Blogs /

Blogs

El decálogo de Minella

- por Martín Mazur: 16/08/2012 -

Increíble pero real. Encontrarse hoy con las 10 claves que el técnico de River escribió para El Gráfico hace 50 años, prácticamente no revela anacronismos.

Las cachetadas que pega el archivo a veces son reveladoras. Como decía Carlitos Poggi, "en el fútbol y en el periodismo ya está todo inventado". Basta con pedir sobres o tomos viejos para ver cuánta razón tenía. Leer las crónicas es descubrir que se criticaba el nivel de juego, que se decía que ya no se jugaba como antes, que muchas secciones "novedosas" de los medios actuales en realidad se hacían hace 70, 60 o 50 años.

En este caso, el cachetazo del archivo llegó indirectamente, al abrir el ejemplar de El Gráfico de agosto. Después del deleite con Sacheri, de las vibraciones emotivas junto al Negro Cáceres o de la excelente descripción del duro Barrientos, apareció José María Minella.

El texto de Irusta resalta las virtudes de quien fue un gran centre-half en Gimnasia y en River, que luego se transformó en un ícono como director técnico. En los años finales de La Máquina y antes del nacimiento de La Maquinita, Minella fue el Alex Ferguson del River de los años 40 y 50.
 
Para El Gráfico escribió un decálogo que hoy, 50 años después, no sólo sigue vigente casi en la totalidad de los conceptos, sino que tampoco sorprendería si lo pronunciaran referentes como Josep Guardiola o Arsène Wenger.

Veamos cuáles eran los principios que enumeró Minella.

1) Tener siempre la posesión de la pelota.
2) La desmarcación es una necesidad permanente.
3) La habilidad individual debe aplicarse al toque y a la gambeta. Si puedo, elijo el toque.
4) Entre un pase largo y dudoso, me quedo con tres pases cortos.
5) La defensa se hace con once y el ataque también.
6) Toda táctica es buena o mala según los jugadores que se tengan.
7) Con mayoría de buenos jugadores, cualquier plan táctico se hace más fácil.
8) Los planes defensivos no son difíciles de imaginar, por eso como técnico le doy preferencia a los planes ofensivos, cuya esencia es la creación del fútbol.
9) Un principio fundamental de un ataque es empezarlo por afuera y terminarlo por adentro.
10) Contar con buenos punteros sigue siendo una necesidad imprescindible.

El único vestigio de anacronismo se detecta en esta última máxima, que salvo en raras excepciones del fútbol moderno, hoy suena a tiempo pasado. El resto, los otros nueve puntos, son grandísimas verdades que ahora muchas veces quedan de lado. La vorágine que hace elegir el pase largo, el miedo que exige defender con los once pero atacar sólo con 4, la imposición de una táctica por sobre los jugadores existentes, la no desmarcación pensando en estar cerca del rival para cuando se pierda la pelota y se inviertan los roles...

Minella murió en 1981. Pero para los que quieran leerlo, sigue haciendo escuela.

Martín Mazur
@martinmazur en Twitter

- por Martín Mazur: 16/08/2012 -