LAS ENTREVISTAS DE EL GRáFICO

Maxi Rodríguez 100x100: "un error del futbolista argentino es creérsela por jugar bien 5 partidos"

- por Diego Borinsky: 12/10/2013 -

El volante de Newell´s a corazón abierto: su pasión por "la Lepra", su opinión sobre Sabella, el golazo a México, los penales...

   Nota publicada en la edición de octubre de 2013 de El Gráfico

LA FIERA, hoy, en el vestuario de Newell´s. Volvió tras diez años de experiencia en Europa, forzando su salida del Liverpool para salvar a NOB del descenso.

1 ¿Por qué La Fiera? Me lo pusieron en el baby de Newell's, a los 7 años, mis primeros entrenadores, Mingo y Becerra. Decían que entraba a la cancha y no paraba de correr. “Este chico es una fiera”, comentaban. Y quedó.

2. Te sacaron bien la ficha. Puede ser. La verdad: en Rosario todos me conocen por La Fiera, no me dicen de otra forma.

3 ¿Fiera adentro y afuera de la cancha? No, para nada, afuera soy muy tranquilo.

4 ¿Es cierto que volviste a la Argentina para evitar los viajes desde Europa cuando te convocan de la Selección? Volví por una sola razón: Newell's me necesitaba. Evitarme los viajes me viene bien, porque se hacían largos, pero igual los disfrutaba muchísimo, uno vive esperando esas convocatorias.

5 ¿Por qué te hiciste hincha de Newell's? Porque todos en mi familia son enfermos de Newell's: mis abuelos, mi mamá, mis tíos, mis primos, todos.

6 ¿No se puede ser de Newell's sin ser “enfermo de Newell's”? No, no, como decimos nosotros, es una enfermedad (risas), una enfermedad linda que uno tiene, se vive con mucha intensidad.

7 ¿Cuántos años pensabas jugar cuando te fuiste a Europa? Mi meta era jugar 10 años afuera y volver a Newell's. Incluso lo comentaba con amigos, medio en broma porque uno nunca sabe. Y se dio así. También dije otras cosas y no las cumplí, como que si salía campeón con Newell's, dejaba de jugar al fútbol.

8 ¿Cuándo nació la idea de volver? El presidente de Newell's me llamó en 2011 para decirme que el club nos necesitaba, que estaba complicado y aspiraba a que varios ex jugadores diéramos una mano. En ese momento le dije que no era posible, pero que me encantaría. Seguimos en contacto, Lorente mantenía sus llamadas y en diciembre empecé a hablar más en serio con la gente del Liverpool. Tenía una muy buena relación con ellos y dos meses antes de terminar la Liga 2011/12, se lo decía todas las semanas, al técnico y al presidente: que estaba pensando en volver. No querían saber nada. Yo tenía contrato hasta mediados del 2013 y encima pretendían renovarme por dos años más. En ese momento, cuando empecé a hablar más seguido, la cabeza me hizo un clic y prácticamente ya sentí que estaba en la Argentina.

9 ¿Cuál fue el clic? Ver la situación de Newell's, que iba a arrancar la temporada último en los promedios con Independiente. Por adentro me decía “prefiero estar ahí”, aún si tocaba descender, a después lamentarme y pensar qué hubiera pasado si volvía y, a lo mejor, nos salvábamos. Son esos momentos en los que uno tiene que arriesgar, porque te puede salir bien o mal. Y yo arriesgué.

10 ¿Martino te llamaba para apretarte? Al contrario, el Tata no me metía presión, me decía que las puertas estaban abiertas, que él me quería en el club, pero que se trataban de decisiones muy personales. Que para volver a la Argentina debía estar realmente convencido y muy bien físicamente, porque es un fútbol exigente y desprolijo a la hora de jugar. “La decisión es tuya y tomala con tranquilidad, hablalo con la familia”, me decía. Ni el Tata ni Lorente me presionaron.

11 ¿La familia sí te metía una manija tremenda? Con la única persona con la que podía hablar era con mi mujer, que no es muy futbolera, y con un amigo de Buenos Aires, que me acompañó toda mi carrera, porque si le preguntaba a algún familiar o amigo, todos me iban a decir “venite”. Mi mujer me dijo: “Pensá tranquilo, yo te acompaño en lo que decidas” y mi amigo de Buenos Aires me aconsejaba que siguiera en Europa. “Pero sé lo que significa Newell's para vos, y si pensás con el corazón, vas a volver, y yo te voy a bancar igual la decisión”, me dijo.

ASI SE GRITA un gol con la camiseta del Liverpool. Allí jugó un año y medio, ganó una Copa de Liga y cuando le quedaba un año más de contrato, hizo fuerza para volver y lo consiguió.

12 ¿Cómo convenciste a los del Liverpool? En los dos meses previos al final de la liga, todas las semanas les decía que me iba a volver. Después estuve un mes de vacaciones acá, y ya me imaginaba con la camiseta de Newell's, en el Parque con la gente, y si estás con ese pensamiento, es muy difícil jugar en otro equipo. Eso les hice entrender. Regresé al Liverpool, me fui de pretemporada y cuando estábamos por hacer otra minigira, les dije: “Hasta acá llegué, me quiero volver”. Ellos se dieron cuenta. “Si lo tenés decidido, hoy firmamos todo y te podés ir”, me aceptaron. Y volví.

