Locosport

Camoranesi paga 50 mil dólares por una falta que cometió en 1994

- por Redacción EG: 10/08/2010 -

El jugador nacionalizado italiano fue condenado por la Cámara Civil y Comercial de Mar del Plata por la lesión que le ocasionó a un ex jugador de Alvarado hace más de 15 años.

CAMORANESI lesiona a Pizzo durante un partido entre Aldosivi y Alvarado en 1994.
La Cámara Civil y Comercial de Mar del Plata condenó al mediocampista nacionalizado italiano Mauro Camoranesi a pagar 200.000 pesos (51.282 dólares) por una infracción que cometió en 1994 en la liga de dicha ciudad balnearia, cuando jugaba para Aldosivi.

La agencia Télam publicó que el jugador fue condenado por la lesión que le causó el 14 de agosto de 1994 al entonces jugador del club Alvarado, Roberto Pizzo, cuando jugaba en Aldosivi de la segunda división del fútbol local.

Tras el “planchazo” de Camoranesi, Pizzo debió someterse a una operación, seguida de una larga rehabilitación que le impidió volver a jugar al fútbol.

“Si bien no se puede calificar el accionar (de Camoranesi) como intencional, denota una notoria torpeza, un exceso en la práctica del deporte, anormal y evitable”, señala el fallo de la Cámara Civil y Comercial de Mar del Plata.

El parte médico de Pizzo indicó en aquel momento que la lesión le provocó roturas en los ligamentos cruzado anterior, cruzado posterior y lateral externo, roturas de meniscos interno y externo, de cápsula de la rodilla, tendón del bíceps, nervios varios, hematomas y desgarros.

“Hubo un grosero apartamiento de las reglas del deporte. (...) Aún siendo culposa, la acción del demandado fue manifiestamente desleal, excesiva y groseramente violatoria del reglamento de juego”, dictamina la resolución del tribunal.

Por Redacción EG: 10/08/2010

Para seguir leyendo:

Rusia ganó y está con un pie en octavos de final

El seleccionado anfitrión del Mundial está con un pie en los octavos de final, debido a que le ganó a Egipto por 3-1, con goles de Ahmed Fathy en contra, Chéryshev y Dzyuba. Para los faraones descontó Salah, que jugó como titular.

La genialidad de Juanfer Quintero

Con esta belleza de tiro libre, Juan Fernando Quintero engaño a Kawashima y a toda la barrera japonesa para igualar de manera momentánea el partido para Colombia. Para verlo una y otra vez la perlita del actual River Plate.

Dybala y Ansaldi hablaron con la prensa

El seleccionado argentino tuvo una nueva tarde de atención a la prensa. Esta vez, fue el turno de Cristian Ansaldi y Paulo Dybala. "Uno siempre sueña con hacer un gol en el Mundial" expresó el cordobés.

Senegal sorprendió frente a Polonia

El conjunto africano se llevó la victoria por 2-1, en lo que fue el cierre de la primera jornada del Grupo H, quedando como líder junto a Japón. Los goles fueron de Cionek en contra y Niang para Senegal, mientras que Krichowiak descontó para Polonia.

Entrá y hacelo

El cuarto árbitro, Al Jassim, le concedió el permiso de ingresar al campo de juego a Niang que aprovechó e interceptó un pase de Krichowiak para su arquero, culminando la jugada en el segundo gol de Senegal frente a Polonia.

Colombia se estrenó con una derrota

Mediante una jugada infortuita a los 3 minutos de partido, Colombia comenzó en desventaja, con gol de penal de Kagawa, y se fue expulsado Carlos Sánchez. Luego, Quintero igualó las cosas pero Ōsako le dio la victoria a Japón tras un córner.

Inglaterra lo ganó en el final

Harry Kane le dio la victoria a Inglaterra a los 92 minutos ante Túnez. El delantero también habia marcado el primero para su selección mientras que Sassi habia igualado el partido para los africanos.

Sampaoli probó con Pavón de titular

Esta tarde el entrenador del seleccionado argentino, Jorge Sampaoli, realizó un entrenamiento a puertas abiertas en donde se vieron algunas modificaciones del once titular que debutó frente a Islandia.

Bélgica goleó a Panamá

El poderio ofensivo de Bélgica se hizo presente de manera contundente y goleó 3-0 a una débil Panamá que resistió hasta donde pudo. Doblete de Romelu Lukaku y otro de Dries Mertens. Golazos por doquier.