Blogs /

Blogs

Bilardo y su defensa, Yuyito y su delantera

- por Martín Mazur: 20/05/2011 -

Los grandes conflictos y las polémicas que dejó la Copa América del 87: monopolio en los medios, críticas a Bilardo y a su ballet, Maradona en llamas, violencia, colados y reventa, Grondona prometiendo soluciones. Sólo Yuyito González rompe el anacronismo y confirma el almanaque.

Tercera y última apasionante entrega (!) de la Copa América de 1987. Bueno, está bien, tercera entrega a secas. Mejor.

Antes de abrir los sobres del archivo, sabíamos muy poco del torneo. Ahora ya nos enteramos de las sedes, la mascota, la conformación de algunos planteles, el extraño formato. También repasamos formaciones, partidos y resultados. Tenemos al campeón, Uruguay, que jugó solamente dos partidos. Tenemos, también, a la Selección campeona del mundo, que con Maradona y su ballet, fue aclamada por el público y por el period... momento.

Los recortes no mienten. Maradona está en llamas. Casi como hoy. Y casi siempre. ¿Qué dice Diego? "La pura verdad es que a esta Selección no la aplauden nunca, para qué vamos a andar dando vueltas. Y no termino de entender por qué". Y disparaba: "El fútbol sudamericano no ganó nada con esta Copa América. ¿Decime qué gano, futbolísticamente hablando? No sé para qué se hace esto, si al final terminan jugando equipos que van contra el fútbol bien jugado, que atentan contra los que queremos el espectáculo. Aquí vinieron equipos con la intención de no ganar, como Perú, Chile, Uruguay. Llegan a la final, sí, nadie discute eso, pero yo pregunto... ¿Qué le dejan al fútbol? Yo creo que si los árbitros hubieran controlado el tiempo, como en el básquet, nos llevaríamos la sorpresa de que jugaron, no sé, de cuarenta a cincuenta minutos por partido".

Finalmente, Maradona reconocía que la Selección tampoco se había parecido a aquel equipo de México 86. "Me parece que vinimos todos mal a esta Copa América. Claro que decirlo ahora, después de haber quedado afuera, puede parecer un poco más fácil, pero es la verdad. Yo estaba con más ganas de tomarme vacaciones, también estaba mal el Tata Brown, o el Checho Batista con todos los problemas que le hacían con lo de su pase. Así y todo, por momentos se jugó bien".

APUNTEN A BILARDO

Las críticas a la Selección durante la Copa fueron permanentes. Evidentemente, no había campeonato del mundo que salvara a nadie. Había pasado apenas un año (hoy ya llevamos 25) de México 86. "No fue fracaso -respondía Bilardo en El Gráfico-. Fue algo previsible, que yo sabía y que ya había anticipado. Dije que el equipo podía llegar al cincuenta por ciento de sus posibilidades, más de eso, no. Me puso contento que ocho jugadores pegaban las manos contra la pared (NdR: tras la derrota) y no me gustó que otros escucharan música, como si no hubiera pasado nada. Hay pibes que no están metidos todavía en lo que sería el espíritu de la Selección. Igualmente, yo creo que hay que pensar en el futuro y el futuro se llama Italia 1990. Pasa en Francia, pasa en Italia. Arman un equipo nuevo y por ahí los eliminan de los campeonatos europeos, pero piensan en las eliminatorias".

El descargo de Bilardo continuaba por las bajas: "Sabía que Valdano estaba descartado, que Enrique era difícil, que Pumpido lo mismo, después vino lo de Burruchaga". Bilardo también negaba que se hubiera ablandado. "Los permisos que di fueron todas decisiones mías. Maradona me pidió salir para llevar a la hija al médico dos veces, ¿qué tiene de malo? Batista estaba suspendido y le dije que se tomara dos noches para arreglar lo de su pase. Cuciuffo sufrió la muerte del suegro, ¿querés que le niegue la salida? A Dertycia lo afanaron en Córdoba, ¿querés que le dijera que se quedara concentrado mientras la mujer no sabía qué hacer?"

Y terminaba con un contraataque: "Yo acepto todo, todo. ¿Vos viste el fixture de Argentina? ¿Quién lo armó? ¿'Un enemigo? Y me la aguanté. ¿Querés que me quede en los detalles? ¿Querés que diga que nos mataron a patadas y ni pasó nada ni contra Uruguay ni contra Perú? ¿Querés que diga que no te dejaban patear un tiro libre porque jamás formaban la barrera y atropellaban a los jueces? Dejá, me limité a pedirles a los muchachos que no reaccionaran, que se bancaran todas. El Campeón del Mundo no es llorón ni matón". ¿Bilardo quejándose del antifútbol? Tendrá 25 años el recorte, pero esa sí que es una nueva...

Hubo, también, otros frentes abiertos. Todos muy interesantes.



VIOLENCIA

Jueves 9 de julio, Argentina 0 - Uruguay 1. Después del partido, asaltos, violencia y heridos en las inmediaciones del Monumental. Veamos el recorte de Gente: "Casi 80 mil personas en River. Mala organización. Falta de controles: muchos entraron sin pagar entrada y otros que compraron platea no pudieron ocupar sus asientso. Y al final, la barbarie. Gente golpeada y asaltada salvajemente, más de 40 autoestéreos robados. Hubo miedo. Hubo impunidad. ¿Y los responsables?" Si no fuera por el término autoestéreo", todo muy actual, ¿no? 