13 ¿Te inspiraste en lo que hizo Verón con Estudiantes, que volvió también a los 31 años? Se dio esa coincidencia, incluso hasta en el número que usamos en la camiseta, el 11, pero la verdad es que en ese momento ni lo pensé, lo único que quería era salvar a Newell's del descenso.

14 Y ahora que ya está salvado, ¿tu idea es terminar acá o pensás tener otra etapa en Europa? No, ya está, quiero retirarme en Newell's. Jugaré hasta que me dé el físico. De acá no me voy.

15 ¿La 11 no te la saca nadie? Seguro, me la cuidó muy bien Pancho Aquilano, que es el mismo utilero que estaba en el club cuando yo me fui al Espanyol hace 10 años. En ese momento me dijo: “Te guardo la 11 para cuando vuelvas, no se la presto a nadie”. Y todos los años me mandaba mensajes: “Está la 11 guardada, esperándote”. Incluso cuando vine ese mes de vacaciones antes de rescindir con el Liverpool, un día pasé por Bella Vista y me la trajo al vestuario: “Te está esperando, mirá qué linda, si no la usás, se va a arruinar”.

16 En tu presentación la gente cantó: “Es el famoso Maxi que volvió a la Lepra para ser campeón”. ¿Se te cruzó que se podía dar un título? Escuché el cantito y se me puso la piel de gallina, era algo que soñaba, pero al margen de eso, veía que había buen equipo, estaba un técnico como el Tata con todo lo que significaba, y sí, se me cruzó que podía darse, quizás no en un año, pero sí en 2 o en 3.

17 ¿Y que podían descender? Como te decía: antes de tomar la decisión pensaba que prefería estar acá a tener que lamentarlo, pero cuando ya estuve con el equipo nunca llegué a pensar en negativo, el objetivo siempre fue estar entre los cinco primeros, y arrancamos bien de entrada, con buenos resultados. Y así se dio: subcampeones en el primer torneo y campeones en el siguiente.

18 ¿Sentías presión por toda la expectativa que generaste? El cariño de la gente se sentía a cada paso, porque saben que soy hincha y que dejaba un club como el Liverpool, me daba cuenta de que estaba todo el mundo a la expectativa de cómo iba a rendir y los primeros meses me costó. De hecho, me desgarré, cuando nunca me había desagarrado en mi carrera. Fue un poco por las emociones, la tensión, el cambio, vivía muy revolucionado porque quería hacer todo bien, estar con todo el mundo, me exigía demasiado. Con el tiempo me tranquilicé y las cosas empezaron a salir solas.

19 ¿Tenés amigos de Central? Y... sí, obvio que alguno siempre hay, más en una banda de 15 amigos, como somos nosotros. Lo que tratamos es no discutir de fútbol, porque se empiezan a desviar las conversaciones y se pone un poquito tenso el asunto.

20 ¿Qué locura hiciste por Newell's? En Quinta jugábamos el clásico y si ganábamos, salíamos campeones. Encima, era en el Gigante. En esa época se empezó a jugar en los estadios porque en las ciudades deportivas se armaba quilombo, con piñas y demás. Era el primero que se jugaba en el Gigante, y como podíamos salir campeones, les propuse a mis compañeros pintarnos la cabeza de rojo y negro. “No, mirá si nos va mal”, me dijeron. “Hay que jugársela”, insistí, y compramos los aerosoles, y antes de salir al campo de juego los fui pintando. Chiche Lutman, el técnico, no sabía nada y no le gustó nada. A la gente tampoco le gustó nada. Lo gracioso es que a los 20 minutos, con el calor, empezó a caernos el agüita roja y negra por la cara (risas). Como en todo clásico, patadas sobraron. Ganamos 2-0 y fuimos campeones. Nos salió redondito.

EN ESPANYOL de Barcelona fue su primera escala europea. Allí jugó tres temporadas y se calzó la 10, reservada para los buenos.

21 Otra locura. Perderme el viaje de egresados de séptimo grado a las cataratas por jugar una final. Le dije a la maestra y se enojó. “Pero vas a jugar un día, ¿y los otros?”, se preocupó porque el viaje era por una semana. “No me interesa, prefiero jugar ese partido”, le contesté. Y ganamos esa final.

22 ¿Tu mamá te mandaba a hacer ropa a medida? Sí, porque siempre fui muy chiquito de físico. El club nos daba la ropa cuando empezaba el torneo y casi nunca había de mi talle, entonces mi mamá la tenía que llevar a la modista para arreglarla (risas).

23 ¿Trabajaste de pibe? Mi mamá laburaba en un hospital todo el día y yo estaba con mis abuelos, vivía en la casa de ellos. Mi abuelo tenía verdulería y con mi primo ayudábamos: íbamos a buscar la verdura al mercado y acomodábamos las cosas.

24 ¿Siempre jugaste de mediocampista? No. Yo era delantero, el goleador del equipo en mi división, pero una vez me agarraron Theiler y Pautasso, tendría 16 años, y me propusieron jugar de volante, porque faltaba gente en esa posición. “Si no te adaptás, volvés al ataque”, me dijeron, y la verdad que me gustó el puesto y me quedé para siempre. Ahora, en mi regreso al club, los reencontré, porque Theiler es el coordinador general y Pautasso era el ayudante de Martino. “Gracias a ustedes, hice la carrera que hice, pero me hubieran dejado de 9, así no tenía que correr tanto”, los cargaba. Son momentos que te tocan vivir y pueden ser decisivos.

