Fútbol

Crónica del calvario funebrero

- por Redacción EG: 21/11/2014 -

En poco tiempo Chacarita descendió dos veces hasta llegar a la B Metro. Sufrió todas las malas disponibles, pero todo acabó con el cambio de entrenador. Invicto en 12 partidos, potenció a los jóvenes, contó con los experimentados en momentos claves y ascendió.

LOS JUGADORES festejan como hinchas. El Chapa Zapata en la derecha de la imagen puede dar fe de ello.

Junio de 2012. La historia comienza con tragedia. Épica, llanto, nerviosismo y desesperación. Damián Toledo tiene en sus pies el penal que puede evitar el descenso de Chacarita en la última jugada de la Promoción contra Nueva Chicago. El número 5 toma carrera y dispara fuerte, pero Daniel Monllor ataja el remate con una estirada estupenda. El árbitro Vigliano marca el final del partido y decreta el ascenso de Chicago y el descenso de Chaca a la B Metropolitana. Su entrenador Salvador Pasini camina, mira fijo, da vueltas sin sentido hasta que se sienta en el piso y llora desconsoladamente como un niño.

El mismo club que hasta hacía poco era sinónimo de la máxima categoría, bajaba a tercera. El llanto del Tano, un histórico del ascenso, reflejó el desconsuelo general. El estadio remodelado fue parte de la descontextualización de la escena. Grandes dimensiones, tribunas completas, pero adentro de la cancha una decadencia futbolística irremediable.

Pasini no pudo completar la primera temporada en la B Metro. Lo reemplazó el Mono Navarro Montoya en las últimas seis fechas, pero ganó un solo partido y no logró el objetivo de entrar al reducido. Carlos Leeb tomó la posta y terminó décimo en la 13/14. En junio último, recibió una propuesta del Inti Gas de Perú y cambió el rumbo sin muchas explicaciones. En su lugar, asumió su ayudante de campo, Fabián Itabel. No era un plan interino, sino la apuesta fuerte para que el nuevo sistema de torneos del fútbol argentino le permita al Funebrero ascender en diciembre.

ESTADIO COLMADO para el partido decisivo, pese al horario y al día. En cuanto a convocatoria, nunca hubo descenso para Chaca.

Ramón Lentini, el mejor jugador la temporada anterior, fue vendido a Unión Española. El ex Tigre, Cristian Bordahacar heredó la camiseta nueve aunque no fue el único refuerzo. Damián Manso, sin continuidad en Newell´s y Víctor Zapata, de último paso por Unión de Santa Fe aportaron la cuota de experiencia requerida para pelear arriba. Dos zonas de 11 equipos con ascensos para los líderes y Reducido para los siguientes tres, completaron el menú inmejorable en vistas del renacimiento.

Cumplidas las primeras siete fechas Fabián Itabel dejó su cargo. Había ganado solo tres partidos y estaba a cuatro puntos del último clasificado para el reducido. No había paciencia y el objetivo estaba lejos. Aníbal Biggeri, ex jugador tricolor, apareció como el salvador en uno de los peores momentos del club. Su última experiencia había sido Temperley en la misma categoría, pero sus conocimientos de la división son desde sus inicios cuando se desempeñó como ayudante de campo de Ricardo Caruso Lombardi en Tigre. Se volvieron a cruzar como rivales y el alumno superó al maestro con el triunfo 2-0 de Chaca sobre Tristán Suárez. Luego, pelearon codo a codo hasta el final.

El calendario que lo esperó a Biggeri no le dio mucho tiempo para adaptarse: diez rivales y la obligación de jugar dos veces contra cada uno, con el agregado de corregir el camino de su antecesor. Chacarita afrontó veinte partidos en menos de cuatro meses. Entre el 28 de septiembre y el 13 de octubre, jugó cuatro y ganó todos. Las víctimas fueron Deportivo Español, Atlanta, Tristán Suárez y Colegiales. En el clásico contra el Bohemio hubo un punto de inflexión. Sin jugar bien y después de sufrir, Víctor Zapata sobre la hora conectó un centro de Bordahacar y le dio a su equipo los tres puntos agónicos. Recién ahí el Chapa comenzó a ser valorado por los propios hinchas, quienes notaron el compromiso con la causa. “Fue el gol más importante de mi carrera”, dijo aquella tarde. Antes de debutar ya había dicho que era hincha desde chico.