Por suerte, el presidente de la AFA tenía las cosas claras: "La solución no es fácil. La solución es el tiempo. Ahora está la Ley 23.184, que marca un nuevo régimen penal para los responsables de la violencia en espectáculos deportivos", declara en el artículo Julio Grondona. Y admite: "Hubo deficiencias en los controles, lo reconozco. Fue poco feliz la idea de dejar un remanente de entradas para último momento. Muchos me preguntaron por qué no actuó la Guardia de Infantería. Lo que pasa es que nos enfrentamos a una situación muy diferente de la habitual. En un River-Boca sabemos dónde pueden estallar los disturbios. Pero en un partido internacional es más difícil. Además, no contábamos con la invasión de estas bandas de delincuentes".

Desde la comisaría 51 también miran para otro lado: "A pesar de los mil policías del operativo, hubo hechos incontrolables. Además, si actuaba la Guardia de Infantería hubiera desatado una avalancha mucho peor que cuanto sucedió. Estaríamos ante otra Puerta 12", jura y perjura el comisario Parkinson. También denuncia que uno de los efectivos sufrió un impacto: "Le tiraron un carrito de gaseoas desde la tribuna. A otro lo desmontaron de su caballo. Hay que tener un gran autocontrol para no reprimir con furia".

La foto obtenida de un informe televisivo de Canal 9 es más cruenta: un turista camina por la calle en medias y calzoncillos. Era lo que le dejaron a Arturo Cardona, colombiano por declaración, aunque sin ningún documento que lo probara: le robaron hasta el pasaporte...



MONOPOLIO
Otro tema que aparece muy reproducido en los recortes de la época es el de las nuevas prótesis mamarias de Yuyito González, antes de su regreso a Las Gatitas y los Ratones de Porcel. Ah, no, eso era en la página 66 de Radiolandia. Nosotros estamos en la 64. Y allí está Marcelo Araujo, con cara de yo no fui. El título: Relatores en pie de guerra. Al lado aparecen imágenes de José María Muñoz, Víctor Hugo Morales y Néstor Ibarra.

"Inocultable malestar porque Del Plata será la única radio porteña que transmitirá la Copa". La empresa brasileña Traffic fue la adjudicataria de los derechos de radio, televisión, insignias y publicidad estática, por 1.600.000 dólares. La que se los cedió es la Confederación Sudamericana de Fútbol. Ambas hoy mantienen el vínculo [1]. Traffic cedió los derechos de exclusividad para Argentina en 250 mil dólares a un señor Remo Fioroni, que a su vez se los vendió a Del Plata.

En Gente encontramos un título similar: La guerra de las radios. Allí aparece una foto de Adrián Paenza, Marcelo Araujo y Fernando Niembro. El epígrafe dice: "Equipo 10, Radio del Plata y un polémico comunicado sobre la exclusividad".

¿Qué decía el comunicado? "Como trabajadores del periodismo, nuestra firme convicción es oponernos lisa y llanamente a la adjudicación, cesión, venta o alquiler de exclusividades. Pero las reglas de la sociedad capitalista son éstas: el que tiene dinero tiene el poder, y el que tiene el poder decide. Y el que decide porque tiene poder y dinero suele creer que la justicia en el reparto de bienes y de ciertos derechos pasa por sus manos. Hoy los que tienen el dinero no son los conocidos de siempre: Radio Rivadavia, Mitre o Continental. Si estas radios hubiesen conseguido la exclusividad, ahora no dirían nada como hicieron en el Mundial de España y México y hoy no llorarían la injusticia. Moraleja: nosotros, los periodistas de Equipo 10, somos hoy beneficiarios circunstanciales de algo que no queremos ni proponemos ni avalamos".

El Gráfico se preguntaba cómo los periodistas del Equipo 10, que estaban en desacuerdo con el procedimiento, se hubieran prestado a trabajar. Un diputado (Rubén Cardozo) también se apuraba a bosquejar su proyecto de ley para declarar inconstitucional la exclusividad en las transmisiones de los espectáculos deportivos.

"Pareciera no existir un marco legal donde dilucidar el conflicto", apuntaba un informe de La Razón: "Ni la Constitución Nacional, ni la ley 22.285 Radiodifusión dictada en 1980 y aún vigente, ni la Carta de las Naciones Unidas dan respuesta a este conflicto doméstico".

Víctor Hugo, que en la foto aparece tomando mate en la platea por su imposibilidad de relatar, proponía: "Del Plata aprovechó una coyuntura. No tengo nada que objetar. Pero después de la Copa América habrá que ponerse de acuerdo para que esto no se repita, para que no haya más exclusividades". Y Julio Grondona remataba: "Trataremos de que esto no vuelva a ocurrir en el futuro".




[1]
En la revista oficial de la AFA, edición mayo 2011, se consigna (por error): "De acuerdo con lo informado por la empresa Traffic, organizadora de la Copa..."  La organización de la Copa es de la Confederación Sudamericana de Fútbol. Traffic tiene los derechos.



- por Martín Mazur: 20/05/2011 -