25 Por eso metés tantos goles… Me gusta hacer goles y los busco con ansias. Algunos jugadores lo sienten más que otros, a mí me gusta pisar el área, estar ahí, por eso voy a buscarlos todos los partidos.

26 ¿Cuántos partidos jugaste en Talleres de Córdoba? Ninguno. En el 2000 yo ya había debutado en Newell's y mi representante, que tenía a otros chicos del club, se peleó con el presidente López y nos sacó. Fui a Talleres, pero era una situación incómoda, porque me entrenaba y el fin de semana no tenía ganas de jugar. Así fueron tres meses, hasta que me cansé, lo llamé a López y le pedí volver al club. Me contestó que no había problema, pero que tenía que dejar a mi representante. Eso hice.

27 ¿Dónde te vio Pekerman? En las inferiores de Newell's. En la Quinta tuvimos un año muy bueno y fuimos campeones. Era un gran equipo. Estaban Ponzio, Mauro Rosales, Guille Marino, el Tano Vella, y de ahí, José me empezó a llevar a la Sub 20 y pude jugar el Mundial de Argentina en 2001.

28 ¿Qué te dejó trabajar con un psicólogo en ese plantel? Fue muy importante, después seguí en contacto con Marcelo (Roffé) hasta el día de hoy. Nos quitaba un poco la presión de jugar en la Argentina, con la gente y la obligación de repetir los títulos anteriores. Nos hacía trabajos de relajación y nos hablaba para no pensar sólo en los partidos.

29 ¿No habría que implementarlo en la Mayor? Puede servir, pero lo importante es que el jugador esté convencido, predispuesto, si no, no le vas a llegar. En ese sentido, es más fácil trabajar con chicos que entrar en un plantel de gente más grande.

30 ¿Qué recordás de tu etapa de sparring? Me acuerdo del Loco (Bielsa): cuando hacíamos las cosas mal, nos decía de todo. “¡Concéntrense, carajo!”, nos gritaba (risas), esas cosas que le salían a él. A los de Newell's nos preguntaba cosas, es un poquito esa locura que tiene él también por Newell's.

EN EL ATLETICO de Madrid jugó cuatro años y medio y se ganó la capitanía del equipo. Aquí festeja un gol con el 11, su número preferido.

31 ¿Cómo es jugar en el Espanyol en una ciudad donde casi todos son del Barcelona? El Espanyol es un gran club, humilde, y tiene el problema de convivir con un monstruo como el Barcleona. Es imposible competir, es demasiado grande la diferencia: uno aspira a meterse en la Europa League y el otro tiene la obligación todos los años de ganar Liga y Champions.

32 ¿A Messi lo conociste en esa época? Sí, en un asado. Cuando llegué al Espanyol, todavía no había debutado en Barcelona y a través de un conocido del Cholo Posse nos juntamos. Era tímido. Igual, ya sabía algo de él por la gente de Newell's, había escuchado la historia de un chico que se eludía a todos en las inferiores y se había ido a España. Después nos empezamos a ver seguido.

33 ¿Cómo es hoy tu relación con él? El hecho de ser de la misma ciudad, de compartir la pasión por el mismo club, de habernos conocido en España hace varios años y de estar tanto tiempo en la Selección juntos fue haciendo una amistad, cosas muy lindas.

34 ¿Qué es lo que más te llama la atención de Messi en la intimidad? Que es una persona muy simple, con los pies sobre la tierra, no es fácil mantener esa calma con todo lo que le pasa.

35 ¿Le mangueás muchas camisetas? No, no, con eso nunca le rompí las bolas. Cuando alguno me pide que le manguee una camiseta lo corto con un “no” rotundo.

36 Cuando charlás con él en una sobremesa de la Selección, ¿le metés fichas para que venga a Newell's? Son cosas que se hablan, la verdad que sí. El tema Newell's sale solo, es inevitable, pero Leo es muy joven todavía, entonces no tiene sentido plantearlo ahora. El día que tenga ganas de volver a la Argentina, seguramente se pondrá la camiseta de Newell's.

37 ¿Creés que se va a dar o lo ves difícil? Hoy me toca estar del lado de jugador, pero también uno es hincha, entonces te digo que como hincha me encantaría verlo con nuestra camiseta. Qué sé yo si va a pasar, ojalá…

38 ¿Quiénes serán los próximos en volver? No puedo dar nombres porque son decisiones personales y no quiero comprometer a nadie. Sí puedo asegurar que hablo seguido con ex compañeros y les cuento mi experiencia. La idea es que vuelvan más, ya se tomó un camino y hay que tratar de seguirlo.

39 ¿Cuál es el principal temor de un jugador cuando se rompe los ligamentos? El de no poder jugar nunca más. Es el primer temor. Después te operan, arrancás con la rehabilitación y el objetivo es tratar de volver como antes. Se te pasan muchas cosas por la cabeza porque es una lesión larga y muy psicológica. Es fundamental ponerle ganas y tener una familia que te apoye. Si lo superás, después volvés más fuerte.