La buena campaña continuó y con Biggeri sumó 30 de 36 puntos sin perder ningún partido. Los buenos rendimientos aparecieron en momentos decisivos y el equipo se fue aceitando. En las fechas 16, 17 y 18 anotó cuatro goles en cada una: ante Estudiantes de Caseros, Brown de Adrogué y Deportivo Merlo. La efectividad de los delanteros aumentó notablemente en la segunda parte del torneo: Bordahacar hizo 6 goles en los últimos 5 partidos y Facundo Melivillo marcó 6 en los últimos 8. Melivillo se había sumado al funebrero a préstamo por seis meses desde Platense, club en el que había debutado a los 17 años y donde llamó la atención de equipos de Primera. 

ANÍBAL BIGGERI cumplió el objetivo. Mientras daba una nota al finalizar el partido con Villa Dálmine, los dirigientes se acercaban para agradecerle.

Tuvo una meseta en su carrera hasta que Biggeri lo explotó como mediapunta. En San Martín todos esperan por la renovación del préstamo y el zurdo de 22 años está embalado con jugar en la B Nacional. No fue el único que en su momento tuvo ofertas tentadoras. En junio de 2013, Maxi Paredes estuvo cerca de jugar para Independiente, pero al final el pase se cayó y quien se sumó al Rojo fue Matías Pisano, otra promesa made in Villa Maipú. Un año y medio después, el lateral derecho fue clave en la resurrección de su equipo.

Noviembre de 2014. El sueño de un plantel joven encontró respaldo en los más grandes. Además de Zapata, el Piojo Manso, de 35 años se sumó como refuerzo estrella. Chacarita necesitaba ganar para ascender pero no podía entrarle a Villa Dálmine. Desde los pies del número 10, con presencia perfecta en los veinte partidos, no aparecía el gol. Todavía no había anotado con la nueva camiseta. Hasta que faltando menos de veinte minutos llegó un corner de la derecha y quien se anticipó en el primer palo para anotar de cabeza fue él, de apenas 1,68 de estatura. El estadio colmado comenzó a corear su nombre como nunca hubiera imaginado que le iba a suceder lejos del Coloso del Parque. Horas más tarde, tuiteó: ““Chaca me devolvió las ganas de jugar, gracias por confiar en mi y darme la chance, lo que viví hoy es INOLVIDABLE”.

Por Pedro Molina
Por Redacción EG: 21/11/2014

Para seguir leyendo:

El superclásico en todos los tiempos (I)

Esperando el duelo del domingo, ofrecemos la primera entrega de fotografías de nuestro archivo del clásico de los clásicos a lo largo de la historia. Historias, partidos y personajes de un enfrentamiento eterno.

A la carta:1999. La vida es bella

Seguimos cumpliendo los deseos de nuestros seguidores. Pablo Corbalán nos pidió una foto que salió en la revista el día que Boca le ganó a Racing 4 a 0 con dos goles de Barijho. De nada Pablo.

Golazos Criollos: Maradona y un excelente tiro libre en 1995

Gran pegada del 10 para darle la victoria a Boca sobre Argentinos, el club que lo vio nacer, por la Fecha 10 del Torneo Apertura. Diego volvía a gritar un gol en su reciente regreso a Boca.

1968. La expulsión más loca de la historia de la Copa

Se enfrentaban Estudiantes e Independiente por cuartos de final. Segundos después de ingresar, Urruzmendi del Rojo, le pega una piña a Aguirre Suárez. La crónica, las fotos y la explicación de una locura histórica.

Vida y milagros del Club San Lorenzo de Almagro

En 1924, El Gráfico se propuso publicar cómo fueron los particulares orígenes de uno de los clubes más importantes de la Argentina y del que no había registros oficiales sobre su fundación.

20 de Septiembre de 1919, el ingeniero que fue piloto en la Primera Guerra Mundial

Vistiendo el uniforme de la Aeronáutica Militar de Francia, el argentino Vicente Almandos Almonacid combatió por los aliados en el lamentable y devastador acontecimiento.

Lo mejor de la victoria de Boca frente a Cruzeiro

El equipo xeneize hizo los deberes en la Libertadores y se quedó con un buen triunfo frente a Cruzeiro, con goles de Zárate (golazo) y de Pérez, Imperdible la salvada de Barrios sobre la línea.Con sonido ambiente.

El choque de Andrada no apto para sensibles

Así fue el impresionante cabezazo de Dedé que impactó de lleno en la cara del arquero de Boca. Andrada quedó seminconsciente y sangrando en el piso; milagrosamente siguió jugando. Discutible expulsión de Dedé.

Gran pared con Pérez y golazo tres dedos de Zárate

Excelente jugada y definición para el 1 a 0 de Boca frente a Cruzeiro. Tras un córner Zárate habilitó a Pablo Pérez que se la devolvió redonda para que Mauro defina con tres dedos. Un gol imprescindible.