Nota publicada en la edición de junio de 2012 de El Gráfico  

LOS GRANDES nombres de la Selección Argentina de Fútbol.

 Las historias de la selecciones de fútbol siempre están llenas de vivencias, recuerdos, grandes momentos y datos para todos los gustos. Esto se incrementa si el estudio va focalizado hacia un equipo destacado y con gran relevancia, como es el caso del seleccionado argentino, que hace poco tiempo alcanzó un importante hito en su trayectoria al llegar a su partido número 900 (en este momento, principios de junio, lleva 906). Este fue el disparador para iniciar un apasionante recorrido, que para un correcto ordenamiento, ha tomado en cuenta solo los encuentros enmarcados dentro de la categoría “Internacionales A”, según el criterio FIFA.

Este camino se inició el 20 de julio de 1902, cuando disputó su primer partido. Fue en la ciudad de Montevideo, donde venció a Uruguay por 6 a 0, en el estadio Paso del Molino. Durante un extenso lapso (casi 8 años), la Celeste fue su único oponente, ya que recién tuvo otro adversario el 27 de mayo de 1910. A escasos dos días de celebrar la Argentina su Centenario, se midió con Chile en Buenos Aires y ganó por 3 a 1

El gran rival, Brasil, se cruzó por primera vez en el partido 39 de esta historia. Fue un encuentro amistoso, disputado en la cancha de Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires, el 20 de septiembre de 1914, con una concluyente victoria por 3 a 0, con dos goles de Carlos Izaguirre (delantero de Porteño) y el restante del volante Aquiles Molfino, quien marcó un récord, por ser el único futbolista que marcó un gol y fue el capitán en su única presentación oficial con la camiseta argentina.

JOSE MANUEL MORENO convirtió 5 goles en el 12-0 frente a Ecuador, máxima goleada histórica.

Además de la conocida rivalidad, varios datos curiosos unen a ambas selecciones. Como ejemplo, alcanza con mencionar que los seis partidos que Argentina disputó con mayor cantidad de público fueron ante este rival y en el mítico estadio Maracaná. El de mayor concurrencia en la historia albiceleste fue el 16 de abril de 1963, en una abultada derrota por 2-5 ante los locales, en el marco de la Copa Roca. Los goles de aquella jornada inolvidable fueron Enrique Fernández y Mario Rodríguez. En ese encuentro jugó unos minutos César Menotti, quien posteriormente se convirtió en el segundo entrenador con mayor cantidad de partidos dirigidos en el banco argentino (85), detrás de Guillermo Stábile, que fue el conductor durante 127 encuentros.

El ciclo de Menotti, que fue el primero afrontado con seriedad y continuidad en la era contemporánea, comenzó el 12 de octubre de 1974 (empate en uno con España, en campo de River Plate) y finalizó el 2 de julio de 1982 (derrota 1-3 con Brasil y eliminación del Mundial de España 82). En cantidad de partidos dirigidos, detrás de él se ubican Carlos Bilardo (91), Alfio Basile (77 en dos etapas), Marcelo Bielsa (68) y Daniel Passarella (56).

Pero también hay de los otros, de aquellos entrenadores que por diversas circunstancias, solo estuvieron un partido al frente del equipo. El primero fue el italiano Felipe Pascucci, quien dirigió en el único partido de Argentina en el Mundial de Italia 34 (derrota con Suecia 2-3), con un equipo formado con mayoría de jugadores casi inexpertos. En 1962, llegó el turno de Néstor Pipo Rossi, en el primer match tras el campeonato del mundo de Chile, en una victoria por 3 a 1 ante Uruguay, justo el día en que debutó Menotti como jugador de Selección. Osvaldo Zubeldía también está en este grupo, ya que apenas dirigió una vez: empate en 1 con Unión Soviética en diciembre de 1965. En agosto de 1979, en la igualdad en 2 con Brasil por la Copa América, Federico Sacchi estuvo en el banco, ya que Menotti se encontraba en Japón con el equipo juvenil. Y en 2004 le llegó el turno a Claudio Vivas, en un triunfo por 2-1 ante Japón, porque Marcelo Bielsa estaba en Atenas con el equipo olímpico que conseguiría la medalla dorada en Atenas.

AL REINADO de Batistuta le nació un competidor especial como Messi.

EL CAPITULO DE DIEGO
Sin duda que si alguien merece un párrafo especial dentro de esta historia, ese es Diego Armando Maradona. Su magia, su talento único y sin límites, lo hacen acreedor a un espacio distinto en cualquier reseña que se haga. Estas son algunas de sus marcas:

- La trayectoria más extensa de todos los que alguna vez jugaron para Argentina (16 años, 3 meses y 29 días).