40 ¿La rodilla quedó igual o sentís molestias? Hay casos en que siguen con molestias, gracias a Dios, jamás sentí nada.

41 ¿Te bajoneaste cuando te rompiste? Venías de un gran Mundial 2006... Es verdad, encima en el Atlético también estaba muy bien. En ese momento no me di cuenta de la gravedad, además todos te llaman y te dan fuerza, pero después, cuando me operaron, ahí me caí un poco. Después, al empezar con la rehabilitación ya te ponés en la mente el regreso y te enganchás con eso.

42 ¿Cómo se dice “Aguante la Lepra” en búlgaro? Ja, ja, algunas palabras en búlgaro aprendí, porque nos rompimos los cruzados al mismo tiempo con Martín Petrov, mi compañero del Atlético, y hacíamos juntos la rehabilitación. Pero más que nada aprendí insultos. ¿Viste cómo somos los argentinos, no? Estamos siempre diciendo “boludo”, “la puta madre” y cosas así, entonces Petrov me pedía que le enseñara malas palabras. Y yo le pedía a él lo mismo. De algunas me acuerdo.

43 ¿Qué llamada te sorprendió en ese momento? Uhhh, me llamó un montón de gente. Uno que me sorprendió fue Simeone. Al Cholo siempre lo había admirado por su manera de jugar y apenas lo había cruzado una vez, en un amistoso contra la Lazio, pero había sufrido la rotura de ligamentos como yo y me llamó para alentarme. “Metele para adelante, no bajés los brazos”, me dijo. Esas cosas te dan fuerza. Otro que me llamó fue Xavi, que también había sufrido la misma lesión, y al que conocía de algunos eventos de Adidas. Me recomendó que me operara con determinados especialistas, que eran los mejores.

GOLAZO A MEXICO, elegido el mejor del Mundial 2006, para clasificar al equipo de Pekerman a cuartos. Zurdazo y festejo de sonrisa plena.

44 Nombraste al Cholo, ¿no te da bronca haberte perdido esta era en el Atlético? Uno siempre quiere estar en los equipos que salen campeones, sobre todo porque yo jugué 5 años en el Atlético y desde chico me identificaba con el Cholo, con su manera de jugar. Me encanta cómo juegan sus equipos: el carácter, la entrega, la calidad. Es el técnico justo para esa institución.

45 ¿Qué te impactó del Liverpool? El club en su totalidad, ¡es impresionante! No hay una sola cosa. Te lo pueden contar, pero hasta que no estás adentro, no lo entendés. Llegué ahí y lo primero que vi es la Champions en la vitrina. Uffff… es todo un mensaje, te lo hacen sentir de esa manera.

46 Tus mejores amigos del fútbol. Lucas Bernardi, Leo Ponzio y el Cholo Posse.

47 ¿Alguna vez te agarraste a piñas con algún compañero? Nunca.

48 ¿Y discutiste feo con un técnico? Soy tranquilo, pero cuando me caliento, me caliento de verdad. Una vez discutí con Lotina, en el Espanyol, pero fue un momento y quedó ahí adentro.

49 El rival al que te costó más superar. Uyyy, me acuerdo de Roberto Carlos, apenas llegué al Espanyol. Encima contra el Real Madrid. Me pasaba por todos lados, un jugador que físicamente estaba sobrado. Yo recién llegaba y era todo nuevo para mí. Me gritaban “agarralo a ese”, y cuando me daba vuelta, ya estaba tirando el centro.

50 Un estadio. Old Trafford y Anfield, el del Liverpool. Me impresionó el ambiente que hay.

51 ¿Qué te acordás del 6-0 a Serbia en Alemania 06? Lo disfruté muchísimo, para mí era todo nuevo, mi primer Mundial. Además, había estado en el proceso de José con juveniles. Son sensaciones muy lindas, difíciles de explicar, estar ahí adentro, empiezan a cantar el himno, se te vienen muchas cosas a la cabeza, la familia, todo un país que está atrás… Es mucha responsabilidad también. Pero ese día fue una fiesta, nos salieron todas.

52 Si en una práctica te tiran 100 veces el pase que te hizo Sorin contra México para que le metas el zurdazo, ¿cuántas van al arco? Una, más que una no creo (risas). Ojo: tampoco Juampi hacía demasiado seguido esos cambios de frente. El me contó que venía escuchando mis gritos y que por eso levantó la cabeza y metió el cambio de frente. Yo le quise pegar al arco, pero así como se clavó, se podría haber ido a la tribuna. Te repito: de 100 intentos así, entra uno solo. Por suerte fue ese, en una instancia decisiva de un Mundial y nos permitió clasificar a cuartos.

53 ¿Ese gol te subió la cotización? Seguro. Cuando te ponés la camiseta de la Selección, suma; cuando metés goles con la Selección, suma; cuando jugás en el Mundial, suma. Y si se dan las tres juntas, suma mucho más. Hasta el día de hoy me recuerdan ese gol, porque lo eligieron el mejor del Mundial, son cosas muy lindas de las que uno se va dando cuenta con el tiempo.

CONTRA MEXICO, en 2010, también en cuartos. Pasó Argentina, pero no hubo golazo de Maxi. La toca, ante la mirada del Bofo Bautista.

