Fútbol

HISTORICO: RIVER SE FUE AL DESCENSO; BELGRANO LO MANDO A LA B NACIONAL

- por Redacción EG: 26/06/2011 -

A falta de un minuto, empataba 1-1 en el Monumental contra Belgrano cuando el árbitro Pezzotta suspendió el partido por incidentes en las tribunas. Así, el Pirata vuelve a Primera. Y River jugará en una categoría desconocida. Hubo gravísimos enfrentamientos dentro y fuera del Monumental, con heridos, destrozos, saqueos e incendios.

DESCONSUELO GENERAL. Los jugadores y el técnico de River, todavía en shock. Se acaban de ir a la B.

River Plate se fue al descenso. El equipo más ganador a nivel local jugará por primera vez en la B. No pudo vencer a Belgrano en el Monumental. No pudo y no supo cómo manejar la presión ni el momento crítico que le tocó vivir. Se ilusionó con el rápido 1-0 de Pavone. Padeció con el empate de Belgrano en el segundo tiempo, tras un error generalizado de los defensores y una buena definición de Farré. Volvió a ilusionarse con el penal que le habría dado vida. Pero Olave se lo atajó a Pavone. Y River se vino abajo. Tan abajo, que jugará en la B.

@ContRelI@Belgrano fue mejor en el partido de ida en Córdoba y soportó, a los tumbos, la guillotina de la ventaja deportiva en la revancha. En el primer tiempo fue superado y se plantó demasiado atrás. En el segundo, desperdició una gran oportunidad el Picante Pereyra (definió por arriba de Carrizo, pero también por arriba del arco) pero se hizo fuerte a través de sus puntos altos, Olave, nuevamente decisivo, y Ribair Rodríguez, el uruguayo que fue un león en toda la serie.

FARRE FESTEJA. El volante marcó el 1-1 tras una serie de desinteligencias de los defensores. (Photogamma)

Hasta que llegó aquel pasticho entre Arano, que la perdió en mitad de cancha, Ferrero y Juan Manuel Díaz. El uruguayo quiso cerrar con la derecha, la pelota le rebotó a Ferrero y le cayó a Farré, que definió sin pensar dos veces. "Si la paraba, me iba a comer Carrizo, por eso le pegué de Primera", dijo el volante en el vestuario. Había sido papá cuando su equipo estaba último. "Mi hijo me trajo suerte. Lo llamamos Salvador", reconoció. Todo estaba como al comienzo. River necesitaba otra vez dos goles de ventaja. Pero faltaban sólo 30 minutos. Belgrano se permitía respirar, después de un primer tiempo en el que la había pasado mal. Sólo las faltas, permanentes, habían servido para frenar los ataques de River. Pero también esas faltas le provocaban un zozobra permanente con envíos que llovían en el área de Olave cada dos o tres minutos.

Hubo un atisbo de reacción, entre la desesperación generalizada (con Jota Jota López como abanderado del desconcierto, y Keko Villalva y Bordagaray en el campo). El partido ya no tenía más tácticas ni estrategias, sólo despejes, rechazos y patriadas. Y ese peldaño hacia la esperanza llegó cuando Pezzotta vio penal de Tavio a Caruso tras un centro de Arano. En los pies de Pavone, que pintaba para héroe, quedó la posibilidad del 2-1. Con lo que habría sido el consecuente envión anímico, con 20 minutos para el final. Lo pateó muy fuerte y abajo. Pero Olave se tiró a su izquierda y controló sin siquiera dar rebote. Fue un mazazo. Una señal.

El Monumental se transformó lentamente en una zona de guerra. Faltaba un minuto cuando las plateas bajas desbordaron. Y el desborde provocó el colapso. No hubo margen para los festejos de Belgrano ni tampoco para que los jugadores de River tuvieran un duelo acorde al esfuerzo que hicieron. Parecía que el partido estaba interrumpido. En realidad, ya estaba terminado. Y en cuanto la ficha empezó a caer, las lágrimas se apoderaron de muchos de los jugadores de River. Los hinchas se descontrolaron. Los jugadores de Belgrano tampoco sabían si animarse a festejar. El árbitro ya estaba camino al vestuario. Era el final. River estaba en la B Nacional.

Así empezaba el infierno del descenso. Un infierno que River desconoce, pero que después del día negro de hoy, ya se empieza a imaginar. 

Martín Mazur



Por Redacción EG: 26/06/2011

Para seguir leyendo:

Se le congela la barba surfeando a -31°C

Un surfer se animó a desafiar las heladas aguas de Lake Superior en Michigan, Estados Unidos. Las horas del mediodía y el traje hecho especialmente para esas condiciones no impidieron que termine igual al Yeti.

1987. Golazo de Rinaldi a River

La foto perfecta del cabezazo de la “Chancha” Rinaldi a River. Fue el primer gol de uno de los mejores superclásicos de Verano: empate 3 a 3 y el equipo de Menotti se lleva el Torneo.

“Pastore es el mejor jugador que he tenido, mejor que Dybala”

Zamparini, presidente del Palermo, eligió al volante del PSG por sobre el atacante de Juventus como el mejor que pasó por su club.

Golden State fue mucho para Cleveland

En la reedición de la última final de la NBA, los Warriors vencieron como visitantes a los Cavaliers por 118 a 108.

Sólido debut de Del Potro en Australia

El tandilense dio el primer paso en Melbourne con un triunfo en sets corridos ante Frances Tiafoe.

Los golazos desde fuera del área del 2017

No se pierda este show de remates que terminaron quemando redes en todas las categorías y en distintas partes del mundo.

Sánchez Sotelo cumplió con la ley del ex

El delantero de Temperley anotó en el partido de verano que su equipo disputó con Racing. Flojito lo de la Academia en el debut de Coudet como entrenador.

River, con Pratto, le ganó un amistoso a un equipo universitario

Fue 4-0 con goles de Barboza, De la Cruz, Auzqui y uno en contra. También estuvieron en cancha Larrondo, Lollo y Mora. Gallardo sigue recuperando jugadores.

Suspenden el partido por miedo a un terremoto

El Porto perdía 1-0 ante el Estoril de visitante, cuando en el entretiempo se rajó parte de una tribuna. Los hinchas bajaron al campo de juego, pero solo fue un susto.