- El debutante con menor edad (17 años, 3 meses y 29 días).

- El único argentino en disputar cuatro mundiales (España 82, México 86, Italia 90 y USA 94).

- Tercer máximo goleador y quinto en cantidad de presencias.

- Tercer jugador más veterano en marcar un gol, detrás de Angel Labruna y Martín Palermo.

- Jugó 83 encuentros consecutivos como titular.

- Disputó 91 partidos con la camiseta de la Selección, siendo titular en 87 de ellos. Las únicas cuatro veces que ingresó desde el banco de suplentes fueron: 1977 vs. Hungría 4-1 en Buenos Aires (entró por Leopoldo Luque); 1977 vs Paraguay 2-1 en Buenos Aires (ingresó por Julio Ricardo Villa); 1978 vs Irlanda 3-1 en Buenos Aires (suplantó nuevamente a Villa) y 1979 vs Irlanda 0-0 en Dublin (ocupó el lugar de Hugo Perotti).

LOS ARQUEROS
Otro rubro donde la selección argentina se ha destacado con grandes exponentes ha sido el puesto de arquero, utilizando un total de 95. El listado lo encabeza quien es considerado, por muchos, como el mejor en su puesto en toda la historia del fútbol argentino: Ubaldo Matildo Fillol, con 58 partidos a lo largo de una extensa y brillante carrera, que se inició en el Mundial de Alemania 74 (fue como tercer arquero y atajó en el 1-1 con Alemania Democrática) y finalizó en 1985, con el agregado de poseer el excelente promedio de menos de un gol en contra por encuentro (52 en 58).

Detrás del Pato, y en los primeros diez lugares, se ubican grandes figuras como Roberto Abbondanzieri (49), Sergio Goycochea (45), Antonio Roma (42), Nery Pumpido (38), Américo Tesoriere (37), Germán Burgos (35), Luis Islas (30), Pablo Cavallero y Daniel Carnevali (26).
Cuatro arqueros comparten el particular récord de haber estado presentes en mundiales, pero nunca jugaron siquiera un minuto en partidos oficiales de la Selección argentina: Héctor Zelada (1986), Angel Comizzo (1990), Fabián Cancelarich (1990) y Norberto Scoponi (1994).

SCHIAVI fue el debutante más veterano de la historia celeste y blanca con más de 36 años y 7 meses.

MAS CURIOSIDADES
Claro que la historia registra otros detalles interesantes. Por ejemplo:

- El doble récord de Juan Simón, que protagonizó el segundo cambio más rápido de la historia (al suplantar a Hugo Villaverde a los 4 minutos de la victoria ante Irlanda 1-0 el 30 de abril de 1980) y es la tercera marca en cuanto tiempo prolongado entre un partido y otro con la camiseta de la Selección (9 años, 7 meses y 5 días).

- Pese a que nunca fue un goleador, marcó muchas veces en su carrera, por eso llama la atención que Ricardo Bochini nunca haya gritado un tanto con la celeste y blanca en sus 28 partidos.

- Cinco futbolistas argentinos poseen la marca de haber disputado campeonatos mundiales en forma alternada. Jugaron uno, se ausentaron en el siguiente y estuvieron presentes en el posterior. Ellos son: Gabriel Calderón (1982 y 1990), Luis Islas (1986 y 1994), Claudio Caniggia (1994 y 2002), Juan Sebastián Verón (2002 y 2010) y Walter Samuel (2002 y 2010).

La Selección pasó la barrera de los 900 partidos oficiales. El balance general arroja 906 encuentros disputados, con 487 victorias, 221 empates y 198 derrotas hasta el 31 de mayo de 2012, lo que da una efectividad del 62%. Marcó 1.706 goles y recibió 962.

Hemos recorrido un camino de datos y cifras que han acompañado una rica historia, pintada de celeste y blanco. Una historia a la que, seguramente, le aguardarán más capítulos llenos de gloria.

Por Eduardo Bolaños. Fotos: Archivo El Gráfico

También podría interesarte

1 comentarios

mensaje

Te quedan 500 caracteres
PUBLICAR
maxloarGracias por la nota, muy buena, pero hay dos errores en la información. La cantidad de tiempo de Diego Maradona en la selección, es de 17 años (no 16), 3 meses y 29 días. Y cuando debutó, el 27/02/1977 en el 5-1 a Hungría, Diego que había nacido el 30/10/1960, tenía 17 años, 3 meses y 28 días( no 29). Es increíble, pero por diferencia un día, Diego estuvo en la selección casi el mismo tiempo de vida que tenía en su debut. Mi Twitter: @mlopezarce. Saludos.
20/07/2012 17:24 hs
0 respuestas
+1