54 ¿Qué pensaste cuando el presidente de la Federación Mexicana te premió por el gol? Que me estaban cargando, eso pensé. Yo soy argentino y si me meten un gol que nos elimina del Mundial, al rival lo quiero matar. Estábamos de pretemporada en México con el Atlético y me invitaron a una cena, había más de 600 personas y tuve que subir a decir unas palabras, no lo podía creer (risas), porque encima me aplaudían. Yo decía “esto no puede ser, es una joda”. ¡Y no, era de verdad! El presidente me dijo que ese gol los había dejado afuera de un Mundial, que había sido muy doloroso para ellos, pero que había sido un golazo y por eso me premiaban. Insólito.

55 ¿Qué te dolió más: la eliminación por penales del 2006 o por goleada del 2010?
La de los penales, porque estuvimos tan cerca… Sentía que lo podíamos haber ganado en los 90, después en los penales, y nos terminamos yendo sin perder un partido en el Mundial. En 2010 lo ibas asimilando durante el partido, cuando te metieron el segundo y el tercero y el equipo no tuvo reacción.

56 ¿En qué está mejor esta Selección que las del 2006 y 2010? Cuando llega un Mundial o hay cambios, uno siempre se ilusiona. Hoy hay un grupo que está muy bien tanto dentro como afuera de la cancha, hay individualidades que atraviesan un gran momento y después hay que trasladar eso en el momento en que empiece el Mundial.

57 ¿Cuál es el punto fuerte de Sabella? Alejandro puso mucho énfasis en formar un grupo, un grupo de hombres y buenas personas. Buenos jugadores, eso es obvio en una Selección, y se consigue, pero a veces encontrar lo otro es lo más complicado y creo que fue muy inteligente para lograrlo.

58 ¿Messi, Higuain, Agüero y Di María son intocables? Yo no me quiero imaginar lo que deben sentir los equipos que nos enfrentan cuando ven esos nombres, entonces hay que disfrutarlos. ¿Es un problema para el entrenador? Sí, porque no todos pueden ser titulares. A esos cuatro, los quiero tener siempre en mi equipo, que jueguen siempre, pero si te falta Higuain, entra Palacio o Lavezzi, que también son terribles delanteros y tranquilamente pueden ser titulares.

59 Para el 2010, cuando no se sabía si entrabas al Mundial, declaraste: “Siempre me vi adentro”. ¿Cómo te ves ahora? Confío mucho en lo que hago y en mí mismo, entonces me veo muy bien. Decir “estoy adentro”, no, pero me veo con posibilidades. Para eso uno debe demostrar en el club.

JOVENCITO, al poco tiempo de debutar en Newell´s, donde hizo las inferiores, aquí marcado por Bastía de Racing

60 Si vas al Mundial y toca Alemania en cuartos, ¿salís corriendo? Y… hay que tratar de que no te toque. Nos pasó en los dos últimos, así que si se puede evitar, mejor. Y si no, a ganarles…

61 ¿Qué pensaste cuando eligieron a Martino DT del Barcelona? A muchos los sorprendió porque no se esperaba, a mí no tanto, y me puso muy contento por lo buena persona que es él y el resto del cuerpo técnico. Además, fue un premio, porque él había tenido ofertas concretas del Málaga y de la Real Sociedad al terminar el campeonato, pero eligió seguir con nosotros hasta el final de la Libertadores. Y se le dio el Barcelona. Porque incluso si nosotros llegábamos hasta la final, tampoco lo hubieran llamado, porque iba a estar dirigiendo. Son las cosas que tiene el fútbol, situaciones que a veces te tocan con la varita.

62 Si Martino los dejaba por el Málaga, con Newell's en las semi de la Libertadores, iba a ser un bajón para ustedes, ¿no? Y, sí, porque el grupo ya estaba armado y cualquiera que se hubiera ido en la mitad, del cuerpo técnico o de los jugadores, habría sido un golpe duro.

63 Vos que padeciste al Barcelona, ¿Newell's se parecía en algo? Muchos decían que éramos el Barcelona de la Argentina, yo qué sé, la intención era la de hacer un buen fútbol y creo que lo conseguimos. Sacando a la gente de Newell's, que estaba muy contenta, nos llenó de orgullo el reconocimiento de los otros equipos. Terminaban los partidos y los rivales nos decían: “Ojalá que salgan campeones, se lo merecen”. Y tener ese reconocimiento en la Argentina, por como somos nosotros… no es fácil, ¡eh!

64 Para un hincha furioso de Newell's como vos, ¿tener a Martino significó algo especial? Y… más que como un entrenador, uno lo ve como símbolo del club, el tipo que más partidos jugó en la historia con esta camiseta, era algo muy lindo.

65 ¿Jugaste muchas veces en Europa con la de Newell's abajo? Dos, en España. Una fue en 2004, que Newell's estaba por salir campeón y con el Espanyol jugábamos a la misma hora, entonces me puse abajo una remera blanca con el escudo y una inscripción. Un periodista de allá me iba diciendo qué pasaba con Newell's y al final me saqué la camiseta del Espanyol para celebrar el título. En el Atlético de Madrid una vez usaron una camiseta alternativa amarilla con rayas azules, parecida a la de Central. No la quería usar, pero no me quedó otra. Recuerdo que fue un partido contra el Mallorca, ganamos y metí un gol.

