir a Vélez, vivía con sus padres, pero le sobraba fe...y tenía razón.

A la carta: 1945. Tigre asciende a Primera

Francisco García Felce nos pide alguna nota de los ascensos de Tigre y elegimos una del primero de 1945, con invaluables datos, fotos históricas y la resolución de la leyenda del “lechero ahogado”.

19 de Septiembre de 1978, la revancha fue para Muhammad Ali

En el ocaso de su carrera, quien ya era toda una leyenda del boxeo, recupera el cinturón de campeón mundial por decisión unánime ante Leon Spinks, quien le había quitado la corona en febrero.