Fútbol

Idolos de la Selección: Jorge Mario Olguín

- por Redacción EG: 07/05/2014 -

Excepcional defensor con capacidad goleadora y potente remate de media distancia. Fue titular en el Mundial de Argentina 1978. Injustamente relegado en más de una ocasión, es uno de los futbolistas más brillantes de su generación.

Destacado zaguero de San Lorenzo, con excelente condiciones técnicas para el puesto, fue uno de los jugadores símbolo de la Selección de César Luis Menotti. No recurría al golpe para reducir al delantero rival y tenía dotes para conducir la pelota con la capacidad propia de un volante. Pese a actuar como marcador central en el equipo azulgrana, Menotti lo posicionó siempre sobre el lateral derecho en el conjunto nacional, con el que alcanzó la gloria máxima en 1978: ¡campeón del mundo! No se caracterizaba por sus apariciones mediáticas. El hablaba con su juego distinguido y fue parte importante del equipo. Le pegaba muy bien en los tiros libres y sumó muchos goles por esa vía. Luego del Mundial 82, al terminarse el ciclo de Menotti no volvió a vestir la celeste y blanca, pero sí continuó con su personalidad ganadora: la había mostrado con San Lorenzo, siguió por el rumbo del éxito con Independiente a partir de 1980 y lo reafirmó con Argentinos Juniors, con el que llegó a la cima de América en la Copa Libertadores de 1985.

Carnet de ídolo

Nombre y apellido: JORGE MARIO OLGUIN.
Nació: 17/5/1952 en Dolores, Buenos Aires.
Jugó: 58 partidos entre 1976 y 1982.
Goles: Ninguno.
Mundiales: 1978 y 1982.
Títulos: 1 (Mundial 1978).
Por Redacción EG: 07/05/2014

Para seguir leyendo:

16 de febrero de 1999, caricaturas de los mejores

Estaba a punto de empezar el Clausura 99 y EL GRAFICO caricaturizó a las figuras de los cinco grandes: Palermo, Gallardo, Cambiasso, Latorre y Gorosito. Boca se quedaría con el aquel campeonato.

1991. Les cuento todo lo que sentí

Luego de jugar 9 años en Europa, Ramón Díaz volvió a River y con sus propias palabras le contó a EL GRAFICO como vivió su noche soñada frente a Rosario Central. Doblete para el 2 a 1 del Millonario.

1997. Central apabulló a Newell´s

El clásico rosarino del Apertura 1997 quedó en la historia, fue la tarde donde brilló Central y ganó por 4 a 0. El partido se terminó antes de tiempo porque Newell´s tuvo 4 expulsados y un lesionado que no pudo seguir.

1934. Boca Juniors se consolida en el campeonato profesional

Un triunfo de Gimnasia en 1929 sobre Boca había generado una rivalidad entre estos dos equipos. Chantecler asistió al encuentro entre Xeneizes y Triperos de 1934 donde Boca comenzaría a encaminarse hacia el título.

15 de febrero de 1983 ¡Estudiantes Campeón!

El Estudiantes de Bilardo se consagró campeón del Metropolitano del 82 –finalizó en febrero del 83- y así consiguió su segundo título a nivel nacional. Brown, Ponce y Gottardi festejan la conquista.

2002. Goles y violencia en Liniers

Vélez y San Lorenzo empataron 3 a 3 en el Apertura del 2002, lo más destacado fue la expulsión de Gastón Sessa, quien posteriormente agarró del cuello al árbitro del partido y se fue pateando los carteles.

1951. La segunda final

¡Racing tricampeón! Luego de empatar sin goles en el primer partido de la definición del Campeonato de Primera División de 1951, la Academia venció a Banfield por 1 a 0 y se consagró.

1932. La viveza criolla de nuestro fútbol

A comienzos de la década del 30, Chantecler ya veía que en nuestros campos de fútbol la creatividad abundaba, en esta nota detalla algunas jugadas que generaron gran impacto en la época.

14 de febrero de 1941, el nadador José María Durañona

El destacado nadador argentino había tenido un gran 1940, estableciendo récords y ganando competencias. Siete años más tarde participaría de los Juegos Olímpicos de Londres.