66 ¿Te besaste la camiseta? No, casi ni lo festejé, ja, ja.

67 ¿Por qué Central todavía festeja la palomita de Poy y Newell's no tiene una celebración así? Lo que tratamos de hacer nosotros es festejar el presente, las cosas que vamos consiguiendo. No hay que vivir tanto de los recuerdos, y como tuvimos la posibilidad de salir campeones en 2004 y ahora otra vez, entonces mejor festejar esos títulos, no necesitamos ir tanto tiempo para atrás… eso era todo en blanco y negro (risas).

68 ¿Aceptás que hace 25 años Central tenía más hinchas que Newell's y ahora se equiparó? Lo que yo veía es que antes estaba bastante igualado y desde hace unos años las generaciones nuevas, los chicos sobre todo, se hacen de Newell's por los triunfos. Para mí, somos más que ellos. Los de Central dirán lo contrario.

69 ¿Conocés una rivalidad en el mundo como la rosarina? No, un clásico así tan picante, tan enfermo, no conozco.

70 ¿Te puso contento el ascenso de Central porque se va a jugar el clásico o preferías que se queden en la B? Me daba lo mismo. Como hincha, uno siempre quiere que al rival le vaya mal, pero la verdad es que pienso mucho en Newell's, no miro al rival. Para la ciudad y para el folclore está bueno recuperar el clásico después de tres años… Salvo que pierdas, ahí cambia todo (risas).

71 ¿Qué se siente ser nombrado ciudadano distinguido de Rosario? No me lo esperaba, sinceramente. Me lo comunicó el club y no caía. Más allá de mi trayectoria como deportista premiaron a la persona, por las cosas que hago en la ciudad, colaborar con la gente, focalizado en eso. No era sólo la gente de Newell's. Una gran emoción.

72 ¿Qué es lo que más te complica del campeonato argentino si venís de jugar 10 años afuera? El ritmo. Es un fútbol desordenado, desprolijo, muy físico: te pasan por arriba, se choca demasiado, hay mucha fricción. En Europa es más ordenado y el jugador es inteligente para jugar. Fijate que si acá encontrás un orden, ese equipo no choca y saca la diferencia.

73 Se comentó que por ahí ibas a River, ¿existió esa posibilidad? Me hablaron de River y de Boca, de los dos, antes de que saliera lo de Newell's. Y cuando salió lo de Newell's me volvieron a preguntar. Me decían: “Venite, jugás dos años y te vas a Newell's después”. Pero, la verdad, a mí no me conmueve ir a jugar a River o a Boca, a lo mejor estoy loco, somos jugadores que estamos muy identificados con el club. Les agradecí por el llamado, que confiaran en uno, pero les aclaré que mi idea, cuando volviera a la Argentina, era hacerlo en Newell's y no en otro equipo. A Heinze le pasó algo similar, aunque casi no había jugado en Newell's en su primera etapa.

EL GOL DECISIVO sobre la hora a Racing en un dramático 4-3, clave del Torneo Final con la camiseta de Newell´s. Vino a pelear el descenso y salió campeón en su segundo intento.

74 ¿Por qué se da esa identificación de varios jugadores con Newell's: vos, Heinze, Scocco, Bernardi? Newell's es una gran familia y en Rosario se vive el fútbol con mucha intensidad y exigencia. Es todo muy pasional y tenés dos opciones, no más: o sos de Newell's o sos de Central, ahí no hay otra, entonces te aferrás mucho a esos sentimientos desde chiquito, porque te criás en el club, incluso cuando estás jugando afuera sos más hincha que nunca y se potencian las ganas de volver.

75 ¿Te acordás de las finales de Libertadores de 1988 y 1992? Sí, claro, no me hagás acordar (gesto de pesadumbre). Newell's-Nacional la vi por la tele; contra el San Pablo, fui con mi banda de amigos al Gigante. Son cosas que te quedan grabadas. Días tristes, golpes que uno debe asimilar. A partir de 1990 ya empecé a viajar a todos lados a ver al equipo con mis amigos, siempre a la popular. Pero de la final de la Libertadores del 92 prefiero no hablar, es algo feo que me hace mal recordar, te digo la verdad.

76 Algún partido desde la tribuna que sí quieras recordar. Y… el que más me quedó es cuando le ganamos la final a Boca por penales en la Bombonera, en el 91. Encima los penales fueron debajo de nuestra tribuna. Me quedó grabada la imagen de Scoponi saliendo a gritar con los brazos abiertos y chocando con Llop en el camino, todos embarrados. De ahí volvimos y fuimos a festejar al Parque.

77 Me imagino que habrás recordado esas finales cuando enfrentaban al Mineiro y estaban a un paso de una nueva… Cuando pasamos a Boca empezamos a soñar un poco más. Siempre soñás, en realidad, pero tratás de ser cauteloso, pero cuando ya estás entre los cuatro mejores, lo ves más cerca, como jugador y como hincha, se te va cruzando un poquito todo, son sensaciones lindas.

78 ¿Arrugaron contra el Mineiro? Lo tenían controlado… No, son cosas que tiene el fútbol, momentos, tuvimos contras para meter algún gol, podríamos haber pasado por penales, pero nos tocó perder. Me quedé con muchísima bronca y dolor, sentía que íbamos a estar en la final.

79 ¿Sentís culpa por haber errado un penal? No, porque tampoco con Boca me sentí el héroe. En eso soy medido, no me voy de un extremo al otro.

80 ¿Qué les dijo Martino en el vestuario? Tanto antes de jugar contra Boca como con Mineiro, el Tata fue claro: “Quédense tranquilos, pase lo que pase, ustedes dieron todo, nadie les va a reprochar nada”. Y de hecho, cuando volvimos a Rosario, estábamos muertos en el micro, muy mal, tristes, y la gente de Newell's nos recibió cantando. Fue un dolor enorme porque te ves a un paso y te comés terrible cachetazo, pero la gente es muy agradecida y nos lo hizo sentir.

81 Cumpliste una cuenta pendiente saliendo campeón con Newell's, ¿ahora te queda la Copa o lo que viene es de regalo? Si me preguntás, yo soñaba salir campeón con Newell's. Y lo conseguí, entonces me siento tranquilo. La Copa es una obsesión que tenemos los de Newell's, pero hay que tratar de tomárselo con tranquilidad. Ojalá pueda seguir ganando cosas.

82 ¿Te tiemblan las patas en un penal así o en uno de Mundial? Y… sí, estás con esa adrenalina de que lo tenés que meter. Uno va con una idea de dónde patearlo, pero en un segundo tenés que decidir, a veces cuando ves el movimiento del arquero, a veces no.

83 ¿Cómo decidiste dónde patear contra Boca? Orión te conocía de la Selección… También estaba Ustari, que me conoce mucho más y le podía decir a Orión dónde pateaba. Habitualmente yo pateo cruzado. Agustín fue ahí en el primero, pero le cambié. Y en el segundo, él cambió y yo pateé como siempre. Por suerte no acertó ninguno.

84 El mejor y el peor técnico que tuviste. De todos los técnicos aprendí algo, pero a mí me marcaron mucho José (Pekerman) y el Tata. Uno siempre piensa que de grande aprendió todo, pero Martino me enseñó movimientos, a leer los partidos...

85 El día más feliz y el más triste en el fútbol. Los más felices: cuando salí campeón mundial con la Sub 20 y el título con Newell's. Los más tristes, la eliminación en 2006 y la del Mineiro, las dos por penales.

86 ¿Tenés claro qué vas a hacer cuando dejes de jugar? Me gustaría trabajar en el club pero no sé de qué. Igual, me quedan varios años todavía.

EL MOMENTO CULMINANTE de la celebración del título. Maxi besa la copa mientras el Pato Guzmán lo registra todo con su camarita. Maxi no había podido conseguirlo en su primer ciclo en el club, pero lo hizo ahora con 32 años. Aspira a retirarse en el club y

87 ¿Qué es lo que más y lo que menos te gustó de haber vuelto? Se dan los resultados, estás con la familia, es todo lindo. ¿Negativo? Y… yo qué sé, en Europa estás acostumbrado a un orden en todo, tanto en la vida como en el fútbol. Acá es viernes y todavía no sabés a qué hora jugás el domingo. Acá, también se vive muy acelerado.

88 De todas las muestras de afecto que recibiste, ¿cuál fue la que más te conmovió? Todas las demostraciones de afecto superaron mis expectativas. A lo mejor me quedo con el llamado de Diego (Maradona) para felicitarnos por el campeonato. Yo tenía mucho diálogo con Diego cuando era el técnico de la Selección, me preguntaba cosas de Newell's, y siempre le decía que cuando volviera, iría a Newell's. Me felicitó por ser un hombre de palabra y por el título. Después, me mandaron mil cartas, todas muy lindas y emocionantes. Incluso, la gente de Central me saluda cuando me cruza en la calle. “La verdad, Fiera, soy de Central pero te felicito por lo que hiciste por tu club”. O me dicen: “Nos gustaría tener un jugador como vos en nuestro club”. Pufff, esas cosas te ponen contento, que te valoren del otro lado, a pesar de la rivalidad, está buenísimo.

89 ¿Vos les contestás "la tienen adentro"? No, no, ja, ja, me ponen contento esas cosas, de verdad.

90 ¿Sos de lágrima fácil o me parece? Sí, sobre todo cuando me hacen hablar en alguna reunión tengo la lágrima fácil.

91 Más que Fiera, un gatito… Ja, ja, cuando me tocan el corazón, me quiebro fácil.

92 Muchos destacan como una de tus virtudes que no te la crees, ¿es muy común creérsela en este ambiente? Y… mucho, la verdad que es uno de los errores, sobre todo acá. Jugás bien cinco partidos, salís en la tele o en la tapa de los diarios y piensan que ya sos campeón del mundo y en verdad no conseguiste nada. Por eso es importante la gente que te rodea, que te haga tener los pies sobre la tierra.

93 ¿Qué es lo más difícil de criarse con una madre soltera? No sé, mi mamá también trabajaba todo el día, prácticamente me criaron mis abuelos. A mi mamá la veía a la noche cuando volvía del hospital, y estaba cansada, porque además quería estudiar para hacer otras cosas, pero yo estoy muy contento y orgulloso de mi infancia. Además, los abuelos siempre te malcrían un poquito. Mi abuelo me llevaba de acá para allá, a entrenar, y mi abuela me atendía siempre, encima soy único hijo y vivíamos en la casa de ellos.

94 ¿A tu papá llegaste a conocerlo? No, no lo conozco ni sé quién es ni nunca tuve la intención de conocerlo.

95 ¿Sabés cuál es el apellido de tu papá? No. Rodríguez es el de mi mamá.

96 ¿Te generó bronca o resentimiento esa situación con los años? No, la verdad que nunca le di importancia ni bola a eso, me tocó vivirla de esa manera y estoy muy contento y orgulloso, como te decía. Al principio, cuando era más chico, notaba que me faltaba algo, pero después ya no. Y estoy muy orgulloso de mi mamá y de mis abuelos.

97 ¿En el colegio nunca tuviste problemas? Nunca, los nenes son malos y te pueden decir cosas feas, pero la verdad es que nunca pasé un mal momento. Ni en el cole ni en el club, por suerte.

98 ¿Cómo surgió la idea de apadrinar el Hogar de Tránsito de Madres Solteras? Por la historia de mi mamá. La idea me surgió al hablar con Zanetti, cuando estaba en el Atlético de Madrid. Yo venía siempre a sus partidos de la Fundación y un día le dije: “¿Por qué no armamos un partido en Rosario, que con la gente de Newell's te llenamos la cancha?”. Aceptó, me dijo que me ponía la gente a disposición y que lo recaudado lo donara a donde quisiera. Mi mamá estaba en contacto con este Hogar porque le llevábamos ropa y comida. Al final vinieron como 40 jugadores, también Lionel, y reventamos la cancha, 35 mil personas, una cosa impresionante. Pupi no lo podía creer.

99 ¿Tu abuelo es el que te insistía para pegarle de zurda? Yo vivía en la casa de mis abuelos con mi mamá, y unos tíos con mis primos vivían al lado y otros, a la vuelta, todos cerca. Yo me la pasaba todo el día con mi primo pateando en el patio del fondo de casa. Mi abuelo me insistía para que pateara de zurda, a mi primo nunca le comentaba nada porque decía que era matungo. “Vos no vas a llegar a nada, vos hacé otra cosa”, le decía el abuelo, ja, ja. A mí me pedía que probara con la zurda. Al principio pateaba dos veces y chau, después le empecé a hacer caso.

100 Cuando le metiste el golazo a México de zurda en el 2006 habrá tocado el cielo con las manos… Sí, fue increíble. Todo los medios rosarinos que conocían la historia fueron hasta su casa. En esos días, mi abuelo José Eusebio dio más notas que Maradona, ja, ja.

Por Diego Borinsky. Fotos: Héctor Río y Archivo El Gráfico

Por Diego Borinsky: 12/10/2013

Para seguir leyendo:

El huevo de la serpiente

En 1959 Ernesto Lazzatti, notable jugador, técnico y periodista, advierte desde El Gráfico sobre la politiquería dirigencial que empezaba a quebrantar la salud del fútbol nacional.

Brasil 1- Uruguay 0, el resumen

Duelo a la altura de la historia en Londres. Brasil le ganó 1-0 a Uruguay con gol de Neymar tras un penal discutidísimo. Fue el debut de Martín Campaña en el arco de los charrúas, que merecieron más.

Holanda 2 Francia 0, el resumen

Los naranjas le hicieron sólo dos goles a los azules por la UEFA Nations League, debido a que el arquero Lloris se atajó todo. Los goles fueron de Wijnaldum y Depay (que se la picó en el penal como venganza).

Argentina 2 - México 0, el resumen

Amistoso liviano en Córdoba. La selección venció a los mexicanos con goles de Ramiro Funes Moris y Brizuela (e/c). El martes habrá revancha, en lo que sería el último partido de Scaloni como técnico.

1991. Heroico: Boca 4 - River 3

Superclásico #17 por Libertadores. Noche soñada de Boca en la Bombonera, remonta un resultado adverso de 1 a 3 y termina ganándolo, con un golazo de Latorre, 4 a 3. CRÓNICA, FOTOS Y VIDEO.

1919. La más hermosa página de fraternidad

Debido a la lesión y muerte del arquero uruguayo Roberto Chery, la selección argentina, luciendo “la Celeste”, toma el lugar de la uruguaya en un compromiso con Brasil, en un gesto de hermandad inmortal.

1974. Queríamos tanto a Ringo

Oscar “Ringo”Bonavena, uno de los boxeadores más populares de nuestra historia, en 1974 recorría el mundo con esta remera. La foto nos la pidió Antonio Navarro al mail: elgrafico.com.ar/contacto

17 de Noviembre de 1939, Oscar y Juan Gálvez

Piloto y acompañante de la historia del deporte automotor, y protagonistas del incipiente Turismo Carretera. Venían de quedarse con el Gran Premio Argentino y el Extraordinario, a bordo del Ford V8.

1976. La inolvidable noche de Galíndez

Por Robinson: “Herido, sangrante, lesionado, casi ciego… así le gano a Kates, así se convirtió en ídolo”. Una pelea épica, en defensa del título, que forma parte de la historia grande del boxeo. VIDEO